♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Pelea de niños

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Pelea de niños   Mar Ago 19, 2008 2:31 am

Se sabe que en los libros se relatan las historias de criaturas diversas, todas con una fama dispuesta y una actitud naturalmente establecida, y en base a ella muchos individuos guiaban sus acciones llevados por un instinto natural. Así, se decía que las crías de muchas especies debían competir por la atención de sus padres y que así la madre naturaleza dotaba al más apto con el don de la preciada supervivencia. ¿Y si era el caso de dos criaturitas que nacieran en igualdad de condición? ¿Y si estaban destinados a no ganarle al otro en ningun momento de sus cortas vidas? Bueno, parecían ignorarlo de momento, cuando uno y otro corrían por el laberinto tratando de ganarse el uno al otro, sin mayores resultados. Y su carrera había terminado en empate, en discusión, en una rotunda molestia del uno con el otro, y en tantos insultos como venían a sus pequeñas mentecitas mientras intentaban derribarse el uno al otro. ¿Pelear? Por supuesto, era un hecho sano entre hermanos, pero poco habitual entre ellos, por que se amaban demasiado. Pero también era sabido que entre amantes, ciertos días desearan acabar el uno con el otro ante un profundo desacuerdo.

-...Y aun despues de que casi muero buscando un Lirio para ti, tonto, caprichoso!.-Exclamaba el pequeño envuelto en su enojo, rodeando el cuello de un pequeño peliazul que forcejeaba para quitarselo de encima.

-¿Caprichoso, yo? Las rosas te llevaron por una razón, eres torpe, torpe, torpe!.-Respondía el jovencito, logrando morder el brazo de su hermano consiguiendo que este gritara y le soltara para tomar su bracito adolorido. El pequeño se aleja de su hermano dando traspies y logra encararle a unos metros de él.- Y aun así fui por ti, te rescaté! Pero te gusta ser el hermano valiente y dejarme sentir miedo en contraposición.

-Si no fueras tan cobarde...

-Eres tan cobarde como yo, Audrey! Somos la misma persona!.-Exclama sin dejarle acabar, ya sabía lo que iba a decir al fin y al cabo. Se limpia la tierra del rostro y comienza a correr por el laberinto, dejando a su hermano en la soledad de las frías paredes en ese mundo desconocido del cual aun no lograban escapar. Si, ellos peleaban contadas veces, y cada pelea tenía una facil resolución al evaporarse cada gramo de frustración de uno con el otro. Y es que a veces era dificil ser tan parecidos por el simple hecho de que polos iguales lograban repelerse.

El pequeño peliazul deja su cuerpo descansar en una de las paredes al doblar por una esquina, encogiendose en su pequeño paramo oscuro escondido de la luz de la luna, avergonzado. ¿Realmente había llamado cobarde a su hermano? ¿Y torpe, también? Se abraza a si mismo resintiendo los "insultos" como si se los hubiese dicho a si mismo en un espejo, pensando. Bueno, tal vez era lo cierto, o tal vez, solo tal vez, por una vez en su vida, uno de los dos tenía razón. Y es que en aquel lugar tan nuevo cada día era tan diferente de su antiguo reino... Y sin saber que otra accion realizar, suspira cansado, jugando con el liston decorativo de su camisa color azul, notando en su ropita las manchitas de tierra remanentes de su breve pelea con su hermano. Seguro Audrey estaba en la misma posición que él, pensando lo mismo, jugando con el cordoncito de su camisa decidiendose a buscarle... Suspiró... Tal vez era un momento en que la separación era lo indicado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Akari...
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 285
Edad : 24
Localización : En todas partes...puede que detrás de ti....
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Miér Ago 20, 2008 12:29 am

Un paseo, como todos los días...Un paseo que le alentaba a seguir allí dentro, pues siempre había algo nuevo el cual descubrir...aquel castillo era como un mundo para muchos, donde habían diversos seres, donde habían lugares escondidos en cada recóndido huequesillo, en cada recoveco, un misterio...O eso, era lo que el Ryujin pensaba de su ahora nuevo lugar de residencia...¿'hogar'? no, definitivamente no.

Esta vez, decidió ir a donde un día se había encontrado, sin saber como...ni tampoco el porque, un lugar lleno de muros que cortaban la salida y a la vez te guiaban el paso...podría ser a un lugar seguro, como podría ser a una trampa directa o tal vez secreta...eso de pende de la suerte que decida recaer sobre tí, el lugar en donde todo había comenzado.
Más ahora, Akari, estaba seguro el no perderse, pues un cierto Ace le había mencionado que ese laberínto era tan solo un pequeño juego mental, una mala pasada para tu mente, pues todos los caminos llevaban al mismo lugar, a la gran mansión...solo, tendrías que ser frio y no dejarte controlar por tan pequeñas ilusiones...

Su paso era lento, inspeccionando la forma...en elinterior, notaba pequeños brotes de vida, sí, seguramente alguién estaba allí dentro, tal vez perdido, o tal vez por la misma razón por la cual el ángel había decido entrar...más no era solo uno, sino dos los que sentía serca de su ser...aunque ligeramente apartados uno uno de otro...
No pasó mucho tiempo caminando, cuando detecto una pequeña figurita arrinconado, sentado contra la pared de algún muro...Una imagen que realmente despertó compasión y tristeza...¿estaba perdido acaso?...¿o tal vez había pasado algo peor que perderse en un laberinto el cual parecía no tener salida...?
Con sutileza se asercó al pequeño, agachándose hasta quedar a su altura...

- ¿Puedo ayudarte en algo?...-Pregunta levemente, no quería que en ese denso silencio se oyese una voz en alta resonancia, es más, con el tono que había empleado lo había oído perfectamente, no hacía falta que nadie más lo oyese, ¿para que?.
Al verle la carita de serca no pudo evitar sonreir...'Hermosa criatura' pensó, haciéndo ademán de asercar su mano a la cabecita del pequeño.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Miér Ago 20, 2008 11:47 pm

El par de ojitos azules, fijos en el cordoncito con que sus dedos jugaban pasando sobre su superficie, se abstienen de seguir el recorrido sobre el delicado cordon al escuchar el sonido inconfundible de los pasos cercanos a traves del laberinto, provocando la vibración de sus paredes tan poco perceptibles queapenas se creía existente aquel sonido que crecía con el tiempo. Se volvía fisicamente presente cerca de él podía percibir un aroma de tranquilidad natural, y una energía que opuesta a la suya, le atraia como un poderoso iman alimentado por su curiosidad. Apenas siente las pisadas a su lado, levanta el rostro lentamente, indeciso, corroborando que aquel atoma percibido fuese aquello que su mente imaginaba. Era un Ryujin, uno de tantos en aquella mansión. Parpadeo perplejo, extrañado de su apariencia tan extremadamente androgina, sintiendose por un momento extrañamente familiarizado. Fue por ello que pareció no inmutarse cuando el joven se agachaba a su nivel y le miraba con esos ojos azules como los suyos. " ¿Puedo ayudarte en algo?..." le escucha decir con claridad, y sin decir nada más, niega con la cabeza un tanto cohibido.

Le observa acercar su mano, cyos rasgos observa detenidamente, antes de alzar una de sus manitas y rozar con sus dedos el dorso de su mano, comprobando que era tan real como él mismo y que no era ninguna posible jugarreta como la historia del Lirio de su hermano. Le examinaba seriamente, extrañado de aquella imagen de un angel que no estaba seguro de como tratar. Y ante la idea de tratar de descubrirlo a base de ensayo y error de palabras, sus labios se curvan en una sonrisa apenas perceptible y sus ojos se fijan en los ojos del angel.

-Un ryujin...-Susurra, y parpadea un par de veces.- Un ryujin muy bonito. ¿Por que un ryujin pasea por el laberinto? ¿Es acaso un Ace o un Titiritero que viene a ayudarme?.-Cuestiona ladeando ligeramente su cabecita.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Akari...
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 285
Edad : 24
Localización : En todas partes...puede que detrás de ti....
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Jue Ago 21, 2008 5:15 pm

La carita del pequeño parece verdaderamente triste al negarle...eso hace que el peliazul sonria tiernamente al pequeño...por lo que podía apreciar, demonio...Demasiado dulce para pertenecer a ellos, aunque aún era un pequeño ser, tan puro como cualquier otro.

Cuando la mano del Ryujin está mucho más cerca, nota los cálidos y suaves deditos del pequeño rozar el dorso de su mano, suaves y delicados...El pequeño no apartaba su curiosa miradita del rostro del ángel, como si intetase descubrir algo que no estuviese a la vista...que no estuviese claro...Él simplemente le observa de igual manera...Con una pequeña sonrisilla que poco a poco se hacía más amplia, a medida que el pequeño pronunciaba sus primeras palabras...

"Un ryujin... Un ryujin muy bonito. ¿Por que un ryujin pasea por el laberinto? ¿Es acaso un Ace o un Titiritero que viene a ayudarme?." Sus palabras eran suaves, casi susurrantes, pero claramente entendibles...con esa voz sutil e infantil, simplemente divina.

-Siento decirte que no soy un Ace...si quiera mi estatus llega a titiritero...pero si que puedo ayudarte, si lo deseas claro.-Vuelve a sonreir, notándosele un suave color en sus mejillas, por los lindos comentarios sobre su persona al pequeño...-Y tu también eres muy bonito...-Hace por fin la caricia en su cabello, removiéndolos un poco.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Vie Ago 22, 2008 6:30 pm

Dichoso alimento para su alma era sentir aquella caricia sobre sus cabellos azules, por que tanto él como su hermano habían vivido para aquellos gestos que sin lugar a dudas siempre los hacía sonreir, y el pequeño no fue la excepción en el momento. Cerro los ojos encogiendose un poco en su sitio, dejando escapar una risita nerviosa, como si no hubiese esperado que un extraño hiciera contacto con él tan pronto. Y agradeció de momento que el "extraño" en cuestión no fuera para nada desagradable. Despues de todo, aquel joven había regresado el inocente cumplido de afirmar que era bonito, los halagos nunca se dejaban pasar u el sonrojo en sus mejillas era más que una evidencia.

-Entonces es una marionetita como yo...-Supone el pequeño con prontitud, dejando la tensión de su pequeño cuerpo un momento para volver a su anterior posición de frente al Ryujin.- No estoy perdido si es lo que se ha pensado. Solo había estado paseando. ¿Usted también paseaba, joven Ryujin? ¿Tiene nombre un angel tan curiosamente bello como usted?.-Ladea su cabecita hacia otro lado, observandolo atento.

Sus manitas van a su cabeza y toman entre las suyas la ajena en su cabello, bajandola al nivel de su pecho para poder observar brevemente sus rasgos. Era inmaculado, a diferencia de su querido primo que causaba cierta consternación, aquel joven no tenía marca que alterara la firmesa de su piel en cada borde y sus rasgos eran tan dificiles de interpretar... Tal vez, como su primo hacía a menudo, debían aprender a diferenciar a cada ser y a cada sexo por su aroma. Bueno, era también una buena excusa para alimentarse del contacto de otros. Revisa la palma de su mano, la piel de sus muñecas, incluso compara con su propia y pequeña mano cuan desarrollado ya era aquel joven. Y sus ojos azules vuelven a mirarle.

-Me confunde... aun no se si debería tratarle como si fuera un joven o una dama. Sus rasgos tan bellos se prestan a ambos ¿Lo sabe?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Akari...
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 285
Edad : 24
Localización : En todas partes...puede que detrás de ti....
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Mar Ago 26, 2008 1:36 am

Sonrie...

-Así es, estaba dando un paseo...pensé que te habías perdido...luces tan triste...y, tan perdido...¿ a pasado algo pequeño...? -Pregunta mientras, nota como su mano es retirada entre las del pequeño, quien la baja con lentitud, comenzándo a observarla con curiosidad...si, un pequeño ser bastante curioso...Su mano es acariciada...observada bajo total atensión, analizándola...¿que es lo que quería descubrir el pequeño...? bueno, esa pregunta será respondida en breves momentos...seguro...

Los movimientos del pequeño, eran graciosos, y a la vez firmes...observando cada linea...cada centímetro de piel...le parecía algo gracioso que su mano le haya atraido tanto la atensión...

"Me confunde... aun no se si debería tratarle como si fuera un joven o una dama. Sus rasgos tan bellos se prestan a ambos ¿Lo sabe?"

Ohh!...así que de eso se trataba....No puede evitar una sonrisilla, era cierto, su cuerpo era muy parecido al de una femina...casi todos sus rasgos...ecepto su parte masculina, y su pecho, pero eso tenía explicaciones...

-Bueno, digamos que soy una mujer en cuerpo masculino...-Rie sutil...- Verás...muchos Ryujin son parecidos a mi...y eso es por que a veces las mujeres no son la mayor motivación para nosotros...Los que tienen...¿como decirlo?...un aspecto como yo, solemos tener un aroma deferente...algo entremezclado entre masculino y femenino...pero somos hombres...al igual que puedes encontrarte Ryujin masculinos como yo, puedes encontrarte Ryujins femeninas con un aspecto un tanto masculino...¿entiendes?...-Concluye volviendo a realizar una caricia en el cabello...

El chico parecía tan triste...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Mar Ago 26, 2008 7:18 pm

Oh sorpresa ¿Que tanto más evidente podía haber sido? ¿Por que no había podido fingir como antes las sonrisas dedicadas a su amo a pesar de la incertidumbre y la tristeza de verse limitados? Claro, las puestas en escena estaban dirigidas casi siempre a las personas fuera de su pequeño mundo donde solo existían Armand y Audrey. Y aunque hubiera podido fingir que nada ocurría, era dificil, inmensamente dificil. Necesitaba a Audrey para fingir, sin él, su burbuja se rompía liberando sus secretos. Y por más que el Ryujin se lo dijera y sus palabras retumbaran en sus oidos, no quería reconocer que la ausencia de su hermano le afectaba.

-No ha pasado nada, solo me he puesto a recordar a mi antiguo Amo.-Responde el pequeño ante aquellas primeras palabras, sin fijar su vista ni un segundo en los ojos azules que le observaban. Eso significaba dejarle ver su soledad.- Cuando él no estaba muy ocupado, jugaba al escondite. Y tenía un laberinto similar a éste, pero sus paredes no eran solidas, eran plantas con flores, muchas flores, y un campo de lirios nos esperaba al final...

El pequeño observa de nuevo la diferencia entre su mano y la de aquel angel que le llevaba algunos centimetros, escasos, pero significativos, mientras escuchaba atento laºexplicación que daba el joven Ryujin a su imagen tan extremadamente ambibalente, tan hermosa, tan curiosamente femenina. Se sonrió. Todo aquello significaba que no era necesario ser solo un niño para seguirsiendo igual a su hermano gemelo. Pero nada era tan seguro en aquel tiempo ¿Quien podía asegurarlo? Despues de todo, había una gran diferencia entre un Ryujin y un demonio inexperto, y aunque resistió dejar su contacto con la mano del joven, pensando en quejarse al respecto, no pudo evitar que la caricia a su cabello le arrancara otra sonrisa que se sumaba a la actitud graciosa en vista del genero del Ryujin.

-Entiendo que sea una mujer en un cuerpo de un hombre, como concepto. Pero no sabría decir que sea cierto por que no tengo idea de hasta que grado llega su feminidad.-El pequeño se encoje de hombros con una sonrisa avergonzada.- ¿Debo entender, entonces, que su razón de ser tan femeninamente bello es por que desea atraer a los hombres tal como las Ryujin ligeramente masculinas intentan atraer a las feminas de su especie y otras tantas? Por que, mencionó su aroma tan ambiguo, y el aroma no tiene otra relación que una identidad y la atracción ¿O no? De otro modo, supondría que se ve de ese modo por un mero capricho.-El pequeño deja salir una breve risita, abrazando sus piernitas contra su pecho pera recargar su cabeza y observar desde esa tietna posición al joven angel.- Le funcionaría en todo caso por que es muy bello, y lo peor de todo es que aun no se su nombre... ¿Como contaría a mi primo que vi a un Ryujin muy bonito sin un nombre que decir?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Akari...
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 285
Edad : 24
Localización : En todas partes...puede que detrás de ti....
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Miér Ago 27, 2008 11:25 pm

El pequeño comenzó a comentarle cosas de su amo, por lo visto había comenzado a extrañar...o era lo que le estaba intentando hacer creeer...más es un Ryujin...a los Ryujin esas cosas no son validas...pues son capaces de ver a travez del alma...sobre todo su esa criatura esta tan bajas de animos como el pequeño a su frente...ese pequeño con aspecto tierno e infantil, hermoso...

Aún así no comentó nada...si el chico le decía aquello, era por que quería aislar el otro tema, y él no era nadie para obligarle a decirle la verdad, tan solo sonrió, simplemente...oyendo las proximas palabras que comenzaba a decir luego de su pequeña explicación de su aspecto tan femino...

-Jejeje....-Una risa cantarina salió de los labios del peliazul...-Ni yo mismo me hubiese explicado tan bien pequeño...así es...Los Ryujin con aspecto 'femenino' como lo es el mio, estamos 'preparados' para atraer a seres de nuestro mismo sexo, al igual pasa con las feminas de aspecto masculino...así que lo has explicado perfecto...-Concluye...

-Eres un chico bastante listo...y muy seductor a tu manera...Con solo las palabras puedes llegar a llamar mucho la atensión, por tu simpleza y niñería...tu tambien eres hermosamente lindo...-Sonrie, ese niño era todo un Donjuán...

-Akari, si quieres saber mi nombre es ese...Akari Mont Blanck...aunque, creo que no es justo que tu sepas mi nombre, y yo no saber el de esta criaturita que rebosa ternura...-Acaricia su cabellera...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Vie Ago 29, 2008 12:49 am

La sangre acudía a sus mejillas rapidamente al encontrarse de frente a los bellos halagos de aquel Ryujin que ante él, nada tenía que envidiar a nadie, era perfecto, era dulce. Era inevitable que sintiera una profunda satisfacción, y esta se evidencia en el ligero movimiento de las alitas negras en su espalda, provocando el susurro del aire entre sus negras plumitas.

-Tal vez sea "hermosamente lindo", pero no creo ser ningun tontito...-Responde cerrando los ojos y encogiendose en su sitio al recibir la caricia.

Tal vez le había percibido finalmente, por que el aroma de aquel ryujin, desde la fragancia impresa en sus manos, comenzaba a conquistarle. O tal vez, solo eran esas palabras y risas breves que se daban con la melodiosa voz del joven. Abre los ojitos al escuchar su nombre, y sus ojitos azules viajan a un punto indefinido del cielo.

- Akari... Mont... Blanck...-Repite con voz suave, grabandolo en su memoria para siempre.- Akari es un nombre femenino. Es muy bonito. Mi primo creerá que hablo de una dama si digo que conocí a cierto ser celestial de nombre Akari, de hermosas hebras de cabello azulado, ojos como esmeraldas del cielo y piel de seda con un aroma fragante. ¿Como es que a Akari no lo ha devorado nadie?.

Tal vez era un cuestionamiento vago e inocente, imaginando que con tan delicada estructura alguna bestia decidiera comerselo, literalmente. Y es que esa sonrisita tranquila dejaba mucho que pensar sobre el verdadero significado de su pregunta. Aparta una de sus manitas de sus rodillas y toma la mano de Akari, llevandola a sus pequeños labios, depositando un tierno beso sobre el dorso de su mano.

-Es un placer conocerle, lindo angel Akari. Y mi nombre... Bueno, hoy me llamo Armand.-Responde un tanto dudoso. Estaba acostumbrado a decir que eran Armand y Audrey, siempre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Akari...
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 285
Edad : 24
Localización : En todas partes...puede que detrás de ti....
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Dom Ago 31, 2008 5:04 pm

¿Tontito?...claro que no lo era...tal vez habá dicho algo que le había molestado...aunque no parecía estarlo...así que lo dejó estar...algo confundido...

Cuando el pequeño oye su nombre, vuelve a repetirlo sutilmente...mientras sus ojos se dirigían al cielo...Akari sigue su mirada, clavándo sus ojos azules en el mismo sitio, oyendole hablar de nuevo...Era increible lo que su aspecto fémino había impactado al pequeño, diciéndo cada hermoso palabra tras otra...sí, el pqueño parecía tener mil alagos y eso le agradaba, en cierto modo le hacía parecer importante...cuando en realidad era comoese pequeño que se postraba ante sus ojos...tal vez menos...

"¿Como es que a Akari no lo ha devorado nadie?." Al oir esa pregunta después de tan alagantes palabras no hizo más que sonrrojarse ferozmente...pasándose por su mente nada más que perversiones...las cuales fueron borradas casi al instante de sentir ese besito cálido y tierno en el dorso de su mano...Todo un caballero parcía ser por sus imnumerables asañas maduras...

El nombre del pequeño demonio, sonó de entre sus labios, y aunque dudosos, palabras firmes...

-Armand...-Susurra...-Entonces otro día me dirás el nombre sobránte...o te apetece ir a buscar a esa personita importante a quien pareces extrañar bastante...te acompañaré en todo el trayecto si no quieres ir solo...-Sonrie, volviendo a acariciar sus suaves cabellos, pasándo su mano a su rostro y acariciando también su mejilla...

-Hay que pedir perdón...tarde o temprano, seguro que así te será perdonado...-Se levánta, volviendo a su estatura normal, esperándo a que el pequeño se decidiese...no se sentiría bien , si seguía ocultando el pequeño malestar que sentía...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Dom Ago 31, 2008 8:35 pm

Las caricias eran un alimento para el pequeño, y al recibir el suave tacto en sus cabellos, llegando a su mejilla, no pudo evitar dejarse absorben por este y su energía, escuchando las palabras de Akari sin prestar demasiada atención. Observar a Akari ponerse de pie había dado aquel tinte de verdad que había necesitado para creer en sus palabras, las cuales había creido escuchar mal, por que ¿Como sabía aquel bello ryujin que él se había separado de su hermano? Ni siquiera lo había mencionado, a nadie realmente. Entonces ese joven tenía algo extraño, una habilidad que había pasado por alto ante el lindo detalle de proponerle buscar a su hermano. Tal vez Akari tenía razón, y era hora de buscar a su querido Audrey que como él, a esas alturas, la sensación de lagrimeo comenzaba a colmarle. Y es que Armand se contenía en el fondo ante la presencia del joven Ryujin, ante el cual asiente y se pone de pie, tomando instintivamente su mano. Necesitaba el contacto en ausencia de su hermano.

-De acuerdo, pero... Akari me tendrá que decir como ha logrado saber eso...-Observa el laberinto, o la fraccion de el que puede apreciar desde su posicion, como intentando recordar por donde había llegado.- Es por ahí, por ahí!-Exclama contento de recordar el camino, contrario al que había visto llegar a Akari, y comienza su marcha halando gentilmente al mayor para que le siguiera. Habiendo marcado un ritmo de caminata, el pequeño observa al joven una vez más, como intentando percibir algun otro curioso detalle en su persona.- Joven Akari... Usted se ve muy tranquilo para estar aquí, y es una marioneta. Las marionetas, por lo general... se asustan mucho en este lugar, en el laberinto. Eso significa que Akari esta acostumbrado, y para eso, se requiere tiempo ¿Lleva mucho tiempo aquí? ¿Le gusta vivir en este lugar? ¿Es verdad que hay gente muy, muy, muy mala?

Era curioso, mucho muy curioso, y si iba a encontrarse con Audrey, escuchar sus preguntas ayudaría al otro a comprender con ese vimculo especial donde ambos sabian todo lo que el otro, inevitablemente. Saber de Akari era presentarselo a su hermano, donde quiera que este estuviera.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Akari...
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 285
Edad : 24
Localización : En todas partes...puede que detrás de ti....
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Lun Sep 01, 2008 10:22 pm

Con una sonrisa observa como el pequeño se pone de pie...llegándole graciosamente hasta la altura de la cadera, puede que un poco más arriba, era realmente tierno...
Pero su sonrisa se hace un tanto más amplia al notar como toma su mano con decisión, apretándola un poco, como si quisise sentir un contacto ajeno al suyo...como si dependiese de ello...era muy tierno...bastante...

"De acuerdo, pero... Akari me tendrá que decir como ha logrado saber eso..."

Oh bueno...no había sido dificil, tal vez simple intuición...más aún no dijo nada, observándo los movimientos del pequeño, animoso al haberse acordado del lugar por donde su persona especial se había escapado...

Sin más comienzan el camino, siendo guiado por el pequeño Armand, quien comienza una conversación un poco más animosa mientras siguen el camino, parece haberse animado...eso era agradable, Akari siempre había pensado que los niños se veían mucho más hermoso con una sonrisa en los labios...con expresiones alegres, leves sonrrojos, ojos brillosos...realmente, le gustaban los niños justo como Armand...

-Bueno, estoy tranquilo por que no crea que deba estar nervioso...-El chico hacía muchas preguntas...muchas preguntas seguidas, eso era gracioso...pero acordarse del orden y como contestarlas le era complicado, parecía que el chico había recobrado parte de su viveza...ahora solo faltaba ver como terminaría cuando se encontrasen con esa persona querida...-No se tampoco cuando tiempo llevo aquí, pues este 'mundo' es algo complicado...pero creo que sí que llevo bastante...o al menos una temporada...-Contesta algo dudoso...-Y bueno...respecto a los seres...cada uno es como es, no creo que hayan buenos ni malos...simplemente con distintas formas de pensamiento.

Concluye, pues no cree tener nada más que contar...al menos por ahora.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Mar Sep 02, 2008 1:17 pm

Respuestas. Si, eso era lo que siempre buscaban, respuestas a todo, a cuanta duda curiosa dotada de inocencia o indecencia pudiera atravesar por aquellas mentecitas. ¿Que significaban las respuestas? Atención. Su Amo se las prestaba, y en la ausencia de éste hombre, venida de cualquier lugar de ese mundo era buena. Pero para Armand, en ese momento en que sus manitas seguían jugando con los dedos de Akari, era un gusto sublime el hecho de volver a oir su voz dirigida hacia él, prestandole la anhelada atención que buscaba. La natural sonrisa de su rostro se lo hizo saber sin reparo en su interpretación.

-Entonces, si es así, vale la pena conocerles a todos, o a casi todos, ¿Verdad?.-Fue su ilusionada respuesta, era una idea con la que había soñado junto a su querido hermano.- No hemos encontrado a nadie aquí que nos sea desagradable, no todavía. Casi siempre vemos angeles muy bonitos, y demonios, y un lobito que nos cuida mucho. Mi primo es un titiritero muy nervioso que siempre esta asustado.-Comentaba el pequeño comenzando a andar como soldadito por un largo tramo, antes de dedicarse a avanzar dando saltitos.- Yo creo... Que toda accion se puede justificar, y puede no ser tan mala. Y si las personas aquí hacen cosas malas, es por que se ven obligadas a hacerlo por una buena razón ¿Verdad? ¿Como es que actua Akari si es de ese modo todo este juego tan extraño que "los grandes" se arman por todos lados?

Da un giro sobre si mismo de forma danzarina, quedando ante Akari para mirarle de frente con esa sonricita que pretendía estudiarlo, admirarlo. Iba a seguir preguntando al joven ryujin sobre sus razones de hacer todo, como acompañarlo en su travesía, cuando un sonido irregular llama su atensión. Pasos, saltos, pasos danzarines y de nuevo, un salto. Levanta la mirada hacia uno de los muros, cerca de ambos, un curioso niño de cabellos castaños caminaba alternando pasos de baile y el normal desplazamiento, desde lo alto de uno de los muros, y se detiene en seco a algunos metros de ellos. El pequeño se mostraba inexpresivo, observando fijamente a la pareja de ryujin y demonio tomados de la mano. El agarre hacia la mano de Akari se intensifica cuando el castaño baja de un salto del muro, era un pequeño identico a Armand, con los cabellos azules tintados de un castaño enclarecido.

-¿Te busqué por todas partes!.-Exclama el castaño, señalando acusadoramente a Armand.- Y tu solo te paseas con uno de esos... esos... esos alados que el Amo jamás quería. ¿Vas a cambiarme por un ryujin, Armand? ¿Por que? .-Un curioso lagrimeo escapa de sus ojos esmeralda, cuando su tensión desaparece y baja sus brazos al tiempo que declina su cabeza.- ¿Es por que yo no puedo cuidarte, Armand? Puedo crecer y hacer lo mismo que haría él... o... ella... o...

-Akari...-Susurra Armand con seriedad, y el castaño levanta la cabeza sorprendido.- Su nombre es Akari, es un "él" muy bonito...-Añade más tarde, desviando la mirada para no ver de frente esos ojitos llorosos color esmeralda.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Akari...
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 285
Edad : 24
Localización : En todas partes...puede que detrás de ti....
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Miér Sep 03, 2008 12:51 am

El chico mientras hablar, mucho más animado que antes, comienza a dar saltitos, pasos y hasta alguna que otra carrerita traviesa que hace que el peliazul acelere con este el paso, sin soltarle nunca la mano....viendo la increible resistencia del pequeño...quien no paraba de preguntar...si realmente tierno, supone que la curiosidad de los niños suele ser mucho más intensa, por que Akari, era un adulto ya determinado como curioso...pero no se comparaba con la insaciable del chico...algo que le agradaba...

-Un lobito nervioso?...-Repite...-Un debe de ser bastante adorable...-Comenta siguiendo la charla que le daba el pequeño...sus palabras parecían tan adorables...sus gestos...sus acciones...todo, algo que alegraba el alma del angel al verlo, si, despues de bastante tiempo se podía decir que ahora se sentía...feliz...

-Umn...si, esactamente, toda acción es justificada, y bueno, yo solo les dejo hacer, pues no tengo más obciones, son una marioneta, puedo ser perfectamente controlada como tal...y tampoco tendo deseos de venganza, supongo que...estoy bien como estoy.

Nada más terminar pudo sentir una presencia bastante cercana, giurando el rostro hacia el lugar a donde lo sentía, cual fue su sorpresa al ver a un ser del mismo aspecto del pequeño que le había acompañado en su paseo, buscando esa persona especial...Pudo sentir que su mano fue sujetada un poco más fuerte...unm...si, esa era la personita a la cual buscaban...tan igual al pequeño, y tan diferentes a la vez..


"¿Te busqué por todas partes! Y tu solo te paseas con uno de esos... esos... esos alados que el Amo jamás quería. ¿Vas a cambiarme por un ryujin, Armand? ¿Por que?"

El pequeño que había aparecido, tan tierno e inocente, al igual que su acompañante...quien parecía que iba a llorar de un momento a otro, parecía tan herido...
Akari no pudo evitar una mueca de tristeza en su rostro, al ver al pequeño tan mal...volviendo a entablar conversación...

"¿Es por que yo no puedo cuidarte, Armand? Puedo crecer y hacer lo mismo que haría él... o... ella... o... "

Akari quería intervenir, aclarar las cosas, más el pequeño Armand volvió a retomar la palabra...mencionando su nombre y su sexo, añadiendo un cumplido a palabras...cuando hubo terminado Akari sonrió, soltando con sutileza el agarre del pequeño...

-Así no se pide perdon pequeño Armand...-Susurra acariciando su cabello, mirándo al recién llegado, y sonriendo a su vez...-Encantado de conocerte, ebes de ser su persona especial...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Miér Sep 03, 2008 3:04 am

La reaccion había sido inesperada para el recien llegado niño, que no pudo sino observar al ryujin sorprendido de su respuesta, sonrojandose inevitablemente, ¿Quien era ese joven para alegar tan confiadamente que era la persona especial de su hermano? Por supuesto que lo era, su vida dependía de ese amor que creía aun había en sus pequeños corazones. Armand en cambio, acepta la caricia sintiendo el golpe de culpabilidad ante la reprensión, que aunque leve y amable por parte de Akari, le recordaba que hacía mal a su hermano tomando aquella actitud. El castaño se adelanta con pasos firmes, aunque tembloroso, encarando a Akari con aquel aire que recordaba a un caballerito de juguete, un "heroe" de cuentos reducido a sus principios biologicos como apenas un niñito.

-Lo reto, joven Akari Mont Blanck, a un desafio solemne de hombre a hombre por el aprecio de mi hermano.-Declara firmemente, serio, gesto que sorprendió bastante a su gemelo que no sabía ni que pensarse de aquella reacción.- Es mi promesa inquebrantable que, sin importar lo que suceda, Audrey Noguer Linn recobrará la mano de Armand ante cualquier adversario.

-Audrey, te ha afectado más de lo que creí el habernos separado, deja ya de jugar.-Interviene el pequeño peliazul, colocandose entre Akari y su hermano, cruzandose de brazos para mirarle con reproche. El pequeño castaño se acerca un poco más, tomando a Armand de los hombros antes de besarle fugazmente, encontrando fuerza en el contacto de sus labios antes de apartarle y llegar hasta quedar a tan solo un palmo de Akari.

-Usted elige el desafío. Si yo he de perder, que le complazca al joven ryujin de nombre Akari con cualquier capricho que albergue su virtuoso corazón de angel, y... que le sea cedido mi espacio vacio al lado de Armand.-Levanta una de sus manitas hacia Akari, buscando cerrar el trato con el joven ante el, ante el cual pareció dudar un momento despues, cuando los sentimientos de Armand comenzaban a difundirse en su interior. Las palabras de Akari, el color de sus ojos, los bellos halagos que era capaz de dedicar y el suave contacto con la piel perfecta de su ser. El incipiente aprecio de Armand se había transcrito en Audrey al haberle besado, recuperando sus siempre compartidos sentimientos, y en el proceso curioso de aquella difusión, su rostro tomaba un intenso tono carmin al quedarse de frente a los hermosos ojos azules del angel.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Akari...
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 285
Edad : 24
Localización : En todas partes...puede que detrás de ti....
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Jue Sep 04, 2008 2:50 am

La reacción del pequeño había sido bastante tierna...¡pero como no serlo! los dos emanaban ternura a cada palabra o acción a la cual se proponían realizar...Así que no pudo aguantar una risilla...escuchándo las palabras del valeroso caballero, sus acciones firmes...si...todo un pequeño soldadito...

Pero que pudo habeer más bonito que ese besito dado luego de las palabras del bueno de Armand, quien se había interpuesto en medio de ambos...intentando entrar en razón a su otro yo...no...su gemelo, pues por mucho que se pareciesen, tenían sus distíntos métodos, pues nunca llegas a ser la copia esacta de otra persona...

"Usted elige el desafío. Si yo he de perder, que le complazca al joven ryujin de nombre Akari con cualquier capricho que albergue su virtuoso corazón de angel, y... que le sea cedido mi espacio vacio al lado de Armand."

Otra leve risita...El peliazul observa como el pequeño eleva una mano, como queriendo extrecharla con él, para cerrar ese acuerdo que el propio pequeño había impuesto...comenzándo a sonrojarse levemente, algo avergonzado...puede que los gemelos fuesen tan interesantes como contaban...y ser capaces de saber lo que el contrario siente...siendo así, sería bastante interesante...

Sin mas preambulo, Akari estrechó la mano del pequeño Audrey, y se puso a su altura...

-Con sus palabras tan llenas de sentimientos, verdades y caballerosidades a logrado usted, pequeño caballero, ganarme sin siquiera tener que batirse en duelo conmigo...y merece su premio...-Se acercó un poco más al joven y besó su frente...haciendole luego una suave caricia...

-Muy bien...no creo que debamos utilizar a su hermano como premio a un duelo, pues creo que significa más para usted que un simple trofeo..así que el premio que hoy le he dado a sido un pequeño beso de afecto, y a su hermano ya se lo ganó hace tiempo...¿No lo cree asi, caballero?...-Preguntó...tratándole como él habia querido...como un hombre...un pequeño caballero...

-Espero que no se desilucione...pero no soy ser digno y capaz de pelear con un valeroso hombre como usted...así que...-Con un pequeño gesto indica a Armand que se aproxime, aún faltaba algo por hacer...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Jue Sep 04, 2008 10:31 am

Oh sorpresa, que vueltas daba la vida cuando uno podía firmemente decidirse a luchar por el bien del anhelo a un tesoro irreemplazable. Así, Audrey no supo si no cabía en si de aquellos sentimientos que lograban exaltar a su pequeño corazón compartido, casi siempre latiendo acorde al de su hermano, y es que el estrechar aquella mano del joven ryujin sumado a la sensación de alivio y sorpresa ante las bellas palabras no habían logrado sino provocar una rotunda confusión. Estaba contaminado del aprecio de Armand por Akari, y este se mezclaba con ese deseo celoso de alejar a aquel hombre de su hermano. ¿Qué podía hacer?! Estaba al borde...

Pero, si no podía evitar el aprecio del tono de su voz, ni la suavidad de su piel, ni el bello resplandor de sus ojos azules y mucho menos la dulce risita contenida de aquel joven ¿Cómo podía siquiera fingir indiferencia ante el beso en su frente y la caricia consecuente? Sus pequeños labios se abren intentando replicar, en vano, estaba mucho y nervioso, todo era culpa de Armand al hacerle presente las virtudes que ya sabía de sobre Akari, o que suponía. Y por alguna razón, tenía la sensación de que aquel joven podía ver más a fondo de lo que sus palabras daban a entender. Curioso, muy curioso...

-No... No puede terminarlo de esta forma tan abrupta.-Logró replicar después de un momento, cuando Akari llamaba a Armand a acercarse y el pequeño peliazul, un tanto dudoso, avanzaba hacia ellos con la cabecita agachada y las negras alitas retraidas en su espalda.- No todo se resuelve con palabras bellas, debo demostrar que soy digno de cuidar de mi hermano. Usted está en este lugar, tan calmo y tranquilo como si fuera su ambiente, como si fuera uno de aquellos que llaman titiriteros. Debo pagar por dejar que Armand se separara de mi, debo ganarmelo de nuevo! .-Si, era una aseveración pasional impulsada por un mero reflejo nervioso. ¿Quería acaso recuperar a Armand o demostrar a Akari que ambos valían lo mismo, el uno para el otro? Curiosa cuestión. Un poco de ambas, tal vez.

-Audrey, yo no quiero que pelees con Akari...-Susurra el pequeño, jugando nerviosamente con el borde de su ropita oscura.- Quiero que se lleven bien. Quiero ser con Audrey lo que somos para el mundo, los gemelos, y quiero jugar con Akari y que le hagamos travesuras juntos... –Una sonrisita nerviosa aparece en su rostro, esperanzada. Y es que había deseado que al conocer al joven Ryujin, éste viese al supuesto “tesoro” que eran ambos, por si solos, solo eran una mitad del retrato.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Akari...
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 285
Edad : 24
Localización : En todas partes...puede que detrás de ti....
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Lun Sep 08, 2008 10:36 pm

-Umn...-Fue el único sonido capaz de dejar escapar de sus labios...tal parece que el pequeño Audrey deseaba, casi desesperadamente ser el alguien que recuparase el aprecio de su hermano, aprecio que no había perdido, pues solo observar el amor que uno procesaba por el otro daba la cuestión conclusa...

-Tienes razón...no solo las palabras bellas hacen que un duelo entre hombre y hombre acabe...no sería digno de un caballero como usted...error de mi parte...-Observa como Armand se empieza a acercar algo cohibido...tal vez nervioso...-Pero ha de decirme como pretendeis ganar de nuevo algo que nunca ha perdido... siento que esto sea algo de dificil comprensión para mí...pero creo que su hermano, nunca a dejado de confiar en usted caballero, si así fuese, no creo que Armand desease buscarle con tanto aínco...-Termina de hablar al momento en que comienza a oír la vocesilla dulce del otro pequeño demonio...

Irrumpir con palabras tan hermosas solo eran capaces los pequeños inocentes...con corazón puro...o simplemente...los que amaban profundamente a la persona a la cual dirijían dichas palabras...

Akari simplemente observo a los dos pequeños...era hora de guardar silencio, y oirles hablar...tal vez, con un poco de suerte, oír las disculpas que ambos guardaban en sus corazoncitos...Se podía apreciar perfectamente el resplandor que ambos desprendían....un resplador que se convertiría en una luz opaca, cuando se separaban.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Mar Sep 09, 2008 12:44 am

De alguna forma, en la curiosa sucesión de los hechos, Audrey tenía que reconocer que aquella posición tan pacifica por parte del Ryujin le estaba ganando. Había alados tan extraños en aquel mundo nuevo, que no se dejaban impacientar por sus pequeñas muestras de actitud desafiante, no. Ya era el segundo angel que se plantaba ante él y lograba desestabilizarlo con aquella manera de contestar donde le daba gusto, y eso le dejaba sin armas. No podía herir a aquello que no se lo provocaba, mucho menos cuando aquel que hablaba, se expresaba de ese modo tan elegante que recordaba a tantas cosas amadas...

La aseveración del angel le provoca mirar a su hermano, el cual si bien ya había dejado en claro que no deseaba que discutiera con Akari, parecía no negar las palabras del ryujin tampoco. Akari parecía haber encontrado la debilidad de ambos, y solo habías tenido que darlo a resaltar con naturalidad, como quien comenta la obviedad del clima.

-¿Me buscabas tu también, Armand?.-Cuestiona con una vocesita suave, incredulo, o tal vez, demasiado conmovido para no abrir demasiado los ojos. Armand le observa entonces de frente, asientiendo con un leve rubor y una sonrisita en los labios.

-Lamento haberte dicho cobarde... está claro que no lo eres. Aunque... No tenías por que gritar a un ryujin tan lindo e inocente para probar que me tomarías de vuelta, Audrey...-Responde el pequeño, antes de avanzar y lanzarse a los brazos de su gemelo, besando sus labiecitos dulcemente, mimoso.- Anda, que no hay caballero como una damicela, y tu ya me miras como si yo te hubiese rescatado.-Deja escapar una risita ante el mutismo de su impresionado hermanito.

-¿Damicela? No, yo soy un caballero, yo vine a rescatarte!-Se defiende el pequeño, retomando su gallarda actitud como todo un hombrecito orgulloso de su porte y de su altiva nobleza, sonrojandose al ser comparado con una damicela. Audrey sonríe complacido de aquella reacción, separandose de su hermano para darle la vuelta y empujarlo hacia Akari. El pequeño castaño antepone sus bracitos suavemente, apoyandolos contra el pecho del ryujin para evitar el contacto.- ¿Que haces? Sueltame! ¿Por que me llevas hacia él?

-Por que, como caballero, debes rendir tributo a las bellas damicelas. Y Akari no es la excepción a la regla, pues es igual o más bello que yo ¿No lo crees? Anda, da un poco de cariño a Akari y disculpate!.-Exclama Armand con animo, logrando que su hermano quede de cara al abdomen del joven y sus manitas apenas hagan amago de separación apoyadas en la cintura del joven, al cual mira a los ojos rotundamente sonrojado. Baja la cabeza, sin saber que decir, y tanto sus alitas como su colita se pliegan contra su cuerpo en señal de nerviosismo. Que más podía hacer, acababan de pedirle un imposible, y la diferencia de cada carga le atraia al angel irremediablemente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Akari...
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 285
Edad : 24
Localización : En todas partes...puede que detrás de ti....
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Sáb Sep 13, 2008 3:47 pm

La conversación que ambos pequeños habían tomado, era tierna...llena de amor el uno por el otro...La verdad es que hubiese sido bastante triste haberlos tenido enfadados por mucho más tiempo...pues los dos juntos hacían muy bonita pareja, tanto en gracia como en dulzura...

En ese momento, cuando los pequeños hablaban, el peliazul se preguntaba si siempre se comportaban de aquella manera...llevándo las situaciones 'serias' a un punto de gracia que era imposible de evadir...y dejar de poner atensión...

Armand, quien le había acompañado duránte la trayentoria parecía ser el que más caracter tenía...o por algún motivo eso le parecía...En cambio el Audrey que tenía antes sus ojos era más bien 'tímido' en lo que cabe....La verdad es que hacían una parejita perfecta...llena a su vez de armonía...Aunque tambiénn podría ser que fuese al reves...y sea Armand el que gozase de una personalidad mas gallarda...y Audrey una un poco más activa...la verdad es que esos gemelitos le llevaban bastante a la confusión y aún así era divertido.

"Por que, como caballero, debes rendir tributo a las bellas damicelas. Y Akari no es la excepción a la regla, pues es igual o más bello que yo ¿No lo crees? Anda, da un poco de cariño a Akari y disculpate!."

Esas palabritas le sacaron de sus confusos pensamientos...Sobre todo al sentir ahora el cuerpecito del castaño tan junto al suyo...el dulce sonrrojo que adornaba su carita le hacía ver de lo más hermoso, y las acciones que vinieron después,de nerviosismo endulzaron su mirada...

Con extrema suavidad, temiéndo poder lastimar al pequeño eleva su carita...y le agacha hasta llegar a la altura del pequeño, dandole un dulce besos en los labios...suave y discreto...

-Tengo delante a un honorable caballero...-Sonrie.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Sáb Sep 13, 2008 9:42 pm

Las rosas hubieran sentido la envidia de verse colmadas de tanta sangre como el pequeño rostro de Audrey en ese roce con los labios del otro, dejandole herbir en su propio calor. Bueno, no todos los días un ryujin besaba a un demonio, y mucho menos un joven mayor a uno que aparenta solo ser un niño. Y tal vez no era eso lo que a Audrey conmocionaba, sino tan solo el hecho de ver por completo derrumbado su orgullo. Estatito, espera a que el contacto termine y sus manitas se pegan a su cuerpo, quedando como un soldadito ante Akari.

-Yo... Yo... Siento mucho haber... Causado un alboroto y... Gracias por... traer a Armand conmigo...-Respiraba hondo y contenía el aire tratando de hablar, hasta la ultima palabra dicha, tras la cual un largo suspiro abandona sus polmones.- Y... gracias por el halago... es muy lindo... Usted también es una bella damisela... bueno... un lindo caballero también.....- Armand exclama contento el haber dado final a su pequeño malentendido.

-Hyuuu! ¿Ves que no es tan dificil, Armand?.-Toma la mano de su hermano y se planta ante Akari orgulloso, levantando el brazo de su hermanito, en además de mostrarlo ante el angel.- Este es mi hermanito, así como lo puede ver Akari, es un encanto un poquito cabezota. Pero es que es muy celoso como yo. Audrey y Armand comparten todo!

-Todo, si. Juguetes, postres, comida, energía, instrumentos...-Se pone a contar con los deditas y la vista puesta en el oscuro cielo plagado de estrellas.

-Tenemos que celebrar, Akari se ha ganado un deseo por reunir a Armand y Audrey, es la ley de nuestros juegos. Todo aquel que nos gane una sonrisa merece que se le cumpla un deseo.-Jala a su hermano de improviso y rodean a Akari entre sus bracitos sujetos, formando un anillo sujeto a su cintura de una manera suave y gentil.- ¿No es verdad, hermanito?

-¿No podemos hacerle una travesura antes? Debemos hacer honor a la costumbre!

-¿Travesuras? Hmmm... Tienes razón...-Se separa del joven ryujin y ambos le miran con una sonrisita divertida en sus palidos rostros.- Akari podrá obtener su deseo, cuando atrapa a uno de nosotros en el juego. ¿De acuerdo?.-Y sin esperar respuesta, ambos desaparecen de la vista comun. Soledad y quietud se apoderan del pequeño paramo en el laberinto, antes de que algunas risitas inundaran el ambiente, y Akari sintiera de pronto como tocaban su nariz en una breve caricia, o tomaban con cuidado un mechon de su cabello, o delgados deditos rozaban sus manos e incluso de abrazaban brevemente, un roce fugaz.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Akari...
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 285
Edad : 24
Localización : En todas partes...puede que detrás de ti....
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Dom Sep 28, 2008 6:28 pm

Era gracioso como al roce de sus labios contra los del crio había provocado que el pequeño se quedase de piedra...sonrrojándose...algo nervioso...Quedando como un soldadito de juguete...hermosamente gracioso...de verdad, que era divertido...

Cuando el suave roce terminó el pequeño comenzó a disculparse...si, los nervios se hacían con su cuerpecito deliucado...y Akari no podía dejar de sonreirle con sutileza, oyendo luego el reproche de Armand...viendo como tomaba la mano de este, presentando lo evidente...y a la vez lo desconocido...eran tan parecidos...tan iguales que de seguro no podía reconocer más adelante quien era quien...

Comenzaban a hablar alegremente...de sus gustos y sus compartimientos...

-Así que lo compartís todo...eso es muy bueno, y amable de vuestra parte, nunca he visto hermanos tan unidos como ustedes...-Sonrie...saltando de nuevo los pequeños...hablando de un deseo...reprochandole luego el otro sobre una travesura...¡Juegos!...genial, jugaría...tenía tiempo sin hacerlo...


-Así que si no me equiboco, si os atrapo puedo pedir un deseo...eso parece emocionante...-Comentó cuando los pequeños desaparecieron...oyendo sus risitas, y sus suaves toques, roces su abrazos...

-Que comience el juego...-Un aura blanqui-azulado rodeó el cuerpo del Ryujin, al cual comenzaorn a brotarle alas blancas de su espalda, las cuales abrió , mostrando su esplendor...y elevándose en el aire...observando desdes este el laberinto....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Miér Oct 01, 2008 6:36 am

Una onda de aire se hizo sentir moviendo sus cabellos y ropitas, encontrando de un momento a otro que su angel se encontraba a una elevada altura por sobre sus cabecitas, sobre el extenso laberinto donde ellos seguían siendo ratoncitos y Akari el ave que les vigila desde los cielos, "asechando". No, el papel no podía cambiar ahora, aunque si bien lo pensaban, era Akari el notable cazadotr que habría de encontrarlos. Sonrieron ante la evidente aceptación de su juego.

En la invisibilidad, ambos hermanos toman la forma de un par de monos pequeños, que trepan por las paredes del laberinto y como tal reaparecen, saltando para provocar a Akari a atrapartes, agitando sus colitas en alto antes de correr alejandose del joven ryujin, dispuestos a hacer de su juego una tarea dificil para el hermoso joven de cabellos azules. Buen podían cumplir su capricho, pero cabía la posibilidad de disfrutar de la persecución, despues de todo, ¿Hacía cuanto tiempo que sus corazoncitos no latian a la velocidad y emoción de la caza? Y mejor cazador no podían tener. ¿Cuantos cazadores resultaban un captor de hermosas facciones o una presa suculenta que pueden darse el lujo de probar?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Akari...
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 285
Edad : 24
Localización : En todas partes...puede que detrás de ti....
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Sáb Oct 11, 2008 5:35 pm

La presencia de ambos pequeñines no se dieron a conocer hasta verlos allí...escalando los muros de piedra de ese laberinto...tonteando justo a su frente, llamando su atensión, deseando ser perseguidos insistentemente...algo que de seguro iba a hacer...el juego prometía...

Una vez los dos monitos comenzaron a correr por encima de los muros, Akari los siguió, sin querer perderlos devista, viendo como las colitas de movian animosas...y en ese momento el peliazul deseo cogerlos por dichos rabos, atrayendolos hacia si...pero sería tarea dificil, ya que aunque estaba sobre volando el lugar, los monitos se movían rapido...

El 'cazador' decidió arremeter contra las presas, dejandose caer en picado hasta los animalitos...y justo cuando sus manos rozaron las colitas tercias y suves, escaparon de sus manos, obligándole a ascender una vez más tomando velocidad...

El juego era divertido,y su corazón palpitaba con ansias de más...se estaba divirtiendo...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Armand & Audrey
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 142
Fecha de inscripción : 11/07/2008

MensajeTema: Re: Pelea de niños   Mar Oct 14, 2008 6:34 am

"¿Aun nos sigue? Es persistente..."

Ambos monitos detienen su carrera, mirando al cielo oscuro en busca de la alada figura asechante de sus pequeños y primates cuerpecitos descansando sobre el miro, ansiosos de sentir nuevamente la emoción de una cacería fingida. Le habían sentido tan cerca que habían temido que el juego se acabara tan pronto.

"Eso es lo mejor, es probable que lo haga aun más divertido"

"Tendremos que ponernos a su nivel"

Los monitos toman forma de inmediato de dos pequeños canarios, los cuales vuelan y rodean al angel pasando entre sus brazos, alrededor de su cuello, posandose en su cabello para acicalarle fugazmente y emprender de nuevo el vuelo lejos del joven, volando alrededor de sus alas, tan activos como naturalmente eran los niños de su edad. Akari no merecía menos que un reto que valiera el deseo que habría de pedir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Pelea de niños   Hoy a las 9:07 am

Volver arriba Ir abajo
 
Pelea de niños
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Bailando: ardiente pelea entre el jurado y La Mole Moli
» Marcelo Tinelli habló de la pelea entre Ricardo Fort y Flavio Mendoza
» La insólita pelea entre Pachano y Toti Pasman por Graciela Alfano
» La pelea más candente de la tierra: !Pelea de cocineros!, el cruce de aromas y sabores
» El resbaloso, La ladrona, Una pelea.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: ♠El ingreso♠ :: Jardín. :: Laberinto.-
Cambiar a: