♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Doppelgänger Room - Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Doppelgänger Room - Libre   Sáb Jul 12, 2008 11:15 pm

El lobo decía muchas cosas, y era imposible para ellos no escucharle cuando se mostraba como el unico padre o hermano responsable de su bienestar. Aunque los gemelos lo negaran, había dentro de ellos una fracción humana que les daba lealtad a la sangre tal como había una fracción en Verner que le obligaba a nunca matar a su familia ni a los miembros de su manada. Habían intentado jugar con él, pero el lobo seguía firme en su desición de no tomarles por la sencilla razón de ser "su propia sangre", y a cambio de todo, les había explicado su razón de ser y existir en el teatro con lo poco que lograba extraer de sus conversaciones con otros seres de la casa. Así ellos entendían su posición de marionetas y obedecían a Verner al ser éste un titiritero, despues de todo, él les había extraido de los jardines y les había llevado a su respectiva habitación. Cada noche Verner les buscaba señalando su hora de dormir, la cual los jovenes no aceptaban de buenas a primeras y despues de un gracioso juego de caza con el lobo, accedían a regresar a su habitación y jugar tranquilos hasta pasadas las horas.

-¿Crees que el mundo sea tan malo como lo ve nuestro lobito?.-Cuestionaba el castaño al jovencito peliazul, cuando cepillaba su cabello con ocio, ambos sentados en el suelo mientras el otro creaba figuras con delgadas lineas de fuego para disfrute de ambos.

-No lo se. Él tiene más tiempo viviendo aquí, podría tener razón. O podria ser que este muy paranoico, por que casi nadie quiere a los licantropos.

-Tampoco hay quien quiere a los demonios, Audrey. Éste lugar es mucho muy diferente de lo que había cuando nuestro Amo existía. Tal vez el lobito teme que como somos muy pequeños y sabemos poco, alguien pueda hacernos daño.

-Yo le sacaré los ojos y me devoraré las entrañas del insensato que se atreva a intentarlo antes de que toque tu bonito cabello, Armand.-Responde el jovencito deteniendo las acciones de su hermano, para tomar sus manos y entre ambos mejorar la ilustracion de las figuras brillantes, rojas y azules que decoraban su ambiente con las llamas vivas de su naturaleza.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Dom Jul 13, 2008 3:39 am

Regresar a su habitación.... Aquello era lo único que Nerion deseaba con todas sus fuerzas. Su parte guerrera había tenido su sesión de entrenamiento y se sentía satisfecha, pero su parte íncubo reclamaba su alimento...
Nerion se sentía cansado, si aquello continuaba debería controlar alguna marioneta para que jugara con él.
Al traspasar la última puerta, Nerion dejó caer su cuerpo sobre uno de los sillones, suspirando aliviado. Y, fue entonces, cuando se dió cuenta de que aquella no era su habitación...

Ligeramente sorprendido, observó a las dos crías de demonio que le observaban a unos metros de él, aún más sorprendidos que él mismo.
Nerion levantó una ceja al ver el espectáculo de luces que había a su alrededor.
No supo muy bien qué decir..., había sido él el que se había equivocado, pero...

_Hola pequeños..., perdonen que me haya entrometido de esta forma, creo que me equivoqué de puerta.... - les dijo primeramente.

Lindos demonios..., vestiditos con sus trajecitos elegantes, tiernos y dulces... Dos pequeñas marionetas, delicadas e indefensas que se mostraban ante él. ¿Quienes eran aquellas criaturas? ¿Quién las había guiado de los jardines al interior de la mansión?

_¿Llevan mucho tiempo viviendo en la casa? Creo que aún no les conocía...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Dom Jul 13, 2008 3:59 am

Era como ver a un espejo, cuando ambos gemelos le miraban y parpadeaban perplejos, ladeando sus cabecitas con curiosidad antes de que el peliazul se apropiara del cuerpo de su hermano en señal de posesión, mientras el otro pasaba los brazos a la cintura de su hermano que le abrazaba desde la espalda. ¿Que no Verner había dispuesto algunos hechizos para que nadie más que él pudiera acceder a la habitación? Las figuras luminosas se dispersaron calentando el aire frío del lugar. Una mueca de recelo surgió en sus juveniles rostros, y el joven de azulados cabellos susurra a su hermano.

-Creí que solo Verner podía venir a vernos...

-Es evidente que hay quien es más poderoso que un lobito...-Responde su hermano en un susurro que solo su gemelo pudo entender. Bueno, eran precavidos, nunca estaba de más cuidar un poco su espacio y así mismos. ¿Quien era ese demonio?

Si Verner había dispuesto protección para ellos y ese demonio las había deshecho, era posible que su poder fuera un asunto a considerar si tan solo se había equivocado de puerta. Su pregunta les hizo dudar un momento e intercambiaron miradas. No pudieron evitar evocar por un momento el recuerdo de su amo, muchos otros amigos del mismo habían irrumpido en sus lugares de juegos, pero ninguno tenía permitido tocarles. Ahora, ahora valía de ellos mismos la defensa de ambos.

-Tenemos un par de días aquí.-Respondieron al unisono, casi como una misma voz.- No creo que nos conociera. ¿Quien es usted? ¿Es un demonio como nosotros, o no?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Dom Jul 13, 2008 4:31 am

El Ace ni siquiera había notado el conjuro que protegía aquella habitación, era demasiado débil para molestar incluso al demonio, por lo que, ignorante al hecho de que no debería estar allí, observa cómo los dos pequeños se abrazan y susurran entre ellos.
Se ven tan lindos abrazados uno al otro que Nerion les mira con deseo. Dos pequeños gemelos..., tantas cosas que podría hacer con ellos....
"¿Quien es usted? ¿Es un demonio como nosotros, o no?", oye que le dicen. El demonio frunce su ceño.

_¿Qué clase de demonio son ustedes que no saben distinguir a los de su raza? ¡Por supuesto que soy un demonio! - contesta extrañado.

Nerion tiene un don innato para distinguir las energías de cualquier clase de ser, por eso, a veces olvida que otros demonios no son tan hábiles como él. De todas formas, cualquier demonio, debería saber distinguir a los suyos entre otros seres. ¿Han estado aislados esos pequeños, o qué?

_Mi nombre es Nerion, y, obviamente, habito en esta mansión, al igual que ustedes... ¿Puedo saber cual es su nombre?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Dom Jul 13, 2008 4:47 am

Eso estaba mejor, no estaba de más corroborar una afirmación y al parecer aquel hombre se jactaba orgullosamente de su naturaleza. ¿Que clase de demonios eran? Por supuesto, eran apenas unos pequeños hibridos muy talentosos, poderosos, pero cautos e inocentes como pueden ser los principes de un antiguo reino destruido. Afianzaron un poco más su abrazo al sentirse observados con aquel brillo peculiar en los ojos del mayor, conocían bastante bien aquel sentimiento que resplandecía en los ojos grises del demonio, su propio Amo les había enseñado a interpretarlo. No era que tuviesen temor de recibir tales tratos, pero aquel era aun un hombre extraño! Ni como saber si era amable o resultaba ser otro desesperado demonio que intentara separarlos.

-Nerion.-Repitieron al mismo tiempo, un poco interesados en aquella confesión de sentirse tanto como el morador de aquella hermosa mansión.- ¿Nerion es... Una Marioneta, un titiritero, o un Señor Ace?.-Cuestionan nuevamente, antes de acomodarse un poco mas firmemente y responder a su pregunta.- Somos los gemelos Armand y Audrey, seguidores de la sangre de las familias Noguer Linn. Es un placer conocerle, joven Nerion.

Una frase practicada, estudiada, repetida tantas veces excepto por aquel agregado de su familia. Tenían poco de saber su identidad como miembros de los Noguer Linn y como primos cercanos de ese lobo titiritero. La mueca de recelo desaparece poco a poco de sus rostros, casi al mismo tiempo, mientras examinaban a ese hombre sentado en el sillón. Su ademanes, su mirada, e incluso tal vez su porte eran tan parecidos a su Amo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Lun Jul 14, 2008 2:26 am

El problema de encontrarse cansado, es que le cuesta notar cosas que de otra forma habría notado apenas hubiera pisado aquella habitación o incluso antes...

_Híbridos... - susurra mirándolos.

" ¿Nerion es... Una Marioneta, un titiritero, o un Señor Ace?", oye como le preguntan. Alguien parece haber informado a los pequeños sobre el lugar...

_¿Quién os informó sobre los rangos de la mansión? - les pregunta antes de contestar. - Soy un Ace, el Ace de Trébol, para ser exactos. Decidme, ¿qué sabeis de esta mansión? ¿Habeis conocido algún Ace o Titiritero?

Les miró como si intentara encontrar la respuesta dentro de ellos.
"Somos los gemelos Armand y Audrey, seguidores de la sangre de las familias Noguer Linn. Es un placer conocerle, joven Nerion.", dicen los dos al unísono, y Nerion no puede reprimir una sonrisa. Parecen haber sido criados por alguien muy preocupado en que fueran hermosos y educados. El demonio que había creado aquellos pequeños híbridos tenía buen gusto, sin duda... Había creado dos muñecos deliciosos, tiernos y educados además de bellos. Dos hermosos juguetes que complacerían a su amo en más de un sentido y que, ahora, estaban allí, sin su amo, sólo para él...
¿Noguer Linn, habían dicho? ¿De qué le sonaba aquel nombre?
Los niños parecían haber abandonado su miedo inicial y miraban abiertamente a Nerion. Él, sólo les sonrió mientras se dejaba observar por ellos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Lun Jul 14, 2008 2:50 am

Los ojos de ambos se abrieron de par en par, un poco sorprendidos por aquella afirmación, recordando las palabras del joven lobo que se proponía cuidarles. Nerion era el Ace de Trebol, y Verner le había mencionado alguna vez alguna idea sin nombre, pero no conocía aun al Ace de Trebol, por lo visto. No habían podido definir aun ese sentimiento que enbargaba a su primo cada vez que hablaba de los Aces, una extraña mezcla de miedo, repulsión y enojo, como si fuese la profunda ira del licantropo posada sobre esas personas contra el miedo humano evidente en el joven lupino, no, no lo comprendían. Los gemelos habían sido poco educados para temer a los superiores, pero si para ser cordiales. Se preguntaron un momento si debían proporcionar al Ace la información de su querido primo, despues de todo, siempre esos detalles podían ponerle en peligro.

-Un titiritero joven nos ha explicado. Nos encontró en el jardín y nos ha traido a este lugar para cuidarnos.-Informaron de primera mano, tomando un respiro antes de continuar.- Sabemos que somos marionetas, y que usted y ese titiritero nos pueden controlar. Para él fue dificil, por que nuestros... hilos... estan entrelazados y es dificil saber de quien es quien. Nos habló de muchos seres y como cuidarnos, y nos dijo que tuviesemos cuidado con... con los señores Aces y con el señor dueño de ésta casa. Pero él no nos dijo como era, por que tuvo que salir...

Era extraño que el lobito tuviese miedo a los Aces, pensaron ambos, por que Nerion parecía un hombre tranquilo, amable, que sonreía tal como a veces hacía su Amo y no les lastimaba. Era un hombre bello y gentil ¿Por que Verner temía? ¿Habrían sido malos con él? Tal vez Verner creería que todos aquellos hombres eran malos, muy malos, por que no conocía por lo menos a Nerion. Ambos se movieron un poco de su sitio, gateando hasta llegar a poco menos de medio metro del sillon para volver a sentarse en el suelo, tomados de las manos, observando al demonio con curiosidad.

-Esperamos que el joven Nerion no mienta, sería terrible. Usted nos recuerda mucho a nuestro amo, era un hombre muy gentil. Pero muchos le temían, y él era bueno con nosotros. ¿Puede ser que Nerion fuese igual?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Lun Jul 14, 2008 3:44 am

Los chicos cada vez estaban más cerca de él. Por lo visto, Nerion no se había equivocado, aquellos pequeños habían sido criados por alguien, habían tenido un amo... En secreto, se preguntó hasta qué punto habría adiestrado a los gemelos...

_Así que un joven titiritero...- susurró Nerion.

Con aquella descripción, podía ser cualquiera de ellos, debería investigar un poco más por su cuenta cuando se le presentara la ocasión. Parece que el titiritero había hablado de más a los pequeños... A su señor Gemini no le agradaba que desvelaran rápidamente los secretos de su mansión, y mucho menos que advirtieran a las marionetas sobre él. Quien lo hacía, debía asumir su castigo.
Él, lo había sufrido por Lylia, ahora, aquel titiritero, debería hacerlo por aquellos pequeños.... . Una sonrisa apareció en el rostro del demonio.

_Nadie sabe muy bien cómo es nuestro señor. Cuando él lo desee, se mostrará a ustedes, no teman... - les dijo.

Nerion había visto el rostro de su Amo, o eso creía él, que aquel hermoso y terrible ser que acudió aquel día a su habitación, había mostrado entonces su verdadero rostro al Ace. Pero, de todas formas, era mejor no decirles nada a los pequeños demonios de momento.
"Esperamos que el joven Nerion no mienta, sería terrible. Usted nos recuerda mucho a nuestro amo, era un hombre muy gentil. Pero muchos le temían, y él era bueno con nosotros.", dijeron los niños.

_¿Por qué iba a mentirles, pequeños? - les contestó extrañado - Los demonios solemos mentir para obtener lo que deseamos, pero no suelo hacerlo con los de mi raza.

Era una estúpida norma que tenía, por orgullo de raza, como demonio guerrero, jamás mentir a los suyos. En una pelea, si un demonio no puede apoyarse en sus compañeros, no ganará ninguna batalla. Las traiciones son posibles, pero siempre abiertamente... Y las mentiras, están reservadas para desconcertar al enemigo.

_¿Acaso su amo les mintió alguna vez? - preguntó mirándoles a los ojos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Lun Jul 14, 2008 9:33 am

Curiosidad. Era una herencia de sangre que les unía al lobo, y por la cual se creía que su familia perecería alguna vez, pero ninguno estaba consciente de ello. Verner podía tener una noción, y de ese modo, temiendo verlos implicados en un peligro, había contado esas historias de la casa y los niños lo habían agradecido de no ser por que deseaban verlo todo por si mismos, vivir simplemente. El enigma abierto de Nerion ante su señor fue una invitación abierta a descubrirlo que no iban a desaprovechar, pero... Primero lo primero, un Ace se mostraba ante ellos, por lo menos debían mostrarle la atención que merecía su misteriosa persona. Aceptaron en un movimiento de cabeza antes de acercarse un poco más y escucharle cuestionar sobre las mentiras que podían surgir de su relción tan superficial de momento. Audrey y Armand se miraron, dudosos, un poco entristecidos, aunque la verdad de aquella noche dolía más de lo que dejaban ver sus infantiles ojos.

-Una sola vez el amo nos mintió. Su honestidad podía doler, podía ser destructiva, molesta, a nosotros nos parecía graciosa... pero él mintió antes de morir.-Responden con voz baja, cauta, y a pesar del eco de dos voces, se dejaba oir con claridad. El agarre de sus manitas se afianza un poco más al volver a mirar a Nerion con una expresión seria.- Nos prometió que estaríamos siempre juntos, pasara lo que pasara, por que cuidaba de nosotros, y al final... No pudo cumplirlo, no hizo intento de cumplirlo, olvidó su promesa...

Bajaron la mirada hasta sus manitas unidas. Recordaban esa noche a medias, tal si hubiera sido un mal sueño donde al despertar solo quedara ese cadaver donde cada musculo se apreciaba carbonizado, irreconocible. Le habían sepultado con honores tal como recordaban les había sido ordenado, pero le extrañaban. Seguía siendo un modo enfermizo y peculiar aquel que profesaban por su Amo. Volvieron su vista a Nerion con la curiosidad casual, recuperados de un momento a otro.

-Si el joven Nerion no miente, entonces queremos saber que usted no va a separarnos. Si Audrey y Armand sirven a un Amo, deben servir con honor a su lazo, siempre juntos.-Ambos sonríen al decir esas palabras, era un viejo dicho aprendido de la infancia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Mar Jul 15, 2008 1:50 am

Escuchó lo sucedido a su anterior amo con el rostro serio y, en secreto, se preguntó qué tendrían que ver los pequeños en todo aquello...

"Si el joven Nerion no miente, entonces queremos saber que usted no va a separarnos. Si Audrey y Armand sirven a un Amo, deben servir con honor a su lazo, siempre juntos.", oyó que le decían los pequeños. Nerion sonrió ampliamente al oir aquello. ¿Se le estaban ofreciendo como juguetes?

_Si me sirven, jamás les separaré, les doy mi palabra... . Si no la cumplo, les daré mi sangre a cambio...

Si su amo había muerto, Nerion podía reemplazarle. Él cuidaría a partir de entonces de aquellos pequeños, y ellos, jugarían con él.

_Sólo hay algo que no podré hacer... - les advirtió - Mi fidelidad, es hacia mi amo antes que hacia ustedes. Si él me ordena destruirlos, lo haré sin dudar. Sólo ante él incumpliré mi promesa de protegerles, pero, incluso aunque ese caso se diera, me comprometo a advertirles antes para que puedan actuar como consideren mejor...
Deben comprender que él es el dueño de mi vida. No puedo desobedecer sus ordenes...

Su rostro era severo y su mirada penetraba profundamente en la de los jovenes demonios. Si aceptaban, Nerion cumpliría su palabra de no separarles.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Mar Jul 15, 2008 2:40 am

Una risita en eco escapó de sus labios al ver sonreír al demonio, breve y curiosa, gustaban de observar tales expresiones, les hacía caer en la cuenta de que sus acciones eran las correctas y ameritaban algun premio a corto o largo plazo. Le escuchaban atentos, inquietos, bastante interesados en aquella oculta proposición. Nerion era muy parecido a su antiguo Amo, y no parecía tener inconveniente en reemplazarle para asegurar su protección hasta donde permitía el limite del mismo dominio que tenían sobre él. Aquel era un mundo tan diferente de su antiguo hogar, todo era nuevo, y la visión de un nuevo Amo era de momento irresistible con todas aquellas inevitables clausulas de su contrato.

-Joven Nerion, para nosotros es dificil confiar en su promesa. No nos importaría morir, siempre y cuando estuviesemos juntos. Sabemos que usted sirve a un Amo, y lo entendemos, suponemos que es algo que tenemos en comun.-Se acercan un poco más, hasta que sus manitas se apoyan en las rodillas del demonio, un par en cada una, y conservan su union en el contacto de sus cabezas apoyadas sies contra sien, observando con curiosidad a aquel hombre de promesas.- Podemos servirle, joven Nerion, como podemos servir a sus tres compañeros restantes. ¿Que lo haría diferente del resto de los Aces y su Señor dueño del lugar?

Mirarles de aquella manera penetrante era un caso irrelevante, todos sus pensamientos, o al menos la mitad de ellos, eran dependientes de su compañero. Mirar dentro de cada uno era solo observar las piezas de un rompecabezas inconcluso. Pero sus acciones eran tantas veces sinceras, ellos deseaban la certeza de un maestro al cual servir por sobre todo lo demás. Pero había un asunto inconcluso, una cuestión que a menudo explicaba tantas acciones como desiciones cruciales.

-Joven Nerion ¿Por que usted querría que Armand y Audrey le sirvieran? ¿Cual sería nuestro proposito?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Mar Jul 15, 2008 3:30 am

El demonio observa como los pequeños se apoyan en sus rodillas y, sin poder evitarlo, acaricia su rostro con sus manos.
Separarles..., ¿cómo iba a querer separarles?, se ven tan hermosos juntos que a Nerion le cuesta imaginarselos uno separado del otro, sería como ver la mitad de un cuadro...

"Joven Nerion ¿Por que usted querría que Armand y Audrey le sirvieran? ¿Cual sería nuestro proposito?", oye que le preguntan.
¿Su propósito?

_Alimentarme... - les dice mirando sus ojos - Jugar conmigo...

Sus manos sueltan el rostro de los niños y su mirada cambia. En un instante, el íncubo se muestra ante ellos tan hermoso como terrible, sonriente. Lleva tiempo deseando salir, mostrarse ante ellos. Los ojos de Nerion se han vuelto del color del metal líquido y su aroma ha cambiado en su esencia, adaptandose al de los pequeño demonios.
Las manos pálidas del demonio, con sus garras extraidas, cogen el mentón de los niños y, uno a uno, les acerca a sus labios, degustándolos lentamente, primero uno y después el otro...
Su boca se apodera de la de los gemelos en un beso profundo, robando sólo una pequeña parte de su energía. No quiere dañar a sus posibles muñecos.

_Entretenerme, y puede que traer alguna presa a mis aposentos..., alguien con quien pueda saciarme por completo. ¿Seríais capaces de hacerlo, pequeños?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Mar Jul 15, 2008 4:04 am

Que curiosa sensación les recorría al verse acariciados de aquella manera despues de tanto tiempo, con tan solo el roce de su piel contra sus dedos, cerrando los ojos al par, recordando. Era como revivir las viejas historias de su reinado en una fracción de un mundo intimo y sencillo, pero misterioso en su origen y desarrollo. Tan cerca de Nerion, un demonio tan superior a dos pequeños hibridos era facil compararles a un par de pequeñas y fieles mascotas, como dos pequeños felinos que vagan entre la independencia de su alma infantil y la lealtad a quien deben la supervivencia, aunque Nerion tan solo fuese como un recuerdo para ellos, su educación, sus costumbres, su energía dependía de la existencia de un superior.

Alimentos y juegos, que hermosa combinación resultaba para Audrey y Armand que disfrutaban tanto de aquellas actividades que a menudo compartían en todos los aspectos y variantes de cada palabra. Alimentos y juegos, cualquiera esa la certeza de su vitalidad, de su fuerza, de la supervivencia.

Su transformación no hizo más que dejarles un tanto perplejos, abriendo los ojos para mirar al hombre que frente a ellos se mostraba tan imponente como podía ser uno de los Aces, y quizás un poco más. Sonrieron expectantes, reaccionando a su nueva esencia, a su nuevo aroma y ese color de ojos que les atraia como imanes, como los recuerdos del viejo hogar para dar cavida a una nueva vida. Sus pequeñas alas negras hicieron acto de presencia, estirandose producto de su oculta emoción para volver a retraerse en señal de respeto, mientras eran tomados uno por uno y atraidos a unir sus labios con aquellos que les tomaron demandantes, decididos a tomar de sus tiernas bocas el dulce sabor de su esencia, ambas iguales, como dos gotas de agua. Ambos habían puesto cierta resistencia dudosa, como si en un momento recordaran la fidelidad muerta ante su Amo. Pero Nerion, él la revivía para él, para marcarles bajo sus dominios entre tantas marionetas, y le correspondían con timidos movimientos, como si ante un nuevo dueño no supieran como brindarle satisfacción en un acto tan simple.

Cedieron su energía sin darse cuenta, separandose para escucharle con atención, sonriendo con aquella malvada inocencia que semejaba a un par de gemelos malditos. Que tierna y engañosa expresión emotiva mostraban al escuchar su tarea. Entretenimiento, cacería, complacer a Nerion parecía divertido.

-Sus deseos se cumpliran. Lo que este a nuestro alcance, sin duda, es un juego y un objetivo que estaremos deseosos de cumplir, joven Nerion.-Aceptan ambos asintiendo, mientras se acomodaban cerca del cuerpo del mayor. Sus ojitos brillaron como un par de esmeraldas y rubies, cuando por primera vez cada uno hablaba por separado.

-Alimentarle y jugar, será entretenido intentarlo.-Declara el castaño con un curioso tono que fingía cohibición, como una niña.

-Entretenerlo y cazar para usted, será un lujo que podemos disfrutar.-Añade el jovencito peliazul con la desición y diversión de un niño.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Jue Jul 17, 2008 4:23 pm

El Ace escucha complacido aquellas palabras de compromiso y sonríe ante la idea de tener aquellos dos hermosos hermanos a su disposición.
Sus manos se dirigen de nuevo a sus rostros, acariciándolos con un extraño gesto de ternura.

_Sea... - dice sin más.

Y se inclina sobre el castaño para cogerlo por su cintura y sentarlo en su regazo. Pesa poco y Nerion lo maneja como si se tratara de un objeto precioso.

_Estoy algo cansado - les confiesa - y tengo hambre..., quizás podais saciarme un poco para reponerme antes de continuar mi camino.

Una de sus manos, sujeta por su espalda al castaño que se halla sobre él, la otra acarícia el cabello azul de su hermano, atrayéndolo con suavidad.

_No temais, seré delicado con vosotros, pequeños mios... - les susurra con un brillo de lujuria en sus ojos.

Su boca se apodera de la del castaño. Aún no distingue bien quien es Armand y quien Audrey, pero le da igual..., ambos son igual de apetecibles ante sus ojos.

_¿Sabeis jugar a juegos de adultos? ¿Os enseñó vuestro antiguo amo a hacerlo? - sus ojos y la ligera risa que surge de sus cuerpos le dan la respuesta que quiere oir - Bien..., entonces, eseñadme cómo jugabais con vuestro señor...

Sus labios se apoderan del cuello del castaño, acercándo su cuerpo aún más a su pecho, abrazándolo con fuerza. Su mano libre, deja de acariciar el cabello del peliazul y comienza a acariciar sus labios, introduciendo sus dedos levemente en su boca, acariciándo los colmillos del pequeño demonio, después recorre su cuello hasta colarse por su pecho, rasgando ligeramente las ropas que le molestan.
Tienen un sabor delicioso, tierno y delicado, dos pequeñas delicatessen, iguales en esencia, sutilmente diferentes en los detalles...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Jue Jul 17, 2008 11:35 pm

El pequeño castaño se cohibe de pronto ante aquel gesto de posesión del mayor sobre él, tensandose un poco ante la invasión de su pequeña boca con aquel gesto hambriento y contenido en la delicadeza del demonio, aquel que pretendía ser su nuevo amo. Se tensaba por que de los hermanos, con cierta franqueza, era el gemelo dotado de cierta sensibilidad emocional, por lo menos esa noche. Permitió al demonio recorrerle a su gusto, con ambos brazos pegados a su cuerpo cuando había visto esa galantería felina de que hacía uso su hermano. Le miró jugando con sus labios sobre la piel de los dedos del mayor, regalandole dulces caricias con su lengua. Su pequeño cuerpo tembló al escuchar el rasgar de la ropa de su hermano y fue una expresión evidente en su rostro, pues el otro sonrió y se acercó más a Nerion con ese andar felino tan digno, elevandose hasta reclamar los labion de Armand, brindandole cierta comprensión en ese tacto, de esa forma dulce que ambos compartían con el otro y entonces Armand dejó de temblar, dejó la tensión de su cuerpo y adquirió la seguridad que Audrey parecía tener.

Audrey era en cambio un gemelo un poco celoso, pero ocultamente energico, sin demasiadas inhibiciones, por lo que no fue de sorprender que terminase acercandose al demonio para brindar pequeños y juguetones besos a su cuello, jugando con su lengua a traves de los pliegues suaves de su oreja, bajando por su cuello brindando aquella dulce calidez de su boquita y el rozar de sus pequeños colmillos, exhalando suspiros contra su piel en la tarea al sentirse explorado. Armand dejó que su hermano jugara, moviendose hacia un lado con cuidado sin romper el contacto con el cuerpo del mayor, frotandose ligeramente contra su ropa, dejando salir breves risitas y suspiros ante los besos en su cuello, donde una de sus manos se posiciona sobre el brazo fuerte de Nerion, recorriendole con calma hasta su hombro y de regreso, volviendo a su antebrazo y jalando levemente, como invitandole a acariciar su pequeño cuerpo agitado. Recordaba como en ocasiones su Amo necesitaba que ellos le incentivaran a jugar, que le tentaran, aunque supieran que el futuro de su juego podría ser tan doloroso como placentero. Era una rutina tantas veces repetida, pero Nerion ameritaba aprender un nuevo metodo, un ligero cambio a su juego si éste lo pedía.

-Joven Nerion, el nuevo Amo puede elegir como jugar.-Susurra Audrey al oido del demonio con esa voz suave, retante, con ese aliento tibio rozando su piel.

-Usted es diferente al Amo, puede cambiar nuestras... costumbres... si es preciso.-Responde Armand entrecortado de pronto. Audrey jugueteaba con su entrepierna ocultamente, aprovechando la distracción, excitandose un poco ante aquella reacción. Así podía mantenerle a buen paso, Armand tendía a cohibirse la mitad de las veces y Audrey debía siempre incentivarle un poco.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Miér Jul 23, 2008 1:53 pm

El Ace sintió aquellas suaves carícias en su cuello. Su brazo, es guiado hacia el cuerpo de Armand. El demonio, no rechaza aquella oferta.
Sus manos se cuelan entre la ropa del pequeño desabrochando sus diminutos botones, uno a uno, degustando la piel que queda descubierta. Y le oye gemir, levemente. Es un sonido delicioso del que Nerion averigua su causa cuando, al abrir sus ojos, descubre cómo Audrey atiende la entrepierna de Armand con delicadeza, arrancando aquellos gemidos comedidos y aquel ligero temblor que agita el cuerpo del pequeño.

Con suavidad, Nerion acaricia el cabello de Audrey de nuevo, animándole a que continúe. La mano del pequeño escapa a veces del cuerpo de su hermano, rozando de forma deliciosa su propio miembro por encima de sus ropajes. El demonio, recuesta su espalda en el respaldo del sillón, entrecerrando sus ojos. Lentamente, continúa descubriendo el pecho del castaño hasta retirar por completo aquellas prendas que le molestan. Sus dedos recorren el pecho del menor, acariciándolo con suavidad, deteniéndose en sus pezones, los cuales tortura suavemente, acariciándolos y pellizcándolos hasta hacerlos reaccionar. Sólo cuando los siente ya completamente erectos para él, vuelve a inclinarse sobre el chico, atrapándolos con su boca. Su lengua los recorre, jugando con ellos, mordisqueándolos ligeramente.

Deteniéndose un instante, atrae hacia él la boca del peliazul, perdiéndose de nuevo en ella. Una de sus manos sujeta al castaño, acariciándo sus nalgas, empujándo sus caderas para que se froten deliciosamente contra su ya excitado miembro, moviéndose lujuriosamete bajo él, incitándole a ser penetrado. Su otra mano, rodea la cintura de Audrey, introduciéndose por su espalda hasta más abajo, hasta llegar a acariciar su entrada. Su dedo corazón acaricia aquella delicada cavidad de forma sensual, introduciéndose ligeramente en ella.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Jue Jul 24, 2008 1:21 pm

Audrey no pudo evitar, de un momento a otro estar tentado a quedar como espectador, cuando observaba aquel cuidado en desvestir y descubrir el cuerpo de su hermano bajo las manos del mayor, mientras éste se aferraba con sus manos a los amplios hombros del demonio, comenzando a jadear ante la falta de aire. Armand se maldijo para sus adentros, y más a Audrey al haberle dejado recibir todas aquellas sensaciones tan olvidadas. Bajo los labios del demonio su tersa piel adquiría un precioso calor y rubor que adornaban su palida piel, un calor que reanimaba la fragancia de su cuerpo, un sutil aroma dulce mezclado con la fragancia de los lirios. Gimió entrecortadamente al tacto de la humeda boca de Nerion sobre sus pezones, y el rozar de sus caderas con la fricción dolorosa de la ropa no hizo sino hacer evidente ese aspecto de su genero oculto bajo la ropa. El miembro de Armand se hacía presente rozando el ambomen del demonio, endureciendolo tanto como el rozar del sexo oculto del demonio entre sus piernas, contra el propio, mientras miraba como aquel hombre se apropiaba de la boca de su hermano.

Audrey le deja sentir la exploración de su cuerpo a su hermano, besandole con aquella parsimonia que recordaba su momento de saborear un nuevo dulce, acariciando con su lengua la boca de Nerion con roces juguetones, descubriendo la tendencia de aquel hombre y gimiendo delicadamente contra sus labios al sentirse invadido por aquel roce experto a su intimidad. Un tenue calor invadió al demonio al verse tocando esas paredes estrechas de musculos y piel, corroborando otro hecho irregular en su delicada anatomia. El sexo de Audrey estaba apenas humedo, sus dedos podían apreciar las estructuras inconfundibles de sus labios ocultos y formando su pequeña flor. Armand era esa noche un jovencito cauto, de tiernas inhibiciones, y Audrey era una jovencita de felina sensualidad disfrazada de una travesura.

De un momento a otro Armand se incorpora, desapareciendo de la vista, apenado de sentirse descubierto en aquel hecho tan intimo del genero que pretendías ocultar, huyendo del tacto de Nerion para aparecer sentado enmitad de la cama, con la vista fija en una pared contraria exponiendo en la carencia de ropa el tatuaje en su espalda. Audrey le observa de soslayo, rompiendo poco a poco su contacto con Nerion, observando a su hermano y a su cuerpo agitado, con ese intenso rubor poblando sus mejillas demostrando que, de nuevo, se había visto demasiado inhibido. Audrey observa al demonio con cierta seriedad.

-Mi hermano suele cohibirse, por que no siempre vamos a la par. Esa es la maldición del Doppelgänger. Pero es bien sabido que el "cobarde" es ejecutado primero. ¿Que opina usted, joven Nerion?.-Cuestiona con una sonrisa infantil, malvada, la mas pura travesura de una mente activa. Se acerca asus labios sin besarle, acariciando su cuello con su mano.- Que sea Armand el primer gemelo servido a usted, y yo el lacayo que le asiste en la tarea.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Dom Jul 27, 2008 8:53 pm

Nerion sonríe malevolamente ante la idea. Por un instante, se había sentido molesto al verse desprovisto de sus dos juguetes que parecían alejarse de él. Ahora, descubre que todo forma parte del juego que los propios pequeños parecen haber creado para él. Y su excitación aumenta. El ver al pequeño Armand, con su parte superior descubierta, jadeante y sonrojado, entregarse tímidamente a él...
Es tan hermoso verle cohibido, temeroso de lo que pueda pasar...
El Ace se incorpora y se dirige a ellos. La picardía de Audrey le había tentado. Le encantaba que le tentaran de aquella forma, le excitaban las palabras de la pequeña, tan sugerentes. Ofrecía a su propio hermano para su disfrute, e incluso a ella misma... ¿Podía desear más?

_Sea... - dice acercándose a Armand.

Su cuerpo se le ofrece tentador, como un pequeño manjar esperando ser devorado. Y Nerion se dispone a degustarlo lentamente...
Cuando se halla a su lado, retira la ropa que aún cubre el cuerpo del pequeño, mostrando finalmente su hermoso sexo ante él, sonrosado y tierno. Uno de sus dedos, acarícia su punta que ya ha comenzado a humedecerse ligeramente.

_Eres muy hermoso... - le dice.

Y ofrece sus dedos a Audrey para que los lama, introduciéndolos en su boca. Debe lubricarlos bien si no quiere que el Ace dañe al pequeño al entrar a él. Mientras, recuesta al castaño sobre el lecho y tras observar su hermoso rostro jadeante, su vista se dirige a su entrada. Un pequeño agujerito de un tentador y delicado color rosado que se ofrece ante él, ansioso por ser tomado, palpitante ante el ligero roce de sus dedos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Lun Jul 28, 2008 2:37 am

Espero haber solucionado tu duda =P
----------------------------------------------------------------------

Audrey sonríe y desaparece cuando Nerion decide acercarse de nuevo a Armand, el cual ante esta acción no hizo sino intentar alejarse con esa expresión alterada, con ese incipiente temor aparente, cuando se veía de pronto detenido en sus acciones por su propia hermana, la cual le abrazó y le da la vuelta habilmente para que el jovencito quedara de frente al demonio, sujetandole con sus brazos al rodear la cintura de Armand. Se vuelve visible, su respiración acaricia el cuello de Armand y su sonrojo aumenta al igual que su notable erección ante la vista de Nerion al verse desprovisto de ropa. Cierra los ojos y jadea al sentir aquella caricia sutil, pero aun así intenta apartarse y el cuerpo de Audrey detras suyo se lo impide. "Eres muy hermoso" le oye decir, palabras antes escuchadas por ambos, Audrey sonríe alagado, más vArmand reacciona desviando la mirada. Y para su sorpresa, nota a Audrey tomarle con fuerza mientras se dedida a lubricar los dedos ofrecidos por el demonio, jugando con esa delicadeza y habilidad de usar su lengua y sus labios para esparcir su tibia saliva por su piel. Armand parece no saber a donde mirar y termina por cerrar sus ojos, conteniendose a jadear y hacer amago de cerrar sus piernas al tacto de su pequeño esfinter tan calido y sonrojado, pero Audrey se lo impide.

La pequeña deja viajar su mano hasta la entrepierna de su hermano, acariciandole con dulzura en toda la extensión de su miembro, acompañando a Nerion en sus caricias, pero Armand se hacía dificil, y no dudó en responder mientras Audrey le aplacaba.

-Solo nuestro Amo ha sabido nuestro genero. Es una razón de preferencia para ambos... Por que muchos demonios preferian a Audrey, o a Armand... Por ser un chico o una chica...-Declaraba entrecortado por sus propios jadeos, cuando Audrey dejaba de lamer los dedos de Nerion para comenzar a besar el cuello de Armand. Mueve sus labios como diciendo "yo le calmaré" y le sonríe al demonio antes de continuar su tarea.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Lun Jul 28, 2008 3:41 am

creo que sí... espero no equivocarme.... Razz
________________________________________________

Armand parece querer escapar de él, revolviéndose a cada intento. Su hermana, retiene sus movimientos, entregándoselo, preparándolo para él. Nerion sonríe complice a la pequeña, agradeciendo sus esfuerzos.
"Solo nuestro Amo ha sabido nuestro genero. Es una razón de preferencia para ambos... Por que muchos demonios preferian a Audrey, o a Armand... Por ser un chico o una chica...", oye decir.

_No tendrán ese problema conmigo, - le contesta con voz suave mientras acaricia las piernas del castaño. Después, cuando retira los dedos de la boca de Audrey, la besa suavemente. Seguidamente, comienza a introducir uno de sus dedos en el interior del pequeño Armand, moviendolo acompasadamente.- No tengo preferencias en ese campo. Ambos cuerpos, másculino y femenino, tienen sus encantos... No puede haber uno mejor que el otro, porque no se pueden comparar...

Los gemidos del chico comienzan a elevarse en la habitación y Nerion sonríe de nuevo. Con delicadeza, acaricia las paredes de su entrada en sus movimientos. Es estrecha y cálida, se sentirá bien cuando finalmente esté en su interior.
Al primer dedo sigue un segundo, que se mueve de forma juguetona, ensanchando aquel pequeño agujero. Sus dedos se ven deliciosamente atrapados en aquella cavidad mientras su lengua recorre la parte interior de los muslos de Armand, lamiéndola hasta llegar a los pequeños testículos del chico.
El Ace se relame ante aquella visión, y acoge cada uno de ellos con su boca, succionándolos levemente. Su otra mano, se dirige hacia Audrey, introduciendose por el interior de su ropa desgarrada. No quiere dejarla completamente al márgen. Siente el olor de ambos chicos, mezclado, unido de forma que crea una nueva fragancia, tan ambigua como atractiva para él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Lun Jul 28, 2008 10:15 am

No había que decir cuanto disfrutaba Audrey de los besos del demonio, sus movimientos, sus acciones, el continuo movimiento de su lengua aceptando las caricias de Nerion lo daban a entender, e incluso dejaba que su hermano lo sintiera y Armand solo podía hacer ademan de relamerse al sentir aquel cosquilleo placentero en su boca. Una vez más intentaba separarse al sentir la invasión a su cuerpo, tan profunda en aquel deseo clave de hacerse presente, de encender el calor de sus paredes internas y cerrarse en torno a los humedos dedos del demonio, resistiendose a su movimiento. Entonces Armand la cobraba con su hermana dejandole sentir la misma invasión y la pequeña gemía contra su cuello junto con él, entrelazando de nuevo sus voces tal como su aroma. Que gloriosas palabras dejaban oirse en los labios del demonio, con ese tono tan distinto de su amo y un sentimiento en comun, no parecía estarles mintiendo.

-Sería como escoger entre... La miel y el polen de las flores...-Responde Audrey notandose estremecido en las sensaciones de su hermano.- O tal vez... como escoger entre beber o comer...

-Son cosas que juntas... conforman un... Todo... Un algo que provoca deleite...-Añade Armand antes de estremecerse ante el delicioso recorrido de su interior, dilatando sus paredes apresando los dedos del demonio, su lengua erizando la piel de sus tersas piernas de piel blanca, caliente, y la sensible piel de sus testuculos atrapados por la humeda boca del mayor, arrancando gemidos fuertes por parte del jovecito en cuyo cuerpo pocas veces había saboreado un placer como ese.

Nerion jugaba diferente de su Amo. Sus piernas se abren al demonio, su cuerpo transpira con ese aroma cada vez más excitante, con ese aroma a Lirios que ambos desprenden, y su cadera se eleva de vez en vez, movimiento que Audrey toma como un gesto de aceptación para soltar a Armand y disfrutar tan solo del placer de sentir el tacto del mayor, acariciando el rostro de Nerion mientras éste devora a su hermano. Su curiosidad no puede más, la pequeña se aleja de Armand dejandole recostar en la cama, desaparece de la vista, y Nerion solo puede sentir su cuerpecito tras él, donde sus brazos le rodean hasta alcanzar a rozar su abdomen bajo su ropa y más abajo, el miembro del mayor en una prision de tela de Audrey saborea a base de su tacto curioso sobre aquel bulto, frotandolo, delineando su forma. Una risita escapa de sus labios, una quie comparte su hermano entre dulces jadeos y suaves gemidos prolongados.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Miér Jul 30, 2008 12:51 am

Que delicioso aroma se extendía por toda la habitación..., un aroma a flores frescas, a lírios recién cortados, aún con las gotas de rocío decorando sus pétalos.

Nerion ve como el pequeño Armand abre sus piernas, agitandose a su contacto, ofreciéndosele de una forma maravillosa. Audrey se separa de él, colocandose en su espalda, acariciando su pecho, rodeándolo, bajando hasta su vientre y más allá, a su creciente excitación.
El demonio escucha la sutil risa de ambos cuando las pequeñas manos de Audrey acarician su miembro de una forma maravillosa. Los gemelos, parecen compartirlo todo, incluso las sensaciones que se producen en sus cuerpos. Es como si cada uno de ellos, dejara sentir al otro lo que nota en su cuerpo, como si compartieran una sola piel.

El Ace entrecierra sus ojos ante el experto tacto de la pequeña, que le hace doloroso el sentirse retenido. Su cabeza se inclina ligeramente hacia atras mientras suspira sonriente.
Seguidamente, extrae sus dedos del interior de Armand y besa a ambos gemelos con profundidad.

_Son unos chicos muy buenos.... - les dice sonriendo con picardía - Aquí tienen su premio....

Incorporándose, libera su miembro, desabrochando sus pantalones. Tras despojarse de sus ropas, sus manos acarician el cabello de los niños con ternura, acercándoles a él.

_Supongo que ya saben qué quiero de ustedes...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Miér Jul 30, 2008 8:31 pm

Los ojos azules y esmeralda no se resistieron a explorar con la mirada aquel cuerpo nuevo ante ellos, cuando antes solo habían vislumbrado el cuerpo de un solo hombre, un tanto más diferente del que ahora se mostraba ante ellos. Los musculos de su cuerpo no estaban marcados a ese grado sutil haciendose notar, creando una nueva geografía con distintos relieves y una extensión de piel mucho más amplia para tocar, sonriendo ante la idea de explorarla con o sin permiso de su dueño. Curiosear en un cuerpo diferente del propio era una de esas razones primordiales de acceder al apareamiento infructifero entre aquellos pequeños demonios.

-¿De verdad lo sabemos, joven Nerion?.-Cuestionan a la par enlazando sus voces de nuevo provocando el eco de sus palabras, antes de que sus pequeñas manos se colocaran en el pecho del demonio, acariciandole con esa actitud meticulosa que exijía su naturaleza colmada de curiosidad, empezando un recorrido desde su cuello, que tras el roce de sus manos Audrey se dedicaba a volver a besar con aquel aire felino y hambriendo, como su buscara en la piel del demonio un indicio de donde sus colmillos se clavarian disfrutando de su carne y de su sangre.

-No sabemos lo que usted desea de nosotros, joven Nerion, tan solo nos hemos dedicado a adivinar.-Declaran en otro breve momento, unidos. Las caricias siguieron por su pecho, marcando cada musculo del demonio con el fino recorrer de sus dedos, arañando de vez en cuando la piel buscando la reaccion sonrojada de las heridas tan leves sobre la piel caliente, disfrutando poco despues con sus labios la piel recorrida con sus pequeños labios repartiendo humedos besos besos por su pecho, tomando presos por un momento sus pezones al mismo tiempo, disfrutando de hacerlos endurecer por el poco tiempo que dispondrían a ello, extrayendo de cada trozo de piel un poco de esa esencia madura de Nerion, recordandole. Y el final de su meticuloso recorrido los llevaba a un motivo mucho más evidente ahora, la notable excitación del demonio que parecía haber crecido deliciosamente ante su trato, donde Armand finge curiosidad al alcanzar ese nivel y arrodillarse frente a la dura extensión del sexo de Nerion, recorriendolo con sus dedos de la base a la punta, como si no pudiera creer cuan grande parecía ser y Audrey en cambio sonreía con maldad, agitando sus alitas al tomar el miembro del demobio con suavidad y pasear su lengua imitando el anterior recorrido de Armand, procurando humedecerlo, lubricarlo lo suficiente para rozarle en una mordida inofensiva, mientras Armand prestaba la misma atención a la punta del miembro del demonio con acciones un tanto más sutiles, tomando la punta bajo el cobijo de su boca calida, humeda, demostrando un suave sonrojo al verse de nuevo empleando aquel juego tan ensayado. Despues de todo, sabía que aquello que el sexo de Nerion escondía podía ser tan dulce como la miel. Sus manitas libres se aferran a la cadera de Nerion, regalandole mas caricias variadas hasta el inicio de sus piernas, la parte interior de sus muslos, la parte baja de su espalda. Si el demonio iba a tomar a uno de ellos, habrían de asegurar que por lo menos el deseo hubiera alcanzado un limite poco tolerable.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Vie Ago 01, 2008 8:30 pm

_Tienen razón, mis pequeños... Aún no les he ordenado nada... - dice el demonio acariciando el pelo de ambos niños, arrodillados ahora frente a él.

Ha disfrutado de las caricias de ambos, sintiendo como su piel se erizaba deliciosamente bajo sus labios. Notando, como recorrían su miembro delicadamente, aumentando su excitación. Sus ojos miran a los pequeños. Su anterior amo parecía ser más estricto con ellos, marcando cada uno de sus movimientos, guiándolos en cada uno de sus pasos. Y los pequeños, parecen esperar que él haga lo mismo con ellos.

_¡Lámanlo! - les dice mientras acaricia sus rostros - Jueguen con él como si fuera un caramelo hasta que yo les diga... Después, yo jugaré con ustedes.

No quiere que los niños pierdan la excitación, pero tampoco desea hacerles demasiado daño y, teme que si les penetra sin estar preparado, sus pequeños cuerpos acabarían pagando su ansiedad.

_Dejenlo brillante, mis dulces niños. Quiero comprobar cuál de ustedes es capaz de meterlo más profundo en su pequeña boquita... - les comenta sonriendo con picardía. - Aquel que gane, tendrá a su hermano a sus ordenes mientras yo juego con ustedes, ¿les parece?

Se pregunta si su amo ha jugado alguna vez de aquella forma con ellos o si era más directo en sus caprichos.
El Ace, normalmente suele ser más directo, pero ese día, le apetece jugar un poco, implicar a los pequeños en su juego de una forma diferente, que sin embargo, terminará saciándo su sed de ellos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Sáb Ago 02, 2008 12:08 am

Solo fue necesario que Audrey atendiera a sus palabras, corroborando su trabajo al caer en la cuenta de la petición del demonio, dejando que su hermano fuese el primero en intentar acudir al reto de Nerion. Audrey lamio una, dos, tres veces más el sexo del Ace antes de que sus pequeños labios jugaran con la piel de su abdomen, rodeando la cintura del demonio con su brazo aun cubierto por tela rasgada, al modo de aferrarse de él de manera anhelante, marcando la piel del demonio bajo el delicado roce de sus colmillos, probando ese sabor adulterado del mayor que le provocaba melancolia. Sus ojos azules brillaban de espectación al saborearlo, frotando de vez en cuando la tersa piel de su rostro contra el abdomen del demonio a ese estilo finamente felino, ciertamente cariñoso. El sexo del demonio entra y sale con suavidad de la boca de Armand que da todo su esfuerzo por adentrar aquel trozo de carne en la tibieza de su cavidad, dejando esa delgada capa de saliva dejando un pequeño hilo cristalino al separarse. Había provado un poco de aquel nectar de sabor peculiar en la punta del mismo y su lengua volvía a él intentando degustarlo, cuando finalmente desiste de ello, dejando paso libre a su gemelo de intentarlo sin mucha diferente respecto al pequeño Armand, el cual en el intenso sonrojo de su rostro y el intenso calor de su cuerpo, se muestra deseoso de liberarse del libido que aqueja su cuerpo juvenil y esbelto, tan fino como un pequeño muñeco, alcanzando sus labios el cuello del demonio para respirar agitado sobre su piel, frotando su cuerpo inconcientemente contra el cuerpo del mayor, mordiendo su cuello con algo de fuerza al verse tan tremendamente excitado a diferencia de su hermana.

Audrey cesa de jugar con el miembro de Nerion, convencido de que tal como si hermano, la dura extensión de su sexo no sería acogida más allá de esa mitad tan bien lubricada por Armand, bueno, eso era de esperarse. Aun eran muy jovenes para retos tan grandes. Su vista se eleva a la vista de su hermano aferrado el cuerpo de Nerion, ante lo cual imita sus acciones abrazandolo para susurrar a su oido.

-Suya es la ultima palabra, joven Nerion...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Doppelgänger Room - Libre   Hoy a las 5:22 am

Volver arriba Ir abajo
 
Doppelgänger Room - Libre
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Historias de Temática Libre
» Dibujando un paisaje en la azotea [Libre]
» Divirtiéndome un rato [libre]
» Fénix... [LIBRE]
» ¿Compradora compulsiva? Puede ser~ {Libre}

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: 1º Piso :: Habitaciones.-
Cambiar a: