♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Verner Noguer Linn

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Verner Noguer Linn   Lun Mayo 26, 2008 2:59 am

Nombre: Verner Noguer Linn

Edad: 19 años.

Sexo: Hombre

Raza: Licantropo

Rango: Titiritero

Nivel: Semi-Libre

Inclinación: Bisexual.

Tendencia: Normalmente ermitaño, al querer huir del instinto lupino que caería sobre el al relacionarse con otros. Por instinto, tiende a la monogamia al principio y mitad del ciclo lunar (luna nueva hasta cuarto creciente y cuarto menguante), y a la poligamia al final del ciclo (los 4 días de mayor actividad lunar, vísperas de luna llena).

Características Físicas: Es un poco más bajo de estatura para su edad, de complexión delgada y aparentemente delicado. Sus facciones femeninas contrastan irremediablemente con las cicatrices dejadas a lo largo de los años por su transformación, conservando numerosas marcas de rasguños, mordeduras y cortes por distintas pastes del cuerpo, cicatrices evidentes mirándolo de cerca y al tacto. Su cabello negro es el único vestigio de su apariencia lupina, pues al sonreír contadas veces, los colmillos ligeramente desarrollados no parecen visibles. Sus ojos oscuros solo cambian al ámbar característico del lupino dos días antes de la luna llena. Viste ropa de colores neutrales u oscuros para pasar desapercibido. Su ropa se ve normalmente con algún corte o sutura, casi nunca intacta. Su apariencia de lobo supera en un par de medidas la talla habitual del licántropo, cuyo pelaje es del mismo color que el de su cabello en estado normal.

Características Psicológicas: Representa el vivo ejemplo del lunático, con cambios fuertes de temperamento, regido por las fluctuaciones mensuales de energía lunar. Altamente depresivo o tranquilo, aletargado durante los días de luna nueva, inestable, energico, en ocasiones un poco irritante y ansioso cerca de la luna llena. Su naturaleza le permite ser potencialmente leal, pero peligrosamente defensivo de lo que considera “su territorio”. Aunque un poco infantil, debido a la imagen que tiene de si mismo como un cachorrito, puede ser bastante obstinado, terco e incluso firme en sus decisiones. Debido a que su personalidad y conducta esta regida por una parte humana, y una animal, es difícil controlarle contadas ocasiones. Como humano puede tener costumbres de lobo, y como lobo puede verse humanamente comprensible a pesar de sus impulsos de casería masiva. En resumen: Bipolar. Debido a su maldición y al rechazo recibido a lo largo de los años, no se cree con el suficiente valor de acercarse a quienes le rodean.

Gustos y Disgustos: Le gusta comer carne, beber leche y limonada. Adora todo aquello que sea dulce, y frecuenta tener varias comidas al dia debido a la ansiedad. Le gusta revolcarse por el suelo frio y entre plantas para aliviar su sensación de claustrofobia. Gusta de leer y escuchar música, cosas que lo distraen de los efectos de la luna. Detesta el calor excesivo (por que es el extremo de temperatura que no puede controlar), que su ropa se desgaste, las berenjenas (por capricho), y por lo general, puede evitar el contacto con los vampiros.

Habilidades: Cumple con habilidades mágicas ocultas, que se ven mermadas a menudo por su maldición. En cambio, se ve una gran resistencia al dolor y a las lesiones, con una capacidad de curación bastante rápida, pero no total (siempre le quedan cicatrices). Es hábil para esconderse y para rastrear. A pesar de ser un lobo grande, su complexión delgada le hace ser agil, pero no tan fuerte como otros de su especie. Puede anticiparse a las acciones de otros la mitad de los casos, por cuestiones de supervivencia.

Debilidades: Todas sus habilidades son dependientes de las fases lunares que se presentan mensualmente. A medida que los rayos de la luna se ven opacados por la oscuridad, sus habilidades decaen gradualmente hasta convertirse en lo más parecido a un humano, excepto por su resistencia al dolor, que en el estado de luna nueva o días cercanos, se debe más bien a una deficiencia en su sensibilidad. Presenta el pico de su debilidad en luna nueva, cayendo profundamente dormido (para ello se esconde momentos antes de “invernar”). En ese estado, y días próximos a éste, Verner es perfectamente vulnerable. El olor a sangre le atrae de manera tan morbosa que le es difícil aceptarlo como parte de si mismo, así como si gran afición por probarla con un gusto tal como se le ve degustar el helado de limón. La comida es un buen señuelo para él. Sexualmente hablando, se cree que su cuello y su abdomen serían un punto de manipulación muy efectivo, gracias a sus reacciones animales. Los artículos de plata no logran dañarlo por fuera, sino en contacto directo con sus heridas o dentro de su cuerpo, por ello extraña o confunde que lleve artículos de plata sobre la ropa (como el pequeño reloj de plata de su cuello, perteneciente a su madre). Su lealtad puede resultarle en desastrosos accidentes.

Historia: Nació en un pequeño pueblo en las montañas, habiendo sido criado por un hombre común y pastor de ovejas y una joven hechicera que se dedicaba a la herbología. Fue en un inocente paseo, poco más allá del atardecer cuando un bebé de 4 años había salido de su cabaña por descuido, y había desaparecido por varios días. Un viajero lo habría devuelto cuatro días después, entregando a la familia a un niño al borde de la muerte, con numerosas lesiones por todo el cuerpo, tal si hubiera sido atacado por un oso típico de la región. El niño había sobrevivido por poco, retomando una vida tan normal como le permitía su estado hasta cumplir los 7 años, cuando los síntomas de su ignorada maldición se habían hecho presentes.
Comenzando por un repentino cambio de actitud y costumbres, cada luna llena sufría de intensos dolores en todo el cuerpo, obligado en todas las ocasiones a salir de su vivienda para aliviar en el ambiente glacial el intenso ardor en que se sometía su cuerpo cada luna llena. Con la forma de un pequeño lobo, rondaba por el pueblo dando muerte a diversas personas y animales, desatando una ola de miedo e incertidumbre que obligó a establecer guardia nocturna por cada calle del pueblo. Sin embargo, esto no paró la línea de asesinados por toda la región e incluso por areas cercanas. Pero Verner siempre aparecía en su cama cada mañana, después de haber tenido sueños extraños e irreales donde podía ver a través de un lobo recorriendo el bosque. A medida que crecía, los sueños para Verner fueron tomando la horrenda forma de las historias de los asesinatos en el pueblo, aun antes de que él las escuchara, más no fue hasta los 14 años que tomó plena consciencia de su dolorosa transformación, mismo año en que no solo daría muerte a una tercera parte de los habitantes del pueblo, sino que sus padres reconocerían la situación lamentable de su hijo. Preocupados por ser descubiertos, su madre agregó a la preparación de su hijo el arte de controlar los impulsos de la mente, logrando así disminuir en grado considerable la ferocidad de la bestia y limitándola a la cacería de animales para alimentarse.
Su madre y su padre se dedicaron entonces a encontrar la cura a la maldición de su hijo, emprendiendo un viaje en el que abandonaron su aldea para buscar el tan anhelado secreto que liberaría a su único hijo de aquella bestia que cada año lo consumía un poco más. Pero como sucedía con todos los licántropos existentes, la ansiada cura no parecía encontrarse por ningún lugar de la tierra. Verner había quedado rezagado a la vida en estrecha relación con sus progenitores, renuente a entablar cualquier clase de relación con ninguna otra persona a causa de saber que, tarde o temprano, llevado por su instinto, acabaría con las vidas de todos. Poco tiempo después, durante su viaje, y a la ausencia de Verner durante sus sesiones de caza, un grupo de ladrones habían atacado el asentamiento de sus padres, dejando en su lugar un monton de escombros inertes, y los cuerpos sin vida de aquel pobre hombre y su esposa. Tal escena conmocionó a tal grado al pobre lobo, que por primera vez en su vida logró manipular la transformación a su antojo, encaminándose a buscar a los hombres responsables de arrebatarle su ultimo pedazo de vida en aquella tierra, dando muerte a cada uno de ellos después de ser asediados siete largos días por el magnífico lobo sediento de sangre.
Al recuperar su estado humano, cayó en la cuenta de aquel sentimiento de extrema soledad y la culpa, al haber traicionado las enseñanzas de su pacifica madre. Derramando lagrimas tras cada momento siguiente a ese lamentable hecho, Verner entierra a sus padres en su pueblo natal, tras lo cual se dedica a vagar en la continua observación del único recuerdo de sus padres: el reloj de plata perteneciente a su madre. Desilusionado en sus intentos de restablecer su comunicación con otros, debido a las continuas persecuciones contra su oscura identidad y los frecuentes asesinados que le circundaban, desaparece una noche de luna nueva, cuando escondido entre sueños deseó desaparecer de su historia de muertes, de persecuciones, de lagrimas y soledad.

Datos Anexos: De todas las cicatrices que Verner posee, tan solo una que abarca su hombro y parte del brazo, describiendo una enorme mordida suturada, es la responsable de su maldición. Lleva consigo el reloj no solo por el recuerdo de su madre, sino también para distraer a sus captores sobre su otra identidad. Se cree que su lealtad, humanamente hablando, se da con las personas que no considera un peligro para si mismo, ni para la persona en cuestión, y les relaciona como miembros de su manada. Se piensa también que es posible que como humano, en mitad del ciclo lunar y cerca de la luna nueva, es plenamente monógamo, pero que su poligamia se daría en los 4 días de mayor actividad lunar, donde solo se relacionaría con los otros considerados como miembros de su manada. Instintivamente, solo 6 personas comprenderían la manada de Verner, siendo solo uno de ellos quien influiría en su comportamiento monógamo la mayor parte del ciclo, y por tanto, el ser que intentará proteger en su estado lupino. Todos los demás encuentros con los miembros de su manada, durante esos 4 días, son considerados dentro de su especie como parte de la relación social de los lupinos, pero siempre será su pareja quien pueda regular este comportamiento. Sin embargo, Verner parece conocer el mecanismo y por lo tanto, tratar de evitar dicha interacción
.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Verner Noguer Linn
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: Hilos De Vida (Fichas) :: ♦Titiritero♦-
Cambiar a: