♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Inocente lealtad - Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Inocente lealtad - Privado   Jue Ago 21, 2008 11:33 am

La luna marcaba su agonía en el cielo siempre nocturno de aquel mundo colmado de placeres, penas y tormentos, de pecados y una moral decaida en el intento constante de vivir para una noche siguiente. La libre competencia, la traición, la desolación, el miedo y la ibcertidumbre entre tantas otras cosas venían a valer menos que un centavo de plata perdido entre las rosas cuando tomaba su mano, y rozaba su piel en ese contacto inocente y constante. El lobo dormido soñaba con la dama a su lado y el joven humano, recuperado de sus lesiones de aquella ultima luna llena, volvía a las andadas en la imperante necesidad de proporcionar seguridad, una medida agregada a la presencia del pequeño conejo de felpa que su niña cargaba consigo. Era la promesa solemne en cualquiera de sus condiciones como licantropo joven, entregado a su lealtad.

El laberinto ya no era razón de temor ni de ansiedad para el joven mientras caminaban con tranquilidad, jugando a encontrar aquella salida que daba al jardin de rosas, una mera excusa para tomar el camino a su lado y escucharle, sentirle, percibir su aroma en la frescura del exterior y complacer su necesidad interna de lealtad a su princesa. Y es que las noches de sueños no eran siempre suficientes, fuera de aquella habitación, cada uno tomaba un tinte nuevo e impredecible, fuera de su habitación eran de nuevo marioneta y titiritero.

-La luna volverá a iluminarnos al cabo de un par de días.-Decía Verner con la vista fija en el cielo en un momento de silencio.- ¿Alguna vez te has preguntado si el hilandero será capaz de controlar cuan brillante o decadente será ese astro cada noche? Le sería tan facil volvernos locos con el tiempo de ese modo... Aunque a decir verdad, contar los días aquí no parece de mucha utilidad...-Observa a la damita a su lado.- ¿Crees que haya pasado un año desde tu llegada, Lylia?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lylia
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 246
Edad : 27
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Jue Ago 21, 2008 12:36 pm

Caminaba a pasos tranquilos al lado de su lupino, ese principe que desde hacia varias noches le acompañaba en su habitacion y le contaba las mas hermosas historias, esas que la hacian soñar despierta entre sus brazos. Lo tomaba de la mano suave, sintiendo el calor de su sangre recorrerle y el latido de ese corazon que ahora siempre la calmaba en sus sueños. Observo el firmamento llevando a su preciado Khilo entre su otro bracito, escuchando la hermosa voz de Verner hablarle, ella aun manteniendo esa inexpresividad que al parecer por siempre prevaleceria en su rostro de muñeca.

"Creo que el hilandero controla todo lo que se puede percibir mi principe"

Lo miro a los ojos ladeando su cabecita cubierta por su gorrito negro con orejas de conejo. Lylia era una muñequita extraña, siempre lo habia sido, pero esa noche mas que otras se sentia diferente o un poco mas extraña.

"Y sobre cuanto tiempo, no lo se, he perdido la cuenta de las noches"

Susurro algo pensativa, ida en los ojos de su compañero, sentia que debia decirle lo que sentia pero no se atrevia aun pues no sabia identificar esa extraña sensacion.

"¿Cuanto tiempo crees haber estadotu Verner?"

Hablo con su vocesita de niña que siempre tenia suave y melodiosa, intentando conseguir las palabras y el momento adecuado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Jue Ago 21, 2008 1:12 pm

Sentir su mirada conectada a la suya no dejaba de provocar un leve sonrojo en sus mejillas, ignorado por el joven que siempre parecía más atento a su damita que así mismo. No sabía por que, pero algo en ese brillo peculiar de sus ojitos ambar le decían que la pequeña dama intentaba ocultar algun detalle, probablemente referente a sus respuestas sobre el tiempo que llevaba viviendo en aquel enorme lugar, su encierro disfrazado de un teatro diferente. Y tomando en cuenta que su dama era siempre cuidadosa para hablar, decide esperar el momento en que se guíe para decir lo que su alma clamaba por externar.

-Esta bien, despues de todo es más importante tomar el tiempo de explicarnos como vivir en este lugar, o como salir de aquí. Si el hilandero no respeta las leyes naturales del cielo, la tierra y sus habitantes, no debe importar demasiado el tiempo que tengamos aquí.-Responde con calma, desviando su mirada para observar a traves del pasillo siguiente con escrutinio, rapidamente, asegurandose de no i a topar delante de un visitante inesperado. Aliviado, su mirada ambas tranquila vuelve a fijarse en Lylia y el gesto tierno de mirarle con su cabeza lijeramente ladeada.- Supongo yo que he vivido cerca de un año y medio en este lugar, como minimo. He intentado contar los días en mis calendarios. Podría contar los días desde que te conocí y darte un tiempo aproximado de estancia en este lugar.-Le sonríe con calma mientras le llevaba por otro pasillo distinto.- O tal vez... mejor esperaré a que ocupemos esa información.

Si, eso era lo mejor, despues de todo, saber de días cuando casi todos eran la misma rutina y la de él, por algunas horas difería en la presencia de la pequeña vampiresa, no era un asunto crucial. No todavía, pero estaba preparado. Olfatea el aire con cierta dificultad, como recordando o tratando de recordar si ya habían recorrido ese camino.

-Quisiera salir de aquí a tiempo para que no sufras de hambre... No se si es idea mía, pero han cambiado tus habitos. Tal vez la calidad de la sangre de las marionetas ya no te sea suficiente. ¿Aun no te asalta el hambre?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lylia
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 246
Edad : 27
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Jue Ago 21, 2008 5:23 pm

Siguio muy de cerca a su amado mientras el tanteaba los cruces y el aire, ciertamente ese noera un lugar de ensueño, Khilo en sus manos parecia esta vez observar a su niña, hacia ya rato que lo hacia, hasta Khilo estaba extraño. Bajo un poco su cabecita ante la nueva pregunta de Verner, sus flecos de cabello blanco le rozaron las tersas mejillas y su mirada ambar recorrio algo el suelo para posarse sobre los ojos de su conejito.

"No, Verner aun no tengo, quizas dentro de un par de horas"

Volvio a mirar esos preciosos ojos ambar sintiendo que el notaba que ella no estaba bien, afianzo el contacto con la mano de su lupino y se ruborizo un poco, no queria sentir que estuviera rota, no queria estarlo. Mas que nada le asustaba perder a Verner por ello.

"Ultimamente necesito comer mas, y siento que... que... no estoy bien"

Susurro con su inexpresividad inquebrantable al parecer pero obviamente preocupada por lo que sucedia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Vie Ago 22, 2008 12:35 am

Respiró aliviado de saber que su dama disponía de un poco más de tiempo antes de que su hambre resultara insoportable para ella. No tenía problemas con proporcionarle su propia sangre en un tributo, pero Lylia no solía tomar grandes cantidades de alimento de él, por el obvio cuidado que aun se tenían el uno con el otro. Aun así, estaba consciente de que debían abandonar el laberinto a tiempo para buscar el alimento de su dama. A lo lejos olfatea las rosas del jardin mortal del hilandero, con sus tantas rosas rojas y blancas adornando un paisaje desolado. Estaban cerca de salir, tal vez podía tomar una pausa en aquel paramo y sentarse a disfrutar de la soledad con su querida vampiresa. Había dicho algunas palabras que habían logrado oprimir su corazón ante una cierta preocupación.

-He notado que has bebido más sangre de la que acostumbras, considerando que te he visto alimentarte contadas ocasiones, creo que si hay una diferencia.-Decía atrayendo su pequeño cuerpo a un rincon oculto de la escasa luz de la luna, acariciando su mejilla mientras sus ojos ambar le miraban tratando de mostrar tranquilidad.- ¿Te has sentido mal ultimamente? Admito que he notado cambios en ti, en tu aroma, en tus costumbres... pero no parecías verte afectada... ¿Hace cuanto que te sientes así?.-Le pregunta en voz baja, abrazandole por la cintura para resguardarle entre sus brazos.

Esa era la hermosa costumbre de siempre, a pesar de conservar a Khilo entre sus brazos, ya no le evitaba como antes. Había aprendido o intuido que su objetivo vital era, tal como él, estar al pendiente de su niña como él de su princesa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lylia
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 246
Edad : 27
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Vie Ago 22, 2008 10:04 am

Ya lo habia dicho, no habia vuelta atras, habia pensado que se le pasaria con las noches, pero no sucede y continua. Se detuvo donde su amado lo hizo y se sento cerca de el escuchandole, apegandose de espaldas a su pecho en cuanto el la acerca a si mismo, en ese calido contacto entre los dos que es tan deseado y a la vez tan prohibido... las prohibiciones no existian ya entre ellos.

Coloco a Khilo recostado a uno de los costados de Verner momentos despues de que el la rodeara por la cintura, apegandola a su pecho y haciendola sentir protegida. Aunque Lylia estaba aterrada, nadie quiere una muñeca rota, nadie. Sus palidos bracitos se posaron sobre los de el en su propio vientre para luego girarse un poquito y observar los ojos de su lupino.

"Desde cuando... no se bien Verner, pero, creo que desde que me acompañas a dormir"

Suspira solo un poquito y recarga su cabecita el el pecho de el, escuchando los latidos del corazon de su principe y observando el cielo, buscando las palabras para lo que siente.

"No mal del todo, pero si muy extraña... muy sensible, con hambre a cada momento y mas sueño del normal... pero, lo que mas de preocupa es que creo que algo esta mal dentro de mi"

Toma suavemente las manos de el y las coloca en su pequeño vientre.

"Alli, hay algo alli y no se si es que estoy rota mi principe"

Comento con una vocesita un poco quebrada p y sus mejillitas ruborzadas por tener que admitir que era probable que estuviese rota y no gustara mas a su lupino.


Última edición por Lylia el Vie Ago 22, 2008 10:51 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Vie Ago 22, 2008 10:43 am

Siente como su estomago lucha por no volcarse ante sus primeras palabras ¿Como no se había dado cuenta? Tantas noches en que habían vivido juntos y no se daba cuenta. Bueno, poco tenía de conocer a una princesa cuya vida y costumbres eran "normales", le era dificil establecer una diferencia y en ese aspecto parecía poder permitirse una muestra de perdón, pero... ¿Tanto tiempo sin notar que su damita se sentía tan extrañamente diferente que rayaba en la idea de sentirse extraña, tal vez enferma, tan vez muy mal? Y de ahí que sus siguientes palabras arrancaran un suspiro suave que hizo mover los blancos cabellos de Lylia. En efecto, había llegado a preguntarse alguna vez si el comportamiento de su niña era caracteristico de los vampiros, pero Verner había aprendido a regularse ante su sensibilidad.

No se sentía mal, eso era un alivio, un cambio de costumbres sin malestar parecía a tiempo de tratarse si era debido. Lleva sus manos a su vientre como las acciones de Lylia le indican pacientemente, teniendo contacto suave y persistente contra su piel ligeramente calida al compartirle de su propio calor. Sus dedos apenas ejercen presion sobre su vientre, como buscando sentir a traves de la piel alguna anomalía en su estructura tantas noches estudiada. Verner no era un experto en anatomia, pero su pequeña princesa era una especialidad aprendida de sus noches compartidas, y si bien en las caricias solía perderse, no dejaba de memorizarle en cada ocasión. Lylia se sentía rota y el temía por muchas razones, lo peor... ¿Y si en su ausencia hubiera pasado algun accidente que hubiera omitido? ¿Y si algun remanente de lesiones quedara para incomodar a su pequeña doncella? Bueno, de momento no lo sentía. Aunque, siendo francos, había en su cuerpo, en el interior de su abdomen y un poco más abajo, una sensación de algo que había aumentado de tamaño. Era reciente, no lo había sentido tan claramente hasta ese momento.

-¿Te duele?.-Pregunta cuando sus dedos subian y bajaban por su abdomen, concentrado en definir aquello que preocupaba a su pequeña.- Si no muestras dolor, no creo que estes "rota", ni herida... Y hasta donde se, los vampiros no enferman.-Le observa por sobre el hombro de la pequeña dama, notando esa mirada tan misteriosamente afligida y sus mejillas sonrojadas, y no puede evitar besar esa porcion de piel carmin.- Sea lo que sea... No descansaré hasta sentir que de nuevo tu cuerpo se encuentra en una paz absoluta, mi querida Lylia...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lylia
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 246
Edad : 27
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Vie Ago 22, 2008 6:50 pm

Observo las manos de su principe lupino tantear su vientre, esa pequeña parte de piel que siempre estaba al descubierto por la forma de su vestidito. Sus ojos podian mostrar ligeramente su estado de preocupacion, y es que nada le asustaba mas que dejar de merecer el amor de Verner, ella nunca habia estado rota, jamas habia tenido nada extraño en su cuerpo de muñeca.

"No, no me duele"

Cerro uno de sus ojitos al sentir los suaves labios de Verner en su mejilla y ladeo suavemente su cabecita para mirarle a los ojos con algunos flecos de su blanco cabello cubriendole tenuemente la mirada. Sus palabras eran como un suspiro para ella, sin dolor no estaba rota, esa idea la hizo dentir mejor.

"Khilo lo sabe, pero Khilo no quiere decirme"

Un pequeño suspiro casi inaudible salio de sus pequeños labios y en un ligero movimiento se arrodillo de frente a su lupino, apegandose al pecho de el buscando su calor y proteccion, pero mas que nada su contacto tan ansiado.

"¿Que sentiste Verner? ¿Crees que de verdad se me pase?"

Susurro casi en su oido, el saber que su lupino se quedaria a su lado y la ayudaria a sentirse mejor era algo que la hacia 'feliz'.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Vie Ago 22, 2008 8:55 pm

Le rodea mas extrechamente con sus brazos al verle girarse y quedar de frente a él, sintiendo el alivio en su sangre corriendo con normalidad a traves de cada capilar del cuerpo de su dama, pero a pesar de imaginar que su dama suspiraba de alivio ante su sencilla respuesta, no dejaba de estudiarse aprovechando su extrema cercanía. Iba a tomarle un buen rato descubrirlo debido a sus sentidos disminuidos en su sensibilidad. Besa su cuello con cuidado procurandole un poco de cariño a modo de apoyo a su preocupada condición.

-No hay nada en ti que no haya percibido demasiado diferente. Digamos que he sentido en tu vientre algo un poco más grande de lo que había percibido antes. Puede ser que solo no me haya dando cuenta, o alguno de tus organos de ha desarrollado un poco más. Muy curioso, por cierto... Pensaba que nada en ti podía crecer más.-Responde el joven con suavidad a su oido, suspirando relajado. Si podía mostrarse tranquilo ante ese hecho irregular mientras le estudiaba detenidamente, tal vez Lylia no reparara en su incipiente preocupación. Detestaba sentir a su niña exaltada por las penas de cualquier condición.

Respira hondo llevando a su sensible olfato el atoma de su niña, algo había cambiado. Su sangre no solo era la composición de aquella que se mezcla con cada una de aquellas marionetas de que se alimentaba. Normalmente le percibia aun mas rica en la vitalidad constante de la sangre, pero Lylia consumía esa vitalidad mucho mas rapido que antes, tal vez por ello se debilitaba y tendía a dormir mas a menudo y de ambos factores derivaba el hecho de alimentarse más a menudo. ¿Que indicaba aquello? Los vampiros no enfermaban, ni siquiera él en ese mundo. Y si no era una enfermedad... ¿Y si era algo natural? ¿Que habría hecho su madre en ese momento?

-Creo que Khilo debería ayudarnos a saber... Despues de todo... Saberlo nos ayudaría a encontrar un modo de lograr que te sientas mejor.-Añade más tarde mientras pensaba. Su vista se fija en el peluche a su lado, preguntandose si sería o no un alarde del pequeño conejo aquella sabiduria.- Khilo, por favor... Ayuda a Lylia a saber lo que sucede. Solo una palabra, o dos. Yo buscaría el resto de la verdad...-Dice al pequeño conejo con voz firme, tal si hablara con otra persona igual a él o a Lylia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lylia
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 246
Edad : 27
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Vie Ago 22, 2008 11:04 pm

Lylia abrio sus ojos algo mas y separandose un poco de el lo miro a los ojos sin gran expresion pero si con un desliz de preocupacion, nego suavemente y sus orejitas de conejo se movieron tambien con esa accion.

"Nada puede crecer en mi Verner, yo tendre este mismo cuerpo por siempre... para toda la eternidad mientras exista, ni siquiera mi cabello puede crecer mas de alli"

Quedo en silencio profundo, ese silencio en el que sabia que su lupino buscaba algo en ella que diera respuesta a su situacion, y el lo que escucho lo referente a Khilo, volteo suavemente a donde estaba su querido conejo, el, que sabia que tenia y lo gusardaba en lo profundo de su interior. Ella lo habia notado distinto, muy apegado a ella, algo receloso y sabia que ahora podria atacar a cualquiera sin siquiera pensarlo demasiado.

Khilo por su parte parecia mirara a Verner con sus ojos de un negro infinito, la respuesta a su pregunta... la respuesta a todas las inquietudes que a ambos los torturaba en ese preciso momento estaban en el. El peluche recorrio la zona lentamente para saber si alguien estaba cerca y cuando hubo terminado un sonido como un susurro extraño y profundo salio de el, pero nada se movio, luego de ello unas palabras de una voz gruesa y ronca se dejaron oir solo para ellos.


-Lylia esta en peligro ahora, estando en este lugar. Lo que tiene es algo natural, tan comun y normal para los seres cualquiera, pero definitivamente es poco comun en su raza... y en la tuya-

El muñeco hizo una pausa y Lylia se apego de Verner mirando a su Khilo, estaba un tanto confundida por lo que decia su Khilo. el por otro lado estaba mas activo que nunca, mucho mas hostil que antes para con los que se le acercaban a su niña con malas intenciones, reanudo sus palabras luego de un momento.

-No es algo que solo incumbe al cuerpo de ella, es algo que los une a ustedes dos, que creara un vinculo irrompible-

Luego de esas palabras Khilo callo, esperando, en silencio, sus deducciones al respecto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Vie Ago 22, 2008 11:53 pm

Verner había tenido que hacer acopio de toda su voluntad para evitar sorprenderse demasiado ante la voz inquietante que percibió en ese momento, procurando prestar toda su atención a las palabras que había declarado finalmente. Escucharle decir que Lylia estaba en peligro por algo que al parecer era natural, lo hizo tensarse desde el primer momento mientras escuchaba atentamente. Bueno, había muchos factores que ponían a Lylia en un marco de peligro, cosas tales como su estatura, su necesidad de alimentarse, su posición de marioneta... Pero en aquel momento, pensar en una posibilidad tan poco comun para él y para su querida vampiresa era algo tan amplio que no podía pensar claramente en un solo punto. Y añadía, aclarando un poco más aquel misterio, que aquello que a Lylia aquejaba concernía a los dos. "No es algo que solo la incumbe a ella, es algo que los une a ustedes dos". Parpadeó confundido ¿Quería decir que aquello era su culpa?

-¿Nos une? No hablaras del vinculo que hay ante la promesa de lealtad que le hecho al ser un licantropo, eso no puede dañar a Lylia de ninguna manera...-Responde Verner casi por inercia, recordando que solo en algunas especies se daba un caso contrario. ¿Y si era otro tipo de union la que cambiaba a su niña? ¿Que cosas unian a dos personas en la vida? El amor, el matrimonio, los lazos de sangre... Y en ese ultimo, su corazón dio un salto que le obliga a dejar de respirar. Increible. ¿Era posible algo así? ¿No era algo en contra de todas las posibilidades?.- Khilo... no querrás decir que Lylia está...

Ni siquiera podía aticular esa frase, todo tomaba forma y sentido en su mente tras una breve cabilación. Lylia no bebía mas sangre de la habitual, ni dormía más a menudo, ni se encontraba sensibilizada a razón de "estar rota", sino al hecho de que tal vez ya no vivía para si misma. Vivía, quizás, para aquello que ocultaba su vientre y que no debía crecer, por que nunca había crecido ni se había dado la oportunidad, por que hasta hacía poco tiempo ambos se habían unido en la intimidad de su habitación a jurarse mutua lealtad, y aquello daba sus frutos. Su querida dama albergaba algo que los unía, su sangre y la de él en algo nuevo que Khilo ya había descubierto.

-Khilo... lo que quieres decir es que contra las posibilidades, Lylia y yo nos vemos unidos por aquel que en ella vive?.-Cuestiona lentamente, como tratando de asimilarlo. Una extraña mueca de incredulidad y alegría contenida se formaba en su rostro, y sus brazos atraian con cuidado a su dama, sintiendole tan cerca que apenas podía contener la emoción. ¿De verdad, aquello era posible?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lylia
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 246
Edad : 27
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Sáb Ago 23, 2008 3:38 am

Lylia ante las palabras de Khilo quedo muda, si bien intentaba decubrir que era a lo que se referia las reacciones de su amado la tenian algo preocupada, intercanbiaba de a poco su mirada entre Khilo y Verner buscando las respuestas mas claras. Sus manitas se aferraron a la ropa de su lupino sabiendo por las mismas palabras de Khilo que estaba en peligro, y luego miro a los ojos a Verner buscando a que se referia con sus palabras. Khilo a su lado los observaba a ambos ¿Que pasaba por el en ese momento? Quizas tambien la preocupacion latente de una decepcion futura, aunque no queria decirlo el no sabia bien el estado de la criatura, asi que mejor era callar y que las cosas se dieran solas. Su voz ronca volvio a sonar casi en susurros para que nadie mas lo oyera.

-Asi es, pero eso es un peligro en este lugar, no estaran seguros. No estaban seguros antes... y menos ahora-

Las palabras de Khilo cayeron sobre Lylia, abrio mas sus ojos estraños y busco la mirada de Verner.

"¿Aquel que en mi vive? Verner... eso quiere decir que... que yo..."

Una de sus manitas la llevo a su vientre tocandolo con suavidad, rozando la piel de ese lugar con sus deditos, hechando las bases para una ilusion a pesar de que aun necesitaba reaccionar ante este hecho.

"Un bebe... un hijo"

Musito sin saber como sentirse, era una mezcla de alegria, sorpresa e incredulidad. Aquello era demasiado hermoso, si su corazon latiera de seguro estaria acelerado ¿Que mas podria desear que tener un hijo con su amado?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Sáb Ago 23, 2008 11:30 am

La idea de la vida dentro de un no muerto siempre se antojaba irreal, irracional, ilogica, pero ante la visión del licantropo al cual cierta esperanza le mantenía vivo al ras de un lugar decadente, un rayo de ésta misma naturaleza iluminaba las ideas de un futuro que había creido perdido al ser llevado a ese inmundo lugar. Y es que contra toda regla que hiciera de aquel hecho una mentira, él prefería creer en el milagro que lo unía a su amada princesa, la joya mas valiosa de su manada con la que ahora se imaginaba cuidado de un inocente y tierno bebé, el primer "cachorro" de una familia. Contra la advertencia de Khilo y en la ignorancia de saber que aquel pequeño ser en el vientre de su amada estaba bien o no, Verner no puede evitar sonreir abiertamente. ¿Por que no ser feliz un momento? ¿Por que no suponer por un segundo que entre Lylia y él, en su paramo en el laberinto todo era perfecto? ¿Cuantas marionetas y titiriteros debía cazar para merecer ese breve instante de felicidad? Los que fueran, ahora cada uno lo valía.

-Si, mi bella dama. Ya que Khilo no lo niega, parece... que estas esperando un bebé... un bebé tuyo y mio...-Susurra con emoción contenida, acariciando la mano que la pequeña llevaba a su vientre y acompañando dicho roce con extremo cuidado, como si aquel pequeño en su interior fuera de un precioso cristal, como su dama. Le rodea la cintura con un brazo atrayendole con cierta aprehensión, buscando sus labios para besarle con dulzura y sentirse de nuevo unido a ese pequeño cuerpo entre sus brazos.- Creo... que es lo más hermoso que haya podido imaginar a tu lado, mi querida Lylia...-Ríe brevemente muy cerca de sus labios antes de volverlos a tomar. No podía evitarlo, deseaba sentir en esa cercanía que el momento era real!

No le importaban los riesgos en ese momento, ni las amenazas, ni los Aces al asecho ni los titiriteros compitiendo ni las marionetas escondidas, por que para un licantropo aquello era una pequeña luz que en su pareja debía defender a toda costa. Ya lo había prometido, y lo cumpliría así muriera en el intento. Aunque el momento fuera breve y aunque no sabían como todo aquello había sido posible, era mejor disfrutarlo mientras durara, luchar por esa causa noble.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lylia
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 246
Edad : 27
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Sáb Ago 23, 2008 5:18 pm

Sintio la caricia en su vientre y un leve rastro de una sonrisa aparecio en sus labios, Khilo lo decia, era cierto, aquello que nunca imagino tener pero que ahora existia, en un lugar profundo de su interior. Se abrazo a Verner buscando estar lo mas cerca posible de su cuerpo y beso sus labios con dulzura, cerrando sus ojos al hermoso sonido de sus palabras, todo era ciertamente perfecto en ese momento.

"Para mi tambien es lo mas hermoso Verner... yo... te amo"

Susurra entre el beso, demostrando en contra de todo lo visto y conocido que un vampiro podia amar, incluso a un lupino que con el tiempo habia logrado hacer surgir en ella fragmentos de vida a traves de un sentimiento compartido... y ahora de una vida misma que crecia y se formaba en su interior. Mas en la alegria del momento recordo el lugar en donde estaban, abrio sus ojitos ambar ya sin expresion alguna en el y observo a su amado.

"¿Como haremos para que nuestro hijo este a salvo aqui? No crees que el hombre que maneja este lugar... intente obtenerlo verdad..."

Hablo rozando los rabios de Verner y sintio como una suave brisa movio un poco las orejitas de su gorro, la luna no llegaba a este lugar en el que estaban 'viviendo' su felicidad, y es que ni ella debia ser testigo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Sáb Ago 23, 2008 7:19 pm

Su pecho detuvo su respiración en un instante, y en la compresión de sus costillas el desbocado corazón del lobo latía rapidamente, presionando contra las paredes que lo apresan. Ligeramente doloroso, pero ya no le sentía en aquel momento que pareció detenerse en el tiempo cuando su dama respondía a sus palabras y tan solo dos de ellas detenian el tiempo en un segundo extra de felicidad. "Para mi tambien es lo mas hermoso Verner... yo... te amo"....La frase daba vueltas en su cabeza y en sus jovenes facciones se plasmaba una sonrisa tranquila, guardando tan solo en el brillo de sus ojos todo el sentimiento que guardaba por la bella vampiresa que se encontraba frente a él. ¿Y como no? Si un milagro comob aquel había ocurrido a ambos en ese mundo decadente, era por que entre ambos existía un profundo amor por el otro. Y aunque se había prometido guardar ese secreto para que no fuese usado rn contra de ambos, ahí, tan cerca de su rostro y de sus labios, le susurra suavemente.

-Yo también... Te amo, mi hermosa Lylia D'Lair...-Se sentía ligero, libre y profundamente enamorado en ese instante. Y él resto del mundo no importaba por que su princesa se encontraba en ese diminuto lugar de una dimensión desconocida, abrazandolo. Cualquiera diría que era imposible, que para amar a alguien es necesario verle demostrar a esa persona que siente, que vive, que ríe. Pero Verner había aprendido que esas cosas eran algo oculto en su dama y que llevaba vida dentro de su cuerpo a pesar de ser un muerto en vida. Esas sonrisas, esa emocion contenida, ese amor y cariño que Lylia tenía con él, Verner adoraba descubrirlo sintiendo las reacciones de su cuerpo, mirando sus ojos. Amaba a Lylia de esa forma en que sus sentidos lograban hacerla tan perfectamente presente.

Y tal si un balde de agua hubiese caido sobre él, las siguientes palabras de su dama le hicieron tensarse por completo. El hilandero todo lo sabía, todo... Pero aun así, Verner tenía la esperanza de que éste no tuviese todo calculado, y de ser así ¿No habría evitado ya que su querida Lylia guardase el fruto de su amor? ¿No habría impedido cruelmente la presencia de uno cerca del otro, con motivo de martirizarles? Si había otras marionetas y titiriteros "más interesantes", tal vez el hilandero hubiera pasado distraidamente de ellos.

-Mantendremos el secreto, lo más que sea posible. Buscaremos la forma de tener apoyo, no me importa si debo vender algo de mi para conseguirlo. Si hemos llegado a este punto, es posible que el hilandero no se haya dando cuenta aun... o este siendo muy amable... Pero nos aprovecharemos de ello lo que podamos.-Responde Verner con cierta seriedad mientras pensaba. La verdad solo había logrado pensar ante los meses en que Lylia se encontrara gestante. Lo demás... Ni siquiera quería pensarlo de momento. Pero su esperanza no moría, despues de todo, contaba con el apoyo de sus primos, de algunos humanos y tal vez un Ryujin que estarían, tal vez, contentps de ayudar y encubrirlos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lylia
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 246
Edad : 27
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Lun Ago 25, 2008 1:03 am

Sus mejillas palidas pasaron de inmediato a un rubor notorio al escuchar de su lupino que la amaba, era la primera vez que se decian aquello, la primera vez que Lylia escuchara esas palabras dirigidas hacia ella, eran como nuevas, recien inventadas...

Sin embargo la situacion la obligaba a mantenerse alerta y en la 'realidad' que los envolvia. Escucho las palabras de su principe y poso su mejilla en el pecho de el, envuelta entre sus brazos, sintiendo su calor y la sangre correr dentro de el, los latidos de su corazon eran calmantes.

"Si mi principe... hay que aprovechar, no podemos dejar que eso suceda. No permitire que me dañe, Khilo no permitira que nos dañen"

Lylia entrecerro sus ojitos ambar y se matuvo asi de cerca, con una distancia nula entre ambos cuerpos. Este no era momento para preocuparse por eso, queria saberse aunque fuera un poco feliz aunque fuera por un instante, aunque fuera por un fugaz momento.

"No dejemos que nos quite este momento, Verner... es nuestro"

Susurro separando un poco su cabecita y luego de observar sus ojos hermosos y grices unio sus pequeños labios a los opuestos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Mar Ago 26, 2008 7:42 am

Los brazos del lobo le rodean nuevamente alimentando la cero distancia entre sus cuerpos, aceptando en el mutismo que estaba de acuerdo con el deseo de su dama de olvidar por esos minutos que el mundo a su alrededor pretendía devorarlos, y que en su amor inocente crecía otro hermoso ser que dependía de ambos, de su quimica, de su calor compartido y de las palabras de aliento. Recibe su beso con dulzura, acompañando el contacto con el leve rubor de sus mejillas, y el roce tibio de sus labios. Así es como disfritaba de cada segundo, imaginando un mundo perfecto donde solo Lylia existía para él.

Pero como todo efimero momento de felicidad, la realidad poco a poco le obliga a guardar ciesta distancia, pero sin dejar de abrazarle respira ese aroma nuevo de su dama, enamorandose cada vez más de cada suceso que en ella acontesía. Le sonríe calmadamente y en silencio, observando sus ojos ambar para tomar de su resplandor ese toque especial de alegría que su dama no expresaba.

-Te siento feliz...-Le susurra con cariño, no le importaba si no podía ver los mismos gestos en su querida vampiresa. Le bastaba mirar sus ojos para ver reflejado el sentimiento.- Recuerdo... La primera vez que te vi, que te acercaste a mi y yo te dije... "No te acerques más"... Me parece ahora tan graciosamente irracional, por que a pesar de mi rechazo, y de tus aparentes deseos de alimentarte de mi al menor descuido... Estamos aquí, como si aquella noche de luna nueva todo hubiese sido tan solo una broma. Y entre nuestra lucha legendaria, ambos luchamos por un ser que une a ambas razas.... Es tan curioso...

Verner ríe por lo bajo, volviendo a besar los labios de su dama cuando los viejos recuerdos llegaban a su mente. Aquel día se cumplia, casi, un nuevo mes de conocerse, una noche de luna nueva en toda una contrariedad para salir de los pasadizos enlazados, tal vez, para siempre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lylia
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 246
Edad : 27
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Jue Ago 28, 2008 5:55 am

Adoraba sentir esa cercania entre ellos, ese lazo ahora tan irrompible que la hacia ansiar inevitablemente el calor de su cuerpo, solo con Vernerpodia llegar a sentirse casi viva de nuevo por todas esas inexplicables reacciones que tenia su cuerpo cuando estaba cerca de el, eso que nunca habia sentido antes con nadie, estaba segura que no o sentiria jamas con nadie mas que con el... y que ya habia identificado como amor.

Luego del dulce roce roce entre sus labios Lylia lo miro a los ojos con su aire de niña muerta con mejillas sonrojadas y mirada inexpresiva, pero que aun asi solo su lobo podia comprenderla felicidad que la invadia pero que no demostraba. Ella tambien era feliz ¿como no serlo junto a el?. Y con las palabras de su principe recordo aquel primer encuentro, donde ambos podrian llegar a destruirse mutuamente pero que termino uniendolos para siempre.

"Si lo es, me parece tan hermoso mi principe, quien diria que tiempo despues de ese peculiar encuentro, se diera un milagro entre ambos"

Susurro con voz suave, los recuerdos tambien llegaban a su mente, eran hermosos recuerdos, aquella noche en la que intercambio su sangre con la de un lupino, y a pesar de eso, o mas bien gracias a eso sus lazos comenzaron a entrelazarse. Beso sus labios con ternura y una de sus manitas subio al primer boton de la camisa de su amado, dejando ver alli un poco de esa piel que tanto amaba, un segundo boton fuera y sus deditos acariciaron las marcas que en el habian, él era unico a sus ojos y esas marcas eran parte de esa perfeccion.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Jue Ago 28, 2008 6:47 am

-Un milagro... -Susurra Verner contra sus labios en un breve momento en que se vieron apenas separados, yan intimamente cerca que su pequeño espacio parecía una burbuja protegiendoles, compartiendo el ansiado calor, ajenos a las corrientes frescas que recorrían el laberinto. Suspiraba, aquellos roces tiernos, por más que intentara convencerse de lo contrario, terminaban por tocar aquella fibra de placer incipiente muy dentro de su ser. Su dama nunca dejaba de conquistarle de ese modo.- Apenas puedo creer... que sin haberte conocido... tus besos me causaran semejantes sensaciones desde un primer momento...-Le sonríe, dejando besos breves sobre sus calidos labios sonrojados.- Es como magia...

Ansioso vuelve a tomar sus labios con suavidad, siempre conteniendo el marcado instinto en sus acciones, redescubriendo aquella sencilla forma de demostrarse cariño, amor... y una chispa escondida de deseo. Verner agradecía la carencia de los rayos lunares, manteniendose siempre tranquilo, tan solo en ocasiones ligeramente somnoliento. Cerca de ella muchas de aquellas sensaciones desaparecian para dar cabida a las nuevas, todas las que su doncella provocaba, desde la mas tierna caricia de sus labios sobre su mejilla, el rozar de sus cabellos o la calidez al abrazarla, hasta el mas oculto contacto entre sus bocas, las caricias a su abdomen... y esos delicados deditos recorriendo la parte superior de su pecho apenas expuesta por un par de botones fuera de lugar, delineando esas heridas provocadas por si mismo en la transformación, la mayoría ya cicatrizadas. Eran ese tipo de acciones, en la ausencia del lobo dominante, que al joven provocaba una graciosa y ligera tensión, no podía hacer nada entonces mas que... sonreir.

-La cicatrización fue muy rapida esta vez...-Acaricia su mano sin apartarle del lugar, mirandole con una sonrisa calmada, bastante sonrojado.- Te lo debo a ti. Hace tiempo que en este lugar nada me motiva a la recuperación. Aunque... siempre quedan marcas...-Le acerca de nuevo gentilmente buscando sus labios, su dulce adicción.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lylia
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 246
Edad : 27
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Jue Ago 28, 2008 11:46 am

"Es más que magia mi principe..."

Susurra Lylia entre esa union de sus labios, tan suaves, tan calidos y deseados, adictivos. Sus manitas continúan en ese lento desvestir del pecho de Verner, hasta llegar al ultimo boton, dejando entonces esa parte de su cuerpo al descubierto, acariciando su pecho y casi al momento sintiendo su mano sobre la de ella.

"Me agrada saber que sanas rapido, por las marcas... eso es lo de menos"

Hablo bajito, casi rozando los labios ajenos, sentia esa extrañeza en su interior como ya se estaba acostumbrando a asimilar ese sentir de cuando Verner la tocaba o el simple hecho de estar con el. Beso sus labios de nuevo en un instante pasional y sus propios deditos recorrieron de nuevo su pecho hacia abajo, llegando a su vientre y comenzando a aflojar un poco el cinturon de su amado.

Sus ojitos ambar algo opacos cambiaron lentamente a un ambar encendido. El deseo mezclado con profundo amor era una sensacion increible. Podia sentir, tan cerca de ella, el latido de ese corazon, el correr de la sangre en su cuerpo, como lo adoraba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Jue Ago 28, 2008 12:12 pm

La brisa fría que corría entre aquellas paredes se cuela bajo la tela del joven, apartandola con suavidad en ayuda de las acciones de aquella pequeña doncella cuyos ojos resplandecían de un sentimiento que Verner ya había aprendido a reconocer, bastaba solo sentir aquella suavidad en sus palabras y el asecho de esos ojos ambar sobre los grises, sobre su rostro sorprendido, sonrojado. Entonces Verner se veía de cara a la hermosa y dominante vampiresa escondida en ese cuerpo eternamente joven, a cuyas caricias jamás era ajeno, jamás.

¿Que podía decir? Aquella ventaja que su dama tomaba al rozar cada fibra sensible y conocida de su pecho, apaciguando el ardor de sus heridas con sus dedos, lograba ponerlo bastante nervioso. El lobo respondía con prontitud, com hambre, con el deseo imperante de hacer suya a Lylia hasta rendirse a sus encantos y caer agotado entre sus brazos, y aunque el humano sentía la misma necesidad... ¿Por que era tan dificil seguir el juego siendo humano? Suspira contra sus labios entreabiertos ese aliento calido que roza los contrarios, volviendo a tomar ansioso aquella boca en la que su lengua jugaba con calma, con gusto, abstrayendose de las acciones de su dama de aflojar su pantalon. Ante ésto no pudo más, sus manos buscan acariciar sus brazos para distraele de dicha tarea. Se maldijo interiormente habiendo deseado que cumpliera su oculto objetivo.

-Lylia... Quiero saber... ¿De verdad tu quieres...? ¿Aquí? ¿Ahora?.-Fue todo lo que pudo articular, mirandole de frente. Si, tal vez se pensaba que ere no era el lugar, ni el momento... O tal vez simplemente le había atacado cierto nerviosismo no presente en temblores, sino en acciones que contradecías sus deseos, y preguntarle solo era un pretexto para retardar lo evidente. Y es que... ¿Como no iba a desear que esas pequeñas manos recorriendo su piel tantas veces marcada por ella con anterioridad? Amaba todo de ella, sus miradas, sus palabras, sus acciones... sus caricias.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lylia
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 246
Edad : 27
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Jue Ago 28, 2008 4:45 pm

La vampiresa adulta se mostraba deseosa de el, surgiendo del interior de la niña con una nueva fuerza. Sus labios eran adictivos y su lengua se adentraba entre ellos acariciandolo suavemente, entreabrio sus ojos al sentir que Verner la detenia, el jamas la habia detenido... ¿por que era diferente ahora? lo miro manteniendo cierta distancia entre sus rostros y Lylia ladeo su cabeza ligeramente, observandolo sin parpadear siquiera, sus cabellos blancos rozaron sus mejillas y escucho aquellas palabras.

"Si... quiero aqui y quiero ahora"

Murmuro con una voz suave envolvente y sensual y se acerco a una de sus mejillas besandolo con cuidado para luego bajar a su cuello y jugar alli consu lengua suavemente, apegandose de ese cuerpo tan amado y tan deseado, esa noche en especial la vampiresa se sentia con ganas de amarlo, de tenerlo, y no se detendria hasta lograrlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Vie Ago 29, 2008 11:57 am

Sus mejillas se tiñen de escarlata, más si era posible al recibir el dulce beso en su mejilla tras la respuesta directa. Un escalofrio le recorre al sentir aquella humeda lengua jugar en su cuello, arrancandole suaves jadeos que no pudo contener, sintiendo la piel de la zona llenarse de sangre, como si en el acto incitara a la dama a deborarle sin ser mas que un reflejo natural. Su cuerpo cercano, el calor de su boca y las manitas libres de nuevo sobre su pecho, torturando si piel magullada, no eran otra cosa que su humilde perdición... Despues de todo, era humano, ¿Ajeno a las caricias? Ya se lo había dicho, eso, jamás.

-Lylia... Si alguien llegara a venir... Si en esta aspereza te lastimara... Si...-No pudo continuar "inventadose excusas", el trato a su cuello comenzaba a calentar su cuerpo con el más minimo roce, y el poco podía contenerse, mucho menos con ese aire nuevo, sensual y asechante que tomaban las acciones de su dama. Resistencia, tan solo una fibra de su cerebro que funcionara a favor.- Si con el frio pudieras enfermar... No, espera. Tu no enfermas. Y yo tampoco.-Razona intentando contenerse, hablando en voz alta y cerrando los ojos para intentar concentrarse. Entonces sentía rozar por accidente esos pequeños colmillos, y la cordura se iba al infierno jalando poco a poco su voluntad de abstinencia.- Aaah... Sabes... Mi querida Lylia, será mejor que no me escuches... Prefiero sentirte, y hacerme presente... en tu piel...

Sus manos toman el renovado valor de posarse sobre las pequeñas caderas de su dama, descubriendo la textura de su hermosa faldita oscura, bajando con devocion hasta sus piernitas antes de volver a subir con calma y buscar el escondite bajo su prensa superior, subiendo y bajando por su espalda, moldeando ese cuerpo perfecto e inocente que gustaba cubrir de su fragancia, recorriendole bajo la ropa siempre causaba en su interior ese cosquilleo jugueton de algo prohibido y anhelado, lento, saboreando cada scentimetro de piel, buscando en su pecho esos pequeños pezones que acaricia sin darse cuenta realmente, o se hacía el desentendido, decidido a provocar a la vampiresa como esta le había provocado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lylia
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 246
Edad : 27
Fecha de inscripción : 21/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Vie Ago 29, 2008 8:00 pm

Podia sentir la sangre en el cuello de su lupino, casi podia percibir su olor por sobre la piel, mas ahora no era su sangre lo que deseaba... sus manitas recorrian de nuevo el calido pecho con ese corazon latiendo aceleradamente. Escuchaba a su amado hablarle, poniendo excusas para ese momento, Lylia simplemente estaba embebida, dedicada a llenar se sensaciones ese hermoso cuerpo, de llevarse al humano consigo envuelto en la lujuria y el deseo de cada roce. Sus labiecitos recorrian suavemente su cuello, seguido por su pequeña lengua y rozandolo de vez en cuando con sus colmillos afilados, sus manitas subieron a sus hombros, descubriendolos de esa camisa.

"Quiero sentirte en mi piel mi principe... no importa la hora... ni el lugar"

Susurro en una voz sensual, una voz que provenia de ese lado oculto en su interior, de vampiresa adulta deseando a su pareja, se separa un poco del pecho de Verner y baja la camisa hasta sus codos, intentando despojarlo de ella pero todo su cuerpecito comienza a etremecerse por el contacto con sus manos que la recorren, sus propias mejillas pasan a un color rosa intenso y pequeños jadeos se escuchan salir en lo que siente que Verner acariciar sus pezones, sabe que se encuentra sensible y precisamente por ello su cuerpo incrementa las sensaciones en el contacto.

Sus ojitos ambar intensos se entreabren un poco y observan los de su lupino, se puede notar la excitacion de ambos, jadeantes, deseosos de tenerse... Lylia lleva sus manitas nuevamente al pantalon de el y afloja su cinturon, cada vez mas perdida entre las caricias a su cuerpo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Verner
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 301
Fecha de inscripción : 25/05/2008

MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Vie Ago 29, 2008 11:31 pm

Que preciosa tortura se apoderaba de su cuerpo en ese momento, a pesar de la brisa fría del laberinto y la asperesa de sus paredes rozando su espalda cada vez más descubierta bajo los habiles movimiento de la pequeña dama, sumando a la tension placentera tensión de su cuerpo las nuevas caricias a su piel, que importaba exponerse a la interpecie si tan cerca estaba de ese cuerpo, provocancio la ebullición de su sangre tan humana. Suspiraba, jadeaba, su aliento chocaba contra la piel del hombro de Lylia cuando se dedicaba a tomar su piel en pequeños mordiscos, suaves, hambrientos, devolviendo las deliciosas sensaciones que antes había experimentado en su cuello.

Sus manos se retiran de su cuerpo tan solo para terminar de despojarse de aquella camisa, y sus brazos descubiertos rodean la pequeña cintura atrayendole, dejando el espacio justo en que Lylia podía continuar con su tarea de despojarle del pantalon. Ya no podía darse a malinterpretaciones, su princesa había sido clara en exponer lo que deseaba en aquel momento de soledad. Y él, por más que le costara, no iba a decepcionarle.

-Estas... muy sensible hoy... mi bella dama. ¿Será la emoción de que... seremos padres?.-Cuestiona Verner entre besos a su cuello, con una voz suave y un poco grave producto de su creciente excitación, cuando sus manos vuelven sobre la tersa piel de sus muslitos, tentando a recorrer su intimidad antes de salir del cobijo de su hermosa falda decorada, subiendo de nuevo a su pecho para atender esclusivamente ese par de pequeños botones sonrosados que eran sus pezones, delicadamente, con la punta de sus dedos, antes de tratarlos y apresarlos entre dos de ellos, masajeandole suavemente y con insistencia una y otra vez. No podía resistirlo, esa voz sensual emergiendo de sus labios simplemente le enamoraba, le atraia, le excitaba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Inocente lealtad - Privado   Hoy a las 5:24 am

Volver arriba Ir abajo
 
Inocente lealtad - Privado
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 3.Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» DIARIO DE UN INOCENTE (RXS, RXCH ese es el plan)
» Hospital Privado
» Choque en el pasillo... [Privado]
» de paseo por el bosque (privado con sakura hime)
» La calentura de una sola noche. +18 (Privado Myrna y Atsuko)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: ♠El ingreso♠ :: Jardín. :: Laberinto.-
Cambiar a: