♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Dulce y amargo, postres y vino -Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Jue Jun 12, 2008 10:05 pm

El apetito decaia conforme la luna se ocultaba y crecía a medida que incrementaba su intensidad, aquella noche en visperas de luna llena había tomado raciones que no creía tuvieran lugar en el estomago de su estrecho abdomen, y sin embargo había logrado limpiar su plato y seguir comiendo. Bendita ansiedad que lo llevaba a esas acciones, si Verner se proponía ignorar los impulsos del lobo, debía compensarlo con tantas otras actividades que realmente sentía al borde de enfermarse. No importaba cuanto comiera o bebiera, eso no iba a calmar la desesperación de la bestia en esa noche tan proxima. Se convencía de que en el placer del azucar podría olvidar esos instintos, y había consumido la mitad de un pastel de chocolate sin sentirse satisfecho, incluso había bebido una botella entera de vino y apenas sentía letargia ante aquella acción tan extremista.

Suspiró ante el ultimo sorbo a su copa de vino, que sensación más amarga. Recordaba vagamente y con esfuerzos aquella noche en que su padre había ahogado sus penas en licor, a saber que era su propio hijo quien mataba a la gente de su pueblo, y lo creía dichoso. A él tanto alcohol apenas le servía para entumecer su garganta, provocarle sueño, y nada más. Así olvidaban las personas tantas penas diversas, y él estaba destinado a recordar sus atrocidades debido a su naturaleza.

-Basta ya...-Si, de nuevo el lobo traia a él las imagenes que tanto detestaba, los cuerpos agonizantes y el conflicto de su fallecido progenitor. Se pasa una mano por el cabello, cansado, y baja la mirada a su plato vació donde solo descansaba una cereza.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Huésped
Invitado



MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Sáb Jun 14, 2008 6:13 am

Tras varios "días" girando dentro de la mansión, Adjaros finalmente encontró el famoso comedor. Hacía ya un buen rato que no se alimentaba, algo que lo tenía bastante inquieto y de alguna forma repelente para aquellos seres que se acercaban hasta él. Prácticamente salían corriendo o desapareciendo de su presencia al notar que... bueno, era caníbal y que lo más cercano que podrían llegar a estar de él, era dentro de su estomago, o ofreciéndole algún suculento trozo de carne fresca.

Pero bien, la carne ajena no era lo único que podía comer. A decir verdad, nunca en su corta vida llegó a probar algo más que aquello. Ni un dulce, ni una verdura. Solo aquel festín del cual se alimentaba cada vez que podía.

Con sigilo, y siguiendo su instinto, se adentró al comedor. Observando entre asombro y perplejidad aquella gran cantidad de cosas de "buena apariencia", que suponía, debía ser alimento.
Su cola se meció de un lado a otro, pareciendo a lo lejos una especie de felino por el sutil movimiento de ésta; Y se acercó, a uno de los mesones con curiosidad, ignorando de momento al individuo que allí yacía en esos instantes. Su hambre le distraía bastante. Y mientras apoyaba su mentón sobre la mesa -estando él en "cuatro patas"- olfateaba aquellas cosas coloridas que tanto le llamaban la atención. ¿Sería comestible?
Volver arriba Ir abajo
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Sáb Jun 14, 2008 7:25 am

Sintió su piel erizarse ante la nueva presencia en el comedor, percibiendo el aroma digno de un demonio que ya sabía identificar por la experiencia. Sin moverse de su asiento, sus ojos se fijaron en aquella figura semi-descubierta de andar tan familiar, tan similar a todos aquellos animales cazadores. Notando que parecía ignorarlo como él mismo pretendía hacer, desistió de mantener su atención defensiva para solo observarlo con curiosidad. Su madre muchas veces había hablado de tantos seres, buenos y malos, rondando el mundo a escondidas de los seres humanos. Se preguntó por un momento de donde vendría aquel hombre de apariencia demoniaca, recordando como siempre había creido esos cuentos como una mera fantasía.

Apoya su cabeza en su brazo, cuyo codo descansaba sobre la mesa y fingió un momento observar su plato vacio. Si bien antes había encontrado su rastro de olor por la casa, ahora estaba convenciendose de por que frecuentemente le asociaba a cacería: tenía toda la pinta de ser una criatura cazadora y no tanto un "hombre civilizado", por su manera de inspeccionar los alimentos se preguntaba cuantas veces habría probado algo preparado. Seguramente pocas veces. Sintió un golpe de remordimiento a saber que probablemente no diferían demasiado, salvo por la frecuencia de su actitud violenta, y en cualquier caso el resultado era similar.

-Provecho...-Declara con voz suave y amable, la ya acostumbrada, aunque bien había sinceridad. Él disfrutaba comer y deseaba ese gusto a muchos otros, aunque no lo dijera abiertamente, despues de todo, comer era uno de esos placeres de estar vivo, y una de las perdiciones del ser humano.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Huésped
Invitado



MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Dom Jun 15, 2008 8:09 am

Adjaros era difícil de clasificar. Ni bueno, ni malo. Inocente por su desconocimientos de cosas y elementos básicos para la vida de cualquier ser. Ingenuo y curioso, casi como un niño pequeño. Pero feroz y 'malvado' a la hora de cazar y conseguir su alimento. Prácticamente solo buscaba vivir como todos, pero libremente, sin ataduras ni pertenecer a nadie. Solo por la gracia 'divina' de algún ente poderoso.

¿Quién juzga al león cuando mata y devora su alimento? Nadie...

En esos instantes que olfateaba aquella pintoresca comida - que olía bastante bien a decir verdad -, El joven demonio oyó a alguien más en aquella habitación. Tan solo alzó la vista para verle y gruñó. No tenía ánimos de ponerse en guardia. Además estaba bastante lejos... y bueno, él tenía un hambre terrible. Solamente hizo un claro sonido de: "no interrumpas mi cena o te como a ti".

Luego de dejar su sonido de advertencia, se arriesgó a morder algo que estaba servido en aquel mesón. Un pastel. Aunque bien, por su parte, desconocía lo que fuera, y su sabor realmente le dejó con un gran desconcierto.

Era... Era... ¿Qué diablos era ese sabor? Era agradable, sumamente agradable... Tanto que con el ceño fruncido y mirada atónita, sus mejillas se sonrosaron por la curiosa sensación, mientras que con ambas manos tomaba trozos grandes de aquella rara pero deliciosa comida. - Mmm... - Su piel llegó a erizarse incluso. - R-rico... - Susurró a medias, extrañamente... Sonriendo...
Volver arriba Ir abajo
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Dom Jun 15, 2008 6:24 pm

Suspira con calma, desviando la mirada ante aquella inocente advertencia. Si, había jurado que el lobo dentro de él reaccionaba a esa advertencia de una manera tan mala como imaginaba, pero no podía prestarle antención. De momento podía darse el lujo de pensar como humano, y manipular aquellos hilos visibles en la marioneta que devoraba su pastel, solo si eso era absolutamente necesario. Bueno, hubiera mostrado mayor desinteres si aquel demonio no hubiera estado devorando un pastel con una satisfacción tan notoria, no tenía necesidad de verificarlo por el color de sus mejillas o la sonrisa en su rostro. Podía olfatearlo. Todo ser vivo se veía delatado por una fracción de sustancias en su sangre, alegría o tristeza y proporciones variables de ambas. Aquel joven disfrutaba desde la naturaleza de su cuerpo, mirar su sonrisa y aquel tono carmin en sus mejillas no hizo sino corroborarlo.

-Tal vez no sea algo real... Pero sabe bastante bien...-Comenta de nueva cuenta aparentando distracción, mientras tomaba jugaba con la cereza en su plato casi vacio. Hubiera comido más influenciado por el placer de comer del demonio, pero creía no tener más espacio en si mismo. Tal vez era hora de partir. Toma la cereza y la mantiene en su boca, levantandose para servir un vaso de leche fresca. Al terminarlo, toma otro vaso y sirve la leche de nuevo, yendo hasta donde se encontraba el demonio, pasandole cerca para dejar el recipiente frío a su lado, momento que aprovechó para estudiarlo un poco más de cerca.- Acompañalo con algo de beber, evitará que te ahogues al comer de esa forma. -Propone con amabilidad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Huésped
Invitado



MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Lun Jun 16, 2008 7:33 pm

Crío o no, ahora sí parecía uno. Su cara y manos manchadas con trozos de pastel y crema delataban su desconocimiento. Pero a decir verdad ¿A quién le importaba? A sí mismo no, aunque claro, si fuera un poco más conciente se quejaría de su propia forma de ser. Algo que de por si no era.
Cuando escuchó de nuevo la voz del extraño tan solo alzó la vista para verle mientras chupaba sus manos para limpiarse. No había razón para gruñirle nuevamente. Si hasta entonces no se acercó, ya no debía echar advertencia alguna.

Al acabar aquel buen pedazo, continuó con la parte que restaba. ¡Y vaya que tenía hambre! No sabía si era falso o real, pero era demasiado... ¡Rico! Además de que llenaba aquel vacío de su estomago. Bueno, una buena parte de éste.

Para cuando el otro se acercó, no se había dado cuenta, pero por reflejo retrocedió con medio pastel en la boca y en una de sus manos, moviendo su cola de un lado a otro en alerta. Aunque se quedó observándole con la cabeza gacha y los ojos fijos en él. ¿Qué era eso?... Sangre no era ¿Le gustaría?
Tenía cierto temor de que fuera una especie de trampa o algo para hacerle mal. Por ello antes de acercarse acabó por comer lo que tenía en su boca y, a pasos curiosos se aproximó para olfatear aquel líquido. - ¿Rico? - Cuestionó notándose un habla dificultoso de su parte, pero bastante entendible a decir verdad.
Volver arriba Ir abajo
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Lun Jun 16, 2008 7:48 pm

De cerca podía decir que aquel demonio era mayor que él, y superior en estatura, caso gracioso a considerar un posible cambio de papeles en ambos. Aquel joven actuaba de una forma tan graciosamente infantil y precavida que no pudo sino reprimir una inocente risita, era como tratar con otro cachorro. Y no tenía nada que reprocharle al dudar de él, siendo un titiritero donde muchos otros del mismo nivel no solían actuar sin anticipar alguna jugarreta. Si bien su deber podía ser llevar un poco mas de tormento casual, Verner era firme en su desición de respetar a una de cada 10 marionetas, si el lobo no sentía un motivo de reaccionar de otro modo. Al escuchar aquel cuestionamiento, asintió con simpleza.

-A mi me gusta... pero... creo que es mejor de ésta manera.-Toma de la azucarera más proxima dos cubitos de azucar, añadiendolos al vaso de leche para despues revolverlos con una cuchara hasta deshacerlos. Retira la cuchara y ofrece el vaso al demonio acercandolo a él.- Palabra de licantropo, no te hará ningun daño. No he sabido de un demonio con intolerancia a la lactosa.-Da un par de pasos hacia atrás, como permitiendo espacio al joven para desplazarse.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Huésped
Invitado



MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Lun Jun 16, 2008 8:05 pm

Se sienta en el suelo en posición de 'indio' y observa que coloca algo en aquella 'cosa' con líquido. Era raro de por sí que sirvieran la comida en bandejas y recipientes, pero bueno, los otros seres podían ser extremadamente raros. Y no dudó que aquel gesto de ponerle a la leche unos cubitos era raro también. Sin embargo, luego de que le devolvió su espacio personal, Adjaros achinó cómicamente sus ojos y se inclinó para coger aquel recipiente de forma torpe y con ambas manos.

Volvió a verle un momento como meditando... ¿Cómo bebería de allí? Bajó su mirada una vez más, ladeando su rostro como un animal que ve algo desconocido. Parpadea y acerca su lengua para lamer la leche. Sí, un demonio que parece más un perro que nada. Pero era sabido de demonios así, demasiado salvajes.

Prácticamente era una tarea difícil, pero con cierto esfuerzo lograba probar un poco más. No sabía nada mal, aunque no sabía su procedencia. Mejor no saberla. Aunque sí, le molestaba el no poder tomar más. Por ello, alzó el vaso intentando acercar su cara al contenido, pero sólo logró chocar sus colmillos contra el vidrio y mojarse la cara con el blanco líquido. - Grrr... - Gruñó, molesto y sacudiendo su rostro y tirando vaya saber uno dónde el vaso... - Hm... ham-bre... -
Volver arriba Ir abajo
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Lun Jun 16, 2008 8:26 pm

Verner ahora si no supo contenerse, y comenzó a reir intentando ocultar ese gesto tan comico como resultado de aquella visión. Que podía decir, era adorable aquel demonio. Su madre jamás le habría creido una historia semejante, pero él se sentía como parte de un extraño cuento irreal que Gemini leia cada noche. Cuando pudo contener la risa, tomó un pañuelo de la mesa e intento limpiar el rastro de liquido del rostro del demonio, siendo amable pero rapido y eficaz en ese gesto que bien podía ser rechazado.

-Con que aun tienes hambre. Tal vez nuestros estomagos sean gemelos devoradores.-Comenta con cierta diversión, alejandose del demonio para volver a la mesa a preparar aquella mezcla un par de veces, una para si mismo y otra para aquel joven, con la diferencia de vertir el contenido en un plato hondo que deja al lado de la bandeja con pastel a medio acabar. Vuelve a su lugar y bebe su vaso de leche con calma. ¿Que podía decir? Era interesante observar las reacciones del demonio que le resultaban tan familiares.

Quiso esperar a verle regresar a su actividad de alimentarse para plantear su siguiente pregunta. "¿Cual es tu nombre?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Huésped
Invitado



MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Jue Jun 19, 2008 3:25 am

¿Estómagos gemelos? ¿Era eso posible? Se preguntó internamente, tocando su abdomen como si revisara su propio órgano. No podía imaginar algo interno igual a otro, además... si no lo abría para verificarlo... su imaginación no ayudaba, aunque le entraban ganas de abrir la carne ajena y observar.

No, mejor no arriesgarse.

Para cuando colocó el plato hondo al lado de lo que quedaba de pastel. Su mirada se volvió aun más curiosa pues, de alguna forma le recordaba a cuando le daban agua para beber sus amos. Le entró rabia, pero a su vez agradecimiento hacia el muchacho ya que no sabía tomar el líquido de un vaso. Por eso, entre que miraba con cara enojona pero en parte graciosa, Adjaros decidió darle unas buenas lamidas al contenido.
Sí, era reconfortante para él el hacerlo... A pesar de parecer un gato en esos instantes.

Qué acaso este ser no podía ser un poco semejante a una persona? Al parecer no...

- ¿Hmm?... - Alzó la vista, lamiendo sus labios y moviendo un tanto sus pequeñas alas. - Adjaros... - Su voz sonó extrañamente bien, por lo menos su propio nombre sabía decirlo. - Arf... - Un sonido distinto y un gesto que indicaba saber el nombre del otro.
Volver arriba Ir abajo
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Jue Jun 19, 2008 4:45 am

Le observó con curiosidad mientras bebía con aquel modo tan conocido de los lupinos, recordando vagamente como él solía beber de la sangre ajena y derramada en los charcos circundantes a los cadaveres, notando una sensación extraña que no pudo comparar con el disgusto. Había presentido al Demonio molesto en un pequeño lapso en que su sangre era colmada por un poco de adrenalina y demás hormonas, por lo que decidió apartar su mirada de su persona para demostrarle respeto. En la naturaleza siempre era peligroso enfrentar miradas. Al escuchar la respuesta a su pregunta, una vaga sonrisa surcó su rostro y sus dedos jugaron con el vaso entre sus manos.

-Verner.-Responde el joven con sencilles, observando al demonio de reojo, curioso de observar como se movían esos apendices extra en la espalda del joven.

"Adjaros" repitió en su mente, curioso nombre, no recordaba haber escuchado algo semejante jamás en sus tierras. Bueno, tampoco era que se hubiera presentado ante tantas personas. Bebió otro sorbo de leche con calma para aclararse la garganta. Sintiendo un golpe de confianza había tomado de nuevo el pañuelo blanco para secal la leche que goteaba en el menton del demonio. Que cosas sentía necesidad de hacer al estar cerca de un joven que si bien era varias tallas mayor que él, parecía curiosamente descuidado. Su costumbre de atención a otros era bien heredado de sus costumbres maternas, no podía evitarlas.

-Debo ser franco, jamás había sentido un aroma como el tuyo. ¿Tienes poco tiempo de estar viviendo aquí, no es así?-Verner cesa sus atenciones para volver a su sitio y quedarse tranquilo.- Ojalá no lo hayas pasado tan mal. Empezar siempre es un fastidio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Huésped
Invitado



MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Vie Jun 20, 2008 10:39 pm

No tardó en consumir todo el contenido de aquel plato hondo. Aunque bueno, ahora estaba bastante satisfecho a decir verdad. No completamente lleno, pero creía poder durar un poco más sin necesidad de llenar su estomago. Era claro que necesitaba carne jugosa, pero era difícil de conseguir por allí. De todas formas luego buscaría para acabar de saciarse.

Luego de que volviera hacer aquel curioso gesto, Adjaros miró diferente al joven muchacho. No es que le inspirara confianza, pero se mostraba bastante raro a sus ojos. Una pequeña muestra de 'preocupación' provocaba en el demonio una gran perplejidad. Realmente no estaba acostumbrado a una mínima muestra de cuidado. Solo valerse por sí mismo y ser maltratado. Algo bastante normal y que estaba acostumbrado. A pesar de no agradarle obviamente.

Sin moverse se quedó observando al otro para cuando acabó su gesto. Su cola por fin se movía libre, curiosa pero no amenazante. - Hmp... dí-as... - Comenta, frunciendo levemente el ceño, antes de acercarse a él. Ahora que había mencionado el aroma... Se le antojaba olfatearle, y eso hacia, casi pareciendo acoso, pero que seguramente Verner notaría que no era más que una forma de reconocerle. A diferencia del otro, Adjaros no sabía diferenciar a seres de otro. Solamente a demonios entre sí. Y ni mencionar su 'mal' comienzo. No lo recordaba, pero realmente la había pasado mal.
Volver arriba Ir abajo
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Lun Jun 23, 2008 12:41 am

Días. Era poco tiempo, se sentía un tanto incomodo de pensar cuanto tiempo le faltaba por vivir en aquel lugar mientras el dueño así lo quisiera. Le vio acercarse hasta su persona y descubrió era agitada respiración corta que no tenía nada que ver con cansancio, sino con la acción curiosa de reconocimiento por medio del olfato. Sintió unn poco de pena ante aquella acción, no estaba acostumbrado a ser plenamente reconocido por alguien e imaginaba cual sería su olor, una extraña mezcla de un sutil olor animal en su plena esencia humana, con un toque de la fragancia sangrienta contenida en sus heridas frescas. Pero era un ademán amable dejarse examinar si era de buena manera, aprovechando el momento para percibir y estudiar la fragancia del demonio con afan y de forma sutil. Fue sencillo desocuparse pronto de aquella tarea, ya que pocas veces su olfato le fallaba a la hora de un determinado estudio, sintiendose bastante contento de no encontrar ningun indicio de amenaza por parte del demonio. Aunque por otro lado, su vestimenta logró inquietarlo un poco al notar su extraña constitución.

Un leve rubor cubrió sus mejillas y de inmediato se distrajo mirando su vaso de leche con notable interes, antes de beber otro traguito de leche. Observó el plato vacio de Adjaros, vaya si ese demonio tenía una habilidad nata para comer y beber.

-¿Quieres más?.-Ofrece mirandole a los ojos en un arrebato de confianza, observandolo curioso.- Me asalta la duda. ¿Por que tus ropas son tan extrañas? ¿No sientes frío usando eso? Yo llevo un saco siempre por estas cuestiones, la casa en si suele ser bastante fría.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Huésped
Invitado



MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Lun Jun 23, 2008 1:10 am

Nota el curioso rubor. El primero que ve en toda su vida. No comprende. Definitivamente es algo nuevo a sus ojos. Mientras el otro pregunta Adjaros le ignora, no por que así lo quiera, sino por que no puede evitarlo. Sus instintos van más rápido que su propia razón. Por ello, se acerca más en vez de alejarse y su rostro casi se apega a la mejilla del muchacho. Achina los ojos y pica con un dedo aquella sonrosada piel. Termina por darle una lamida larga y perezosa antes de apartarse y otorgarle su espacio una vez más.

- ¿Hm? Ropa da... mmm... da cal-or - Comenta con un movimiento simple de su cola. Se gira dándole la espalda para treparse con ambos brazos sobre la mesada y busca algo más que mordisquear. Su hambre simplemente es insaciable. Su estomago aun ruge en su interior pidiendo, exclamando más alimento. Por supuesto que quiere carne sangrienta. Pero como no hay en ese sitio tendrá que conformarse llenando el vacio con aquellas cosas... 'ricas'.

Coge un plato con varios bocadillos y los traga uno por uno. Vaya cosas curiosas de colores... Inevitable que su piel se erice ante la sensación satisfactoria que le otorga aquella desconocida dulzura. - Rico... - Cierra los ojos complacidos y toma un pastelillo en especial acercándoselo al otro con la boca. Se lo ofrece, pero no se acerca mucho, solo quiere compartir aquello tan rico mientras mueve la cola. ¿Y se suponía que no era un perro...?
Volver arriba Ir abajo
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Lun Jun 23, 2008 2:08 am

Verner se sonroja aun más al sentir aquella humeda caricia sobre su mejilla, temblando de pies a cabeza en un momento antes de verle subir a la mesa en busca de otras delicias para probar. Carraspeó ligeramente, suspirando para normalizar su reacción antes de verle ofreciendo un pastelillo. Se lo pensó un buen momento, corroborando que tan peligroso podía ser para él rechazar semejante ofrecimiento. Si bien podía ejercer control sobre aquel demonio, no deseaba recurrir a ese punto todavía, un demonio inofensivo como Adjaros no tenía ninguna señal de merecerlo. Aun...

Su gesto de ofrecimiento resultaba un poco extraño, pero no creyó amable rechazarlo. Despues de todo, si alguna vez Adjaros le encontraba en un nivel mayor, no le convendría tenerle de enemigo, y... Por que no? En el fondo sabía que su lobo entendía esas costumbres. ¿Por que darle la espalda? Con cierta indesición, accedió a dar una rapida mordida al pastelillo y regresar a su sitio masticando con calma, antes de embozar una sonrisa para su compañero.

-Gracias, Adjaros...-Traga su bocado y accede a seguir "charlando".- Tienes un apetito insaciable ¿Verdad? Supongo que necesitas esa dieta especial de tu especie. Creeme, comer tantos postres no es muy saludable, te dará hambre en poco tiempo. Deberías intentar con la carne cocida de aquellas bandejas... Tal vez te llenen un poco más que los postres.-Le explica con calma, levantandose para alcanzar una chuleta bajo una cubierta de vidrio, la cual ofrece al demonio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Huésped
Invitado



MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Dom Jun 29, 2008 7:36 pm

Insistía en que aquel colorete en las mejillas del chico le llamaba mucho la atención. De alguna forma le sentaba bien, como lindo... o exquisitamente sabros-- ... TIERNO... sí, tierno. Aunque claro, esa palabra no estaba en el vocabulario de Adjaros. En realidad tenía muy pocas palabras dentro de lo que él llegaba a decir, lo más probable era que ni siquiera sabía que existía una palabra como 'dulce' o simplemente 'lindo'. Aunque sí sabía interpretarlo con verlo nada más.

Tranquilo esperó que aceptara de buena forma su simple gesto. No es que significara mucho, pero si el otro le había dado un leve intercambio de atención, él por instinto también lo hacía. Por eso, al ver que Verner aceptada el ofrecimiento, movió su cola un tanto animado, para luego acabar de tragar aquel trozo de pastelillo que sobraba.

- Hmm? - ¿Dieta especial? ¿Qué diablos era eso? Tuvo que arquear una ceja y parpadear totalmente confuso, sin comprender a qué se refería con ello. Y aunque el otro le explicara le sería complicado captar todo en sí.
Pero bien, admitía que aquella carne... con forma extraña le hacia rugir el estomago, y por ende se acercó casi babeando por el rico aroma. Sus ojos fijos en aquella cosa transparente que le separaba de la comida. ¿Por qué pondrían todo en cosas tan extrañas? Por las dudas mordisqueó el vidrio para ver de qué se trataba. Pero seguramente debía ser algo como aquel utensillo de donde bebió el líquido blanco. - Arf... - El demonio mira al licano y achina los ojos ¿Por qué tenía estos gestos 'suaves' con él? Le estaba entrando la curiosidad, y su cola se movía al compás de ello.
Volver arriba Ir abajo
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Vie Jul 04, 2008 2:08 am

-Anda, no es peligroso.-Anima Verner de forma calmada, tomando un trozo de carne pequeño para comerlo él mismo y demostrarselo. Lo comió con calma y lo tragó, mientras tomaba un pedazo un poco más grande y lo ofrecía a Adjaron, cerca de su rostro para que pudiese olfatearlo y verificar si era de su agrado.

Verner no podía evitar sentir cierta curiosidad por sus gestos, era como convivir con uno de aquellos que debieran integrar su propia manada y al mismo tiempo, era tan desconfiado y curioso que daba la sensación de ser un niño, un niño pequeño que hubiera vivido momentos dificiles que no le dejaran actuar en completa libertad, pero aquello era bastante inteligente. Adjaros tenía ese instinto tan basico de supervivencia que bien podía ser envidiable, pero su confusión ante ciertas situaciones valían por una debilidad. Lo había notado un tanto confundido ante sus acciones, como si no las esperara en absoluto, pero no había sido en nada violento. Sonrió con amabilidad, aquel demonio le demostraba cierta amabilidad insyintiva que agradaba, como si el hecho de no ser tanto como un humano le imposibilitara el poder engañarlo, y se sintió seguro por un momento.

-Vamos Adjaros, necesitarás algo más que postres para saciar tu apetito. Si no te gusta, puedes escupilo a uno de esos.-Verner señala un plato ondo cerca del demonio de un color blando reluciente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Dulce y amargo, postres y vino -Libre   Hoy a las 9:07 am

Volver arriba Ir abajo
 
Dulce y amargo, postres y vino -Libre
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» (Prologo) Un vino dulce, un vino amargo
» [Prólogo] En búsqueda del vino perfecto...
» Historias de Temática Libre
» La Dulce Luz del Sol. Probando las nuevas tecnicas
» Gotas negras de agua dulce

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: ♠Mansión♠ :: Comedor.-
Cambiar a: