♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Guardian de luna llena - Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Guardian de luna llena - Libre   Lun Jun 09, 2008 5:35 am

Aquel terrible aullido había irrumpido en cada rincon de sus dominios del jardin, retumbado en las paredes de la enorme mansion en su centro y escarmentado los corazones de las criaturas que pretendía cazar como parte de su juego macabro. Así era como terminaban las ideas de un Ace removiendo sentimientos en un lobo solitario. La bestia de enormes proporciones rayando en lo irreal, vagaba por el inmenso jardin con una calma envidiable para muchos de su especie. Y es que tenía tanto tiempo sin percibir ese horroroso olor a humanos que infestaba la gracia de su entorno, corrompiendolo en el incansable deseo de matar, y a pesar de que no existía un deseo irremediable de matanza, de vez en cuando saciaba su instinto atrapando a una indefensa marioneta humana.

La noche fría acojía su calido cuerpo con forma de un gigantesco lobo de ojos ambar y pelaje tan negro como las sombras que escondían su figura, con las fauces aun bañadas en la sangre de su ultima presa indefensa. Había vagado largo rato por el laberinto, con un par de grilletes sin cadenas en las patas delanteras y un grueso collar de acero al cuello, habilitados para hatarlo si alguno de sus superiores así lo requería. Pero dudaba que algun Ace no disfrutaba de aquel espectaculo de caza. Tenía que reconocer que el Ace de Diamante había tenido razón, la libertad condicional del licantropo había sido agradecida con el cese a su violenta actitud. El lobo agradecía su tiempo para correr con libertad, pero el humano aun se lamentaba ante las pasadas cuatro victimas sin ejercer todavía un completo control de sus acciones. Y la ultima, antes del final de su fiesta de luna llena había sido precisamente otro licantropo.

La batalla se había librado por el dominio de aquel territorio, defendiendo el deseo de cazar con libertad sin el hostigamiento de un competidor, terminando en un arranque de ira por parte de ambas bestias obligadas a arremeter uno contra otro procurandose tanto daño como era posible ejercer con garras y fauces. El silencio despues de un una hora de batalla dejaba en claro que había un ganador. El lobo Verner se encontraba de pie, junto al cuerpo inerte del licantropo enemigo rodeado de un charco de sangre, del cual bebía para saciar de nueva cuenta su hambre. Había logrado casi decapitarlo de un mordisco, rompiendole el cuello y rasgando la piel para favorecer su desangrado y alimentar a las rosas tan proximas, cuando el oponente había cometido el error de no rendirse. Pocas veces un lobo mataba a otro lobo, y esto ocurria cuando la terquedad se volvia un acto mortal. Un nuevo aullido rompia el silencio, elevando su orgullo en una melodía dedicada al astro que le confería tanto poder. Su lugar se había reafirmado con una nueva batalla. Haberse encarcelado antes solo había aumentado su energia contenida, su deseo de violenta libertad, y poco tiempo antes de acabar la luna llena, sus impulsos parecían haber sido saciados. Ahora era el turno de un poco de consciencia humana, recordandole sus crimenes.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tosali
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 56
Edad : 28
Localización : hermosillo, sonora, mexico.
Fecha de inscripción : 17/07/2008

MensajeTema: Re: Guardian de luna llena - Libre   Lun Jul 21, 2008 12:11 pm

Después de vagar por lo que parecía varios días en el laberinto, sentía tan dormidos los pies que ya daba igual si caminaba o se detenía a descansar.
Izquierda, derecha, izquierda, izquierda de nuevo y....

-Hey! Ya había pasado por aquí...! o no? - todo se veía igual. Quien sabe, alo mejor había estado caminando en círculos, o mas bien en cuadrados y rectángulos; talvez en zigzag. Trato de levitar un poco y así seguir desplazándose, pero la falta de energía y motivación se lo impedían, por lo que decidió simplemente seguir caminando.

Pasada la tristeza y la congoja, se dedico a recorrer los infinitos pasillos por mera diversión. Comenzó a imaginar que seria lo primero que vería cuando saliera del laberinto, y mejor aun, si es que salía! El humor negro siempre había sido parte de su personalidad…. de hecho, había gente que la consideraba falta de tacto para con los demás, pues le daba por hacer comentarios inoportunos sobre la muerte a manera de broma. Este pequeño defecto, se convirtió en una virtud importante, pues ante lo desconocido siempre esta presente Asrael (el ángel de la muerte) como espectador de primera fila…. Y es este ángel, alguien que solo puede encararse de dos maneras: con la rendición, o con una bienvenida burlona.

Unos aullidos distantes llamaron su atención. Llena de curiosidad se detuvo a escucharlos. -Podría tratar de seguirlos hasta tener una idea de que tan cerca estoy de la salida.. Aunque eso también significara la posibilidad de tan solo vislumbrar la libertad antes de ser devorada por un lobo. Deseo que si se encontraba cara a cara con el lobo, este estuviera lo suficientemente satisfecho como para no abalanzarse sobre ella.
Siguió caminando, ahora más aprisa; nunca en su vida había hallado tan reconfortante el escuchar al aullido de semejante bestia. Buscaba desesperadamente la dirección exacta de la que provenía aquel canto ululante. Dadas varias vueltas y regresos de intentos errados, se detuvo. En el aire alcanzo a percibir un aroma muy familiar. Por un lado, se sentía feliz por que si alcanzaba a oler el aroma de la sangre significaba que estaba ya a solo pasos de su libertad. Pero por el otro, significaba que a la vuelta de la esquina, se encontraba la bestia cuyos cantos adornaban la noche. Solo le quedaba esperar que el hambre de aquel lupus estuviera saciada.
Se pego a la pared esperando unos segundos para agarrar valor, y cerrando los ojos y apretando los dientes dio el primer paso hacia la salida del laberinto.
Una onda de aire fresco golpeo su cara y una sonrisa se dibujo en ella. Se quedo inmóvil, pensando que si los dioses se apiadaban de ella, al abrir sus ojos estaría frente a ella Varyon. Abrió los ojos lentamente, y cual fue su sorpresa en verse cara a cara con una bestia de tamaño colosal. Mordiose los labios de la impresión y se limito a observarla. Una reacción normal hubiese sido correr o gritar, pero no había caso en responder así a semejante vista. Después de todo, el animal la alcanzaría.
Vino a su mente un verso que había escuchado muchas veces de boca de los cristianos; y aunque los aborrecía por tachar de herejia la dualidad femenina/masculina de los dioses, encontró que encajaba muy bien en el momento:

“..Aunque camine en el valle de las sombras de la muerte no temeré mal alguno..”


Los ojos color ámbar del lupino refulgían como dos perfectamente redondas brazas, y su negro pelaje parecía reflejar el cielo nocturno.
Nada del ser de Tosali se movia, salvo la pequeña gota de sangre que bajaba por su labio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.pielalbanene.blogspot.com
 
Guardian de luna llena - Libre
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Noche de luna llena (Libre)
» Luna Llena
» Golpe de Suerte
» Taller de Mr.H
» Relámpagos y aullidos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: ♠El ingreso♠ :: Jardín.-
Cambiar a: