♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 El limite del camino (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Uriel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 12/11/2008

MensajeTema: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 6:19 am

En sus paseos habituales había llegado, casi corriendo, al balcón. Llegar allí era un objetivo que se había impuesto hacia no mucho tiempo, conforme su curiosidad y sus esperanzas habían inflamado su corazón. Quería encontrar una manera de salir de allí y regresar con su madre y su padre. Pero sus ilusiones quedaron destrozadas ni bien sus ojos se cernieron sobre el horizonte. Desesperanzador era la palabra justa para el paisaje.

No había salida, nunca iba a lograr salir por esas rejas.

Dos lágrimas fueron arrulladas por el viento, lamiendo en su moviendo las mejillas del infante. Uriel acababa de descubrir, para su tristeza, el límite del mundo que ahora ocupaba. Desde el balcón se podía ver, con total claridad, la reja que le separaba de, como el lo creía, su mundo. Estaba atrapado, encerrado para siempre en la mansión que le daba tanto pavor. Sus manitos apretaron la madera que formaba el balcón. Se alejo de él.

-Madre... Padre...- ¿Perdería la cabeza en ese lugar? No podía seguir así.. Se sentía.. Tan, tan, tan solo. Todos sus días eran pasear por la mansión y sentir miedo de cada nueva cosa que surgiera en su camino. Hombres extraños, almas crueles, rosas hambrientas de su sangre. Tenia tanto miedo que no se veía capaz de seguir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sebastian
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 26/08/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 8:02 am

La verdad es que, últimamente y aunque fuese extraño se estaba acostumbrando a la rutina de ese lugar. Si bien el trato no era el mejor para todos, el vampiro evitaba a toda costa meterse entre las patas de los caballos, como vulgarmente se decía.

Dedicándose más a estar en soledad, mirar por las ventanas de los pasillos, observando hacía la salida imposible ya que había firmado su sentencia con demonio. Y por más que quisiera, en su alma , si es que la tenía seguía siendo un hombre de palabra.
Fue entonces cuando pasando vagamente por el primer piso, cuando iría a echar una sencilla mirada por uno de los balcones, se encontró con la silueta de una persona que durante su estancia nunca había visto.

Parecía casi como una muñequita de porcelana, un mucachito bastante mono, si es que se podía decir.
Estaba solo al igual que los cientos de individuos como él que habían llegado a su suerte hasta ese lugar.
Pensó en acercarse y saludar amablemente como estaba acostumbrado a hacer, pero... para cuando se fijó en la expresión de ese rostro, encontró el único determinante para aquel.

Miedo...

"¿Puedo preguntar cómo es posible que un rostro tan angelical se manche con esos tintes de temor y lágrimas?" Soltó cuando ya se había acercado con una amable sonrisa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Uriel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 12/11/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 8:17 am

Sus ojazos azules miraron por sobre su hombro al oír la voz hablarle, salida de la misma nada. En otra situación hubiera pegado un salto y se hubiera asustado, sino fuera por que casi había logrado acostumbrarse a las apariciones de la extraña mansión. Dio media vuelta, enfrentando la sonrisa amable y aparentemente considerada. Ya no podía creer en nada en su totalidad...

-¿C-Como no estar asustado...?-le pregunto, llevando ambas manos a su pecho. El recuerdo de la enfermedad mortal aun dolía, a veces, y casi podía sentirla cuando lo invadía la angustia- E-E-Estamos atrapados aquí, en un lugar que no me gusta... M-Me da miedo... Todo el tiempo solo, todo el tiempo oscuro -le explico al mayor, antes de separar sus manos y bajar una de ellas a su costado. La otra rápidamente froto sus ojos, desapareciendo las lágrimas de su camino.

No valía de nada llorar, pero no podía evitarlo. Encerrado en su burbuja de cristal por tanto tiempo para tener que enfrentar eso, un mundo que le bombardeaba de sensaciones extrañas y atemorizantes. Y cosas que no entendía, como los extraños sueños de calor y perversidad que su mente joven aun no podía descifrar totalmente. Su corazón era demasiado frágil por el aislamiento, y por eso el titiritero le había buscado con tanta ansia…

-¿U-Usted no siente repulsión por este lugar? L-Le admiro si puede vivir sin temer en sus terrenos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sebastian
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 26/08/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 8:29 am

¿Cómo podía explicarle a un chico tan sencillo que lo que estaba viviendo allí era casi cotidiano para él?
Y es que, la soledad, la tortura, el miedo, los gritos, todo, absolutamente todo no era para nada nuevo para el vampiro.
Su lóngeva vida había estado llena de todos y cada uno de ellos, entonces... ¿por qué tendría miedo?.

Prácticamente el tenerlo sería exclusivamente la cosa más estúpida que se le podría pasar por la mente.

"Sinceramente no siento ni repulsión ni miedo a este lugar. Digamos que estoy acostumbrado a este tipo de entornos tan bizarros, oscuros y solitarios. Mi naturaleza me ha enseñado bastante respecto a ello." Su sonrisa seguía intacta, mientras que serenamente apoyaba los brazos por sobre la baranda de aquel balcón, sin mirar hacía afuera sino más bien, como un soporte, mirando hacia el fondo de la mansión.

"Creo darme cuenta de que a simple vista se nota que eres un pequeño muchachito bastante sensible a todo esto." Sus orbes rojizas hicieron un estudio detenido de el chico, si. Era alguien pequeño y de seguro débil. "Seguramente es por la edad." Agregó
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Uriel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 12/11/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 8:41 am

Uriel, en cambio, había vivido en un entorno lleno de blancura y limpieza. Siempre enfermo, atado a su cama de hospital. No conocía, en realidad, el sufrimiento, ya que lo apartaban constantemente de el por la 'lastima' que le tenían. Las personas a su lado solo se cambiaban de sala... No morían. El no iba a morir, solo a dormir para que ese cáncer se curase. Que hermosa es la mente de un niño que ama a sus padres con todo de si.

No estaba preparado para enfrentarse a algo así directamente, y lo admitía. No era entupido como para refugiarse en el orgullo y en la nada. Odiaba ese lugar tan extraño, desde el momento que lo pisara. Y era tal su odio por culpa de la ilusión que le había generado, la de haber escapado de la sala del hospital y de los brazos que le amaban pero que no le permitían respirar.

El solo quería ser un niño que pudiera correr bajo el sol, rasparse las rodillas y nadar en una piscina con sus compañeros de clases. Hacer dibujos y competencias de velocidad como todos los otros chicos ¿Era tan difícil su deseo?

-Le admiro entonces-volvió a afirmar, para apoyar sus trémulas manos en el borde del balcón. Era tan pequeño, como una muñequita de porcelana- Espero de verdad, entonces, que cuando crezca este miedo desaparezca... S-Si es mi destino estar aquí al menos no quiero seguir sintiendo esa molestia- apretó sus puñitos blancos. Era casi patético- G-Gracias por preguntar por mí, de todas maneras -dijo de pronto, recordando sus buenas maneras. Una débil sonrisa le fue dirigida a Sebastian.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sebastian
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 26/08/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 8:53 am

Sebastian giró el rostro para poder ver a su interlocutor, digamos que nunca se esperaría terminar hablando con un niño pequeño pero bueno... hace tiempo que tenía la necesidad de hablar con alguien sin importar quién fuese... algo que le quitara un poco la monotonía de su rutina en aquel encierro.

"No creo que yo sea la mejor persona a la que debes admirar." Susurró mientras sus orbes rojizas brillaban como bonitas gemas y sus cabellos se mecían un tanto por la brisa nocturna.

Era obvio. ¿Un vampiro podía ser admirable? ¿Una figura a seguir?
Según cientos de libros, eran una amenaza, y ni siquiera él estaba libre de aquella tan certera clasificación.
"Supongo que conoces bien todo lo que uno puede ser capaz de encontrar aquí."

Pensándolo bien si él era un vampiro, su amo un demonio. ¿Cuántos más como él rondarían por la mansión? o bien, ¿Ese niñito tan débil que tenía ahora al lado suyo también sería de alguna raza en especial?.
"Supongo que parecerá algo especial pero, creo que aquí no solo merodean seres humanos comunes y corrientes. Deben de haber seres de otras razas rondando... como los vampiros."

Exactamente y no era por meterle miedo al muchacho, solamente quería ver su reacción. Algo que Sebastian siempre estaba acostumbrado a hacer, era colocar límites entre las personas con las que hablaba (casi ninguna) y era que ya fuese directa o indirectamente, terminaban sus interlocutores por enterarse que él era un vampiro.

"Al menos aquí... tienes a uno en persona." Sonrió
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Uriel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 12/11/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 9:09 am

-¿L-Lo que se puede encontrar aquí...? -parpadeo, gesto que solo pudo aumentar la dulzura de su forma. Uriel desentonaba totalmente con la atmosfera de todo el sitio en general... E increíblemente, también era a quien mas buscaban para molestar y asustar por mero divertimento. ¿Estarían buscando enloquecerle? ¿O tenían la esperanza de volverlo un príncipe de la noche?

-E-E-Eso no es posible... No existen cosas como--pero se callo a mitad de frase, oyendo lo ultimo pronunciado por Sebastian. Le miro fijamente, descubriendo por primera vez la intensidad del rojo en sus pupilas. Había creído, estúpidamente, que ese color solo había sido causado por su inflamada imaginación. En realidad, se había topado con bastantes seres peculiares, pero todos habían guardado su forma humana y no habían sido tan honestos como para revelar sus identidades.

El pobre niño no sabía que pensar sobre Sebastian...

Guiado por su alma inexperta y dulce, aunque con cierto temor creciendo en sus facciones, trago saliva y dijo finalmente- ¿E-E-Es eso cierto...? ¿E-Es un vampiro...?-pregunto entonces, aun incrédulo pero no dispuesto a huir o rechazar al otro. Había sido amable, y aun ahora no notaba ningún peligro. No tenia derecho a juzgar algo semejante, seria como rechazar a alguien solo por ser ciego. Se merecía su confianza, había preguntado con una sonrisa tan amable por su estado…

El temor, traicionero, de todas maneras estaba allí logrando un leve temblor en su cuerpo. Quería confiar y se esforzaba por hacerlo, Sebastian tendría que demostrarle lo vano o lo maravilloso de su decisión...

Que inocente, que vulnerable...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sebastian
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 26/08/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 5:40 pm

Ahí estaba el miedo nuevamente, esa sensación que ya estaba acostumbrado a ver en los ojos de los seres humanos cuando descubren algo que les deja boquiabiertos. No sentía de hecho un sentimiento de culpabilidad o tristeza ante ello.
Los seres humanos eran los que generalmente se dignaban a criticar y discriminar a los demás o eso pensaba, ya que como vampiro no se creía nada por los aires, era un ser diferente y punto.

La mirada tan inocente y pura de Uriel, como la de todo niño, parecía demostrar que todavía deseaba pensar en que era alguien bueno. Algo bastante difícil de creer, al menos para un vampiro.
La verdad es que no se preocupaba demasiado por que ya había saciado su sed en una ocasión anterior y todavía no le entraban las ganas de beber otra vez.

"Qué niño más inocente. ¿Esperará indirectamente ser la carnada de otros aquí?"


Su mirada seguía serena, sin rastros de algún posible signo de perversión o maldad.
¿Cómo era que podía tener una máscara así?

"Así es, como has escuchado, yo soy un vampiro." El pelinegro se arrodilló levemente en el piso frente al muchachito y tomó una de esas manos de "porcelana" para depositar un beso por sobre ellas.

"¿Les tiene acaso miedo a los vampiros?" Preguntó con su sonrisa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Uriel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 12/11/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 5:55 pm

Un ademán nervioso reemplazo al asustado al ver al mayor arrodillarse frente a él, aunque se mantuvo callado cuando su mano fue tomada y besada. Estaba acostumbrado a esos gestos, a los besos trémulos de su madre a punto de una operación. Le traían una relación reconfortante, y hasta los labios fríos de Sebastian dejaban sentir más la caricia en su piel. Le sonrío leve otra vez, algo avergonzado también.

-Y-Yo no conocía a un vampiro. Quiero decir, no había visto a uno antes...-pero no parecía ser tan malo. Sus creencias seguían empujándole a temer y desconfiar, aunque los hechos recientes desmentían a las historias crueles. Este hombre era llamativo, atractivo y no parecía demente por morderlo. Se veía como cualquier otro ser humano, solo que tenia la piel fría y unos fascinantes ojos rojos.

No merecía su rechazo, solo era diferente. Estaba feliz de no haber huido influenciado por su temor tonto.

-P-Pero... Ahora no tengo miedo. L-Lamento si le juzgue sin pensar… N-No se merece eso, lo siento -admitió con timidez y de pronto, las mejillas se le tiñeron de intenso carmesí- ¡P-Pero no debería estar arrodillado ante mi! N-No vale la pena... -trato de, entonces, empujarle un poco hacia arriba con la fuerza de su manito entre las contrarias. Ahora se le notaba mucho mas preocupado por que el mayor no estuviera en el suelo, manchándose innecesariamente el traje en opinión de Uriel.

Uriel ya estaba mas tranquilo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sebastian
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 26/08/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 6:18 pm

De sus labios inconscientemente salió una fina risa ante los intentos del menor por levantarle del suelo. Para ser sinceros, en su vida le había tocado alguien a quien no le gustase que tuviese ese trato tan educado con los demás. Así era la naturaleza de aquel vampiro educado.

Se levantó sin demasiado esfuerzo para que Uriel dejase de intentar levantarlo, aún así a pesar de todo su traje negro seguía completamente impecable.
El ojirrojo sonrió como solía hacerlo y se puso una mano a la cabeza, fingiendo una especie de drama debido a lo ocurrido, sin en ningún momento dejar de observar al menor.

"Um... quién diría que he molestado con haberme reverenciado de esa forma." Susurró antes de pasar aquella mano al pecho, un gesto de modestia y elegancia e inclinar su torso mirando hacía el suelo. Demostrando que ante todo siempre estaba la educación.

"Siento haber sido grosero y no haberme presentado, mi nombre es Sebastian. ¿Con quién tengo yo el gusto de hablar?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Uriel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 12/11/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 6:31 pm

Y sus ademanes nerviosos solo pudieron continuar. No estaba acostumbrado a elaboradas reverencias ni presentaciones tan formales, por lo que no sabía como reaccionar al respecto. Le ponían incomodo y algo tímido, al no sentirse suficiente merecedor de ellas. Patéticamente, al verlo inclinarse otra vez, le imito en tanto quedaran en igualdad de condiciones.

-N-No es que me moleste, simplemente no lo veo necesario. Yo solo...-pero no termino la frase, ya que le imito en la reverencia al presentarse- Me parece demasiado, siendo que solo se esta presentando ante mi... No soy un presidente o alguien importante-termino la frase.

Tomo aire, tratando de bajar el sonrojo de sus mejillas. Hacían un lindo contraste con la blancura de su piel y hasta, en cierto sentido, le daban vida al muñeco que parecía ser por momentos.

-S-Soy Uriel, es un placer conocerlo-terminó por presentarse, dándole otra de sus luminosas sonrisas. El miedo se le estaba pasando, poco a poco, conforme mas hablaba con el mayor y menos pensaba en los horrores de la mansión. Además, nadie podía culparlo de sentirse a salvo si estaba al lado de un vampiro... Aunque sonara muy extraño. Sebastian había demostrado su amabilidad y por tanto, creía ahora en sus palabras. Estar con alguien sin miedo a las sombras era reconfortante en algún sentido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sebastian
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 26/08/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 7:09 pm

Se sorprendió levemente al ver que Uriel intentaba hacer una reverencia parecida a la suya para quedar en igualdad de condiciones, ante ello simplemente se sonrió y dejó hacer, no estaba de más que tambien su interlocutor fuese alguien educado, o intentaba serlo.

"Aun si no es lo uno o lo otro , todas las personas sin importar quiénes sean merecen respeto." Acotó ya volviendo a su pose natural, con sus orbes rojizas dando un pequeño brillo a medida que hablaba.

No era un muchacho malo, solamente era demasiado modesto, sencillo y con una extraña mezcla de apariencia de miedo, sensibilidad y amabilidad.
Algo llamativo, un ser que pareciera distinto a los que tenía en mente que podrían haber por el resto de la mansión.

"El placer es mio, joven Uriel."
Era un simple niño, quizás algo de lástima le daba el pensar que siendo tan pequeño había llegado a firmar una sentencia en un mismo infierno, para quienes no les agradaba estar allí. Hasta ahora quitándo el trato de las rosas, Sebastian había tenido una estancia tranquila pero... ¿Sería igual la del chico?

"Seguramente será extraño que le pregunte a pesar de recién conocerle pero... ¿No ha tenido por el momento problemas en su estancia aquí?" Si, por el momento por que era imposible que alguno se salvase.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Uriel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 12/11/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 7:27 pm

Uriel no era ideal para ese lugar y se notaba a la legua. Había sido traído en un momento de debilidad, cuando su alma estuvo a punto de consumirse y dejar su cuerpo enfermo para siempre. En ese instante formulo el deseo inocente de vivir en otro sitio, donde pudiera ser feliz, y fue atrapado entre las garras del titiritero y amo de la mansión. Como bien se lo había dicho el extraño hombre, era la más divertida de sus marionetas.

-Mmm bueno...-dudo, pero finalmente se le acerco para hablarle en tono confidencial, sin querer ser oído por algún curioso del castillo- Ni bien llegar fui atacado por unas rosas... M-Me dio mucho miedo esa vez, por que jamás había visto algo así. Aun tengo las marcas...-se subió la remera, mostrando las cicatrices pasajeras del encuentro. Se habían retrazado en ir a salvarlo, pero eso él no lo sabía...

-Y-Y ahora no es tan malo. Solo saltan de ningún lugar a veces... No se si me explico, a veces estoy caminando por los pasillos y escucho ruidos, y voces, y a veces aparecen personas y desaparecen en un santiamén. Eso me da miedo a veces, por que nunca se que esperar o a donde pisar. Siempre andan por ahí- confeso entonces, para tapar su boquita con delicadeza.

No, aun no habían logrado tocarlo de maneras perversas o completar algo. Claro, el titiritero había tenido su propia diversión personal pero no había consumado aun su obra. Uriel se mantenía 'puro' de milagro. Era mejor así, quien sabe que depresión o trauma podría quedarle si llegaba a tener relaciones a tan corta edad...

Aunque la idea no dejaba de ser tentadora, mas viendo su bonito exterior. Era un chico dulce y asustadizo, y ya algunos demonios deseaban arrebatarle a su amo el dominio del angelito.

-¿A-A usted le ha pasado algo? –un tono preocupado se dejo entrever de inmediato- Espero que no.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sebastian
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 26/08/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 05, 2008 11:27 pm

¿Aquello era una preocupación del chico hacía su persona?
Irónicamente era algo conmovedor. Hace mucho tiempo estaba dudando seriamente en preocupar a las personas por todas sus acciones, por más sociable que fuese, y también educado, aquello no quitaba que la gente temiese por su naturaleza vampiresca y se preocupase por su estado.

Primero estaba la integridad de ellos y eso Sebastian era completamente capaz de entenderlo.

El vampiro miró a Uriel y notó en sus ojos una notada preocupación, por que demonios el niño tenía que ser tan tentador. Su sangre debía de ser dulce, tanto como la inocencia que podía sentirse a su alrededor. Pero no, por el momento no podía permitirse el atacarle, no ahora que el chico parecía no tenerle miedo.

"La verdad es que no, nada malo me ha pasado aquí. Exceptuando a que pase por algo parecido que tú." Si se refería a las rosas, aquellas salvajes que se habían encargado de quitarle tanta sangre como habían querido. "Las rosas tampoco fueron muy amables conmigo , pero las heridas se curaron. Creo que eso es lo único."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Uriel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 12/11/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Dom Dic 07, 2008 10:49 pm

-Ahhhh-se llevo la mano al pecho, yéndose con el gesto un gran pesar. A Sebastian no le había pasado algo tan malo, considerando todas las posibles hipótesis que su cerebro preocupado había elaborado. Se sentía feliz por el simple hecho de saber que el mayor estaba, dentro de todo, estable y bien.

-M-Me alegro muchísimo-admitió, para bajar sus manos y dejarlas a sus lados. La luminosa sonrisa otra vez lleno sus labios dulces. Sus ojos, transparentes de sus emociones, también le sonreían de igual manera a Sebastian. De pronto, una idea paso por su cabecita y la comunico atropelladamente, por la emoción.

-S-Señor Sebastian...-primero le llamo, para asegurarse de tener su atención- L-Le...-era la primera vez en esto, y estaba bastante nervioso. No tenia ninguna compañía agradable desde que pisara el castillo y no iba a desaprovechar la oportunidad- ¿L-Le gustaría que fuéramos a otro sitio...? E-Es que a mi me da un poco de miedo ir solo... Pero no siento miedo cuando estoy con usted y bueno...-realmente era tímido, aunque fuera esperable. Con tan poco contacto con chicos de su edad no sabia las reglas sociales básicas- M-Me gustaría compartir mas tiempo con usted... ¡S-Si a usted no le molesta claro!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sebastian
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 26/08/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Miér Dic 10, 2008 5:20 am

-¿Oh?-

Apenas masculló por la connotada sorpresa que le había causado el llamado de atención del menor. Su sonrisa era preciosa y sus ojos centelleaban con la sinceridad y alegría de todo pequeño cuando conoce a alguien que le da confianza, para ser sinceros, Sebastian tenía unas terribles ganas de arrancar esa dulce y bella sonrisa de su rostro, pero no podía hacerlo, no podía permitírse arruinar tan hermoso rostro infantil que parecía el de un pequeño angelito ... que había conocido a la persona equivocada.

-Pues no tengo ningún problema en acompañarle donde desee.- Respondió sútilmente, haciendo una pequeña reverencia. -Es más, me sorprende el hecho del bienestar que supuestamente provoco en su persona cuando me encuentro cerca, joven Uriel.-

Volvió a su posición inicial y acarició con la palma de su mano esos lindos y sedosos cabellos del menor, mirándole con una radiante sonrisa.

-Ahora dígame, ¿A dónde desea ir?-

Si, le seguiría.
Si Uriel se sentía seguro con él no tenía nada que perder, aunque fuese algo lamentable llegaría el momento en el que ... desearía clavar gustosamente sus colmillos en la pálida piel del cuello del joven.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Uriel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 12/11/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Miér Dic 10, 2008 5:32 am

Y ahí estaban otra vez las reverencias de Sebastian y la terrible formalidad en su forma de hablar. Sinceramente, Uriel estaba algo sorprendido pero no menos conforme con ello. En su opinión, Sebastian era alguien educado e inteligente, con cierto toque antiguo ¿Seria por su naturaleza sobrenatural? Tal vez había vivido miles de siglos y ese había sido el lenguaje de su época. Sonaba descabellado aunque probable.

-N-No necesita hacer una reverencia-volvió a tratar de explicarle, sin querer sonar ofensivo. Regreso al tema principal- ¿Como no va a ser así? Usted ha sido muy amable conmigo, a pesar de que no nos conociéramos me pregunto por mi bienestar-le confirmo sus ideas. Le devolvió alegre la sonrisa cuando fue acariciado, pero no sin un dejo de timidez. Si tan solo pudiera saber el pensamiento oscuro que ya rondaba la mente del vampiro...

-Mmm...-pensó un segundo- Podríamos ir a las habitaciones mas bajas... Aun no las conozco y tengo curiosidad -expreso- Pero no se sienta obligado, decidamos el lugar entre ambos ¿D-De acuerdo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sebastian
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 26/08/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Miér Dic 10, 2008 7:21 am

Se apoyó aún más en la baranda del balcón cruzado de brazos, mirando hacía ningún lado en específico. Habían tantos lugares en la mansión que era difícil llegar y escoger uno a la suerte nada más. ¿Quién sabe con qué sorpresitas uno podía encontrarse en un improvisado "tour" por el lugar?.

Sebastian aseguraba que no lo pasaría mal pero... temía literalmente por lo que pudiese ocurrirle a la integridad física y mental de tan pequeña e inocente criatura.
-Hmm , me la ha puesto difícil joven Uriel.- Respondió dando un ligero suspiro, intentando pensar en algún posible lugar que visitar, técnicamente su papel sería como el de una escolta para el menor...hasta cierto punto.

-Aunque supongo que para evitar tantos líos, si desea ir a las habitaciones bajas, no tengo problema con acompañarle a ellas.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Uriel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 12/11/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Miér Dic 10, 2008 7:33 am

Uriel comprendía lo peligroso del camino, aunque no pareciera por su actitud tranquila. Como bien había dicho antes, le habían asustado y molestado de las más múltiples maneras y con las mas variadas trampas. El pobre chico tenia miedo hasta de salir de su habitación en las mañanas, y de no ser por el aburrimiento y la soledad no lo haría para nada.

Era por eso mismo que le pedía a Sebastian ese favor, confiando en que tendría menos miedo si estaba acompañado por el vampiro ¿En que cabeza caviar el confiar ciegamente en un ser sobrenatural? En la suya, al parecer.

-P-Pero yo no quiero ser un problema... Solo le plantee eso por el simple hecho de hacer algo. No me gustaría incomodarlo, considerando que tiene sus propios asuntos- era la primera vez que lo pensaba... ¡Estaba siendo un egoísta! Arrastrar a Sebastian en sus caprichos infantiles... Jugueteo con sus dedos, tratando de disculparse o decir algo más.

-Y-Yo solo di una idea, aunque si no le parece me lo puede decir ¿S-Si? S-Si vamos juntos es mejor que ambos lo hayamos decidido -volvió a sonreírle, algo tímido, a la espera de su resolución.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sebastian
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 26/08/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Miér Dic 10, 2008 7:47 am

Ahí estaba nuevamente la modestia del muchachito, en verdad, era tan dulce y amigable que en lo más profundo de su miserable alma podía sentir un pequeño remordimiento que le decía textualmente "no se te ocurra tocarle ni un pelo". Pero para un vampiro, tan siquiera un impulso que va en contra de la corriente no es nada para él.

El ojirrojo ya estaba listo y decidido para volver a pecar como lo había hecho cientos de veces durante muchos años atrás.
Una más o una menos no importaba, ni siquiera si su víctima sería tan angelical niño.

Volvió a sonreírle y se agachó para poder estar a su altura, para poder tocar con sus manos sus hombros, un pequeño roze, eso era todo. Y allí estaban nuevamente el brillo intenso de sus orbes rojizas, fijas en el rostro del menor, con una notoria amabilidad.

-¿Sabe una cosa, joven Uriel? , debería de tener más confianza en sí mismo, no crea que es una carga para todas las personas por cada palabra u comentario que realice.- Si, eran palabras de aliento, extrañamente dichas por alguien como él. -Tómelo como el consejo de un amigo o conocido.-

Tras ello, volvió a pararse y sacudió un poco su traje, para avanzar unos cuantos pasos en dirección a la salida del balcón, girando el rostro para observar a su interlocutor.

-Y bien, ¿Desea ir a las habitaciones bajas?-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Uriel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 12/11/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Miér Dic 10, 2008 8:09 am

Miro nuevamente al mayor a los ojos, fascinado por el extraño color rojizo de los mismos ¿Todos los vampiros tendrían los ojos de esa tonalidad? Tendría que preguntarle a Sebastian cuando la situación lo ameritara. Pobre, pobre conejito tonto, cegado por la luz incandescente, que en este caso eran los ojos del mayor.

Asintió débilmente, aun algo dudoso. Estaba acostumbrado a ser siempre un problema por su fragilidad. No podía jugar con otros niños por que sus piernas nunca iban a dejarlo correr rápido y su equipo perdería. No quería arruinarles el juego a los demás, como tampoco arruinar los negocios de sus padres por culpa de sus caros tratamientos.

Siempre había sido un estorbo...

Y por eso mismo fue que salio raudo al encuentro de Sebastian cuando se alejo de él y les espero en la puerta. El mayor tenía razón, mas ahora que había sido bendecido con un cuerpo sano. A veces su corazón dolía, pero por lo menos no debía de estar conectado a los aparatos quirúrgicos todo el tiempo. Llego a su lado y le dedico otra suave sonrisa, murmurando un 'Gracias' bastante bajito antes de asentir.

-Si, quiero ir -le confirmo, un poco mas seguro y se retuvo de volver a preguntar si realmente quería ir el mayor o no. No era momento, menos luego de lo charlado. No era facil cambiar, y no creia lograrlo en poco tiempo, pero bien podia empesar a intentarlo ¿no?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sebastian
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 26/08/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Miér Dic 10, 2008 6:21 pm

Gracias.

Esa palabra por muy bajito que se escuchase podía calar ondo, nadie le agradecía de forma tan sincera las palabras que simplemente decía por opinión personal.
El rostro de Sebastian demostraba un tanto de sorpresa pero supo disimularla bien con otra amable sonrisa al menor, poniéndo nuevamente una mano en su hombro para que estuviese un par de pasos más adelante suyo, cerrando tras de sí la puerta del balcón para no hacer corriente de aire al resto de la mansión.

-Entonces está dicho, le acompañaré hasta abajo.- Estaba detrás suyo, suponía que como él, era el "invitado" de Uriel, tendría que ir detrás suyo y de paso darse cuenta de cuan valiente podía ser el muchachito en los cuartos de abajo mientras le "guiaba".

-Cuando se refiere a las habitaciones de abajo, ¿Se refiere al subterráneo no es así?- Preguntó antes de comenzar a caminar, esperando la respuesta.



[Supongo que tú cierras la escena xDU...]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Uriel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 12/11/2008

MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Vie Dic 12, 2008 1:05 am

La verdad era que Uriel era quien quería ir atrás, mas aun al haber confesado su miedo por la mansión y todo lo que la involucrara. Sin embargo, Sebastian se encargo de dejarlo por delante, obligándolo a caminar unos pasos alejado de él. Uriel hubiera protestado, de no encontrar el hecho como demasiado grosero. El mayor se había ofrecido por su propia voluntad y no era su derecho el recriminar algo tan pequeño como eso ¿No? Era un hombre, y como tal debía ser fuerte y enfrentar su situación.

-S-Si, me refiero a esos cuartos-le confirmo al mayor, antes de empezar a caminar adelante lo mas firme y erguido posible. Tenía muchos deseos de esconderse tras el alto hombre a sus espaldas, pero se retenía por su propio orgullo. Iría allí y guiaría la 'comitiva', por mucho que ya estuviera temblando.

Trataría de confiar mas en si mismo, como le había recomendado Sebastian. Además, estaba en compañía de un vampiro amable... ¿Que podría pasarle?

-----------------

Escena terminada
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El limite del camino (Libre)   Hoy a las 7:34 pm

Volver arriba Ir abajo
 
El limite del camino (Libre)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Despues de un largo camino. {Libre}
» Historias de Temática Libre
» Dibujando un paisaje en la azotea [Libre]
» Divirtiéndome un rato [libre]
» Elección de mi camino

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: 1º Piso :: Balcón Principal-
Cambiar a: