♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Dama y Caballero - Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Dama y Caballero - Libre   Miér Ago 06, 2008 6:53 pm

Inocentemente se presentaba paseando entre saltitos y breves carreras que de pronto se le antojaban, encantado de la tranquila vida que sucedía en un pequeño lugar iluminado por una gran chimenea y el fuego crepitando dentro de la misma. Era un día de juegos que merecía su completa dedicación, y cada uno, con sus debidas y riesgosas actitudes, era respetado en su mas minimo detalle. Así, en su juego de caza, un tierno conejo blanco bagaba solo por aquel lugar de atmosfera tibia y confortable, ajeno a lo que acontecía en el exterior, y de un momento a otro, un gran zorro aparecía en emboscada para atraparle entre sus fauces, sin exito de momento. No, el conejo era muy rapido para ser devorado al primer escape, el segundo habñia funcionado mejor, y su patita entre las fauces del zorro mientras forcejeaba chillando era una manera de pretender la victoria y derrota correspondiente.

Sus sombras cambiaron con su cuerpo, y en el lugar de elegante conejo aparecía un delicado jovencito de ropas elegantes, vestido de pantalon negro y un curioso chaleco color vino, de cabello castaño, mientras que en lugar del zorro, una linda figura adornada de telas blancas y negras con diversis distintivos recordando a la epoca colonial, hacia presencia con su porte tan fino que relucía en el movimiento gracioso de su abanico decorado.

-Has vuelto a hacer trampa...-Se quejaba el castaño al levantarse del suelo, sacudiendose debidamente mientras su hermano miraba el fuego crepitante.

-Yo no hago trampa, por lo menos no ante ti... querido Audrey... Los engaños son para el resto del mundo, no para ti y para mi.-Volvia a mirarle con dulzura, agitando su abanico con gracia.- Nos conocemos demasiado bien para que puedan funcionar.

-Supongo que me has ganado en razonamiento también, pero no le quita que vea dañado mi orgullo...-Responde el jovencito cruzandose de brazos, antes de tomar por sorpresa a su hermano y hacerlo girar como en un trozo de baile de salon, hasta hacerlo sentar en el mullido sillon cerca de ellos.- Podemos hacer otra fiesta de té, pero no hay invitado en esta ocasión.

-Contigo y conmigo ha de bastar ¿O no?.-Recuerda el pequeño vestido de dama, aunque ciertamente, un acompañante habría sido mucho mejor, pero ninguno de los dos quería reconocerlo de momento. ¿Por que su primo se mostraba tan enamorado cuando más le requerían?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aeros Alese
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 61
Edad : 29
Localización : Siempre junto a mí :P
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Dom Ago 10, 2008 7:37 pm

Me había dejado dormir en aquel lugar. Los sillones eran tan reconfortantes que sin dudas podría haber dormido durante largo tiempo. Pero unas risitas infantiles me separaron de los brazos de morfeo para traerme de vuelta al lugar. Mira ceñudo hacia el lugar de donde proviene el ruido. Dos jovenes... Salta a la vista que son gemelos y muy travisos. Se recuesta aún más en el sofá donde estaba. Busqué con la mirada la copa de vino que había estado bebiendo antes. No tarde mucho en encontrarla. La cogí. Estaba caliente... Acerqué el borde de la copa de cristal a mi boca y soplé. Una ligera capa de escarcha recubrió mis labios al tiempo que el vino, rojo como la sangre, se enfriaba también.

Un sorbo... dos... chasqueé la lengua. Un puro o una pipa sería perfecto en aquel momento. Miré a los jovenes de nuevo. No era factible que alguno de los dos tuvieran dichos objetos. Los examiné detenidamente... podría ser interesante...

Una idea macabra recorrió mi mente y sin pensarlo dos veces (de haberlo pensado con detenimiento no lo hubiera hecho) dejé caer la copa al suelo, mientras mi cuerpo, recostado en el sofá parecía estar dormido o inconsciente. La copa se rompió al rozar la baldosa y su líquido exquisito se derramó por los alrededores. Ahora solo me quedaba esperar. ¿Serían curiosos los pequeños o asustadizos? Sonrio para mi, mentras ralentizo mi respiración. Juguemos...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Lun Ago 11, 2008 10:44 am

Bien podía ser que no fuesen tan sencibles al sonido externo a su burbuja imaginaria donde solo existían ambos, más su oido era por ley un iman para aquel tono chirriante de las cosas al romperse, por que bien lo tenían asimilado de un castigo a por venir. El par de ojos azules y esmeralda rompieron su contacto para buscar el origen del sonido, espectantes. ¿No habían quedado solos en aquel lugar? Bueno, era claro que necesitaban de retomar los viejos conceptos de autoprotección. Desaparecieron de la vista, con todo y esos hilos enlazados de uno y de otro en un perfecto tributo de hermandad.

¿Que es eso que duerme en el sillón, Audrey?

"Un hombre, Armand, es un hombre mayor que despide aroma a Ryujin. Es ese magnetismo natural ante la diferencia de carga positiva y negativa ¿Lo recuerdas?

Se hablaban en sus mentes, mientras sus pasitos sigilosos avanzaban hacia aquella silueta bañada por la tenue luz de una chimenea crepitante, despidiendo ese calor especial de sus llamas en eterno resplandor carmesí. Si, aquel hombre olía a Ryujin, y a licor. Despedía una sensación inerte de frialdad, de calma imperturbable acompañando sus bellas facciones. ¿Por que siempre los angeles resultaban tan bellos? Examinaron la copa en el suelo suponiendo que ese hombre la hubiera dejado caer en mitad de un letargo insoportable y ante ello apareciera destruida en el suelo, y le pasaron por alto. Conocían bien el aroma a licor, más no tan bien el aroma de otros seres, tan variable, tan extraño y siempre singular de un ser a otro. La "pequeña doncella" guarda su abanido y se coloca de rodillas al sillón, observando de cerca ese rostro joven mientras su hermano trepaba al mullido mueble con la gracia de un felino, estudiandolo de pies a cabeza con suma inquietud.

-¿Se habrá quedado dormido ante el sopor del alcohol en su sangre?.-cuestiona el pequeño castaño, atreviendose a tomar uno de los bordes del kimono para examinar la suavidad de su tela.

-Jura que un Ryujin sucumba ante él, por lo menos una copa no basta. Y éste es tan mentiroso como nosotros, o muy bueno fingiendo o alguien que sufre de malos sueños.-Declara la pequeña dama, cuando sin obtener reacción alguna de castigo los pequeños reaparecían y la dulce doncella recorría las facciones del rostro de aquel hombre con su dedo indice, marcando la linea suave de su rostro desde la sien hasta el menton.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aeros Alese
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 61
Edad : 29
Localización : Siempre junto a mí :P
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Lun Ago 11, 2008 8:18 pm

Sin que pudiera evitarlo, mi piel se erizó ante el contacto de la piel de uno de los jovenes. Mis ojos estaban cerrados, por lo que no veía quien de los dos era, pero aún así, la sensación era agradable...

Algo tira de la capa, ¿o es del kimono?, el caso es el mismo, los dos curiosean por mi cuerpo. Levemente dejo que mis labios, aun cubiertos por una levísima capa de escarcha, se separen. No quiero abrir los ojos, no aún. Me gusta el juego, darles a entender que estoy dormido cuando los tres sabíamos perfectamente que no era así.

Creo que ya es suficiente. Habrá que saludar a mis acompañantes... ¿no? Lentamente, comienzo a abrir los ojos. Observo una silueta recortada contra el rojizo haz de luz que despide la chimenea. Parece ser que es una chica por las ropas que lleva. -Hola pequeña criatura...-le susurro, como si estuviera despertando realmente de algún sueño. Mi mano derecha se mueve casi imperceptiblemente hasta la del otro joven, vestido como todo un señorito. -No es de buena educación examinar así a los demás...-murmuré sonriendo. -Pero no muchos siguen reglas de educación por estos lares...-comenté para mi mismo en voz alta.

Comienzo a incorporarme y una vez sentado, dedico una sonrisa a mis pequeños "amigos". -¿¿Puedo saber vuestros nombres bellos jóvenes??-les pregunto mientras con un gesto, los animo a sentarse cada uno a un lado mio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Mar Ago 12, 2008 10:35 am

El pequeño caballero sufre un sobresalto al sentir el tacto del mayor sobre su mano y no tanto al momento de mirarle despertar, reaccionando de manera instintiva al alejarse unos centimetros y romper el contacto con el ryujin de manera definitiva. La pequeña "dama" en cambio se acerca un poco más, abstraida en la atenta observación de aquellas facciones y atraida por una voz inusualmente melodiosa, además de la sensación de aliento frío que escapaba de los labios de ese hombre de cabellos claros. ¿Que no era de buena educación examinar a otras personas? Vaya, eso si que era nuevo para ellos, limitaciones. Pocas limitaciones convenía su antiguo Amo en cuestiones de conocer su mundo, lo que los demás pensaran, les daba igual.

-Nadie dijo que fuese una falta de educación, en cambio, examinar aquello que es nuevo es un buen indicio del deseo de aprendizaje.-Responde la pequeña dama con naturalidad, parpadeando un par de veces lentamente antes de ladear su cabecita con curiosa actitud de aparente confusión.- ¿Acaso es otro de esos hombres cuyo espacio personal se ha estimado como oro? Además... no le hemos hecho nada malo...

-Aun...-Añade el pequeño de cabello castaño, acercandose de nuevo al joven ryujin para acomodarse en el respaldo del sillon y adquirir frente a él una felina posición de apoyo sobre la mullida superficie.- ¿De verdad cree que somos bellos?

-Somos Armand y Audrey, herederos de la sangre de la familia Noguer Linn. No puedo decir que sea un placer conocerle por que... le acabamos de encontrar, y niños "maleducados" tampoco exhiben esa clase de cordialidad.-Una sonrisa traviesa surca su fino rostro de muñequita de porcelana, expresión que su hermano imita a la perfección mientras ambos le miraban.

-¿Su nombre?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aeros Alese
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 61
Edad : 29
Localización : Siempre junto a mí :P
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Mar Ago 12, 2008 11:31 pm

No pude más que sonreir ante las respuestas de los pequeños. El joven castaño se había situado comodamente en el sofá. -¿De verdad cree que somos bellos?-me había preguntado. -Es obvio que sí sois hermosos... y mucho debo añadir.-

Armand y Audrey... bonitos nombres. Mi cuerpo se convulsionó en una risa silenciosa cuando escuhé lo de niños maleducados. Entonces me fijé en ambos con más atención. Los mismos rasgos, las mismas facciones, incluso la misma expresión... Casi podía perderme en sus ojos. Esmeraldas y azules. -Tan pequeños...-murmuré.-Tan iguales...- Sin darme cuenta estaba acariciando la cara de la joven de pelo azul grisáseo. Su piel era suave cual terciopelo y parecía que podía romperse si no la tocaba con cuidado infinito. Me incliné hacia delante para estirar las alas un poco y mi cara quedó cercana a la pequeña. Para mi sorpresa, estuve tentado a besarla... una niña despertando en mi esos sentimientos... extraño... Miré a su hermano, eran dos gotas de agua... y lentamente estiré una mano hacia él. -Se me conoce como Aeros Alese...-dije mientras cogía la mano del pequeño caballero y le daba un ligero beso en ella. Luego imité el gesto en la mejilla de la dama. -Yo si puedo decir que es un placer...-les dije. -No todos los días se encuentra uno con dos perfecciones como vosotros...-les dije. Moví las alas. -Puedo ofreceros algo?-les pregunté. -Comida? Bebida? Entretenimiento? Diversión?-inquirí...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Lun Ago 18, 2008 12:03 am

Un tierno sonrojo aparece en el rostro de ambos, cuando al sentir el beso en su mano el castaño reacciobana retrayendola hasta su cuerpo, y la pequeña se encogía de hombros un tanto cohibida por aquel roce en su mejilla. Era una mera etapa de vergonzosa impresión, o bien, otro de los trucos en escena. No importaba mucho de momento, despues de todo, ya conservaban la atención de un mayor y por lo pronto era lo que más necesitaban ¿O no?

-Aeros Alese.-Repitieron ambos al unisono, ladeando ligeramente sus cabecitas, cambiando su angulo de observación.- Bueno, para un mayor casi siempre es de regla mantenerse bajo normas de etiqueta, se sabe que las apariencias deben conservarse. Sea un placer para usted conocernos o no, nos halaga que nos califique como "una perfección".-Le sonríen con dulzura y su gesto cambia de nuevo a su natural curiosidad, cuando el castaño se acercaba más al Ryujin y decía por si mismo:

-Usted también es bello, ya era de esperar de un joven Ryujin como usted.

-Aunque es realmente joven, a decir verdad. Y no se preocupe, no requeridos muchos cuidados de momento.-Señala la pequeña damita haciendo gala de sus delicados modales al jugar con los pliegues de su vestidito.- Seríamos felices si nos concediera jugar a la fiesta de té con nosotros.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aeros Alese
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 61
Edad : 29
Localización : Siempre junto a mí :P
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Lun Ago 18, 2008 12:21 am

Jugar a la fiesta del té... Hacía demasiado tiempo que no hacía tal cosa, si es que realmente algún día había llegado a jugar. Les sonreí mientras les acompañaba hasta donde tenían montado sus tacitas y su tetera. Un curioso conjunto de vajilla. Me senté lentamente en el suelo. -Debo suponer que sois los anfitriones...-les comenté. Algo me llamaba la atención sin dudas en aquellos pequeños traviesos.

Sus reacciones no parecían ser predecibles y hablaban en tono infantil, pero parecía como si no fueran tan niños. Me causaban gran curiosidad. Nunca antes los había visto por la mansión... pero pensándolo bien, no es que me hubiera encontrado con muchas personas desde que llegué. Los pasadizos y las distintas salas eran muy caóticas y demasiado aleatorias.

Sacudí la cabeza. El calor me estaba volviendo a hacer pensar en mil cosas distintas. Mi mente volaba sin que la pudiera controlar apenas. Volví a mirar a los chicos. Su imagen se mostró borrosa durante un momento, pero después volví a tener la mirada nítida. Estaba demasiado cercano a la chimenea.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Lun Ago 18, 2008 12:35 am

Le habían tomado de las manos cada uno para llevarle hasta su lugar de juegos a un lado de la chimenea, donde descansaba la pequeña vajilla vacía cuyos bordes brillaban bajo la luz de espectro carmin de aquella chimenea encendida, ese calor sobrecogía a los pequeños y los hacía sentirse seguros cuando las plumita de sus alas encontraban su calor. No habían descubierto aun aquella debilidad fisiologica del angel y sin embargo, cada gesto parecía venir de un par de niñitos con alevosía y ventaja. El pequeño caballero sirve una taza de té imaginario al joven Ryujin frente a él, sentado en posición contraria al fuego. Del mismo modo sirve té a su pequeña dama hermana y a si mismo, y en su pequeña mesa inexistente solo pudo verse un solo objeto real: un plato de galletas de mantequilla.

-El anfitrion siempre será el dueño del teatro ¿O no? Pero en este caso, como un sencillo juego de niños, somos nosotros sus anfitriones, joven Aeros.-Responde la pequeña damita mientras toma su taza decorada y simula beber del té con tranquilidad.

-Anfitriones o no, es preciso ser amables. Y en base a esas normas de cordialidad... ¿Querida mía, que será bueno preguntar al joven Aeros para propiciar la conversación?.-Pregunta a su hermana un tanto confundido.

-¿Que es lo que hace? Los adultos siempre preguntas esas cosas...-Responde la pequeña dejando su taza de té sobre suplatito de porcelana para mirar al joven Ryujin.- ¿Que es lo que hace usted, joven Aeros?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aeros Alese
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 61
Edad : 29
Localización : Siempre junto a mí :P
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Lun Ago 18, 2008 1:03 am

El dueño del teatro... Quien sería tal personaje? nunca me he encontrado con él... y según se contaba, no estaba seguro de querer hacerlo... Tomé un sorbo del té imaginario y cogí una galleta de mantequilla. Le di un pequeño mordisco.

Que gran sabor... era dulce, pero no empalagaba las papilas... Cerré un momento los ojos. -Mmmmm-dejé escapar sin darme cuenta. Pasé mi lengua por mis labios para saborear mejor. En comparación con los manjares que servían en el comedor, no era gran cosa, pero su sensillez era lo que me impresionaba. Algo tan simple, tan inocente...

Unos murmullos llegaron a mis oidos. Abrí los ojos entonces. Parecía que los pequeños me habían dicho algo, pued ambos me miraban con ojos de esperar respuesta. Un pequeño rubor apareció en mis mejillas... otra vez divagando en mis cosas. Miré a otro lugar... agachando los ojos. -Disculpen mis pequeños...-les dije. -Pero es que este calor... hace que mi mente no esté donde debería...-les expliqué.

Miré entonces a la chimenea. -Podríamos alejarnos del rojo fuego un poco?-les pregunté.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Lun Ago 18, 2008 1:18 am

Un brillo indescifrable se vislumbra en sus pupilas cuando Aeros hizo evidente aquel cambio en su persepción, acompañado de la reacción natural a su vergüenza al no haberles escuchado. Había cosas mas importantes de que preocuparse que por el hecho de haber pasado por un breve momento de ignorancia. ¿Para que alejarse de la chimenea? Que curiosa reacción se mostraba ante sus ojos, ese angel ocultaba un hecho bastante irregular, tentadoramente divertido. Y haciendo como si no lo tomaran en cuenta, como si su curiosidad nunca cesara, responden.

-¿De verdad tiene calor? Nosotros creemos que hace un poco de frío...-Comenta el pequeño de cabello castaño, con una galleta entre sus labios, saboreandola con anticipación.

-¿El calor le marea, joven Aeros?.-Cuestiona la pequeña dama con su vista perdida en lo que hubiera supuesto era la superfivie de una oscura infusión de hierbas, el té imaginario.- Que extraño, no sabiamos que eso podía ocurrir. En nuestro mundo nadie sufría calor, tal vez era verdad y los ryujin son mas sensibles que nosotros.-Sonríe con diversión. No era una invitación a alejarse de la chimenea ni una muestra de preocupación evidente. Era un juego de graciosa resistencia y atenta observación, Aeros parecía divertido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aeros Alese
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 61
Edad : 29
Localización : Siempre junto a mí :P
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Mar Ago 19, 2008 1:48 am

Los miré curioso. -En vuestro mundo nadie pasaba calor?-cuestioné. -Podéis hablarme de dicho mundo?-quise saber. Los miré a ambos. -Un mundo capaz de engendrar a dos preciosidades como vosotros es digno de conocerse...-les dije. Tomé otro sorbo de mi té inexistente. Los dos jóvenes no parecían querer alejarse de la chimenea. Suspiré apesadumbrado.

Miré a la pequeña. -El calor no me sienta bien...-respondí con un hilo de voz. Miré hacia las llamas incandescentes. Puesto que parecía que no iba a poder trasladar el "juego" de los niños a otro lugar, opté por una segunda opción

Cerré los ojos de nuevo mientras me llevaba la mano a la katana. Esperaba que los jóvenes no se sintieran amenazados. -No pienso haceros daño...-exclamé. Invoqué mi poder y la hoja de la katana brilló levemente con un resplandor blanco-azulado. Un rápido movimiento de muñeca... Una brisa helada recorrió mi espalda en dirección a la chimenea, enfriando las maderas más cercanas a mi, provocando un ligero descenso de la temperatura. Suspiré aliviado mientras abría los ojos. -Mucho mejor...-murmuré, mientras daba otro "sorbo" al té
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Sáb Ago 23, 2008 10:59 pm

Ambos tomaron un sorbo de té cuando Aeros preguntaba acerca de su mundo, y muy en lo profundo de su interior reconocían que aquella pregunta les había gustado, pero seguían siendo recelosos al respecto de revelar de donde, como y cuando habían llegado a ser lo que ahora eran. Y aun así, el halago hecho no dejaba de lado las sonrisas cohibidas en sus jovenes rostros. Comenzaban a pensar en contestarle, hasta que las acciones del Ryujin tomaron una naturaleza de primera mano amenazante, la cual se hizo confusa al argumento de que no les haría daño.

La reacción inmediata del pequeño caballero había sido abrazar a su hermana ante la sensación del aire frío bajando la temperatura de su ambiente. La baja de temperatura tan abrupta hace tiritar sus alitas un segundo, como un breve escalofrío. Los pequeños observan curiosos como la chimenea bajaba un poco su luminosidad. Así que eso era lo que aquel joven angel hacía, el calor le afectaba por que era un ser del hielo como ellos eran seres del fuego. Se guardan la graciosa emoción de descubrirlo para si mismos, y vuelven a su posición normal cerca de su pequeño espacio para tomar el té.

-De verdad que le molesta el calor.-Comentan ambos mostrandose un poco serios ante aquella sorpresa. Toman ambos una galletita del plato central.- ¿De donde viene Aeros que parece un ser nacido de los polos del mundo?.-Cuestionan hablando al unisono, probando un bocado de las suaves galletas de mantequilla.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aeros Alese
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 61
Edad : 29
Localización : Siempre junto a mí :P
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Lun Ago 25, 2008 5:13 pm

Sonreí ante su pregunta y negué con la cabeza...-Las cosas no son así pequeños tunantes...-les respondí sonriendo levemente. -He preguntado primero, y si no respondéis, me guardaré el mismo derecho...-les dije haciendo un puchero. Después di un sorbo al "té" y volví a sonreir.

Miré sus caras un momento, observando como comían al tiempo. -Estáis muy sincronizados...-les comenté. -Siempre ha sido así?-quise saber. Realmente eran fascinantes los jóvenes gemelos. Era como ganar en el doble o nada. Una gran diversión sin dudas.

Me terminé la galleta con gusto. Y me dispuse a coger otra. -Así pues, pequeños Armand y Audrey...-les dije inclinándome un poco ante ellos. -Podéis desvelar el secreto de vuestro mundo?-les susurré como si se tratara de un gran juego de espías...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Miér Ago 27, 2008 11:16 am

El trocito de galleta restante desaparece dentro de sus boquitas al escuchar la "contestación" a sus preguntas, ante lo cual fruncen el seño y desvian la mirada con aparente disgusto. Y es que detestaban que las cosas no se hicieran como ellos esperaban, pero dadas las circunstancias, era mejor tomarse un respiro y continuar aquella charla con toda la normalidad y calma posibles. Ya harían pagar al ryujin el negarles cada capricho.

-En nuestro mundo el tiempo pasaba mucho más deprisa que en este. Le rodeaban montañas, y en ellas crecía mucha vegetación, arboles gigantescos y pastos muy altos en los campos. Pero nosotros vivíamos en un pequeño pueblo cuyo centro principal era un castillo, la atmosfera en si en ese lugar era muy calida, en las afueras comenzaba a congelarse.-Explicaban los niños al unisono, tomando otra galleta para probar un bocado y continuar su relato tranquilamente, animados por el azucar en su paladar.- En ese pueblo habitaban muchos demonios y otros seres malditos, vampiros, espiritus malignos, bestias aberrantes... Nuestro Amo era el dueño de todo eso. En nuestros jardines reinaba una brisa fresca que incitaba a jugar todas las tardes y noches, pero dentro del castiño siempre era muy calido, y los angeles que lograban llegar a él siempre se debilitaban sofocandose bajo tanta presión del aire caliente y la energía que se irradiana desde todas las paredes. Pero a nosotros nos sentaba bien...

Terminan de comer su galletita y beben té tranquilamente antes de suspirar complacidos, volviendo a mirar a Aeros para seguir contestando sus preguntas y ganarse sus posteriores respuestas.

-Siempre hemos sido muy unidos. La costumbre nos ha hecho ser el uno igual al otro, siempre. Solemos pensar las mismas cosas y por tanto, realizar las mismas acciones, o complementar las del otro, es muy divertido.-Sonrien con dulzura antes de apoyar sus manitas en el suelo frente a ellos para mirar de cerca a Aeros.- Ahora bien... ¿De donde viene Aeros que parece un ser nacido de los polos del mundo?.-Vuelven a cuestionar, con la misma exactitud y quizas aun mas curiosidad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aeros Alese
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 61
Edad : 29
Localización : Siempre junto a mí :P
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Vie Ago 29, 2008 1:34 am

Sonreí cuando volvieron a preguntar lo mismo. Un deja vú que se dice. -Bueno... no hay mucho que contar la verdad...-les dije, tratando de crear una atmósfera de espectación. -Nací en una gran llanura. La hierba de allí no era verde como he oido que son en la mayoría de mundos. Su color era plateado. Un color plata tan puro que reflejaban la luz del sol blanquecino, creando espectaculares efectos luminosos.

Elevé mi vista al techo, tratando de recordar los más ínfimos detalles. -Me acuerdo de un atardecer en especial...-les dije. -Me encontraba en el tejado de mi casa, una humilde construcción de canto blanco y cristal, y miraba al horizonte. -miré a los pequeños con los ojos brillantes, de la emoción. -En mi mundo, el sol es blanco, pero al atardecer cambia de color a cada segundo.-les expliqué. -Y yo estaba allí, tumbado sobre las tejas de vidrio mirando como la pradera adquiría el color del arcoiris a centelleos...-un escalofrío recorrió mi espina dorsal, sin saber el motivo. Bajé la mirada.

-Después de ese atardecer...-les conté.-No recuerdo ver más el sol...-les dije con pena. Entonces sonreí. -Pero el tiempo que pasamos a oscuras, no recuerdo el sentirme mal... aunque en verdad, no recuerdo mucho de aquella época...-confesé.

Cogí la última galleta.-Alguno la desea?-pregunté. Aunque daba igual que dijeran, me la comería yo. Sonrío para mi mismo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Sáb Ago 30, 2008 8:22 pm

-Suena.... Como una tierra muy fría y hermosa en sus detalles mas simples.-Declaran los pequeños entretenidos, habiendo cerrado los ojos para imaginar aquel mundo tamn diferente del sillo, casi carente de naturalidad, por que para ellos un pasto verde era natural, un pasto coloreado del pgmento de plata les sonaba irracional, pero sumamente hermoso. ¿Sería tan fresco como luciría? ¿Que se sentiría recostarse en él cuando reflejaba ese mundo de colores de arcoiris?.- Si, es hermoso.... Es una pena que ya no pueda volver...-Declaran al unisono de nuevo, abriendo los ojos y clavando la mirada en el suelo con cierta melancolía.

Levantan la mirada ante la pregunta del angel sobre la ultima galleta, y ambos se miran sonriendo antes de desaparecer de la vista. Silencio, despues, un par de mordiditas a la galleta se escuchan al desaparecer dos trocitos de la misma, y los gemelos reaparecen sentaditos en su sitio, masticando con una dulce expresion de satisfacción.

-Compartir siempre es mejor. Es lo que siempre decía nuestro Amo.-Declaran con buen animo los niños, despues de terminar de degustar su pedacito de galleta.- Por otro lado... ¿Podemos saber si Aeros puede ver nuestros hilos?.-Cuestionan mas tarde, curiosos como era su costumbre, ya que los suyos eran una red compuesta por los hilos de cada uno, tan unidos el uno con el otro que era dificil manejarles de forma independiente y clara.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aeros Alese
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 61
Edad : 29
Localización : Siempre junto a mí :P
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Sáb Ago 30, 2008 10:17 pm

Los miré. -No era una tierra fría... aunque teníamos inviernos duros...-les dije sonriendo. -Respecto al tacto... se sentía parecido al cesped que rodea la mansión... la única diferencia que encuentro era el sonido de las hojas al mecerse por el viento...-les conté.

Cuando comenté lo de la galleta, ambos desaparecieron. Donde se habrán metido me preguntaba. Entonces vi como la galleta, que sostenía en alto, era mordida por la nada y dos fracciones de la misma desaparecían, dejando la huella de pequeños dientes. Los gemelos aparecieron de nuevo, sonriendo satisfechos...

-Vuestro Amo era sabio entonces-les dije. Pasó el tiempo en silencio. Yo me preparaba mentalmente para responder cualquier pregunta que los pequeños pudieran formular, tan curiosos, tan inocentes, pero lo que cuestionaron me dejó un tanto descolocado. Efectivamente, veía sus hilos. ¿Tan extraño era eso? Asentí mientras estiré mis manos hacia ellos, atrayendo sus hilos hacia mí. -os referiis a los hilos que tengo entre mis dedos...-les dije sonriendo maliciosamente. Miré mis manos... hilos azules y rosados en ambas, entrelazados entre si. Miré a los pequeños, a la espera de sus reacciones.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Dom Ago 31, 2008 10:48 pm

Una inexplicable sensación, un deseo de moverse involuntario se apodera de sus cuerpos, llevandoles a acercarse un poco al joven, antes de resistirse a la manupilación y disfrazar su acercamiento con mera curiosidad. Si, aquel hombre era un titiritero, y debían esmerarse en la tensión de sus hilos para evitarse un abuso de control por parte del otro. Le miraron curiosos, como intentando ver algo que jamas lograrian divisar. Su posición era baja aun.

-No podemos verlos... Pero usted si puede, entonces es un titiritero. Ya nos decía su apariencia que no podía ser una simple marioneta...-Declara la pequeña dama volviendo a sacar su abanico para darse un poco de aure aunque no lo necesitara realmente.

-¿Puede decirnos como es que usted ha conseguido la facultad de ver nuestros hilos y controlarnos de esa manera? Soñamos con dicha habilidad en un futuro quizás un poco lejano, pero podemos esperar muchos años, y esforzarnos.-Declara el pequeño de cabello castaño, acomodando algunos mechones de su cabellera detras de su oreja con suavidad.

-Nuestro primo... También es un titiritero, pero es renuente a decirnos como fue que consiguió su puesto. Sería más logico decirnos ya que... de ese modo... Estaríamos más seguros... ¿No lo cree así, joven Aeros? Un par de niños como nosotros no deben estar siempre en este eslabon de la cadena... es tragico...

-No nos importa servir al hilandero, pero... tampoco queremos quedar en el escalon más bajo de este lugar que dicen es una terrible prisión. ¿Es usted uno de estos verdugos del mundo creado por el que llaman "señor hilandero"?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aeros Alese
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 61
Edad : 29
Localización : Siempre junto a mí :P
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Dom Sep 07, 2008 9:40 pm

No pude más que sonreir ante las palabras de los dos jóvenes. Ciertamente eran muy curiosos, intrigantes, y a veces, más maduros de lo que pudiera pensar. Sonreí aún más cuando me preguntaron acerca de las pruebas que tuve que superar. Mi sonrisa se borró cuando me calificaron de verdugo. Los miré seriamente a cada uno. -Si, soy un titiritero...-les dije con calma.-Respecto a las pruebas, por decirlo de alguna manera...-reflexioné un poco.

-Si vuestro propio primo no ha querido contároslo, ¿por qué debería hacerlo yo?-les pregunté. No esperé respuesta. -No me malinterpretéis, me caéis bien, me gustáis...-les dije.- Pero no veo justo que tengáis ventaja sobre el resto de marionetas... Yo era más joven que ustedes cuando ingresé en el teatro...-les comenté.

Me levanté un momento, para estirarme. -No es tan malo ser marioneta...-les dije nostálgico.-Obvio que existe un temor a ser controlado, a ser obligado a hacer cosas en contra de vuestra voluntad, pero la libertad de la que gozáis la perderéis en el momento que ascendáis...-les dije.

Caminé un poco.-No responderé a vuestra pregunta...-les dije claramente.-Cuando el hilandero crea que estáis preparados os hará las pruebas pertinentes...-les comenté.

Las preguntas de los pequeños me habían hecho recordar mi época de marioneta. Siempre escondiéndome de aquellos que pensaba que podrían ser titiriteros, tratando de fortalecerme para que no me controlaran, pero también habían existido momentos de gran belleza en mi antigua existencia. -A veces ser insignificante es mejor que destacar...-fue lo último que les dije. Luego me senté de nuevo, y le di un sorbo al té imaginario
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Jue Sep 11, 2008 7:57 am

Buen razonamiento, aquello tenía que ser un secreto preciado para verse tan "celosamente" guardado entre titiriteros. Y es que ni si primo ni Aeros les complacían en esa intima fibra de curiosidad que colmaba sun sentidos ¿Era tan dificil decir que solo el hilandero podía creer pertinente su ascenso? O tal vez, e la sucesión de los hechos, todo fuera un elaborado plan de su maestro. Aeros parecía cambiar de manera desfavorable a su objetivo, pero por otro lado, había admitido algo que ellos no podía resistir a probar.

-De acuerdo, comprendemos que sea injusto que tengamos datos de su lado, por que gran parte del encanto de ese misterio es decubrirlo.-Comenta la pequeña suspirando, mientras se daba aire con el abanico.

-Pero no acabamos de comprender la perdida de la libertad al ascender, no tiene sentido. ¿Será entonces que usted y nuestro primo cumple con un objetivo, o no? Una asignación, mientras que una marioneta tiene menos de lo que es, casi nada.-Añade el pequeño caballero, mirado de cerca a Aeros, como intentando descubrir alguna pista en sus facciones, cosa que ya parecía que no iba a conseguir.

-Aunque no sabemos como interpretar su negación al respondernos con esas palanras de agrado...-La pequeña dama cierra su abanico y se pone de pie con aquella delicadeza que recordaba a una tierna princesa, y se desplaza hasta llegar al lado de Aeros, sentadose a su lado para tomar uno de sus brazos con suavidad, apoyando su cabecita en su pecho mientras se dedica a observar las manos del joven con curiosiad.- ¿Como es eso de gustarle, joven Aeros? Me calificará de interesado, pero no e podido pasar por alto esa denominación, es que hace tiempo que no se nos ha dicho algo similar.-Sonríe dulcemente, con un leve rubor en sus mejillas.

-Yo quiero saber, sin importar lo que signifique lo que mi hermano desea saber... Cuando fue que usted llegó a este lugar, ¿De verdad era más pequeño que nosotros? ¿No se supone que los ryujin no crecen demasiado?.-Preguntaba el castaño con el impetu de todo un caballero, un crío pequeño y suspicaz, atento a cada gesto, mientras su hermanita, como toda una damita, parecía evitar todo altercado por el bien de su porte. Y es que, con toda aquella charla, comenzaba a darles hambre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aeros Alese
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 61
Edad : 29
Localización : Siempre junto a mí :P
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Dom Sep 14, 2008 4:29 pm

-No es lo que se tiene o se deja de tener-les respondí a los pequeños. -Es quien puede fijarse en vosotros al acumular poder, por así decirlo...-me senté y los miré. -Os pondré un ejemplo...-les dije sonriendo. -Digamos que hay un gran león por los alrededores...-les dije poniendo voz tétrica. -Frente al león se encuentran una suculenta cebra y un pequeño suricato...-sonreí. -A quien creéis que atacará el león, sabiendo que conseguirá a la víctima que desee?-les pregunté.

Las palabras de la pequeña me hizo reir. -Bueno, sois buena compañía...-les dije.-Por otro lado...- moví los dedos de la mano que la joven me tenía sujeta, entrelazándolos en sus hilos. -Creo que podemos pasar un buen rato los tres.-le dije mientras trataba de separar los hilos de ambos, cosa que parecía imposible.

Miré al caballero. -Debéis creerme...-les dije.- Me veía mucho más inexperto que vosotros... además, yo estaba solo, ustedes os tenéis el uno al otro...-les sonreí. Tener un hermano junto a vosotros es de gran ayu...-me sujeté la cabeza, un repentino dolor de cabeza me hizo cerrar los ojos... Una figura alejándose en la noche, unas plumas blancas teñidas de rojo por las salpicaduras de sangre, plumas negras...

El dolor desapareció tan repentinamente como había aparecido. Miré a los pequeños. Mi frente me sudaba. Me sequé con la manga de la túnica.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Lun Sep 15, 2008 9:25 am

El pequeño caballero responde a la amenaza, elevandose sobre sus extremidades para imitar el andar elegante del felino, acercandose al joven ryujin como un cachorro felino que asecha a una presa mayor con intención de jugar.

-Dependería de la necesidad del leon, si lo que desea es un simple bocado facil o una comida completa que garantice vitalidad. La naturaleza es sabia, dota al depredador de escoger a sus presas. Pero los seres racionales... Se ponen tantas trabas que no suelen ser demasiado efectivos, ni siquiera contra un suricato.-Sonríe divertido, colocandose de rodillas ante Aeros para mirarle muy de cerca.- Pero hemos de admitir, que escogeríamos a la cebra. Las presas grandes son interesantes.

-Podemos pasar un buen rato, en definitiva. Todo es cuestion de querer... Querer y no obligar, por supuesto. Si no tocara nuestros hilos, nos sería todo un halago. De otro modo, pensaremos que no se siente seguro de sus encantos para manejarnos como desee.-Responde la damita con una voz que fingía ser adulta, madura, y que sin embargo rompía su actuación en una breve risita.

El pequeño caballero sintió la mirada sobre él, explicando aquella circunstancia diferente de aquella que ellos pasaban, Aeros había llegado solo, a ese mundo sin preparación alguna para ello. Y sin embargo, poco más pudieron saber, pues el joven repentidamente mostraba molestia, dolor, esa alteracion de su esencia en que su sangre, sus latidos, su respiración, se alteraba. Y ellos, curiosos como son, le miran de cerca, aparentando preocupación. Bueno, tal vez despues de todo, si eran sinceros.

-¿Que sucede, joven Aeros? ¿Le ha caido mal el té?.-Preguntan ambos con voz cauta. El pequeño saca un pañuelo de su saco y limpia el sudor restante del rostro del joven con suavidad.- ¿Sufre de algun malestar regular y natural en usted? ¿O hemos provocado algo que le ha hecho molestar?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aeros Alese
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 61
Edad : 29
Localización : Siempre junto a mí :P
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Miér Sep 24, 2008 1:51 am

Reí ante la postura del pequeño y luego miré a la joven, cuando me dijo de no tocar sus hilos. -Lo siento pequeña dama...-le dije cortesmente.-No pretendía ser desconsiderado, no tenía intención de provocar algún malestar en vosotros...-les dije. -Simplemente me entretenía, vuestros hilos son hermosos...-les respondí.

Agradecí el gesto del joven caballero. Eran muy atentos los dos. -No, no es nada...-les mentí.-Fue un mareo ocasional...-les respondí. Pero aún aquellas imagenes me rondaban la mente... ¿Qué habría sido eso? Tratar de recordarlas me producia jaqueca, así que aparte los pensamientos de mi cabeza. Miré a los jóvenes.

-El té estaba muy rico...-les dije sonriendo. Una sonrisa algo forzada, aún estaba aturdido. -Algún juego al que deseéis jugar ahora?-les pregunté mientras recogía el juego de teteria y lo colocaba como si fuera al fregadero.

Lentamente me levanté y estiré un poco las piernas. El sentarse en el suelo a veces no era nada cómodo...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Sáb Sep 27, 2008 12:30 am

Un respiro profundo fue necesario para que la pareja de pequeños descubriera esa chispa de incredibilidad en las palabras del joven ryujin ¿Se estaría animando a mentirles? ¿O simplemente era un remanente de su estado de exaltación y mareo? Parecía un hecho interesante de descubrir, y ante esta interrogante, no fue de extrañar su extrema cercanía al mayor con objeto de examinarlo en pequeños gestos que pedían el contacto. La pequeña se abrazaba de su brazo, y el pequeño le miraba de cerca, atento.

-De acuerdo... Tal vez a Aeros le ha sentado mal comer tantas galletas.-Supone la peqieña tomando una postura de alivio, mientras observaba al mayor ordenar sus juguetes del té. Le suelta al mirarle levantarse, y es su hermano quien le ayuda a levantarse con la elegancia de un pequeño caballero.

-¿Un juego? Hmmm...-El pequeño mira al techo pensativo, llevandose una mano al menton adquiriendo una curiosa posición.- ¿Que les parece jugar a "La aguja en el pajar".-Cuestiona el pequeño, y su hermanita suelta una risita divertida, aplaudiendo contenta.

-A mi me gusta. Es como si pensaramos lo mismo!.-Exvlama antes de reir suavemente. El pequeño caballero observa al mayor con una sonrisa emocionada y se planta ante el con las manitas tras la espalda.

-Es un juego simple. Usted buscará entre muchos Armand y numerosas Audrey falsos para encontrarnos. Todos tendrán algun detalle que los haga evidentemente diferentes a nosotros, o quizás, de una forma sutil. Cada vez que se equivoque, algo malo le pasará. No lo matará... Y tal vez no le duela demasiado tampoco.-Deja escapar una risita y le mira curioso.- ¿Que dice usted? ¿Jugamos? Si logra encontramos, le cumpliremos un deseo.

La pequeña vuelve a tomarse de su brazo para mirarle de cerca, espectante, con aquellos ojitos azul profundo que sin que Aeros lo supiera, ya indagaban en su interior, poco a poco, para no ser descubierto en el acto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Dama y Caballero - Libre   Hoy a las 7:37 am

Volver arriba Ir abajo
 
Dama y Caballero - Libre
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Caballero de Plata de Lotus
» ennetsu/fornax caballero de la llama
» Areto Caballero del búho
» EL CABALLERO DE LA RATA XD( NO ES DE TEPITO ACLARO )
» La Dama Vestida de Negro

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: ♠Mansión♠ :: Sala De estar-
Cambiar a: