♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Jugando por aburrimiento [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Jugando por aburrimiento [Libre]   Dom Dic 07, 2008 8:33 pm

Su petición es complacida. Los labios del Ace de Pica saborean los propios en un beso propio de ellos, fuerte, violento, completamente pasional. Es un juego demasiado fuerte para alguien que no sean los dos Aces. Ambos están acostumbrados a jugar con la muerte y el sufrimiento, y sólo así, alcanzan su verdadero placer.
La mano de Pica mancha el rostro de Nerion con su sangre, mientras el Ace de Trébol se entrega en aquel beso. Le deja llevar el control, no puede hacer otra cosa... Pero aún así, realmente, desea más del Ace de Pica, desea más de aquel maldito vampiro, sádico como él mismo, capaz de hacerle gemir como pocos han hecho.

Su mano desciende por el cuerpo inquieto del demonio, llegando hasta su miembro, uniéndolo con el suyo. Nerion gime al sentir aquello, está completamente excitado y desea ser poseido por Artzeiz como él le poseyó antes. Es justo...
Su respiración se entrecorta, y se agita inquieto ante sus caricias. Le desea..., puede sentir su energía rodearle, y sabe deliciosa...
Aquella lengua recorriendo su cuello, recordando sus heridas con su tacto. Aún está sensible, aún nota todo con más intensidad de la normal.

"ah… me pregunto cual pose te quedara mejor?", le oye dudar. Nerion sonríe malévolamente deseando ser destrozado completamente por él. Ya que no le deja defenderse, ya que no puede vengarse en su cuerpo, al menos, espera que no permita que quede una fibra de su cuerpo que no sienta el dulce dolor que le promete. Al menos, espera que no le decepcione...

_¿Quieres... que te... de... un con.. sejo? - sus jadeos se elevan ante sus caricias.

Y fuerza contra aquellas sombras que aún le retienen con los brazos en cruz, logrando llegar hasta el rostro de Pica a costa de que su piel se rasque ligeramente por ello. El Ace aprieta sus dientes por el dolor y jadea cuando logra acercarse a su oido, susurrándole suavemente.

_Mátame, Artzeiz... - le dice con los ojos brillantes - ¿Has tomado alguna vez un cuerpo sin vida? ¿Has violado a alguien mientras moría en tus brazos y has continuado haciendolo incluso después de ello, corriéndote en su cuerpo inerte? Yo sí... Y si la persona amada de ese ser te está mirando mientras lo haces, es algo simplemente delicioso. Su sufrimiento, su impotencia, su culpabilidad por no poder salvar a su amado de tan cruel destino es algo que permanece en el ambiente durante mucho tiempo... Es una lástima que yo no tenga a nadie que me ame...

Ríe irónico al pronunciar aquellas palabras, ocultando su mirada al Ace de Pica. Eril está muy lejos de allí, y no sólo no le ama, sino que fué él quien le traicionó.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Artzeiz
Ace de Pica
Ace de Pica


Cantidad de envíos : 331
Fecha de inscripción : 09/05/2008

MensajeTema: Re: Jugando por aburrimiento [Libre]   Sáb Dic 13, 2008 8:49 pm

Artzeiz le empujo suave, dejando libres las erecciones, alejándose de ese suave susurro seductor. Rió por las palabras de Nerion, no lo había hecho exactamente así, pero….amor y necrofilia, era una propuesta interesante, no podía negarlo, pero hablar de traer a la persona amada… Soltó una risa cruel, entre aquella, unas cuantas palabras, era tan risible.

-Ja, ja, ja, ja, ja, ja... Matarte?, eso es demasiado fácil... o es que acaso deseas verle?, ja, ja, ja… Acaso tanto deseas ver a Eril?, solo para que te vea en tan hermoso estado?, ja, ja, ja…

Si bien Nerion no había dejado salir de su boca ese nombre, ni siquiera en su lejana y fría relación de ace con ace nunca lo menciono, pero había una simple razón de que el maldito vampiro supiera de él.

-Quieres que te traicione de nuevo?

Dijo cruelmente y frío; uno de sus poderes desarrollados que tenía independientemente de los otorgados por su amo, era el poder adquirir todo recuerdo a partir de beber la sangre, de ahí había sacado el nombre, de ahí todo recuerdo de la sensación de la traición, por eso Artzeiz parecía tan frío e insensible, después de tanto tiempo las emociones habían sido relegadas simplemente a ser algo superfluo, solo el placer podía ser sentido. Artzeiz durante todos sus días de inmortalidad no había conocido el amor: por sus padres solo sintió orgullo de raza, ante el exterminio de su clan, solo su orgullo fue destronado, pero… amor… eso no lo conocía y no le interesaba en absoluto, pus lo único que le hacía “sentir”, era el dolor ajeno y la sangre, nada más que eso. Artzeiz se aleja con fríos ojos grises, mirándolo altivo en aquel momento al peliplateado.

Atrajo las agujas que se encontraban ensartadas en aquella piel; pero solo para redirigirlas a otros puntos de incremento de sensibilidad, pues había muchos en todo el cuerpo, así que acomodadas una vez más, el pica movió sus brazos para dirigir sus fieles sombras como si se trataran de los simples hilos de marionetas. Así que le dejó solo una mano atada por sus oscuras súbditas. Jalándole aquella mano le hizo caer con aun más fuerza que la de gravedad, llevando el lastimado cuerpo al suelo.

Acomodándose la ropa, el rubio cabello con sus dedos delgados y blancos, Artzeiz dio apenas tres pasos pequeños, posó su bota blanca sobre la cabeza de Nerion, ejerciendo cierta fuerza sobre ella. Creo con rapidez una aguja, la cual poso en otro punto, esta vez no era sensibilidad, sino más bien inmovilización, a lo cual aprovecho para torturarlo levemente.

-Levanta tus caderas Nerion, inténtalo, se un buen ace, a cada segundo que pase, te haré un corte. Es un buen juego, no crees?

Dijo tras lo cual se creo una daga para jugar de nuevo con esa piel que tenía expuesta para él. Primer segundo, un tajo en el hombro del demonio de una profundidad que apenas rasgó la primera capa, al segundo bajo su bota de la cabeza de Nerion e hizo un trazo más en el hombro contrario, esta vez llegando a la segunda capa de la piel.

-Cuanto más tardaras?

Mencionó en lo que hacía el tercer corte un poco mas abajo del primero, empezaba a impacientarse, por lo que creando en su otra mano su fuete le golpeo en las nalgas, dejando hermosos impactos rojizos, tras de este, otros tres, a lo cual termino con separar las nalgas del otro al posar su bota sobre una de ellas, dejando espacio para insertarle el mango del fuete con rudeza en esa entrada tentadora.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Jugando por aburrimiento [Libre]   Dom Dic 14, 2008 7:04 am

"¿Matarte?, eso es demasiado fácil... ¿o es que acaso deseas verle?". Nerion elevó su mirada sorprendido hasta el Ace de Pica al oirle decir aquello. ¿Cómo sabía...?
"¿Acaso tanto deseas ver a Eril?, solo para que te vea en tan hermoso estado?. ¿Quieres que te traicione de nuevo?"

Los ojos del demonio se clavaron en los del vampiro con furia. No sabía cómo había obtenido aquel nombre, pero sentirlo en sus labios fue como un sacrilegio para él.

_No te atrevas a pronunciar su nombre... - le advirtió con voz cargada de veneno.

La mirada de superioridad del Ace de Pica le hizo hervir la sangre. Artzeiz era como el mismo Nerion antes de conocer a Eril, frío, orgulloso, prepotente... Nerion también había creido que no le interesaba el amor, que era algo indigno de demonios. El sexo era una cosa, el amor... otra muy diferente.

Las agujas que aún permanecían en su cuerpo fueron finalmente retiradas sólo para volver a ser clavadas en otros puntos de sensibilidad. Artzeiz parecía no querer darle un instante de descanso.
Las sombras del Ace de pica liberaron su cuerpo quedando sólo sujeto por una de sus muñecas. Cogiéndole de aquella mano, le hizo caer con una fuerza superior a la de la gravedad, golpeando con fuerza contra el suelo.
El Ace de Trébol gritó de dolor al sentir como se dislocaba su hombro por tal acción. Sus dientes se apretaron con fuerza, ante aquel repentino dolor, y jadeó intensamente al sentir como aplastaba su cabeza con sus botas. Le estaba humillando cruelmente.

Antes de que pudiera recuperarse, sintió como una aguja era colocada en su cuerpo, y el Ace de Pica le proponía su nuevo juego. Nerion pareció sorprendido. ¿Alzar sus caderas? ¿Eso era todo lo que deseaba el vampiro?
Temiendose algo extraño, intentó levantarlas... Sólo para comprobar que estaba inmovilizado.
El primer corte rasgó su piel, el segundo fué un poco más allá. Sólo hubo uno más antes de que Artzeiz comenzara a perder su paciencia, azotando con fuerza al demonio. ¡Maldita sea! Aquellos azotes estaban excitándole más de lo que creía que harían. Debía de ser por aquellas agujas...

Artzeiz se colocó detrás suyo, desapareciendo del campo de visión del demonio, que sólo podía sentir lo que hacía e intuir qué sucedería.
Una de las blancas botas del Ace de Pica separó sus nalgas aún mas. Y Nerion cerró sus ojos con fuerza, preparáncose para la intrusión.

_Acaba de una vez, maldito vampiro... - le dijo riendo, una risa irónica, quebrada y rota como su corazón. Su pelo plateado cubría parte de su rostro y su respiración era entrecortada por la mezcla de deseo y dolor que sentía en su cuerpo. - Eres demasiado lento...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Artzeiz
Ace de Pica
Ace de Pica


Cantidad de envíos : 331
Fecha de inscripción : 09/05/2008

MensajeTema: Re: Jugando por aburrimiento [Libre]   Miér Dic 17, 2008 6:35 am

-Tsk, lento, rápido, todos inconformes, ja, ja, ja, ja…

Rió ensimismado Artzeiz mientras que posaba una bota sobre el fuete, modificando la inclinación de este mientras se hundía lentamente.

-Sabes?, mientras que sean torturados no me incomoda, pero si quieres sufrir rápido, je, esta bien.

Dijo bajando su bota, inclinándose para meter con fuerza el fuete hasta donde cedió el cuerpo del otro, sacándolo con igual fuerza tras esperar un simple momento después de estar en lo más recóndito, lanzó para atrás el fuete que absorbido por las sombras, desapareció.

Artzeiz se arrodillo a los pies de Nerion, pasando sus garras afiladas, dejando surcos rojos por donde pasaban, los tobillos del demonio, después fue avanzando por las piernas, dejando que su cuerpo se posara sobre el de Nerion, deslizándose sobre ese cuerpo, al llegar a la espalda delineo los omóplatos, subiendo lentamente sobre el cuerpo inmovilizado, un predador que jugaba con su comida.

Cuando avanzó un poco más, llegando a donde el quería, se incorporó sobre las caderas del otro.

Inclinándose quedo a un lado del rostro del otro y por falta de movimiento del otro le jaló del cabello con rudeza, obligando al peliplateado a que lo mirara.

-Te ves delicioso.

Le soltó el cabello, se incorporo y como aun traía su daga paso sensualmente esta por la espalda, después repasando el camino, abriéndole un surco profundo en la piel, clavándola luego para que saliera una gran cantidad de ella e impregnara el cuerpo con el aroma de sangre fresca.

Cuando esta sale a borbotones su traje blanco se va tiñendo poco a poco de un rojo intenso, lo cual provoca más excitación en el vampiro, saca su miembro endurecido, tomando por igual sangre, masturbándose un poco, mira a Nerion y no lo soporta más.

Chasquea sus dedos, el se levanta y sus sombras acomodan a Nerion con las caderas en alto, tomando de la misma sangre fresca le lame entre las nalgas, abriéndose camino en ese rico ano, lubricando con sangre del mismo, le abre con tres dedos, si es preciso le desgarrara, ahora no tiene paciencia.

Con brusquedad toma las caderas de Nerion, pero no le penetra, le voltea con fuerza, azotándolo en el duro suelo, las agujas que había puesto por suerte para el demonio se encontraban en puntos intermedios del cuerpo, a los costados.

En el ambiente parecía solo percibirse el aroma a sangre, al dolor, a la pasión por el dolor, las rosas ya se han quedado al margen, un simple adorno bonito al que todo están acostumbrados y ya ni siquiera se le presta atención, pero esos dos cuerpos, tendidos sobre su territorio, tienen su total “atención”, quieren saber si algunos de ellos se dejara de mover y se convertirá en su aperitivo, tontas rosas, han olvidado que son aces.

Cuando lo tiene en el suelo se desabrocha la ropa frente a él, le patea ambas piernas, dejándolo vulnerable a los deseos del rubio vampiro, camina entre las piernas abiertas deja ver su pecho blanco, sin marca alguna, su cuello pálido igual regenerado al completo, se abre el pantalón y se arrodilla ante Nerion, levantándole las piernas, posicionando su dureza en el punto exacto, penetrándole con fuerza, jadea grave, es tan placentero, tanto que la mano que trae en la mano se posa sobre el pecho del otro, distrayéndole un suave ruidito, se mantiene dentro de Nerion sin moverse, ese ruido… será?...

Sin decir más le clava la daga, hace un corte profundo, suelta el arma y con sus garras le abre cruelmente, admirando como se desgarra, una sonrisa sádica se dibuja en sus labios, es tan hermosa la vista, le abre, capa ras capa, abriendo hasta poder ver el corazón demoníaco palpitar.

-Con que es así como laten algunos?

Desaparece su sonrisa sádica tras sus palabras, se ha quedado deslumbrado, acaricia el corazón con suavidad, sonríe algo sutil tras este acto, pero sigue hablándose a si mismo en sus pensamientos, saliéndose algunas palabras involuntariamente.

-Me pregunto… se moverá igual?

Sin completar su duda para el otro, las sombras empiezan a rodear la abertura, sosteniéndole así, evitando que se reconstruya, empieza a moverse dentro de él, casi inmerso en ese rítmico palpitar.

Lo acaricia cuando lo ve agitado, recoge un poco de sangre de un lado del órgano vital, sus dedos húmedos de un rojo intenso los lame ante los grises del demonio, sus sombras mantienen abierto el pecho mientras toma el miembro ajeno, acaricia, incita, le provoca, inevitablemente va acercándose a esos labios que comparten el sabor excelso de la sangre del demonio, le besa, le muerde los labios, provocando más sangre.

Ambos teñidos de un carmesí intenso, inmersos en un vaivén cruel, doloroso, pero placentero, rozando la muerte.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Jugando por aburrimiento [Libre]   Vie Dic 26, 2008 10:34 am

Le desesperaba tremendamente verse inmóvil, indefenso ante Artzeiz. Si por lo menos hubieran sido ataduras las que hubieran limitado sus movimientos... Si hubieran sido ataduras, Nerion podría haber sentido las cuerdas rasgando su piel, hubiera podido tensar sus músculos hasta el máximo, forcejeando por liberarse. Pero aquello, aquella incapacidad de moverse en lo más mínimo, le molestaba. Era como si estuviese muerto de su cuello hacia abajo, y, sin embargo, sentía cada tortura vívidamente, viéndose incapaz de oponerse a ellas.
Era tan desesperante...

Ante su petición, Artzeiz se burla introduciendo su látigo apenas unos centímetros en él, haciéndole gemir. No está acostumbrado a ser él el penetrado, su cuerpo, no cede facilmente.
Y nota como introduce aquel látigo con fuerza, llegando a lo más profundo de su ser, rasgando su interior.
El Ace grita con fuerza al sentir la intromisión. El movimiento es rápido y seguro, apenas dura unos segundos, saliendo de la misma forma que ha entrado, rápidamente.
El cuerpo de Nerion tiembla incontroladamente ante aquella agresión repentina, quedando su respiración agitada. Tan delicioso dolor..., tan intenso...

Jadea con fuerza sintiendo como su cuerpo es marcado por las garras del vampiro, como si quisiera reclamarlo sólo para él.
Después, eleva su rostro, obligándole a mirarle al tirar con fuerza de sus cabellos. Nerion frunce su ceño, mostrando su molestia.
"Te ves delicioso. ", le oye decir.
El demonio jadea levemente, mirándole con sus ojos grises, desafiante. En el fondo de su ser ríe con fuerza, deseoso de sentir más, de notar más aquel cuerpo inmortal sobre el suyo.

Antes de poder decir nada, siente su espalda rasgarse al paso de su puñal, que acaba clavándose en él, haciendo brotar su sangre para satisfacción del Ace de Pica.
Nerion sabe que Artzeiz adora aquello... La sangre que escapa de su cuerpo, mancha el traje del vampiro haciendo que Artzeiz se excite fuertemente.
Nerion, siente la vida escapar lentamente de su cuerpo. No morirá desangrado..., su cuerpo, sería capaz de sobrevivir sin ni siquiera una gota de sangre. Pero, la privación del líquido vital, su escasez, provoca en el demonio una especie de embriaguez extraña.

Sus ojos, buscan a su acompañante, descubriendo su ritual de manchar su miembro con su sangre. El delicioso sexo de Artzeiz, que instantes antes Nerion acogiera en sus manos, se muestra erguido y deseable, y nota su mirada posada sobre él.
Sus fieles sombras se encargan de posicionarle adecuadamente para ser penetrado por los dedos de Artzeiz.
La sangre con la que mancha su entrada, se entremezcla con la que brota de él al desgarrarle. El demonio puede sentir su olor, olor a sangre, olor a excitación, a lujuria...

Nerion sonríe ligeramente y siente como su cuerpo es girado con brusquedad, situándole boca arriba, permitiendole admirar el perfecto cuerpo del vampiro.
Es tan deseable..., tanto que no puede evitar sentirse ansioso por sentirle finalmente en él.
La respiración del Ace se acelera poco a poco a medida que le ve acercarse, dispuesto a acabar lo que ha comenzado.
El propio sexo de Nerion se muestra erguido y excitado ante el vampiro, revelando su propio deseo. Y siente como sus piernas son elevadas, y su miembro roza su entrada.
El Ace de Trébol, cierra sus ojos. Ha llegado el momento.

_AAAAAAAAAAAHHHHHHHHH!!!!!!!!!!! - un grito profundo, entremezclado con un jadeo excitado surge de su garganta.

El miembro del vampiro es grande, y destroza su entrada, haciéndole gemir con fuerza. Su corazón se acelera, y la mano de Artzeiz se detiene sobre su pecho al oirlo.
Entonces, sin ninguna razón aparente, el vampiro se detiene durante unos instantes. Nerion le mira extrañado, no cree que lo haya hecho para que se acostumbrara a su intromisión.
No comprende..., hasta que siente su acero clavarse profundamente en su pecho.

Un grito se ahoga en la garganta del demonio, y lo peor aún está por venir... Las garras de Artzeiz se introducen en su herida, abriendo su pecho cruelmente hasta dejar su corazón expuesto ante él.
Los ojos del demonio se abren desorbitadamente, perdiendo sus sentidos durante un instante. No puede gritar aunque quiera, tiene su boca llena de la sangre que brota de su interior, resbalando por su cuello, se ahoga en ella.
La respiración del Ace es entrecortarda y su corazón late aceleradamente.

Es extraño... Nerion se encuentra ante Artzeiz, sometido, con su pecho abierto y su cuerpo embestido a cada movimiento. Y no puede evitar pensar que es tremendamente romántico...
Su corazón, es acariciado por el Ace de Pica, el cual sigue mirándole mientras le toma, lamiendo sensualmente aquellos dedos rojos de su propia sangre.
Si..., muy sensual...

_Nnnn.... - se queja el demonio suavemente.

Sus ojos están empañados, y su boca se entreabre sensualmente, aceptado el beso violento que le ofrece el vampiro.
Nerion gime para él, dejándose dominar, es lo único que puede hacer, aún está paralizado. La sangre domina aquella escena, manchándolo todo de rojo carmín y su olor se entremezcla con el del sexo, haciendo que el demonio comienze a jadear.
Es perfecto..., el vampiro sabe como complacer su cuerpo ofreciéndole una combinación de placer, muerte y dolor demasiado tentadora para Nerion.

_Art... ze...iz... - susurra suavemente, sintiendo que la embriaguez a causa de la falta de sangre se apodera poco a poco de él, haciendo que todo aquello pareciera irreal.

Necesita sentirle, acariciarle... Es tan perfecto su cuerpo...
El íncubo recoge la energía que se crea en aquel instante, saboreándola suavemente, usandola para intentar no perder la consicencia.
Su cuerpo se mueve al ritmo del vaivén a que es sometido por Artzeiz, y sus jadeos acompasan aquel movimiento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Artzeiz
Ace de Pica
Ace de Pica


Cantidad de envíos : 331
Fecha de inscripción : 09/05/2008

MensajeTema: Re: Jugando por aburrimiento [Libre]   Lun Ene 05, 2009 5:30 am

El dulce sonido de la excitación, una lujuria provocada por el más puro de los deseos carnales, la atracción de cuerpos, el solo tocar la piel, el ser embadurnados por un ligera capa roja solo hace su unión física resaltar, inmersos en un vaivén sexual, el latir agitado de Nerion, el ver el agitado corazón mientras que brota deliciosamente esa sangre de entre los labios del demonio, ante el beso solo lame excitado la sangre en los labios, las comisuras, la barbilla, dejando libre para que el otro hablara.

Cuando escucha su nombre entrecortado en un sensual jadeo entrecierra los ojos, el mismo vampiro jadeo de solo escucharle, se detiene un segundo, apreciado el rítmico palpitar, la respiración del otro, sus jadeos, su cuerpo tibio… no lo soporta más… sin precio aviso arranca las agujas que limitan al otro sus movimientos, al igual se deshace de las otras que aumentaban la sensibilidad quiere ver realmente como reacciona el cuerpo de Nerion, tiene que poseerlo, al menos por ese breve instante de sus vidas, reanuda su agresiva intromisión en el tibio cuerpo dejándose llevar por sus sensaciones, si bien no cometerá el mismo error de dejar libre toda la energía que crea por la atmosfera lujuriosa.

Esos ojos empañados le hacen acariciar el rostro del otro, esos ojos perdido al limite de la muerte son simplemente sublimes, acerca sus labios, pero esta vez solo rozándose entremezclando el jadeo de ambos, Artzeiz pasa su brazo por la espalda del otro ace, se aferra con sus garras a esa amplia espalda, levantándole de una solo movimiento, dejándolo en una inclinación de 45º sobre sus piernas, dejando deliciosamente ese cuerpo abierto de piernas, Artzeiz tenia toda una maravillosa vista, la sangre bajaba por el abdomen, resbalando sensualmente por el miembro erguido del peliplateado, llegando a lubricarle las penetraciones ahora un poco más lentas, pero más profundas, llegando bien adentro, sintiendo como el estaba más valiente por el desgarramiento el que no lograba sanar debido a la insistente intromisión de la dureza de Artzeiz.

-ah... Nerion… maldito seas, debí pensar… en joderte antes…


Menciona lascivo, seguro pasado el tiempo desde que quito las agujas los tóxicos habrían salido por la sangre derramada, seguro el otro podría moverse lentamente hasta recuperar toda su movilidad, claro, en esa posición y con el pecho abierto no iba a ser tan fácil.

Artzeiz toma el miembro de Nerion de nueva cuenta, frotándolo con su mano libre, haciéndole un movimiento circular en la base, no sabe si el otro se de cuenta, pero con esto le evitara eyacular, por ahora, tras esto prosigue a masturbarlo, jugando con el pliegue de la punta, jugando con este, presionándole, acariciando sus testículos al bajar su mano, jugueteando con estos entre sus dedos blanquecinos.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Jugando por aburrimiento [Libre]   Lun Ene 05, 2009 7:24 am

Siente las manos de Artzeiz retirar aquellas agujas y, lentamente, el cuerpo de Nerion recupera su sensibilidad habitual. La sangre del demonio resbala por su cuerpo en su nueva posición, manchando su cuerpo, ayudando en las penetraciones que realiza el rubio. Nerion jadea intensamente, demostrando que no habían sido las agujas las que habían provocado su cuerpo, sino el aroma del vampiro, sus actos, su crueldad...

La mirada de Nerion se detiene durante un instante en el cuerpo del Ace de Pica, aquel cuerpo perfecto que le está tomando en aquel instante, obligándole a gemir de placer en sus brazos.
La mano del íncubo se eleva lentamente hasta tocar aquel cuerpo, aquellas ropas blancas cubiertas de sangre, de su sangre... Y se mancha en ellas, llevando la mano ensangrentada a su propio rostro. El olor a muerte se hace más intenso para Nerion, que, deja caer su mano durante un intante, dejándose envolver de la sensación de tenerle dentro de él, penetrándole profundamente, jodiéndole con fuerza, follándole...

No ha sentido nada parecido desde su encuentro con su señor, y sus sentidos enloquecen al sentir su miembro en su interior, al ver su pecho abierto, desprotegido ante el Ace de Pica.
Un sólo movimiento..., uno sólo, y el corazón del demonio quedaría destrozado en sus manos.

"Nerion… maldito seas, debí pensar… en joderte antes… ".
El Ace de Trébol sonrie al oir aquellas palabras. Y sus garras se clavan en los hombros de Artzeiz, dejando caer su cabeza hacia adelante, mientras su cuerpo se contonéa suavemente, ayudando al vampiro en sus embistes.

_Hazlo... - le susurra, lamiendo sus labios frente a él, mordiéndolos cuando siente su sexo acariciado por tan expertas manos. - Hazlo... mete tu polla grande y dura hasta el fondo de mí... - le tienta - Hazme perder... la razón...

Un gruñido profundo escapa de su garganta, y su cabeza cae hacia atrás, jadeante, suplicante..., necesitado de sus caricias, de sus besos, violentos y lujuriosos.

_AAAAAAHHHHH.... ART.... ZEIZ....

Siente su miembro a punto de estallar, pero es incapaz de liberarse de tan cruel tortura, haciendo que su cuerpo se retuerza mientras, con ojos nublados, busca un lugar donde aferrar sus manos. Un lugar donde sujetar su pasión.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Artzeiz
Ace de Pica
Ace de Pica


Cantidad de envíos : 331
Fecha de inscripción : 09/05/2008

MensajeTema: Re: Jugando por aburrimiento [Libre]   Mar Ene 06, 2009 5:17 am

Los lentos movimientos del demonio le hacen ver que las agujas han dejado de verdad el cuerpo del otro, teniéndole tan dócil, gimiendo, jadeando, vulnerable con el corazón expuesto, tan sensual.

Cuando las garras del otro ace se clavan en sus hombros un suave quejido se escapa de entre los labios del vampiro, pero es más un gemido por el delicioso dolor que les envuelve y que Nerion hace crecer con su cuerpo a cada segundo que Artzeiz se clava en el interior del otro, el cabello de Nerion se balancea junto con su cuerpo, llegando a rosar tan liguero la piel del rubio, un acaricia involuntaria por parte del demonio.

Ante las palabras del otro Artzeiz le mira con cierta sonrisa de satisfacción, parece estar embriagado de puro placer, ***todo un incubo*** piensa con todo acierto, correspondiendo a tan explícitos deseos al ver que Nerion hecha para atrás su cabeza, los labios de Artzeiz van tras el cuello de Nerion, le lame, le muerde dejando huellas que se borran, le muerde en la yugular miedo seca por la poca sangre que ahora es derramada para hacer solo más lúgubre aquella escena, siendo lubricante de su sexo plagado de dolor, por la misma razón contesta en un leve susurro las palabras seductoras del demonio.

-je…perdimos la razón… desde que iniciamos esto…

Arremete violento en el interior del otro, se clava más profundo, más, aun más rápido, metiéndose tanto que ve como reacciona el corazón del otro, derramando aun ma´s sangre por el latido acelerado, palpita igual que el pene del demonio que clama por ser liberado, deliciosa tentación que incita al rubio solo para divertirse y maximizar las sensaciones de ambos.

Le toma del cabello, le obliga a besarlo, chocando sus colmillos con los labios que los lacera de nuevo, lamiendo, instigando esa zona por la herida, provocando pequeñas punzadas de dolor en el otro al no dejar en paz las heridas, recorre sus labios, le lame desesperado, mordiéndole un poco la lengua, succionándola y soltándola, juega con toda la boca de Nerion, esa calida boca que no se le niega, se le ofrece cual puta al igual que el cuerpo que busca aun más placer, que le llegue más adentro aunque fuera imposible, repentino se aleja y ve esos ojos nublados tan complacientes.

Las sombras dejan libre el pecho del demonio, dejándole esos gironés de carne listos para que se regeneraran, pero eso no importaba ahora, lo único que cuidaba celosamente era la energía que producían sus cuerpos, degustándola al ir absorbiéndola lentamente, permitiendo que el incubo la absorba por igual y se regenere… La carne desgarrada y sangrante se contonea morbosamente al ritmo que impone Artzeiz, de sus labios empieza a salir palabras morbosas y sádicas que hacen énfasis en su tan característica personalidad.

-Vamos Nerion... ah... grita… grita que soy tu amo…suplica que te libere y tu rojizo pene podrá vertir tu leche sobre mi vientre… grítalo, gímelo!

Ordena excitado con sus ojos llenos de una sensación pasional, la encarnación más pura de todos sus deseos, un espejo por el que podría ver Nerion que hablaba enserio, que cumpliría su promesa solo por desear ver el rostro del peliplateado en pleno éxtasis… verle una vez más… pues bien le había visto cuando le poseía apenas un momento atrás
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Jugando por aburrimiento [Libre]   Miér Ene 07, 2009 8:15 pm

Siente los labios de Artzeiz recorrer su cuello, y gime de placer. Los necesita, necesita aquellos labios fríos como el hielo para refrescar su cuerpo que arde de pasión. Y, sin embargo, su piel está fría como la de un muerto, no queda casi sangre que la caliente. Pero, entonces, ¿qué es ese calor que le devora desde las entrañas, haciéndole jadear y cubriendo su fría piel de pequeñas gotas de sudor? No puede comprenderlo, aunque tampoco lo piensa demasiado, está adormecido, sumiso, embriagado por la escasez de su rojo líquido.

Los colmillos de Artzeiz se introducen en su yugular, clavándose crueles en él. Es una muestra de dominio del vampiro sobre el demonio, una muestra de deseo.
El rostro de Nerion se contrae de dolor al sentir como su carne es perforada, y sus garras se aferran a lo único que pueden coger en aquel instante, la espalda del Ace de Pica, clavándose en ella, desgarrándola lentamente para demostrarle las sensaciones que le recorren.
La agresión se transforma en caricia, y Nerion jadea intensamente. Se comporta como una puta, buscando la complacencia de su acompañante, disfrutando de su violencia, de su dominio. Es entonces cuando escucha sus palabras...

Si, puede que ambos hayan perdido la razón para llegar a estos extremos. El íncubo sospecha que lo que hacen ha llegado más lejos de lo que jamás ambos pensaron que podría llegar. Pero, por un instante, sus cuerpos y sus mentes se han dejado llevar, entregándose al otro sin medida. Es un desahogo, para ambos, ya que ambos tienen oscuros secretos que procuran olvidar, ambos, poseen una parte dentro de sí que reclama el dolor del otro y el propio sin medida, sin control.
Puede que más adelante tengan que responder de sus actos, pero ahora, sólo desean jugar con sus límites, forzarlos al máximo, dejarse matar por el otro si es necesario para conseguir llenar esa parte de sus corazones que está vacía, muerta.

Otro beso violento se produce entre ellos, luchando por tomar el alma del otro en él. Nerion se deja hacer, complaciente, obediente, saboreando aquella violencia que le ofrece, aquella ansia por su cuerpo.
En ningún momento, Artzeiz ha dejado de moverse en su interior, y el cuerpo del íncubo se contonea buscando su contacto a cada instante, intentando transmitirle sensaciones que desborden la locura del vampiro.
Le quiere así, dentro de él, incontrolable, desatado sólo para él. No quiere ser una más de sus marionetas. Nerion, quiere ser el único capaz de complacer completamente al Ace de Pica, el único capaz de hacerle traspasar los límites del placer y la pasión.

Cuando el beso se acaba, Nerion gime con fuerza, grita, se retuerce de dolor, sonriente. Los movimientos de Artzeiz desgarran su interior sin compasión y su miembro no soporta más la tensión. Un dulce dolor que envuelve todo su cuerpo.
El pecho de Nerion es al fin liberado por las sombras, permitiendo que, lentamente, pueda comenzar a regenerarse. El íncubo, absorbe toda la energía que es capaz de tomar, usándola para recuperarse de sus heridas, para cerrarlas. Y su corazón late agitadamente a cada embiste del rubio.

Es en aquel instante cuando las palabras de Artzeiz resuenan en sus oídos..., el precio a pagar por su liberación...
"Vamos Nerion... ah... grita… grita que soy tu amo…suplica que te libere y tu rojizo pene podrá verter tu leche sobre mi vientre… grítalo, gímelo!"
Los ojos del Ace parecen recuperar su visión durante un instante, y miran furiosos al Ace de Pica.

_¡Yo sólo tengo un amo! - le susurra con voz grave, furiosa, desafiante.

Sus colmillos surgen amenazantes y sus músculos se tensan al máximo. Es una reacción instintiva, la fiera surge de su interior cuando se cree amenazada, cuando intuye que alguien intenta dominarla.
Es sólo un instante. Nerion está demasiado débil como para poder enfrentarse realmente a Artzeiz, pero jamás cederá. A pesar de que Artzeiz sea su superior, el demonio es orgulloso, le ha costado demasiado tiempo reconocer que es el perro de Gemini, que él, es su amo y señor, dueño de su vida. Para él, ahora, sólo hay un amo...

Su rostro se contrae de nuevo y sus gritos se elevan en el lugar. No puede aguantar más, su cuerpo parece estallar a cada momento y su miembro deja escapar gotas de su líquido, incapaz de contenerlas por más tiempo. Los gritos y los jadeos se incrementan y las lágrimas de dolor recorren el rostro del Ace.
Nerion mira suplicante a Artzeiz durante un instante, y sus dientes se cierran con rabia. Ocultando su rostro al vampiro, jadea fuertemente. Con dulzura, coge la mano de Artzeiz y la lleva a sus labios, lamiendo sus dedos con delicadeza, suplicante.
Su cabello, cubre la expresión de sus ojos.

_Por.... fa... vor... - suplica.

Las palabras surgen forzadas de su garganta, amargas, obligadas por la situación.
El Ace se humilla ante su superior, y en la tierra, caen algunas de sus lágrimas de rabia. Nerion se traga su orgullo e intenta demostrar que, aunque no le reconozca como amo, si lo hace como superior a él.

_AAAAAHHHHGGGG.... LIBÉRAME... POR... FAVOR... ARTZEIZ!!!!! TE LO SUPLICO!!!!

El grito se ahoga en su garganta, y sus ojos se giran hacia los del vampiro, suplicantes, mostrando las sensaciones que controlan al Ace en aquel instante.
Está agotado. Su pecho ha sido abierto, su sangre robada hasta no dejar ni gota y sus sensaciones incrementadas a niveles impensables para él. Su mente roza por momentos la inconsciencia y sus movimientos son lentos. Sólo desea alcanzar el sublime final que se le promete, que se le ofrece como un caramelo ante sus ojos. Sólo desea llegar al clímax junto a aquel ser, aquel maravilloso ser que le ha ofrecido una deliciosa mezcla de placer y dolor que pocas veces ha logrado sentir. Y ver su rostro en aquel instante.

_Por... favor... - gime sumiso, lamiendo la sangre del vampiro que ha derramado al clavar sus garras en su muñeca en aquel instante de rabia. - Nnnngghhh... Ya no... puedo....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Artzeiz
Ace de Pica
Ace de Pica


Cantidad de envíos : 331
Fecha de inscripción : 09/05/2008

MensajeTema: Re: Jugando por aburrimiento [Libre]   Mar Ene 20, 2009 3:59 am

“Yo solo tengo un amo”… sonaron las palabras del demonio, a lo cual respondió Artzeiz al instante.

-Buena respuesta…

Susurra entrecerrando los ojos, admirando la sublime muestra del orgullo del demonio ante él, por eso mismo le agrada Nerion, sabe que es orgulloso y esa simple demostración lo hace patente, le gusta ese desafío, lo único que provoca en el vampiro es que sonría, esta complacido, pues reacciono tal y como quería… si, jugaba, pero igual se perdía a si mismo, era demasiada tensión de pasión sobre su cuerpo, sintiendo en su duro pene esa carne desgarrada del ano de Nerion al ser destrozado una y otra vez, estimulándole al máximo, sintiendo que poco podría aguantar ya, se muerde el labio inferior cortándolo, dejando que su sangre fluya, esperando por parte del otro que se someta, y su deseo se ve concedido al ver esos exquisitos rasgos dejándose llevar de nuevo por el placentero dolor, gritos que inundan sus oídos de hermosos sonidos que le excitan y que hacen querer liberarle solo para ver su expresión de llegar al final.

Siente que se humedece su vientre, el semen apenas y puede contenerse, desborda y le reclama a Nerion la negativa de salir. Artzeiz cruelmente se lleva un dedo a su boca humedeciendo este con su fría saliva, llevándolo a la punta del miembro del otro solo para hacerle un contraste entre su fría saliva y el liquido candente que quiere explotar, le soba, hace círculos, lo tortura tan dulcemente que al ver las lagrimas de Nerion no puede evitar llevar esa misma mano torturadora al rostro ajeno inclinándole de cierta forma para poder lamer esas hermosas lagrimas, su mano se queda sin poder sentir esa tersa piel cuando Nerion voltea a verle, una mirada extasiarte, Artzeiz apenas y contiene su deseo de besarle porque adivina que tiene algo que decirle… talvez no su rendición ante él, pero si esa hermosa sumisión momentánea ante el sexo desenfrenado y salvaje. Le toma esa misma mano que se quedo sin el contacto demoníaco, esconde sus ojos una vez más el peliplateado, suave, le lame tan dócilmente sensual, al fin… sus palabras… Artzeiz le mira y aunque no puede vislumbrar claramente esos ojos perdidos y dominados por el placer... no importa, sus palabras lo dicen todo, el orgullo fue momentáneamente doblegado, por un instante olvida que él en cuantiosas ocasiones había sido obligado a hacer lo mismo por su dueño.

Un punzante dolor en su muñeca le hace escuchar el grito desesperado de Nerion, rogándole por una caliente y copiosa venida, que le haría sentir una sensación por demás agradable y excitante. De nuevo se muestran esos exquisitos ojos, reflejan el tan deseado orgasmo. Artzeiz detiene por un solo segundo sus enviste, ni un segundo más, pues al siguiente reacciona, sería tan frió y tan poco propio de él no reaccionar a tan deliciosa expresión, el rubio le toma del cabello tras de que Nerion le lama la sangre de la muñeca, pega a sus labios ese hermoso cuello, clavando sus colmillos, dejándole una marca más, pues sus colmillo no se quedan quietos en esta piel, de inmediato se mueven a esos labios, lo penetra dentro, muy dentro y tan duro, empalándolo, con un ritmo imparable haciéndole aun sufrir un poco tras haberle suplicado su tan deseada descarga de simiente, atrapa apenas y a tiempo esa ultima palabra de esos labios pecaminosos: “Ya no… puedo”… es tan adictivo el verle de esa forma que seguro cierta adicción se quedaría impregnado en lo poco que le quedaba de alma al vampiro, era inevitable.

Lentamente sus sombras se deslizan por esa roca que tiene Nerion por pene, enrojecido, húmedo y palpitando desesperado por ser libre de sentir un orgasmo descomunal. Artzeiz le besa al instante, ahora no se controla, solo absorbe energía no importándole si deja o no de ésta al demonio, la absorbe para darle todo a Nerion, jadea fuerte entre sus labios, le tira al piso de espaldas al instante que se viene, alejando su rostro solo para sonreír entre este orgasmo y por la vista que le proporciona el ace de trébol.

-AHHHH!!! Mal-maldito seas un millón de veces Nerion… ahh… ah…

Siente como su blanquecino líquido sale con una impresionante fuerza dentro de ese cuerpo caliente y frío a la vez, contrayéndose su endurecido pene al dejar el liquido recorrer incluso esas hermosas nalgas del otro ace, derramándose y dejándole una sensación terriblemente satisfactoria, un placer indescriptible, su pecho sube y baja, sin dejar de mirar ese rostro, no quiere perderse ni un solo detalle, intenta sonreír pero esta se mezcla tanto con el placer que le hace sentir ese magnifico cuerpo demoníaco, después una paz absoluta, lo único que realmente refleja el ace de picaen su rostro entre cada jadeo entrecortado es lo terriblemente éxtasiante que fue todo ese momento, todo.

A partir de que fue poseído por Nerion hasta tenerlo entre sus brazos retorciéndose por liberar su semilla. Su vientre esta manchado, húmedo, deliciosamente tibio, pasa sus dedos blanquecinos y fríos por ahí mismo solo para tomar parte de este, llevándoselo a sus labios, probándole, recordando su sabor, le mira, se le acerca dándole un inusual pero dulce beso en los labios, saliendo así dentro de él al mismo tiempo, se mueve a un lado de Nerion, dejándose caer en el suelo de espaldas y por completo, aun controlando su agitada respiración, ahora si se distingue una sonrisa clara, si, lo ha disfrutado, pero, sabe que los dos después de esto todo seguirá igual, porque así son los aces, a al menos Artzeiz, pues para el lo que pasaba y terminaba simplemente ocupaba ese lugar en el tiempo y no trascendía, aunque la huella de sensaciones que había dejado Nerion en su alma si que le dejaba un recuerdo agradable, de la deliciosa línea que pudieron pasar y regresar sintiéndose maravillosamente, al menos Arzteiz, quien tras apenas medio minuto de estar recostado sobre le suelo se reincorpora, dejando que sus sombras le fueran cubriendo poco a poco, acariciándole, casi teniendo celos de que no les tratara igual que al demonio, le cubren lentamente, reconstruyendo sus ropas, esta vez cambiándolas por negras, dejándole una apariencia por demás pulcra, pero que aun se nota algo desarreglada por su cabello rubio, el cual solo es peinado al pasar el vampiro sus dedos entre el.

-Fue divertido... Nerion

Dijo al fin Artzeiz, si sonaba malditamente sincero, pero nada más se podía esperar.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Jugando por aburrimiento [Libre]   Sáb Ene 24, 2009 11:14 pm

Los colmillos de Artzeiz vuelven a clavarse con fuerza en su cuello. Demonios... como adora sentir esos colmillos en su carne, quebrándola, reclamándola para él. El Ace es orgulloso, y aquella muestra de atención de Pica le demuestra que ha hecho bien su trabajo, ha logrado llevarle al máximo, al igual que él mismo.
Sus labios se unen durante un instante antes de que Artzeiz vuelva a penetrarle intensamente. Nerion jadea entre sus brazos sintiendo como le penetra hasta lo más profundo de él, liberando su miembro al fín. Es entonces que Artzeiz vuelve a besarle, ahora sin control, absorbiendo toda la energía que les rodea, robándosela al demonio.

Nerion le deja hacer. Artzeiz la necesitará si quiere complacer al íncubo. Le quiere así, fuerte, entregandole todo de él. Ninguno ha dominado realmente al otro, ambos en cada momento han dominado, ambos han cedido cuando debían hacerlo, sólo así se consigue la compenetración perfecta.
Los jadeos del vampiro sobre sus labios se sienten endemoniadamente bien, tan sensuales, uniéndose a los suyos propios en una extraña complicidad.
"AHHHH!!! Mal-maldito seas un millón de veces Nerion… ahh… ah…". Nerion intenta sonreir al oir aquello, una mueca extrañamente demoníaca, oscura, provocada al saber que obtendrá lo que deseaba de él, su esencia...
Entre palabras morbosas, el vampiro se viene en su interior haciendo gemir a Nerion al notar su interior inundarse con la blanca semilla del Ace de Pica. Y no se contiene por más tiempo, derramándose por igual en su vientre, mostrando sus colmillos en un grito ahogado de placer, clavando sus garras en aquel suelo que les acoge.

Es un momento intenso para ambos. El rostro de Artzeiz se muestra tan o más bello que cuando fue él el que gimió entre sus brazos. Ha merecido la pena el sufrimiento, el dolor, sólo por ver de nuevo ese rostro, un rostro de satisfacción completa, como el que se refleja en Nerion.
Aún jadeante, le mira con los ojos ligeramente enturbiados, intentando recuperar su respiración natural, y le ve probar su semilla, entregándosela en sus labios, en un beso extrañamente dulce para provenir del vampiro. El demonio lo acepta sin quejas, agradecido por aquella muestra de complicidad mientras se queja ligeramente al notarle salir de su interior. Su semen resbala por su entrada hasta el cesped, manchándolo, rebelando su pecado.

El demonio se relaja al igual que el vampiro, uno junto al otro. Aún saborea tan especial momento, con sus ojos entrecerrados, completamente en calma.
Poca gente puede saciar por completo al íncubo, combinando el juego de la dominación, del dolor con el de la excitación. Poca gente puede llevarle hasta la línea máxima y traspasarla con él, siendo capaces de volver atrás más o menos indemnes, jugando con la muerte, pervirtiéndola a su antojo como si fuera la esclava de ambos.
Cuando le siente moverse, Nerion se incorpora ligeramente. Aún se siente débil, pero no le importa, no después de lo que ha sucedido. Su cabello cae ocultando su rostro ligeramente mientras susurra un conjuro, creando ropas que cubran su cuerpo. En su rostro una sonrisa vuelve a asomarse. El demonio está a flor de piel, mostrándose tal cual es realmente, sin máscaras que lo cubran. No las necesita, no con Artzeiz.

Sujetando el brazo del vampiro, eleva sus ojos hacia él, brillantes, observándole entre su cabello mientras se incorpora sonriente.

_Si... ha sido divertido... - confirma mientras le atrae para apoderarse de un último beso, intenso, profundo. - Ambos seremos malditos una y mil veces por este instante. Sin duda la muerte se vengará de nosotros por burlarnos de ella así, reclamando nuestros cadáveres y nuestras negras almas a cambio.

Su sonrisa se amplia mientras acaricia su pecho, observando su rostro.

_Tenemos que volver a repetirlo otro día...

Que más daba... Ambos estaban condenados desde hacía mucho tiempo, desde antes de llegar a allí, ambos habían perdido sus almas, ya no tenían más que perder...
El orgullo del Ace vuelve a aparecer, y su rostro vuelve a mostrarse como siempre, suavizándose su sonrisa mientras mira a Artzeiz, liberándo su mano. Es hora de que regresen a sus quehaceres. Su señor habrá notado sin duda su ausencia, no deben hacerle esperar más. Al fin y al cabo, ambos tienen un mismo amo al que complacer.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Jugando por aburrimiento [Libre]   Hoy a las 7:37 am

Volver arriba Ir abajo
 
Jugando por aburrimiento [Libre]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Dibujos hechos por el aburrimiento* (more draws en pag 2):D
» Historias de Temática Libre
» Dibujando un paisaje en la azotea [Libre]
» Divirtiéndome un rato [libre]
» Fallece un chaval de 15 años jugando a futbol

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: ♠El ingreso♠ :: Jardín. :: Rosales.-
Cambiar a: