♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Tiempo de Lectura

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Arin
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 59
Localización : En medio de la oscuridad
Fecha de inscripción : 15/07/2008

MensajeTema: Tiempo de Lectura   Miér Jul 16, 2008 1:55 am

Había paseado por todo el lugar, seguía sin saber a donde había ido a parar pero lo que si sabía era que su tío no estaba allí. ¿Eso era bueno o malo? ¿Y si había llegado a un lugar peor que la casa en la que vivía? No podía ni quería saberlo, prefería su ignorancia a cualquier otra cosa. De casualidad había dado con la biblioteca, iluminándose sus ojos al atravesar sus puertas y contemplar la cantidad de libros que allí podía encontrar.

Caminó por todas las secciones, asombrándose cada vez más con los diferentes títulos que podía observar en los estantes. Era el paraíso de todo amante de la literatura y él cumplía ese requisito. Un título le llamó la atención por lo familiar que le resultaba, con los ojos brillantes lo tomó entre sus manos y abrió sus páginas con cuidado, no fuera a romperse. Sus ojos recorrían línea tras línea, bebiendo las palabras que había en el libro. Distraídamente acabó sentándose en una de las mesas allí dispuestas, tan metido en el libro que todo lo que había a su alrededor parecía haber desaparecido.

"Hacía tiempo que no podía disfrutar de un momento de tranquilidad."

Su mente comenzaba a divagar por su mundo interior, cruzándose los caminos de los distintos pensamientos. Creando una enorme confusión en el muchacho, propiciando el caos y aumentando la fragilidad de su cordura. Realizó su mayor esfuerzo para concentrarse sólo en la lectura y no dejar que sus pensamientos se fueran por caminos que eran peligrosos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Miér Jul 16, 2008 8:47 pm

Pasillos, pasillos, estantes, mas libros, estantes, mesas enpolvadas al fondo, pasillos entre estantes llenos de libros. Eran palabras sueltas que afloraban en sus mentes inquietas mientras caminaban separados explorando cada rincon con actitud escrupulosa, como si buscaran algo que no se hubieran previsto encontrar. Era una "caza al azar", donde bien podían apresar un libro interesante, o algún ingenuo que pasara por allí. Si bien debían alimentarse, no cabía en ellos la necesitad inapelable de buscar con que saciar su sed de sangre y energía, era mucho más divertido de momento ignorar el hambre y jugar hasta el cansancio. ¿Que podía pasar? Y de pronto le vieron. Curiosa criatura que permanecía estatica en su sitio con un libro entre las manos, de aroma indiscutiblemente humano con aquellos rasgos adorables que expresaban juventud. Sonrieron animados, y comenzaron a asecharle.

Una calida brisa acompañaba sus movimientos invisibles, cuando sus cuerpos se mimetizaban al momento de desplazarse con elegancia a su alrededor, y el humano pudo no haberlo notado de no ser por que premeditadamente dejaban escuchar sus pasos por el suelo, pasaban tras su espalda y le movían el cabello, reían con dulzura y afección saltando con gracia a la mesa y bajando de esta, describiendo circulos a su alrededor como pequeños fantasmas, hablandose el uno al otro mentalmente.

"Me encanta ver sus caras cuando no saben lo que pasa"

"Me encanta escuchar su corazón cuando palpita, provoca bailar"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arin
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 59
Localización : En medio de la oscuridad
Fecha de inscripción : 15/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Miér Jul 16, 2008 11:02 pm

¿Qué era eso? ¿Acaso su mente ya había empezado a alejarse de nuevo de la cordura? ¿Otra vez sentía y oía cosas que no existían realmente? Desesperado, dejó el libro y se llevó las manos a la cabeza, apretando sus sienes e intentando que todo desapareciera. Quería centrar sus pensamientos en una única cosa para no poder divagar y caer en la locura. Pero los pasos, las risas y los roces no cesaban. Entonces... ¿era real? ¿Había alguien más allí?

-¿Quién... quién anda ahí? -el castaño apretó el libro contra su pecho, levantándose con rapidez de la silla. Estaba listo para echar a correr ante la menor señal de peligro. ¿Por qué tenían que pasarle esas cosas a él? Se fue alejando de la mesa con lentitud, caminando como si nada ocurriera en dirección al estante en el que había estado el libro antes de que lo cogiera. Colocó el libro en su lugar correspondiente, pendiente a todo lo que ocurriera a su alrededor y comprobar si volvía a escuchar los mismos sonidos.

¿Me estaré volviendo loco finalmente? Porque eso no podía ser real... ¿verdad?

Esa pregunta y muchas más bailaban en su mente sin ningún tipo de orden. Buscaban unas respuestas que tal vez no recibiría jamás. Se sostuvo del estante con una mano y sujetó su camiseta con la otra, no quería ni pensar en lo que ocurriría si se atreviese a preguntar de nuevo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Miér Jul 16, 2008 11:16 pm

"¿Quién... quién anda ahí?" Le escucharon preguntar, y sus sonrisas traviesas se ampliaron al momento de parar sus movimientos, notando como se levantaba de su lugar apretando con fuerza su preciado libro, y le siguieron en silencio cuando regresaba aquel libro a su estante. Olían su miedo en aquella irremediable alteración de su entorno, en ese aroma que habían aprendido a percibir, a saborear, a valorar. Pobre humano asustado, tal vez era mejor confortarle para evitar que le diese un ataque al corazón y sus preciosos latidos dejaran enmudecida la melodía de terror en su cuerpo.

Armand se le acerca por la espalda, tocando su cabello en una suave caricia desde su raiz hasta las lisas terminales de cada hebra de cabello, una sola vez, siendo visible de momento para el joven mientras su hermano, colgado del estante al lado del humano, le seguía asechando con aquella mania digna de un curioso depredador.

-Audrey está aquí.-Responde el joven con una sonrisa inocente. Aquel humano era más alto que él, no había podido evitar sentirse contento ante ello. Su respuesta había solo abarcado la mitad de la verdad, por que había revelado la presencia de su hermano y no su propio nombre.- Luce muy mal. ¿Podemos ayudarle en algo?.-Pregunta con curiosidad, buscando observar el rostro del joven para admirar la expresión de su rostro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arin
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 59
Localización : En medio de la oscuridad
Fecha de inscripción : 15/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Jue Jul 17, 2008 12:23 am

Sintió la caricia en su pelo, girándose inmediatamente hacia donde provenía. Ante él un niño pero ¿podía fiarse realmente de su apariencia? En aquel lugar las cosas no eran lo que parecían ser. Le escuchó hablar, nombrar a un tal Audrey pero allí no veía a nadie más. ¿Se habría presentado así mismo? Iba a preguntarle cuando le volvió a hablar, custionándole sobre su estado y si ¿podían? ayudarle.

-¿Quién... es... Audrey? ¿Quién... eres... tú? -lo miraba entre asustado y confundido, no le había oído llegar y eso le turbaba demasiado. Tratando de tranquilizarse, se deslizó por el estante hasta el suelo, ocultando su rostro entre los brazos. ¿Cuántas veces habría por situaciones parecidas? Con su tío era igual, nunca sabía cuando llegaba hasta que no lo tenía detrás hablándole en el oído -No... te preocupes... estoy... bien.

No, no lo estaba. No se encontraba en su mejor momento, se había creído por un instante que la cordura le había abandonado. Quizás... ¿serían... ellos los que... le asustaron? Cabía esa posibilidad, teniendo en cuenta el lugar tan extraño en el que se encontraba. No quería que le pasara nada, tenía mucho miedo y no podía evitar evidenciarlo con temblores.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Jue Jul 17, 2008 12:43 am

Ambos gemelos parpadearon confundidos al verle desplomarse hasta el suelo en aquella posición tan sumisa y asustada ¿Habían hecho ellos algo más que mereciera tal reacción? Aquel pobre hombre parecía en extremo sensible, corrompido por sus propios temores. ¿Valdría la pena matarlo de un susto? No, por supuesto que no. Era mucho mejor ganarse un vinculo al cual pudieran recurrir tanto como desearan, valía la pena cuidar sus juguetes como valía el hecho de dejar vivir a las personas. Y aquel era un humano muy lindo y extraño como para matarle de un susto.

Armand se agacha ante el joven en aquella posición de niño curioso, su cabello castaño dejó de nublar sus ojos esmeralda y le miraron con una momentanea inocencia sin esa sonrisa perturbadora de viva maldad. Audrey bajó también del estante colocandose al lado de su hermano en la misma posición, pero invisible.

-Yo soy Armand.-se presenta con sencilles, antes de rozar con sus delicados dedos el cabello del joven, aunque éste sintió aquel roce por el doble, como si dos personas hicieran la misma acción.- No me preocupo mucho... Pero usted miente, y se ve mal. Mentir es malo. Nuestro Amo mintió una vez y murió. Pero no te preocupes, nosotros no queremos matarte. Y Audrey tampoco. Audrey es mi hermano gemelo, ambos creemos que eres un humano muy extraño, ¿Estas muy asustado?

Pregunta graciosa, y solo Audrey atinó a reir ante ello contrario al pequeño niño de cabello castaño que seguía mirando comprensible al joven. Inversión de papeles, clasico en ellos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arin
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 59
Localización : En medio de la oscuridad
Fecha de inscripción : 15/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Jue Jul 17, 2008 11:05 pm

-He aparecido en esta mansión tan extraña hace unas horas y ¿me preguntas si estoy asustado? Estoy aterrado... -había sido capaz de pronunciar una frase completa sin que le temblara la voz. Esos niños, aunque seguía viendo sólo a uno, le habían recordado a su tío y su miedo había aflorado de nuevo. ¿Cuántos años tendrían ellos? -¿Dónde... está tu... hermano?

Le había preguntado pues seguía sin verlo. Eso era algo que no le gustaba, no le permitía estar preparado si intentaban hacerle algo. La caricia en su cabello parecía relajante, aunque el que le dijera humano lo había descolocado. Prefirió no preguntar, era mejor para su estabilidad mental.

-¿Por qué dices... humano? ¿Acaso... no... lo sois... también? -no debió decirlo, había hecho la pregunta que tendría que haberse guardado, no quería ni pensar que serían si no se trataba de humanos. Era algo que prefería no escucharles decir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Jue Jul 17, 2008 11:49 pm

Armand desvió la miradahacia su hermano, cuando ambos se miraban un poco serios al respecto. Aquel joven apenas acababa de llegar. ¿No debía darle la bienvenida algún titiritero como a ellos? ¿O tal vez un Ace? Pensaron de momento en llevarle ante su primo, pero no convenía con la luna llena, y tenían un poco de tiempo sin ver a Nerion, al cual pensaron le agradaría una presa como aquella, un pobre humano aterrado ante la idea de encontrarse en un lugar donde, con certeza, pocos eran humanos, Verner se los había dicho. Dejaron de acariciarle de momento para abrazar sus piernas y mirarle ladeando la cabeza.

-Audrey está aquí.-Responde, y seguidamente un jovencito de cabello azulado aparece a su lado en la misma posición, pero con su cabeza ladeada al lado contrario, logrando que ambos estuviesen en contacto por tan solo sus cabezas en apoyo de la otra.

-Yo soy Audrey. Disculpa que no me apareciera, quería asegurar que no le harías daño a mi hermanito estando solo.-Explica Audrey con sencillez, sonriendo dulcemente. Armand en cambio se muestra un poco serio y calculador.

-Creo que si somos un poquito humanos. Nacimos humanos, como nuestro primo Verner.-Responde Armand a su ultima pregunta, con un cierto cariño al nombrar aquel nombre.

-Pero nuestro Amo nos hizo demonios para poder servirle, pero ya murió. Y vinimos aquí buscando a nuestro primo.-Explica Audrey con cierta emoción contenida, como si estar en aquel lugar fuese algo bastante divertido.

-Deberías ir a explorar en lugar de leer. Puedes venir con nosotros si quieres.-Propone Armand con una media sonrisa, cuando ambos hermanos ofrecían su mano al joven humano con amabilidad, aunque solo era un pequeño juego para ambos, un juego titulado "No asustar al cachorrito". A menudo lo utilizaban con su primo, pero en esta ocasión la situación era grave, ese pobre humano olía irremediablemente a temor. Tal vez ganarse a la presa iba a ser mas dificil de lo esperado, pero primero, por las buenas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arin
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 59
Localización : En medio de la oscuridad
Fecha de inscripción : 15/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Vie Jul 18, 2008 12:34 am

Vio aparecer al peliazul, sujeto de su pierna y mirándole con la cabeza apoyada en la de su hermano. Intentó sonreír, pero sus labios solo dibujaron una pequeña mueca. Cuando les escuchó decir que en vez de leer debía explorar y le ofrecieron ir con ellos, dudó. No podía evitarlo, no quería cometer el error de ir con ellos, confiar demasiado y que acabaran haciéndole daño.

-Quien... debería temer... que le hiceran daño... soy yo... soy... demasiado débil... -volvió a ocultar el rostro en sus brazos, ocultando las lágrimas que corrían por sus mejillas. Al dejar de sentir a los pequeños abrazados a sus piernas les miró, temía coger sus manitas pero tampoco quería quedarse sólo -Está bien... iré con vosotros... es mejor... que estar solo.

Sujetó las manitas de ambos demonios y se puso en pie. Se iba a dejar llevar por ellos, no tenía nadie más por ahora. ¿Habría encontrado a dos "aliados" en ese nuevo lugar? No quería hacerse demasiadas ilusiones con esa idea, aún no sabía en quien podía confiar y en quien no.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Vie Jul 18, 2008 1:02 am

"Quien... debería temer... que le hiceran daño... soy yo... soy... demasiado débil..." Se extrañaron de aquella frase ireegular y más aun de aquel gesto de ocultar su rostro como alguien que llora, aunque no sabían si realmente estaba llorando. Sus ademanes eran muy extraños, poco conocían acerca de otros seres si no era por el propio estudio de su anterior Amo, contandoles tantas historias como juguetes había en su habitación. Bueno, tal vez el humano tenía razón, su raza era una base débil sobre la cual podían edificarse nuevas estructuras, nuevos seres aun más poderosos que su propia naturaleza, tal como eran ellos hibridos y su primo hechicero ahora era un lobo con grandiosa resistencia. Bueno, tal vez debían esperar un poco más para tomarle como presa, fortalecerlo para soportar los juegos de un futuro.

Sonrieron al mismo tiempo al ver aceptado su gesto de acompañarlos y le ayudaron a levantarse con dotada sincronía, como siempre.

-Estar solo es muy malo, por eso casi nunca nos separamos.-Comenta Armand con voz firme, mientras Audrey tomaba su papel de aparente timidez.

-No intente separarnos jamás o lo lamentará, y mucho.-Añade Audrey como quien se avergüenza un poco de algún hecho, era curioso ver como cambiaban de estado con facilidad.

-¿A donde le gustaría ir? No conocemos muchos lugares, pero... podemos buscar.

-¿Quiere que le llamemos siempre "humano" o nos dirá su verdadero nombre como Audrey y Armand se han presentado ante usted?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arin
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 59
Localización : En medio de la oscuridad
Fecha de inscripción : 15/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Vie Jul 18, 2008 1:32 am

-Lo... lo siento... lo... olvidé. Me... me llamo Arin -intentó tranquilizar su miedo, respiró profundamente y dejó salir el aire a continuación. Escuchar a los pequeños decir que si los separaba podía lamentarlo lo hizo tensarse. Volvió a respirar y adquirir el valor suficiente para responderles -. No haría tal cosa... los hermanos deben... de estar juntos.

Él tampoco conocía mucho el lugar, recién acababa de llegar y sólo había llegado hasta allí. Se quedó pensando a donde podían ir, preguntándose donde podría estar el comedor o la cocina. Caminaron hasta la salida mientras que el pelilargo pensaba por donde podían buscar primero. Tenía algo de hambre, aunque le daba vergüenza reconocerlo frente a los pequeños.

-Podríamos... buscar el... comedor o... la cocina... aún no... he comido nada... -se puso completamente rojo cuando dijo esas palabras, era la primera vez que lo reconocía delante de unos completos desconocidos. Sonrió débilmente, mostrando en esa ocasión una bonita sonrisa algo melancólica, a juego con la triste mirada que poseía -Aunque... ya debería... de estar... acostumbrado...

¿Cuántes veces me dejó sin comer? Ya he perdido la cuenta... me extraña seguir vivo aún.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Vie Jul 18, 2008 2:52 am

¿Te importa si continuo la trama en este lugar en lo que encuentran el comedor? Para no dar tantos cambios de topic

-----------------------------------------------------------

-Buena idea, Arin!.-Aceptan los gemelos con renovado impetu, llevando consigo al joven hasta salir al pasillo fuera de la biblioteca, mirando a ambos lados como si advirtieran la presencia de alguien más. Nadie, estaban de suerte, no querrían compartir a su nueva compañía de momento.

Tomaron cada uno sus manos con relativa posesión mientras le llevaban por el pasillo, con calma, no había por que apresurarse en su busqueda ni mucho menos, además, había muchas otras cosas bonitas que ver, y tenían preguntas que hacerle a Arin mientras siguieran su nuevo camino. Le llevaron por el camino de las habitaciones con calma, revisando cada puerta con cuidado, escuchando primero si estaban ocupadas antes de abrir las puertas y mirar, pero no en todas, solo aquellas sospechosas. Jalaban a Arin de un lado a otro en el pasillo sin proponerselo realmente.

-¿Tiene mucha hambre, joven Arin?.-Pregunta el castaño con curiosidad, una seria curiosidad.

-Nosotros si, aunque no comemos muchas cosas de humanos. Los postres son lo mejor que han inventado ¿Sabes?.-Comenta Audrey con voz infantil, dando pasos cuan gracioso soldadito y su hermano le imitó.

-¿Somos los primeros que le vemos, joven Arin? ¿No ha conocido a nadie más?.-Cuestiona Armand con el mismo tono serio, marchando, hasta detenerse y mirar por la rendija de una puerta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arin
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 59
Localización : En medio de la oscuridad
Fecha de inscripción : 15/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Vie Jul 18, 2008 3:24 pm

No es ninguna molestia... te iba a proponer lo mismo jajajajaja ^_^

-----------------------------------------------------------

Parecían unos pequeños muy curiosos. Le llevaron por el pasillo de una puerta a otra, él sólo podía sonreír melancólico, le hubiera gustado tener un hermano con el que poder compartir todo. Casi no le dio tiempo a responder cuando le hablaban, nada más hablar uno lo hacía el otro. Pensó lo de la comida, claro que tenía hambre pero no era algo exagerado.

-No mucha, pero sería bueno comer algo -en eso estaba de acuerdo con ellos, tenía que aceptar que la gran mayoría de postres estaban deliciosos, contrario a otras comidas que era mejor tenerlas lejos. Eso le hizo sonreír con sinceridad por primera vez desde que encontrara a los pequeños -. Estoy de acuerdo, algunas comidas es mejor dejarlas bien lejos.

¿Encontrar a alguien más? No había tenido esa posibilidad, el haber hallado la biblioteca le había hecho olvidarse de todo lo demás. Negó brevemente con la cabeza antes de observar como revisaba otra habitación, como si no quisieran encontrarse con nadie. ¿Querrían que estuviera sólo con ellos?

-Sí, sois los primeros a los que conozco. Encontré la biblioteca y no pensé en nada más -se sonrojó levemente, no podía evitar ser un adicto a la lectura. Le venía de familia, su madre también había sido una amante de los libros.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Vie Jul 18, 2008 4:52 pm

Yay, que bueno, sigue el acuerdo y equilibrio universal XD

------------------------------------------------

Fue tan solo Audrey quien había reido ante su comentario delator sobre la comida humana, pero ambos le habían observado al fin y al cabo al verse tras aquella respuesta de no haber encontrado a nadie más. Curioso, muy curioso, y una idea bastante divertida, significaba que podían marcarle de momento como un pequeño tesoro que hubieran sido capaces de encontrar. Arin era su primera presa en el lugar y, sin dudarlo, iba a ser de ellos de buenas a primeras... despues de cuidarlo un poco, obviamente.

-Supongo que le gusta mucho leer, a nosotros también.-Responde Armand mirandole serio antes de volver su vista a otra puerta, observandola con curiosidad antes demostrada.

-Pero nos gusta más escuchar, aunque disfrutamos casi todo lo que hacemos juntos.-Explica Audrey mirandole con cierta ensoñación, abrazandose más del brazo del mayor.- ¿Nos leería un cuento alguna vez, joven Arin? Solo una noche, antes de dormir, por favor.

-Sería interesante escuchar cuentos diferentes, para variar. Todo el mundo cuenta una historia diferente, como cada una de estas habitaciones.-Añade Armand mirando de nuevo por una puerta recién abierta, cerrandole de golpe al tiempo de que un rubor curioso cubriera su rostro y se le escapara una risita.- Me equivoqué, pero parecía divertido.

-Hablando de historias diferentes...-Audrey niega con la cabeza y vuelve a mirar al joven humano.- ¿De donde viene usted, joven Arin? ¿Como era su hogar fuera de aquí? Y nosotros le contamos nuestra historia a cambio, es justo ¿No?

-Muy justo.-Corrobora Armand volviendo a espiar por otra puerta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arin
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 59
Localización : En medio de la oscuridad
Fecha de inscripción : 15/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Vie Jul 18, 2008 8:40 pm

No sabía a que responder primero por lo que, mirando de manera ausente a los pequeños pensó en las respuestas. Finalmente decidió responderles la primera pregunta. ¿Contarles un cuento antes de dormir? Era algo que podía hacer con facilidad, sólo debía saber que cuento elegir y que pudiera contarles.

-Claro que lo haría, pero me tendríais que decir que tipo de cuentos os gustan -había empezado a coger confianza con los pequeños, aunque eran demonios no los veía como tales, se estaban portando muy bien con él y le trataban con afecto, algo que le había faltado siempre -. ¿Contaros mi historia? No es muy larga, ni tampoco interesante.

Detuvo un momento su andar, observando una puerta que estaba abierta y mostraba una habitación que le resultaba extrañamente familiar. Era demasiado parecida a la de su tío, pero no podía ser la misma ya que no se encontraba en esa casa y no creía que le hubiera podido seguir hasta allí, pues ni él mismo sabía donde se encontraba.

-Fui hijo único en un mundo sólo de humanos, sois los primeros seres distintos que veo en toda mi vida. Fui criado entre cuatro paredes con profesores particulares hasta los 14 años, cuando mis padres murieron -bien, esa era la parte fácil. Lo difícil venía después, los tres años que había pasado junto a esa persona que se suponía era su tío -. Quedé bajo la tutela de mi tío, hermano de mi padre, pero la vida con él no fue fácil. Me golpeaba, me trataba como a un criado y... más de una vez... intentó abusar de mí... -cerró los ojos para hacer una pausa y, al abrirlos de nuevo, continuar contando -. Justo antes de aparecer aquí, tatuó un ángel negro en mi hombro, como si quisiera demostrar que era mi dueño.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Miér Jul 23, 2008 11:29 pm

Una vez más, dos pared de ojos brillantes como rubies le observaron con aquel brillo de indiscutible escrutinio, para ellos era como un cuento distinto, una historia sobre humanos donde podían conocer, tocar, oler y mirar al personaje en cuestión. Sus pequeñas sonrisas desaparecieron mientras el relato vivía en los labios de su joven narrador y llegaba a sus oidos con aquella voz tan magicamente atrayente. Había dos cosas por las cuales su sonrisa sincera se mostraba en sus rostros, una de ellas era el hecho de encontrar un nuevo cuentista, el otro era simplemente el no percibir más temor en su compañero, lo haría mucho más facil más adelante. Claro, no eran muy oportunos al darse cuenta de que sus sonrisas no eran las mas adecuadas para el momento.

-Eso significa que ha venido solo, sin ese humano que le hacía sentir tan mal.-Declara Audrey con ese tono amable y suave que pretendía darle una sensación confortable.

-Por su expresión, supongo que su tío no era un Amo muy agradeble. Significa que era un sirviente como nosotros.-Declara Armand con actitud un tanto pensante, dejando de momento su extraña vigilancia de las puertas para doblar por otro pasillo.- Si nuestro Amo hubiera sido como tu tío, le habríamos matado enseguida.

-Despues de todo, él era más viejo que tu. La sangre joven vive para reemplazar a los mayores algún día.-Añade Audrey felizmente, como quien recita un poema o verso que le gusta mucho.

-Nosotros servíamos a un Amo que era mucho mayor, pero era muy poderoso. Nos llevaron a él cuando eramos muy pequeños y nos cuidó por muchos años, nos hizo lo que somos ahora. Eramos sus sirvientes, sus discipulos, sus hijos, sus amantes. Pero él era muy amable, si le dabamos todo, él nos pagaba con muchos lujos.-Explica Armand con calma, notandose nostalgico.

-Pero suponemos que un demonio no siempre cumple sus promesas, intentó separarnos y darnos a otros demonios, y como el logico, eso nos dama miedo... Nunca habíamos estado separados. Entonces le matamos, y huimos.-Explica Audrey ahora triste, aferrandose más al brazo de Arin.- Y como ya te habíamos dicho, llegamos aquí buscando a nuestro primo, que es muy lindo pero siempre esta asustado. Tal vez con él tiempo también seas como él...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arin
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 59
Localización : En medio de la oscuridad
Fecha de inscripción : 15/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Miér Jul 30, 2008 1:35 pm

-Ninguno ha tenido una vida fácil, pero hemos acabado en el mismo sitio, lo cual me tranquiliza pues sé que él no me seguirá hasta aquí - instintivamente había abrazado a Audrey cuando lo aferró más del brazo, se sentía a gusto con esos pequeños, aunque no supiera cuales eran sus intenciones reales, intentaban ganarse su confianza y eso era algo que agradecía, aunque luego fueran a hacerle daño, al menos intentaban conocerle primero -. ¿Qué os parece si... buscamos en el comedor el acceso a la cocina y os enseño a hacer galletas y dulces?

Era lo mínimo que podía hacer en ese momento por los pequeños demonios. Eran simpáticos, al menos aparentaban serlo y eso era lo único que le importaba en ese momento. Abrazó a Armand del mismo modo que a Audrey, sonriéndoles sinceramente. Se puso a su altura y, a pesar de su timidez, besó sus mejillas dulcemente.

-Me alegro de haberos encontrado, no me gustaba estar solo en un lugar que no conozco -se irguió de nuevo y con los demonios de la mano siguieron caminando rumbo al comedor. Seguía teniendo algo de hambre, pero eso era lo de menos en ese momento, no quería pensar en comida ni nada que se le pareciera.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Jue Jul 31, 2008 7:07 am

-Y si tu tío te siguiera hasta aquí, no le dejaríamos tocarte.-Corroboran los pequeños ante sus palabras, decididamente.- Ahora eres nuestro compañero de juegos. Y ya que insistes, aprenderemos a hacer galletas contigo. Podría ser divertido, como jugar a la casita.-Declaran iluminados ante la idea de jugar, por que si cualquier actividad no podía verse como un juego entretenido, no tenía realizarlo. Para eso mejor crecían como el resto de los adultos ¿O no? Y esa parte de si mismos era, por muchas razones, un punto que era mejor no tocar.

Se sienten abrazados por un momento, un poco confundidos ante éste gesto miran al joven humano con sus ojitos curiosos, buscando alguna razón en su expresión para entender aquella acción tan extraña. Vaya si ese chico era muy extraño, con razón los demonios se mofaban tantas veces de aquellas criaturas, pero desde un punto de vista mas personal y compartido por ambos, era un gesto bastante dulce, quizás, dolorosamente dulce. Era como ese cariño irregular que Verner expresaba con ellos por ser sus primos, su unica familia. Un deje de culpa se deja sentir en su interior, ¿sería acaso una tactica de defensa contra ellos?

-Estar solo no suele ser muy bueno, es mejor tener con quien pasar los malos ratos.-Responden al unisono, desviando la mirada a lugares opuestos a Arin y a su propio gemelo.- Pero ya verá que no seremos los unicos que conocerá. Pero según dice Verner, no todos aquí son muy buenos, ni siquiera nosotros...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arin
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 59
Localización : En medio de la oscuridad
Fecha de inscripción : 15/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Vie Ago 01, 2008 3:36 pm

-Gracias pequeños. ¿Jugar a la casita? Sí, es una forma de verlo -sonrió sinceramente, pensando en cuando había sido la última vez que había jugado a algo. No tenía recuerdos de haber disfrutado de su infancia, se pasaba el día estudiando o haciendo deberes. Cuando no se encontraba en alguna fiesta de sociedad organizada por sus padres o a la que habían sido invitados -. No puedo decirlo así ya que no sé lo que es jugar.

Escuchó a los pequeños, aunque también había notado que no parecía gustarles que les abrazara. Esa idea le hizo mostrar un gesto de dolor que los niños no vieron, a él nunca le habían dado un gesto de esos y le dolía si alguien se molestaba por sus gestos cariñosos. ¿Qué no todos eran buenos? ¿Ni siquiera ellos? Rió quedamente. ¿Dónde había seres realmente buenos? Todos poseían algo de maldad en mayor o menor medida.

-Nadie es bueno, sea en mayor o en menor grado todos tenemos un poquito de maldad -creía eso ciegamente. No existía ningún ser que fuera completamente bueno, por mucho que se dijera que sí siempre había un gramito de maldad en cada persona, sino no existiría el equilibrio natural de las personas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Dom Ago 03, 2008 2:40 pm

Los gemelos se detienen, mirando fijamente al joven como dictaba esa incansable necesidad suya de entenderlo todo, de presentarse visibles en el momento en que se tomaban a la tarea de imponerse como antiguos y sutiles guerreros. Sentir culpa ya era suficiente para ese par de niños que no deseaban otra cosa que hacer vivir la sangre de su familia casi extinta, y si iban a ser los cazadores de Arin, en vista de que éste merecía consideración, ellos iban a explicarle.

-Joven Arin, recordará usted que la naturaleza de la bondad y la maldad es tan versatil y flexible como la moral de todos. Y si bien es verdad que hay maldad en todos, es por que usted puede llamarle como quiera.-Un tono de voz suave y sus voces mezcladas de nuevo, unidas, tranquilas.- ¿Le parece maldad cuando un leon caza a una cebra para alimentarse? ¿Le parece bondad cuando una madre caza a la cría de otro animal para permitir la vida de las propias? La moral castiga muchos actos como maldad cuando no son necesarios, cuando son por capricho de uno solo, como las guerras, o la valiosa extorción. Joven Arin, si nosotros desearamos alimentarnos de usted, sin matarlo, por que nuestras almas así lo requieren... ¿Seríamos "los malos" para usted?

No, no había maldad en sus ojos, solo el profundo sentimiento de no saber como reaccionar ante una presa que fuese tan amable con ellos. De primer momento, en su reino, cazar era una cuestion de segundos, pero Arin había hablado mucho, había tocado ese punto tan humano en los pequeños. Y en ese punto critico los niños volvían a ser niños, o se convertian en las pequeñas fieras del caos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arin
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 59
Localización : En medio de la oscuridad
Fecha de inscripción : 15/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Dom Ago 31, 2008 12:48 pm

-No... no lo seríais -les miró un momento y después continuó andando sin mirarles a los ojos -. Es una necesidad, por lo que no sería justo consideraros malvados sólo por necesitar alimentaros -se acercó hasta una ventana y miró al exterior, apoyando una de sus manos en el cristal. ¿Qué diferencia había con su anterior vida? Estaba encerrado, estaba sólo y no tenía el cariño de nadie. La camiseta que llevaba se deslizó un poco por su hombro dejando ver el ángel negro que llevaba tatuado.

El cabello le caía por el hombro contrario, por lo que el tatuaje era fácilmente apreciable en su blanca piel. No le gustaba ese símbolo que su tío había convertido en su marca de posesión. Se giró de nuevo a los pequeños con una sonrisa en sus labios para olvidar todo lo malo.

-Vamos... o no nos dará tiempo de preparar algo para comer ni de hacer galletas -se acercó a los pequeños y cogiendo sus manos siguió caminando por el largo pasillo buscando el comedor y la cocina.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Lun Sep 08, 2008 1:30 pm

Sus ojitos se iluminan brevemente, encontrando en aquel joven un poco de vaga, quizas muy breve, comprensión. Un humano que comprendía la complejidad de una necesidad, y que aun así, aquel gramo de sensibilidad para con ellos parecía afectar sus intenciones. Ellos deseaban alimentarse, y lo iban a lograr, y no había en el mundo nada que pudiera alterar ese instinto de infantil depredación. ¿Que podían prometer? Ser muy amables, muy, muy amables, por que como las cosas marchaban, como miraban en su rostro, en sus ojos, en su rasgos, Arin necesitaba algo más de absurda brutalidad, con su tío ya había tenido bastante.

Cuando Arin se acerca a la ventana, los pequeños avanzan cautelosos hasta llegar a su lado, observando detenidamente sus facciones y un algo curioso que se daba a relucir. ¿Que era eso? Una fracción de una figura de momento inapreciable. De pronto Arin les miraba de nuevo, sonriente, como si en aquel silencio hubiera logrado dicipar aquellas penas que le habían acojido repentinamente, y sus rostros se ladean curiosos de aquel cambio repentino. Les tomaba de la mano antes de poder siquiera preguntar, y en su camino, no pudiendo contener la tentativa curiosidad, sus vocesitas se escuchan de nuevo.

-¿Que es eso que hay en el hombro de Arin?.-Cuestiona sin rodeos el pequeño peliazul, que andaba a saltitos tratando de adelantarse lo suficiente para encarar al joven humano.

-¿Que veía Arin a traves de la ventana? ¿Veía la luna? Falta poco para la luna llena y Arin no debe salir de su camita para entonces, los lobos rondan.-El castaño imita a su hermano, y hace gestos con sus manitas como de una bestia enorme con colmillos gigantestos, muy diferentes a los suyos que eran pequeñitos y blancos.

-Lobitos como nuestro primo, que comen humanos. No queremos que a Arin se lo coma nuestro primo.-Añade el pequeño peliazul abrazandose del joven, rodeando su cintura con sus pequeños bracitos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Tiempo de Lectura   Hoy a las 9:08 am

Volver arriba Ir abajo
 
Tiempo de Lectura
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Normas para la sección Salón de la Fama (Lectura obligatoria)
» Bajar el tiempo de contrato con el club
» Normas para la sección Enfermería del Club (Lectura obligatoria)
» El túnel del tiempo (1967)
» A la cultura por la lectura. Hablemos de libracos.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: 1º Piso :: Biblioteca.-
Cambiar a: