♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Un tremendo error [Priv.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
AutorMensaje
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Jue Nov 06, 2008 11:32 pm

El angel pareció resistirse al principio a su agarre, pero después le habló sonriendo irónico. El Ace amplió su sonrisa.

_Vaya... ¿sólo lo pruebas una vez y ya te crees con derecho sobre él?? - le replicó burlón. - Debe de haberte gustado mucho.... Su mano aflojó su cuello, acariciándolo ahora mientras sus labios se juntaban con los del ryujin.

Aquella contestación, le pareció una clara provocación. Parecía que Mirthais comenzaba a apreciar jugar con él.
Y, sin embargo, pese a su contestación, podía estar tranquilo, sabía que Mirthais cumpliría su palabra, por extraño que pudiera parecer.

_No me gustaría tener que matar a medio teatro por una noche de locura. - le susurró y acarició su pecho delicadamente, observándolo con detenimiento.

De todas formas, había alguien que sabría todo aquello, alguien que muy probablemente, lo había observado con sus propios ojos. Gemini... Claro que, el que lo supiera el propietario de la mansión, no era lo mismo que el que lo supiera el resto.
No es que le importara demasiado, lo que había sucedido no le daba verguenza alguna, pero, alguna marioneta o titiritero podía creerse con derechos que no poseía, y, en ese caso, el Ace, no dudaría en poner las cosas en su sitio...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Jue Nov 06, 2008 11:56 pm

Mirthais rió al escucharle y rodeó el cuello del demonio con sus brazos, atrayéndole más hacia él.

"Es mío." dijo, todavía riendo, mientras respondía a los besos del Ace.

Debía reconocer que le había gustado más de lo que había creído posible y, por otro lado, se alegraba de poder hablar así con Nerion. Había algo, un impulso repentino, que le estaba haciendo buscarle las cosquillas al Ace... le estaban entrando ganas de jugar más con él, de saber hasta dónde podía llegar la fuerza del demonio, pero siempre a modo de juego. No quería un enfrentamiento directo con él, pero hacía mucho que no se enfrentaba con nadie...
La verdad es que no era muy dado a las peleas, no le habían enseñado demasiado y todo lo que sabía le venía por puro instinto, casi se podría decir que le venía de fábrica. Pero si Nerion de verdad era un guerrero, o lo había sido alguna vez, podría enseñarle bastante. Le apetecía algo que se saliera de la rutina... algo que le ejercitara y le hiciera cansarse... Además... nunca había luchado con un demonio.

"No tendrás que hacerlo." aseguró sonriendo ligeramente, apreciando la caricia que Nerion dejaba en su pecho.

Clavó su mirada en la del Ace y sonrió... y fueron una sonrisa y una mirada sospechosas desde el principio... como si no tramara nada bueno.
En un instante y con un empujón bien dado, Nerion volvió a quedar de espaldas sobre la cama y con las muñecas atrapadas contra el colchón por las manos del ángel, que procuró inmovilizarle lo mejor posible.

"¿Cómo de bueno eras peleando?." preguntó con una miradita tentadora, como invitándole a contestarle con una demostración prácticas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Vie Nov 07, 2008 5:28 pm

Observó la mirada de Mirthais y temió algo extraño.

_¿Qué demo...? - protestó ligeramente antes de verse atrapado por el ángel contra la cama.

Las manos de Mirthais le sujetaron con firmeza por sus muñecas, impidiendo mover sus brazos. Por un instante, Nerion creyó que el ryujin quería volver a repetir la experiencia de poseerle. ¿Ya estaba recuperado? ¿Tan rápido? Si era así, debería felicitar al ángel, sería el primero de su raza que recuperaba su excitación, tras estar con él, casi al instante... Quizás debiera darle el nombramiento de íncubo y todo...
"¿Cómo de bueno eras peleando?.", le oyó pregutar, y le miró ligeramente sorprendido. ¿Pelear...???

_Aún no me han matado - le contestó - Y eso en el mundo de los demonios dice más que las palabras...

Una de sus rodillas, se elevó bajo el cuerpo de Mirthais, golpeando su vientre. En cuanto aflojó su agarre por el golpe, Nerion aprovechó para invertir la posición. Sus rodillas se colocaron sobre las piernas del ángel, bloqueándolas, sus manos, sujetaron sus brazos por encima de su cabeza, juntando sus muñecas para poder sujetarlas con una sóla de sus manos. La otra mano, se aferró al cuello del ángel.

_Olvidas que tenemos cuatro extremidades... - le dijo con su mirada clavada en la suya, burlona. - Y, si vas a someter a alguien, es mejor que tengas una mano libre - dijo elevando la mano que sujetaba su cuello, soltándolo durante un instante. - Por lo que pueda pasar....

Después la bajó por su pecho, arañándolo suavemente para dejar una marca roja en él.

_¿Quieres pelear conmigo? - le preguntó - No sé si pueda hacerlo sin herirte... No estoy acostumbrado a ello...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Vie Nov 07, 2008 9:56 pm

Mirthais rió al ver la sorpresa de Nerion. Ni de lejos estaba recuperado, había sido demasiado sexo en una tarde para alguien como él, que, a pesar de no tener ya una vida totalmente casta, tampoco estaba acostumbrado a tanta actividad de golpe. Pero físicamente se encontraba bastante animado, al menos lo suficiente como para estar pensando en jugar un rato con el demonio.

Disfrutó del breve, brevísimo momento en el que tuvo sometido al Ace y cayó de nuevo a la cama, jadeando por el golpe que recibió su vientre y frunciendo ligeramente los labios al ver lo poco que había durado.

"Uhm..." musitó enfurruñado por haber caído en un error tan tonto.

Durante un instante probó a soltarse de los agarres del demonio, pero fue totalmente imposible, y además no tenía ningún margen de movimiento con ninguno de sus miembros. Aún así, atendió a las indicaciones del Ace, al fin y al cabo era eso lo que le interesaba, a parte de pasar un rato haciendo algo distinto.
Arrugó la nariz y el ceño en una mueca de dolor cuando Nerion le arañó ligeramente el pecho, marcándole y le miró al escuchar su pregunta, dudando un momento.

"Más que pelear... me gustaría más aprender a hacerlo mejor..." dijo un poco apenado. "Aunque también preferiría hacerlo vestido." añadió riendo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Vie Nov 07, 2008 11:08 pm

"Más que pelear... me gustaría más aprender a hacerlo mejor...", explicó Mirthais "Aunque también preferiría hacerlo vestido..."
A Nerion le importaba muy poco si el ryujin estaba o no vestido, aquello era superfluo en una pelea. Repentínamente, se levantó, liberando al ángel de su presa.

_Vistete entonces - le dijo - aunque debo recordarte que ambos llegamos aquí vestidos sólo con batas. ¿Eres capaz de crear ropa con magia o prefieres rebuscar en los armarios en busca de algo que te sirva? No creo que la casa sea tan complaciente como para habernos traido a una habitación de alguien de nuestra talla...

Susurró unas palabras para crear sobre su cuerpo una vestimenta completa. Había recuperado mucha energía gracias a Mirthais y sus juegos, y podía permitirse aquellos pequeños lujos. En su parte superior apareció una camiseta de mangas ligeramente anchas en sus extremos y cuello ligeramente alto y ceñido hasta donde se ajustaba su collar. Su parte inferior se vio cubierta por unos pantalones y unas botas de cuero con remaches plateados. Todo del más riguroso negro, el color preferido del Ace. Sólo en el borde de sus mangas y su cuello, unos adornos granate oscuro rompían aquella monotonía, pequeños dibujos ondulados, imitando las llamas de un fuego inexistente.

En silencio, se sentó en el borde de la cama y observó al ángel, esperando que estuviera preparado.

_¿Qué armas manejas? - preguntó como si fuera la cosa más normal del mundo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Vie Nov 07, 2008 11:22 pm

Se quedó mirando a Nerion cuando cayó en que tenía razón y vio, con cierta envidia, como el demonio era capaz de crearse su propia ropa.
Cogiendo las sábanas y enrollándose con ellas, se levantó y se dirigió al armario donde, tal y como pensaba el demonio, no había nada que fuera de su talla. Suspiró y se giró, quedando de cara al Ace.

"¿No podrías vestirme tú?." inquirió con una miradita suplicante. "No quiero ir por los pasillos enrollado en una sábana hasta llegar a mi habitación, seguro que para divertirse un rato la mansión me esconde el cuarto en otro piso..." añadió acercándose a él y sentándose a su lado.

Seguramente sus gustos en cuanto a ropa no encajaran del todo. Al menos a él nunca se le habría ocurrido ponerse unas botas de cuero con hebillas, o ponerse tanto negro. No le disgustaba el color, pero solía combinarlo con otros.
Cuando escuchó su pregunta rió, como si Nerion hubiera soltado la broma más graciosa del día pero pronto entendió que lo había dicho sin ninguna intención de hacerle reír.

"¿Armas...?." repitió enarcando una ceja y rascándose la nuca tratando de recordar. "Bueno... era bastante bueno con el arco, pero no creo que valga en una lucha cuerpo a cuerpo... y eh... a parte de eso... nunca practiqué con nada que tuviera filo, pero sí con palos. Así, aunque nos lleváramos algún golpe no nos cortábamos." comentó encogiéndose de hombros. "¿Te vale?." preguntó alzando las cejas, rezando para que la respuesta fuera afirmativa y, con un poco de suerte, no se riera de él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Sáb Nov 08, 2008 12:01 am

Sí, el saber manejar magia podía ser algo muy útil a veces...
Nerion vió como el ángel buscaba algo de su talla, sin encontrarlo. Y sonrió maliciosamente cuando le pidió que creara su ropa.

_Claro..., será un placer.... - contestó sonriente, con sus ojos brillantes.

Después le oyó reirse ante sus palabras. Él, permaneció impasible, esperando a que el ryujin se diera cuenta que sus palabras iban muy en serio. Además, ¿a qué venía tanta risa?, su pregunta era perfectamente comprensible...
"¿Armas...?." repitió Mirthais enarcando una ceja al comprender que no era ningún tipo de broma. "Bueno... era bastante bueno con el arco, pero no creo que valga en una lucha cuerpo a cuerpo..."

_No..., diría que eso no sirve... - se burló ligeramente el Ace.

"...y eh... a parte de eso... nunca practiqué con nada que tuviera filo, pero sí con palos. Así, aunque nos lleváramos algún golpe no nos cortábamos. ¿Te vale?."
Al contrario de lo que el ryujin se esperaba, Nerion no se rió.

_¿Sólo eso? - preguntó extrañado, y suspiró profundamente.

Decididamente, sus mundos eran muy diferentes... ¿Cómo no se habían preocupado sus padres de enseñarle el manejo de las armas? ¿Cómo habían pasado por alto algo tan básico para su supervivencia? Los demonios, desde pequeños, aprendían a manejarlas, las usaban, las llevaban a todas partes con ellos, hasta convertirlas en un miembro más de su cuerpo, en una extensión de sus brazos. Fueran armados o no, dominaban el uso de varias de ellas.

_Pelea con bastones, entonces. ¡Está bien! - dijo levantandose y miró a Mirthais. - Sin embargo, primero deberemos vestirte...

Con un movimiento rápido, retiró aquella sábana que cubría su cuerpo.

_Veamos... ¿qué ropa podemos crearte? - murmuró como si hablara sólo.

Sus labios volvieron a moverse en un conjuro. El cuerpo de Mirthais se vió rodeado de luces de diferentes colores creando telas suaves sobre él. Al acabar, el ryujin vestía un hermoso vestido corto, ideal para una jovencita, formado por transparencias que dejaban entrever su cuerpo, de escote bajo para realzar su pecho, guantes largos de raso y zapatos de tacón alto.
Además de una preciosa colita de conejo que adornaba su parte trasera...
El demonio rió con fuerza al verle vestido así...

_¡Te queda precioso...! - dijo entre carcajadas. Y su mano se movió creando unas lindas orejas de conejo sobre su cabeza. - Mar.... marca tu.... cintu...ra....

Apenas podía contener la risa. Mirthais tenía el aspecto de una joven y linda conejita y Nerion dejó reposar su cuerpo contra la pared, incapaz de contener las lágrimas al ver la expresión que el ángel le dedicaba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Sáb Nov 08, 2008 12:19 pm

El tono con el que le contestó no le hizo ni la más mínima gracia. Había dado por hecho que le vestiría de un modo parecido al suyo, pero tal y como le estaba mirando ya no sabía qué esperarse.

Ignoró la burla de Nerion cuando le dijo que sabía manejar el arco y se encogió de hombros al preguntarle si sólo sabía eso. En su mundo no había aprendido gran cosa, todo lo que sabía lo había tenido que aprender a la fuerza en el Teatro, y de hecho no se le daba mal luchar, pero claro, nunca estaba de más intentar mejorar.

"Nunca mostré gran interés por las armas. Yo no quería ser guerrero ni pelear con demonios como algunos de mis compañeros, así que tampoco tuve la obligación de aprender a utilizarlas." comentó, excusándose.

No se lo había dicho a Nerion, ni se lo diría, pero si sabía usar el arco era por los juegos que había hecho de vez en cuando con otros ángeles. Las flechas no tenían punta, sino unas ligeras bolsitas con tinte en polvo que, al chocar con cualquier cosa dejaban una marca de color. Cada uno tenía un color determinado y al final, quien más ángeles hubiera acertado ganaba.

Se levantó, mordiéndose el labio inferior cuando Nerion le quitó la sábana de un tirón y esperó a que creara algo para él. Sin embargo nada le preparó para lo que vio. Se pegó un susto de impresión al verse subido en aquellos zapatos y su trabajo le costó mantener el equilibrio sobre ellos. Por otro lado, el vestido tampoco es que le cubriera demasiado y al girar la cabeza para mirarse por detrás vio la colita de conejo. Le miró con el ceño fruncido, y cruzó los brazos después de tocarse con las manos las suaves orejitas de conejo que le había puesto en la cabeza.

"¡Cámbiame esto, ya!." exigió enfurruñado, intentando quitarse uno de los zapatos con las manos, sin sentarse, y dando saltitos en el proceso para no perder el equilibrio, reforzando así la imagen de conejita que tenía en aquellos momentos. "¡Vamos! ¡no te he dado mi energía para que la uses en esto conmigo!." exclamó consiguiendo quitarse uno y encontrando tierra firme al menos con un pie.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Sáb Nov 08, 2008 5:47 pm

_¿Por qué? - protestó entre carcajadas el Ace - Pero si te queda muy bien...

La risa de Nerion fue en aumento al verle dar saltitos mientras intentaba quitarse uno de sus zapatos, teniendo que apoyarse contra la pared.

_Sal conmigo una noche... Mirthais.... Me encantaría que todo el mundo te viera vestido así... - comentó burlón.

Cuando el ángel logró colocar uno de sus pies en el suelo, Nerion secó sus lágrimas y se acercó a él intentando controlar su respiración. Sin previo aviso, pasó uno de sus pies por detrás del pie descalzo de Mirthais, golpeando su talón con el suyo, obligandole a levantarlo del suelo para mantenerse sobre el tacón alto. Después, golpeó levemente su hombro para hacerle caer. Antes de que tocara suelo, le cogió entre sus brazos.
Realmente le quedaban bien las orejas de conejo...

_No deberías tener tanta prisa en quitarte los tacones - le dijo - Pueden ayudarte a controlar tu equilibrio.

Sus labios se acercaron a los de él y colocó uno de sus dedos sobre ellos mientras le sujetaba de la cintura.

_Primera lección: Mantén siempre tus pies firmes sobre la tierra. Tú debes controlar tu cuerpo, sea cual sea la situación en la que te encuentras, no él a tí...

Soltó su cintura, dejándole caer sobre la cama, despreocupadamente.

_Practica cada día tu equilibrio. No es necesario que te pongas tacones... - le dijo con una sonrisa maliciosa - puedes intentar caminar sobre algo estrecho como una vara. Debes saber mantenerte firme sobre el filo de una cuchilla si es necesario...

Movió sus labios para hacer desaparecer el traje que vestía el ryujin, vistiendolo más adecuadamente, ropa marrón y blanca con finas filigranas doradas sobre la tela. Pantalones, casaca y unas botas simples de ante marrón.

_Segunda lección: Debes ser capaz de pelear en cualquier condición, incluso... desnudo... Nada debe distraerte de tu rival ni de la pelea. Te juegas la vida en ella...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Sáb Nov 08, 2008 7:00 pm

Le miró con reproche y bufó, peleando con su segundo zapato. Se imaginó saliendo así por la mansión, colgado del brazo de Nerion y notó como sus mejillas se teñían de rojo.

El 'ataque' del Ace le pilló desprevenido, pensaba que le iba a quitar la ropa y a cambiársela por otra, no que le haría perder el equilibrio para cogerlo en brazos. Trastabilló y estuvo a punto de caer sobre la cama, siendo salvado justo a tiempo por el demonio. Se quedó mirándole, expectante y negó con la cabeza.

"A lo único que me van a ayudar es a que me rompa la cabeza o a torcerme un tobillo... nada más..." replicó mirando con ojo crítico la excesiva altura de los tacones con los que le había vestido.

Para ser su primera vez, Nerion podía haber sido un poco más comprensivo y darle unos un poco más bajos.
Parpadeó sorprendido viendo como le hacía callar, poniendo un dedo sobre sus labios, y atendió a sus indicaciones. Bajó la mirada con el ceño ligeramente fruncido, pensando en cómo mantener el equilibrio sobre aquellos zancos, cuando, de improviso, Nerion le soltó y le dejó caer en la cama.

"¡Ah!." exclamó haciendo aspavientos con los brazos hasta que cayó sobre el colchón.

Le miró de refilón, como diciendo que no se le había ocurrido practicar el equilibrio con los tacones y asintió, pensando sobre qué podía practicar... ya se le ocurriría algo...
Miró su nueva ropa con notable agrado y suspiró, agradeciendo que el demonio no le diera por jugar más con él a las muñecas. Aunque, para asegurarse del todo se llevó las manos a la cabeza para asegurarse de que las orejitas de conejo habían desaparecido.

"Puedo pelear desnudo... pero ahora mismo tampoco es que me vaya la vida en ello..." replicó encogiéndose de hombros.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Dom Nov 09, 2008 5:16 am

Las orejas de conejo ya no estaban sobre la cabeza del titiritero, sino en las manos del demonio... Sonriente, Nerion se las enseñó a Mirthais cuando éste las buscó sobre su cabeza.

_Estas me las guardo... - le dijo con una sonrisa - Puede que algún día te las haga poner cuando hagamos el amor. Estarás encatador con ellas...

Las sujetó a su cuerpo, colocándolas en la cintura de su pantalón, sujetas por la tela que lo formaba.
Después abrió sus manos, y en ellas aparecieron dos palos, rectos y redondos que sobrepasaban su altura. Nerion pareció sopesarlos, moviendolos ágilmente. Tras unos instantes pensativo, arrojó uno de ellos hacia Mirthais, indiferente.

_Bien... enséñame qué sabes hacer... - le retó con el ceño fruncido y una ligera sonrisa en sus labios.

Su cuerpo adquirió una posición de defensa, sujetando su bastón con ambas manos en diagonal, dispuesto a bloquear cualquier ataque que el ángel le dedicara.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Dom Nov 09, 2008 9:24 pm

Observó las orejas de conejo en las manos de Nerion y frunció el ceño con extrañeza al escuchar que se las guardaba... claro que... al saber para qué se las iba a guardar, le dedicó una mirada de reproche.

"No pienso ponerme 'eso' ni cuando hagamos el amor, ni cuando hagamos nada..." replicó cruzándose de brazos y mirándole con autosuficiencia.

Había cogido la suficiente confianza con el Ace como para negarse en redondo a colocar aquello sobre su albina cabecita, pero no creía que eso hiciera que el demonio se diera por vencido...
Observó las varas que hizo aparecer y sonrió ligeramente al recordar los entrenamientos con los compañeros. Alcanzó el palo que le echaba al vuelo y le dio un par de vueltas antes de fijarse de nuevo en Nerion. Seguramente su nivel no fuera tan alto como el que pudiera haber alcanzado el Ace, y de hecho, se sentía algo ridículo al intentar batirse con él, pero al fin y al cabo no era un duelo ni una pelea... era... como una clase, y puestos a pensar así, la experiencia del demonio decía mucho a su favor.

Se puso alerta y cogió la vara con ambas manos, adoptando una posición de ataque. Aguardó unos instantes antes de decidirse por dónde atacaría primero y cómo debería defenderse en tal o cual caso y, finalmente, se lanzó, ejerciendo una fuerza considerable con el arma, impulsándola contra uno de sus brazos mientras se mantenía atento a cualquier movimiento que hiciera el otro para esquivarlo o interrumpirlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Miér Nov 12, 2008 3:20 am

Le vió lanzarse contra él con una fuerza considerable, dispuesto a golpear su brazo. Nerion decidió aprovechar su impulso, y con un simple movimiento, giró su cintura, dejando paso libre al ángel mientras colocaba uno de los extremos del bastón en el camino del suyo. Su cabello, se movió al compás de su cuerpo, rozando su rostro ligeramente.

_No te lanzes contra el enemigo - le corrigió - Simplemente, da un paso hacia él y ataca. Si ejerces demasiada fuerza puede aprovecharse de ello.

El ángel pasó rozándo su cuerpo, tocando su bastón en el extremo que Nerion le ofrecía. Cuando estuvo a su lado, el demonio elevó el otro extremo, dispuesto a golpear su espalda con él en un movimiento circular.

No estaba muy seguro de si hacía lo correcto... ¿Qué ganaba él enseñandole algo que quizás el dia de mañana usara en su contra? Era algo ridículo en un principio, y, sin embargo, podía resultar un estímulo, algo... diferente..., aparte de un buen entrenamiento para él mismo.

_Si no logras golpearme antes de que pasen cinco minutos, te pondrás esas lindas orejitas durante toda una noche..., sólo para mí... - le dijo en un susurro cuando le tuvo cerca de él y aprovechó para lamer levemente su oido.

Una sonrisa apareció burlona en su rostro, mirándole divertido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Miér Nov 12, 2008 12:39 pm

Mirthais apretó los labios de frustración al ver que Nerion le esquivaba de aquella forma tan simple y que él, debido al impulso que llevaba, no pudo frenar a tiempo para seguirle y atacar. A la vez, vio como el demonio movía el bastón para darle en la espalda y él se apresuró a colocar el suyo de forma que detuviera cualquier intento por darle por detrás.

Giró el rostro, mirándole sorprendido por sus palabras y frunció el ceño, notando como la sangre corría a sus mejillas.

"Si te doy yo a ti serás tú quien se las ponga para mí..." replicó mirándole con altivez justo antes de hacer tropezar su palo con el de Nerion y mantener la fuerza para que no fuera el suyo el que cediera.

Ver a Nerion con las orejitas de conejo puestas sí debía ser algo digno de ver... y otra cosa más que no debería contar a nadie bajo la amenaza de muerte del demonio.
Con ese pensamiento una sonrisa divertida se abrió paso en su rostro y empujó el bastón del Ace para deshacerse de él y atacar, tal y como él le había dicho, sin coger mucho impulso, sólo dando un paso e intentando darle una estocada en el pecho con la punta de su bastón.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Miér Nov 12, 2008 5:42 pm

Mirthais bloqueó su ataque, y Nerion escuchó divertido su amenaza. No se las pondría por nada del mundo, ya había cedido una vez con el ángel, no estaba en su caracter hacerlo demasiado a menudo...
El siguiente ataque del ryujin fue más comedido, no empleando una fuerza excesiva. Aprendía rápido... No era bueno usar la fuerza descontroladamente, siempre se debía mantener el control de la situación, fuese cual fuese...

Bloqueó el golpe dirigido hacia su pecho, dando un paso atrás para coloca su bastón en horizontal, cogiendolo con ambas manos. Rápidamente, buscó golpear las costillas de Mirthais.
El demonio luchaba aparentemente apático, sin emplear una fuerza claramente visible y, sin embargo, si lograba golpear al ángel, rompería una o dos de sus costillas.

_Te ves realmente hermoso cuando te sonrojas... - le dijo devolviendo su sonrisa.

Había esperado que ante su anterior comentario el ángel se desestabilizara, perdiendo la compostura o incluso enfadándose con él, pero Mirthais sólo se había sonrojado, controlando perfectamente sus sentimientos y su cólera. Después de todo, podía acabar siendo un buen guerrero...
Antes de llegar a rozar su costado, el demonio cambió completamente su tendencia y, agachándose con rapidez, giró el bastón en una de sus manos, llevándolo a toda velocidad contra los pies del ryujin, buscando desetabilizarse. Aquel cambio de velocidad y de estratégica intentaba desconcertarle. "Espera lo inesperado", podía llamarse aquella lección.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Miér Nov 12, 2008 5:56 pm

Mirthais bloqueó los golpes que Nerion envió a sus costillas poniendo la vara en vertical. A primera vista parecía que el ataque no era muy fuerte, sin embargo, el impacto entre las dos varas era bastante fuerte.

Sin duda los comentarios de Nerion lograban descolocarle más de lo que le gustaría, pero por suerte para él sabía sobreponerse a tiempo. Al fin y al cabo, a estas alturas tampoco le iban a alterar ya las palabras de Nerion. Sin embargo, el siguiente comentario volvió a encenderle las mejillas e hizo que le dirigiera una mirada de advertencia.

"Me gustaría verte sonrojado a ti... tal vez cuando te ponga esas orejitas..." replicó con una sonrisa pícara.

Abrió los ojos con sorpresa al ver que se agachaba de repente y, de un pelo, esquivó el ataque de Nerion a sus pies, saltando en el último momento.
Aprovechando la posición del demonio y volviendo a apoyar los pies en el suelo, envió su vara directamente contra su cabeza, con la intención de hacerle un chichón en toda la coronilla.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Sáb Nov 15, 2008 11:26 am

Rió suavemente cuando le oyó decir aquello, apartándose de su lado con una voltereta en el suelo, impidiendo que la vara de Mirthais le golpease en la cabeza. El ruido que hizo contra el suelo le dejó bien claro lo que hubiese sucedido.
Ágilmente, recogió su vara, pegándola a su costado mientras observaba al ángel con una de sus rodillas aún en el suelo, a unos pasos de él. Su sonrisa se mostraba, reflejando la diversión que comenzaba a sentir el Ace hacia aquella situación.
Sí que sabía defenderse bien el ángel...

_No lo haces nada mal... - concedió finalmente, volviendo a ponerse en pie - Voy a tener que esforzarme más... Dime, ¿dónde aprendiste? Creí que me habías dicho que no habías considerado necesario aprender lucha...

Mientra hablaba, su cuerpo se movió ágil, encadenando una serie de ataques que el ángel logró detener, intentando devolver alguno de ellos. El ruido de los bastones al chocar invadía la sala y cualquiera que les hubiera observado pensaría que veía una coreografía planeada con precisión milimétrica.
No era así. Cada uno de ellos improvisaba ataques y defensas, dependiendo del momento y de la acción del contrario.
Podía parecer bello, pero resultaría mortal si simplemente lo desearan. Claro que..., aquel no era el caso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Sáb Nov 15, 2008 5:22 pm

Frunció los labios con disgusto cuando Nerion esquivó su ataque, rodando por el suelo. Respondió a la sonrisa del demonio, adoptando una nueva posición de defensa y aguardando al ataque del Ace. Al escucharle, su sonrisa se amplió más. Sabía que Nerion no estaba dando todo de sí. No hubiera tenido sentido ya que, a diferencia que el Ace, él no había pasado toda su vida luchando y tenía bien claro que no tenía la misma experiencia que él. Sin embargo, que pudiera darle juego ya era bastante para él. Al menos la vara del demonio todavía no le había tocado.

Antes de responder, esquivó y detuvo todos los ataques que le enviaba Nerion, intentando responder en los momentos que consideraba oportunos y en los lugares menos defendidos durante milésimas de segundo. Por desgracia el Ace no se dejaba vencer tan fácilmente. Admiraba el juego de pasos que estaban llevando a cabo los dos en medio de la lucha y, sobre todo, que cada movimiento estuviera acompañado de el resonar de la madera.

"Que no tuviera la necesidad... no quiere decir que no aprendiera lo básico..." contestó con una pequeña sonrisa. "Los que se encargaban de la protección de nuestras ciudades solían dar clases." añadió.

Cogiendo algo de impulso, intentó hacer que Nerion caminara hacia atrás por la fuerza de sus golpes, con la intención de que tropezara con la cama y tenerlo a su merced.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Miér Nov 19, 2008 1:10 pm

_Recuerdame que si algún día abandonamos este lugar, ataque tu ciudad. - le dijo el demonio sonriente - Será un placer medir mis fuerzas con quienes han logrado inculcar tal nivel de perfección en un neófito en sólo "unas cuantas clases".

Notó que, poco a poco, Mirthais pretendía llevarlo contra la cama. En otro momento, aquello le hubiera encantado, pero no ahora...
Sus ojos, apenas se separaron unas décimas de segundo de su oponente, para observar el reloj que presidía aquella habitación. Bien..., habían pasado los cinco minutos..., podía dejarse vencer sin tener que verse obligado a ponerse las orejas de conejo. Quería ver cómo remataba su ataque.

Consciente de lo que hacía, fué reculando lentamente, sin dejar de responder a sus golpes, acercándose cada vez más a la cama sobre la que instantes antes habían dejado vía libre a su lujuria.
Sensual..., muy sensual acabar vencido sobre aquel mismo sítio.
Y sintió como su pierna chocaba contra ella. Nada le hubiera costado menos que agacharse, aferrar los pies del ryujin y voltearlo para que fuera él el que acabara con su espalda contra las sabanas. Pero no lo hizo, dejó que el angel siguiera atacando, esperando que llegara el golpe final que pusiera fin a aquella clase improvisada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Miér Nov 19, 2008 1:35 pm

Su comentario, pese a no ser del todo mal intencionado, no le hizo demasiada gracia.

"Fui a bastantes clases..." replicó en tono algo más serio del habitual, demostrando así su molestia ante su petición.

No se dio cuenta de para qué desviaba Nerion su mirada, pero tampoco le dio mucha importancia. Le tenía cada vez más cerca de la cama y eso era lo único que le importaba. Le pareció algo extraño que de pronto, fuera tan fácil llevarle hasta ella. Era imposible que Nerion no hubiera adivinado lo que pretendía y no entendía por qué no hacía nada para evitarlo. Había gato encerrado... lo intuía...

Pese a todo, continuó con su plan, respondiendo a los ataques de Nerion, avanzando lento pero seguro, hasta que el demonio tropezó contra la cama y entonces el ángel aprovechó, le dio un fuerte golpe a la vara del Ace, consiguiendo lanzarla por los aires, y se lanzó contra él tumbándole sobre el lecho, colocando su vara a la altura del cuello del demonio e inmovilizándole las muñecas con ayuda de la vara y sus manos. Los pies no creyó conveniente sujetarlos, ya que terminó sentado sobre sus muslos, por mucho que pudiera moverse de rodillas para abajo, nunca lograría darle una patada a menos que pudiera dislocárse la pierna él sólo.

"Alguien va a estar muy guapo con las orejas de conejitoooo~~..." canturreó con una sonrisa victoriosa en los labios.

Había sido demasiado fácil... sabía que no habría conseguido tenerle en aquella situación a menos que Nerion se hubiera dejado... pero tal vez quisiera verse de nuevo siendo tomado por el ángel y además con unas lindas orejitas de conejo adornando su cabeza... ¿no?.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Miér Nov 19, 2008 2:33 pm

Un buen golpe.
Su vara voló al otro lado de la habitación, viendose inmediatamente reducido contra la cama. La vara de Mirthais se apretó contra su cuello, y sintió como se sentaba sobre sus muslos, provocando una reacción en su entrepierna. El demonio sonrió al sentir su fuerza sobre él, sometiéndole.

_Ahhh... - suspiró ligeramente, entrecerrando sus ojos sugerentemente. - Muy tentador, Mirthais..., pero me temo que ya pasaron los cinco minutos acordados.

Su mirada se dirigió de nuevo hacia el reloj, indicándole la veracidad de sus palabras. Un sólo movimiento brusco de sus caderas hubiera bastado para hacerle desestabilizarse y girar las tornas. Sin embargo, lo único que hizo fue lamer su rostro ligeramente cuando lo tuvo lo suficientemente cerca para hacerlo.

_Claro que, si lo deseas, puedo concederte ese capricho...

Comenzaba a cogerle gusto a dejarse poseer por aquel ángel. Lo cual, si lo pensaba, era bastante preocupante...
Así que procuraba no pensarlo demasiado...
Su respiración aún era agitada. Aquel ejercicio había elevado su adrenalina, excitándole, haciendole desear otra clase de ejercicio, encima o debajo de Mirthais.

_¿Piensas tomarme así? ¿sometido a tí...?

Su voz era apenas un susurro y sus cabellos caían sobre aquellas sábanas, formando un extraño contraste con ellas, potenciando su brillo plateado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Miér Nov 19, 2008 4:01 pm

Le miró con sorpresa y dirigió su mirada al reloj, bufando y entrecerrando los ojos para mirarle con reproche.

"Ya decía yo que no podía ser tan fácil darte..." replicó frustrado.

Se había sentido bien por tenerle sometido, pero sabía, sin necesidad de que Nerion se lo confirmara, que no lo había hecho por mérito propio, sino que había sido el Ace quien se había dejado ganar. Por ese lado se sentía algo timado... pero por otro... había acertado en que Nerion quería verse con esas orejitas de conejo en la cabeza, siendo alimentado por 'su zanahoria'. Al parecer el demonio le había tomado gusto a eso de ser el pasivo. Y él no lo veía mal, todo lo contrario, pero lo cierto era que ya había tenido suficiente sexo por hoy.
Sonrió de lado al sentir la lengua del demonio en su rostro y le miró con malicia, acercándose más a su rostro y tomándole por la barbilla con una de sus manos.

"¿Acaso el gran Ace de Trébol le ha tomado gusto a que un simple ángel le someta a sus caprichos?." inquirió con un brillo malicioso en los ojos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Sáb Nov 22, 2008 2:59 am

"¿Acaso el gran Ace de Trébol le ha tomado gusto a que un simple ángel le someta a sus caprichos?.", le oyó decir.
Nerion frunció su ceño primeramente. Después, sonrió con una sonrisa extraña, torcida, una que parecía surgir de lo más profundo de su demoníaco ser.

_Por un ángel, sí... Pero NO por un "simple ángel". No me menosprecies, Mirthais. No creas que me dejaría dominar por cualquiera. No eres un angel cualquiera, no eres uno de esos angeles insípidos, débiles e incapaces de pensar. No..., tú eres... diferente...

Su cabeza se elevó lo máximo que pudo teniendo su cuerpo aún apresado por él, y mordió ligeramente sus labios, haciéndolos sangrar.
Sabía que el ryujin no agradaba de la sangre, pero Nerion la devoró con visible placer. Deliciosa...., como el cuerpo del albino que estaba sobre él.

_Un ángel común, un "simple ángel" jamás hubiera llegado a ser un titiritero, de eso, puedes estar seguro. Nunca te menosprecies, Mirthais. Si eres mi amante y lo haces, me menosprecias a mí...

Su mirada se posó sobre sus ojos fijamente, borrando la sonrisa de su rostro. Decía aquello muy en serio, nunca le había gustado la falsa modestia de la que muchos seguidores de Dios hacían gala y ostentación. Era hipócrita. Creyéndose inferiores, despreciaban la obra de su creador. Un demonio jamás haría eso...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Sáb Nov 22, 2008 2:03 pm

Atento a cualquier expresión o palabra que surgiera de Nerion, se estremeció ligeramente al ver aquella sonrisa y parpadeó sorprendido al escucharle. Nunca había pensado que el Ace pensara todo aquello de él. Ya le había dicho en más de una ocasión que no era como el resto y que por eso soportaba estar a su lado y hablar con él, pero de ahí, a que le dijera todo eso... había un paso muy grande, uno que le hizo sonreír con cierto orgullo.

Miró con atención como alzaba su rostro hacia él y le pilló por sorpresa que le mordiera el labio, impidiéndole alejarse de él a menos que quisiera hacerse aún más daño. El ángel cerró los ojos con fuerza y gimió bajito frente al dolor, sintiendo como la carne cedía ante los dientes del demonio. La herida cicatrizó pronto, pero no tanto como para que Nerion lograra atrapar algunas gotas de su sangre. Por suerte, él no tuvo que probarla.

Las palabras del Ace no paraban de sorprenderle. Era cierto que había pocos ángeles que fueran titiriteros en aquella mansión, y muchos de los que lo habían conseguido habían tenido que renunciar a su inocencia y a su pureza, pero Nerion parecía que hablaba más en serio de lo que le había hablado nunca.

"Vaya..." musitó sonriendo ligeramente. "No volveré a menospreciarte." aseguró, diciendo a su vez que nunca volvería a menospreciarse a sí mismo. "Ha sido bonito escucharte decir eso." añadió inclinándose para darle un beso en la mejilla y librándole ya de cualquier agarre.

Quitándose de encima del demonio y levantándose de la cama, le tendió la mano a Nerion para ayudarle a incorporarse.

"Podríamos ir al comedor y picar algo... Puede que tú todavía no hayas saciado tus ansias de sexo pero creo que yo ya he alcanzado el cupo de una semana contigo..." dijo riendo por lo bajo.

Estaba seguro de que si se quedaba un rato más con Nerion en aquella habitación volvería a caer en la cama para retorcerse de placer con el demonio, y aunque no le veía nada de malo, le apetecía comer algo. Tanto sexo de golpe no podía ser bueno... y menos con aquellas orejitas de conejo colgando de la cintura del Ace.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Sáb Nov 22, 2008 3:26 pm

El demonio afirmó levemente cuando le oyó aceptar el no volver a menospreciarse, dándose por satisfecho. Y, si el beso sangrante que le había dado, había sorprendido al ryujin, el que él le dió en la mejilla pilló a traición al íncubo. Nerion no pudo evitarlo, aún estaba sujeto por Mirthais, por lo que se limitó a reflejar una expresión de disgusto.
Demasiado tierno para él...
¿Hermoso? ¿Qué tenía aquello de hermoso? Sólo había dicho lo que pensaba, le había advertido, no pretendía hacerle un cumplido. La verdad era la verdad y punto.
Soportó aquel beso hasta que se vió liberado de su agarre. Aceptó su mano, levantándose pesadamente mientras limpiaba su rostro de aquella sensación, extraña para él. Amor..., no..., aprecio..., cariño.... Cuando a Mirthais le salía el ángel que era...., podía resultar molesto...

_¿Al comedor? - dijo con una ligera sonrisa - Claro..., debes recuperarte para otro día...

Le miró a los ojos, reflejando en ellos el brillo de los suyos, y cogió su rostro por el mentón.

_Yo jamás me sacio de sexo, Mirthais. Es mi alimento, deberías saberlo... Pero, puedo acompañarte al comedor si así lo deseas..., nunca se sabe que puedo encontrar allí.

Se levantó colocando sus ropas, dispuesto a acompañar a Mirthais hasta aquel lugar. Ahora, se sentía bastante más fuerte gracias a él, era justo que recuperara la energía perdida...
Con un movimiento de su mano, le invitó a pasar delante suyo, marcando el camino que debían seguir.

_Por cierto, Mirthais... -le dijo cuando ya hubieron salido de aquella habitación.- La próxima vez, si tienes que darme un beso...., procura que no sea en la mejilla... Mi cuerpo es mucho más grande que una simple mejilla...

Su mano rozó aquella zona, frunciendo el ceño ligeramente molesto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Un tremendo error [Priv.]   Hoy a las 9:07 am

Volver arriba Ir abajo
 
Un tremendo error [Priv.]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 6 de 7.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
 Temas similares
-
» Error FM 2011
» Error activacion Fifam12
» Error o acierto?
» Error en nominacion de jugadores para liga adelante del filial.
» Error Youtube

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: 1º Piso :: Habitaciones.-
Cambiar a: