♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Frío [Nerion]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Frío [Nerion]   Mar Dic 16, 2008 10:39 am

Cuando Darthimiel abrió los ojos a causa de una helada corriente de aire se encontró encima de una fría tumba de mármol que enfriaba su maltrecho cuerpo de una manera alarmante.
No sabía qué hacía allí, no sabía qué era aquel lugar… parecía un cementerio pero… ¿cómo había llegado hasta él?. Lo último que recordaba era su húmeda y oscura celda. Y no le parecía haberse dormido, simplemente cerró los ojos para imaginar con más nitidez las formas con las que se vengaría del tipejo que ahora decía ser su amo, y de pronto, sintió una corriente helada por todo su cuerpo.

Instantes después ya estaba tiritando. Poro culpa de las continuadas torturas apenas le quedaba una camiseta que cubriera su cuerpo y unos pantalones rajados y rotos por doquier.
Estaba cansado… terriblemente cansado. Sabía que debía levantarse y salir de allí cuanto antes sino quería morir congelado, pero apenas tenía fuerzas para mantenerse en pie y era consciente de ello.
Aún así, Darth apoyó las manos en el mármol y trató, no sin esfuerzo, sentarse al menos sobre la tumba. El frío había dormido parcialmente sus miembros y, con ellos, las heridas más recientes. Sin embargo, los golpes recibidos durante los días anteriores empezaron a doler como si se los acabaran de dar.
Con un quejido de dolor logró sentarse y mirar a su alrededor. Podía ver luz a lo lejos, pero dudaba seriamente de ser capaz de llegar hasta ella. Sabiendo que no podía quedarse allí quieto aguardando a que el frío le hiciera dormirse y morir, intentó ponerse en pie. Apoyar sus pies descalzos sobre la nieve fue peor que cualquiera de las torturas recibidas hasta el momento. Arrugando la nariz y apretando la mandíbula para reprimir el castañeo de sus dientes, se puso en pie, cojeando visiblemente de la pierna izquierda. No dio más de tres pasos cuando cayó desfallecido sobre la nieve.

No podía más… simplemente no podía con su alma. Con enorme esfuerzo, comenzó a arrastrarse hasta adentrarse en un mausoleo, donde se acurrucó en un rincón, abrazándose las rodillas y enterrando la nariz entre sus ellas. Al menos allí se protegería del frío hasta que recobrara un poco las fuerzas.

No sabía cómo había acabado allí, pero no estaba seguro de encontrar un futuro mucho mejor que de donde venía…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Sáb Dic 20, 2008 7:12 pm

Aquel lugar le había llamado poderosamente la atención desde que había aparecido. Por alguna extraña razón, se sentía cómodo en él, rodeado de las tumbas de viejos conocidos.
Una sonrisa apareció en su rostro. Casi podía oir sus lamentos... Otros, ni siquiera sabía que habían pasado por allí, habían muerto sin dejar rastro en la mansión, demasiado pronto como para que el Ace de Trébol llegara a saber de ellos.
Sea como fuera, se sentía cómodo en aquel frío mortal. Su propio pais era frío como el hielo, y allí, también la muerte era algo presente a cada instante, por lo que no era algo desagradable a su parecer.

Bellas tumbas de mármol blanco rodeaban al Ace, estátuas de ángeles fríos e inertes, tan expresivos a veces que Nerion se preguntaban si no serían verdaderos ángeles encerrados en piedra, convertidos en estatuas por capricho de su señor.
Si así era, había tenido buen gusto al escoger a los candidatos...
Acarició el rostro de una de aquellas estatuas como si acariciara el de un ángel sin vida, tiernamente, consolándole de tan cruel destino, velar por los difuntos de aquel lugar.

Siguió caminando y se sentó sobre una de las tumbas, leyendo el nombre que había en ella. Un desconocido..., ¿qué habría sido? ¿un dragón? ¿un ángel? ¿un demonio? ¿un humano? ¿un vampiro?... Cualquiera de ellos podía morir si Gemini así lo deseaba. Que se tuviera la vida eterna no era signo de seguridad cuando él estaba cerca...
Y miró al suelo, descubriendo el rastro de un cuerpo arrastrándose en busca de un refugio. ¿Alguien herido? Aquello era un pequeño regalo para el Ace.

Decidió no hacer caso de sus sentidos, no buscar su energía, sino, simplemente seguir aquel rastro como un cazador, dispuesto a encontrar aquella presa herida, sólo para rematarla.
Un juego para el Ace. Algo con lo que pasar un momento de diversión. Ojalá no estuviera demasiado herida, así, podría jugar más rato con ella.

Lentamente, siguió aquellas marcas, dirigiéndose hacia un mausoléo. Un bello lugar para morir..., pensó el demonio.
Sus manos extrajeron sus garras y sus ojos se entrecerraron, ansiosos por descubrir su juguete. Cuando lo vió, permaneció durante un instante paralizado, incapaz de reaccionar ante aquella visión.
Aquel cabello, aquel olor...

El ser que permanecía con su cara oculta entre sus rodillas frente al Ace, traía muchos y variados recuerdos al demonio.

_Darth... - susurró sin casi ser capaz de reaccionar.

No supo qué fue lo que más le impacto, si el verle allí o el ver el estado en el que se encontraba.
Inmediatamente, se despojó de su capa, colocándola sobre el cuerpo del soorin, arrodillándose junto a él. No había duda posible, era su soorin, su esclavo, su mascota...
Acariciando sus cabellos, elevó su rostro y besó sus labios suavemente, deseando que abriera sus ojos, dándole su calor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Sáb Dic 20, 2008 7:39 pm

Darthimiel se hallaba perdido entre las brumas de la seminconsciencia. Luchando por no perder completamente el sentido, por miedo a morir congelado, pero preguntándose si de verdad valía la pena mantenerse despierto, y si, por otro lado, podría soportar mucho más aquello.
Sabía que el frío no amainaría por mucho que esperara, que la nieve no se iba a derretir por arte de magia, y que él no iba a recuperar las fuerzas por mucho que se encogiera allí.

Ya apenas veía nada, sus oídos se habían llenado de un agudo pitido que le impedía escuchar u oír cualquier otra cosa, sin embargo podía sentir claramente el frío que lentamente se iba apoderando de su cuerpo y llenándole los pulmones, haciendo que su pecho le doliera horrores.

De repente, le pareció sentir como si algo cayera sobre él, algo suave, como si fuera algún tipo de tela... Pero la sensación era demasiado similar a las que tienes cuando sueñas, esas que no parecen del todo reales, y pensó que tal vez era su mente, que intentaba consolarle con la ilusión de algo de calor justo antes de que el frío se llevara su último aliento sin que se diera cuenta.
No obstante, las sensaciones que vinieron luego fueron mucho más raras... como si alguien le acariciara el cabello. ¿Cuánto hacía que nadie le acariciaba?. Seguramente desde que Nerion desapareció... Las caricias se convirtieron en golpes, los mimos en latigazos, las conversaciones tranquilas en insultos y el sexo en torturas...
Aquel tipejo se había llevado lo suyo por osar hacerle todo aquello, por burlarse de él y del único demonio al que había llegado a respetar, pero tenía que reconocer, por mucho que le doliera no haber podido hacer mucho más, que él se había llevado muchos más palos que el ser repulsivo y vomitivo que había terminado sustituyendo a Nerion.

Se daba pena en cierto modo... se daba lástima y asco a sí mismo por no haber intentado huir cuando tuvo ocasión de hacerlo. De alguna forma esperaba que Nerion volviera, aclarara todo aquel embrollo, y reclamara el puesto que le correspondía por derecho.
Pero Nerion no volvió. Y él se daba asco por no ser tan independiente como había llegado a pensar y por ser tan incrédulo de pensar que un demonio volvería tras sus pasos sólo por él.

Cuando un inesperado calor invadió sus pulmones, reanimándolo, abrió los ojos, todavía no muy consciente de lo que estaba pasando, y se removió, tratando inconscientemente de apartar aquello que estaba presionándose contra sus labios.

Lo único que veía eran formas borrosas moviéndose sin parar. Ni siquiera tenía fuerzas para alejarse del tipejo asqueroso que ahora ya, al fin, estaba intentando aprovecharse de él.
Había llegado a la conclusión de que aquel lugar desconocido en el que había aparecido de repente había sido tan solo un sueño. Y que realmente seguía congelado en su celda, ya demasiado débil como para resistirse a nada... Se asqueaba... y ese sentimiento de asco a sí mismo le dio las fuerzas justas para sacar las uñas y batallar con el despreciable demonio que le había hecho aquello.




U: o.o la espera ha merecido la pena, estoy toda emocionada TwT
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Sáb Dic 20, 2008 8:03 pm

(Si, bueno... lamento haberte hecho esperar tanto... ^^U)


Sintió como el soorin se oponía a su contacto, sacando sus garras para intentar apartarle de su lado. ¿No comprendía que si no tomaba algo de su calor moriría congelado allí mismo?
Nerion sujetó sus brazos por sus muñecas. Por mucho que quisiera, Darth no estaba en las mejores condiciones como para luchar contra él, y, sin embargo, notaba que empleaba todas sus fuerzas en aquella pelea.

Nerion sonrió al ver aquello. Salvaje..., rebelde..., indomable..., igual que la primera vez que le había visto, aquella vez en que su padre se lo había entregado atado de pies y manos como un pequeño regalo envenenado.
Aquella vez, Nerion había logrado doblegar la voluntad del soorin, ahora, no pensaba quedarse atrás...

Tras sufrir unos cuantos golpes y cortes por su parte, Nerion logró reducir al soorin, dejándolo inmóvil a su merced. Tenía fuerzas y agallas el chico, y Nerion no quería hacerle realmente daño.

_¿Qué sucede, Darth? - le preguntó sonriente - ¿Ya no reconoces a tu dueño?

Aún forcejeando con él, acarició su cuerpo como sólo él sabía hacerlo, conocedor de los puntos débiles de su mascota, y se tumbó sobre él, lamiendo su cuello lentamente, acariciando cada centímetro de su piel mientras se frotaba suavemente. Sentía su cuerpo helado bajo el suyo, y la única forma que tenía de hacerle entrar en calor, era regalándole el suyo propio, cubriéndolo con su cuerpo para que sus pieles se rozaran, entregándole el calor que invadía al demonio al volver a sentir su tacto.
No le dejaría morir, no, aunque fuera lo que el soorin más deseaba en aquellos momentos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Sáb Dic 20, 2008 8:25 pm

[Nahhh, tranquila ^^]



Al parecer el asqueroso tipejo pensaba tomarle a toda costa, pero no se lo iba a poner nada fácil. Seguramente terminaría violando un cadáver, pues sus fuerzas menguaban a cada esfuerzo que hacía por resistirse. Pero prefería morir haciéndole el mayor daño posible que vivir para sentir la carne del demonio rasgando su interior. La sola idea le daba arcadas, era una suerte que su estómago estuviera vacío desde hacía días, sino lo hubiera vaciado allí mismo.

Sin embargo no pasó mucho tiempo antes de que fuera inmovilizado. Le extrañaba demasiado que no hubiera golpes o insultos. Al haberse alejado de la inconsciencia, el pitido de sus oído había remitido lo suficiente como para poder escuchar los insultos a la perfección, y echaba en falta los golpes con los que habitualmente trataba de someterle.
Era casi como si pretendiera reducirle sin hacerle ningún daño. Aquel hecho le hizo dudar, le sorprendió...

La vista poco a poco se iba aclarando, pero era lo que más tardaba en volver a la normalidad y apenas podía perfilar el rostro de quien tenía delante. No obstante, las palabras que oyó le dejaron helado.

¿Qué había hecho el desgraciado que había tomado el puesto de Nerion? ¿Acaso era uno de sus trucos para burlarse aún más de él? ¿había tomado la forma de su amo para que él se confiara y se dejara hacer, sólo para después quitarse la máscara y reírse en su cara, matándole con palabras?. Era repugnante, asquerosamente repugnante.

Tumbado en el suelo a la fuerza, forcejeó con mucha más fuerza, lanzando patadas y arañazos a la más mínima ocasión. Gruñendo y soltando jadeos roncos por el esfuerzo y el dolor que producía aquel batallar en sus golpes.

El hecho de que le tocara... de que acariciara su piel, en un primer momento le hizo resistirse todavía más, ahora ya buscando la carne ajena con los dientes. Sin embargo cuando, de imprevisto, le hizo gemir presionando ligeramente una determinada zona de su cuerpo se volvió a quedar quieto, esperando.
Medio desconfiado, dejó que el otro se tumbara sobre él y lamiera su cuello. Aquel tipo no podía ser quien le había robado el puesto a Nerion... nadie más que su amo le tocaba de aquella forma, nadie más que él sabía de la existencia de los puntos que quien tenía encima estaba tocando en aquellos momentos.
A Nerion le había costado su tiempo encontrarlos y sabía que nunca los habría compartido con nadie, nunca se lo habría dicho a ninguno de sus compañeros...

Su temperatura subió progresivamente, aclarándole todos los sentidos, haciéndole volver a sentir los pies y aliviando el entumecimiento de sus miembros.
Aquel olor... la energía que fluía directamente hacia él... sólo podían ser de una persona...

"Nerion..." musitó con los labios resecos, reconociéndole al fin, encogiendo sus brazos y piernas bajo el cuerpo del íncubo para que les llegara más el calor.

No podía creer que le hubiera encontrado... No sabía ni siquiera cómo se sentía... tenía ganas de hundir su rostro en el cuello del demonio, de retenerle en aquella posición con uñas y dientes si hiciera falta, de llorar de alegría... pero también deseaba molerle a patadas, darle de arañazos hasta la saciedad, de echarle en cara el haberle abandonado a su suerte, quedando a merced del demonio al que le dieron como esclavo...
Quería decir tantas cosas, buenas y malas, que se le atascaron todas en la garganta y no pudo decir nada. Tan sólo pudo mirarle de hito en hito, ya algo menos ciego, y cogerle con fuerza del cuello de la camisa, como si temiera que en cualquier momento fuera a desaparecer y todo aquello no fuera más que un simple sueño...




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Dom Dic 21, 2008 6:54 am

Al fin oyó su nombre en sus labios, resecos, mientras le observaba con la mirada enturbiada. El Ace besó aquellos labios, recordando el sabor de su soorin mientras retiraba sus manos de sus ropas, de forma delicada pero firme.
Después, al separarse de él, retiró la ropa que cubría su pecho, recostandose sobre él de nuevo. Su capa, aún permanecía bajo su mascota, y Nerion la tomó para cubrirse a ambos con ella. Él no se congelaría, pero debía mantenerse lo más cálido posible para darle su calor a él.

_Soorin estúpido... - le susurró al oido con una sonrisa - ¿Tanto deseabas verme como para traspasar dimensiones por mí?

Aquello llenaba de orgullo al Ace, aunque, por supuesto, lo demostraría lo menos posible.
Su boca acarició su cuello y sus manos recorrieron aquel cuerpo de piel suave, intentando devolver la circulación a sus miembros.
Los toques intensos para devolver a su cuerpo la capacidad de reaccionar, se convirtieron poco a poco en suaves caricias, abrazando a aquel ser que parecía surgido de sus recuerdos. Aún le parecía mentira que estuviese allí, ¿qué hacía él en la mansión? ¿por qué había venido? Había demasiadas preguntas que hacer, pero deberían esperar a que el soorin recuperara su temperatura corporal.

_Y, no vuelvas a llamarme Nerion..., ¿acaso has olvidado a quién perteneces? Debes tratarme con respeto, - le recordó mordisqueando lentamente su oido - llamandome amo será suficiente... - concluyó con una sonrisa maliciosa.

Su cuerpo se frotaba lentamente al de Darth, besando sus labios profundamente y se deslizó bajo la capa, besando aquel cuerpo. Hasta que sus ojos se detuvieron sobre un intento de marca en su brazo.
Nerion se incorporó repentínamente, cogiéndole con fuerza de aquel brazo, mostrando el tatuaje ante sus ojos.

_¿Quién te ha hecho esto? - susurró con voz envenenada, clavando sus ojos en los de él, ardiendo de furia.

¿Cómo podía ser que alguien se hubiera atrevido a tocar su propiedad? ¿Quién había osado poner sus manos sobre Darthimiel?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Dom Dic 21, 2008 2:36 pm


Darth respondió al beso, a pesar de que el roce en sus labios dolía horrores. Hacía demasiado que no tenía el sabor del demonio en su lengua. Se resistió a quitar las manos de la ropa del Ace, temiendo que se le fuera a escapar en cualquier momento si no lo tenía agarrado con fuerza de alguna parte, pero Nerion era demasiado cabezota como para dejar que le cogiera de aquella manera y no pudo oponerse demasiado cuando se empeño en que le soltara.

Cuando el demonio se separó de él una ráfaga helada cubrió el sitio en el que había estado apoyado anteriormente, haciéndole tiritar. Por suerte Nerion no tardó mucho en arreglarse para volver a tumbarse sobre él, actuando muchísimo mejor que una manta térmica. Gracias a la poca ropa que le quedaba íntegra, podía sentir el calor del hombre directamente sobre su piel, y pronto sus labios y las puntas de sus dedos fueron sustituyendo el color morado por otro más saludable.

Su cuerpo reaccionaba ante el calor que le cedía el demonio, pero su mente aún estaba algo embotada. A duras penas comprendía lo que estaba pasando a su alrededor. No sabía dónde estaba, ni cómo había llegado allí y mucho menos por qué se había topado de repente con su amo... pero lo más importante era que le había encontrado y que no se iba a morir de frío.
Al oír las palabras de Nerion, frunció el ceño y le miró confuso.

"¿Dimensiones...?" repitió, demasiado cansado como para discutir con él por haberle llamado estúpido, o para mentirle y replicarle que nunca había sido tan importante para él como para traspasar esas... 'dimensiones' por él...

Si Nerion nunca dejaría ver que aquel acto le llenaba de orgullo, Darthimiel difícilmente revelaría que, efectivamente, había traspasado sin saberlo las dimensiones por él.

Se alegró al sentir como su cuerpo se estremecía suavemente por los roces y las caricias que el demonio dejaba sobre su piel. Con el calor, cada parte de su cuerpo había vuelto a despertar, y había vuelto a recuperar la sensibilidad sobre todas ellas.

Cuando le recordó cómo le había llamado bufó, y poco le faltó para poner los ojos en blanco y mirarle como quien mira a un caso perdido.

"Hace demasiado... que no llamo a nadie así..." comentó entornando los ojos, sintiendo como el sueño iba haciendo acto de presencia gracias al agradable calorcito que ahora inundaba su cuerpo. "Creo que... se me ha olvidado cómo hacerlo..." añadió con una pequeña sonrisa.

Algunas de las caricias de Nerion le llevaban a un sueño más profundo y otras, eran tan intensas que insistían en despertarle... pero poco le faltaba para caer definitivamente rendido al cansancio acumulado durante días. Ahora que estaba con Nerion nada podía resultar peor del sitio del que venía...
Estaba casi completamente dormido, cuando Nerion se incorporó de repente, haciéndole abrir los ojos, asustado. Por unos instantes pensó que había entrado alguien en el mausoleo, o que estaban en peligro... pero cuando vio que se trataba del intento de marca de su brazo volvió a relajarse.
Le estaba haciendo daño cogiéndole de aquella forma, y se lo demostró tirando suavemente de él y frunciendo el ceño con disgusto.
No le gustaba nada hablar de aquella marca, y mucho menos de cómo había llegado a parar allí... por suerte había conseguido que el desgraciado que intentó colocarla, no consiguiera hacerlo del todo...

"Cuando desapareciste... Haleth ocupó tu lugar... Todas tus pertenencias... pasaron a ser suyas..." contestó con desgana. "O al menos... lo intentó..." dijo sonriendo con perversidad al mirar el tatuaje a medio hacer. "No puedo más... tengo sueño..." protestó, removiéndose y tratando de que Nerion volviera a quedarse como estaba para que el calor no se escapara de su cuerpo.

No tenía ningún inconveniente en contarle todo lo que había pasado durante su ausencia, pero no estaba en condiciones de hacerlo. Estaba tan cansado que incluso hablar le resultaba un esfuerzo enorme...



[Pongamos que Haleth es el que ocupó el puesto de Nerion cuando éste se fue xD al menos le ponemos nombre ^^]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Lun Dic 22, 2008 2:47 am

"Haleth...."
Aquel nombre le traía muchos recuerdos, y ninguno de ellos agradable. ¿Cómo había sido posible que él ocupara su lugar? ¿Tan poco había importado su desaparición? La persona que menos lo merecía... Sólo pensar que era él quien tomaba su lugar hacía que la rabia se apoderara de él.
Sus ojos no se apartaron de los de Darth, obligandole a mirarlo.

_¿Todo...? - preguntó claramente ofendido.

Sin embargo, el soorin parecía incapaz de mantener sus ojos abiertos por más tiempo. Nerion hizo una mueca de molestia. No estaba en condiciones de responder a un interrogatorio, y, aunque Nerion sintiera tentaciones de torturar a su antigua mascota hasta que revelara todo lo sucedido en su ausencia, Darth, no estaba en condiciones de saciar su curiosidad.
Nerion es un demonio, y como tal, es impaciente e irritable. Aquellas últimas palabras del soorin le habían irritado en lo más profundo de su ser, pero tendría que tragarse su impaciencia, por el bien de su mascota.

Incorporó ligeramente a Darth, refugiándolo en su pecho, recostándose en la pared de aquel mausoléo mientras le cubría al máximo con su capa. Y allí permaneció quieto, sin moverse, dejando que el soorin durmiera si así lo deseaba, rodeado por sus brazos, acurrucado en su cuerpo.

_Descansa..., - le susurró con mirada firme y manos delicadas, sólo para él. - Yo velaré tu sueño. Hay muchas cosas que debes explicarme cuando recuperes tus fuerzas...

Sus caricias fueron haciendo que lentamente, su carácter se dulcificara, sintiendo el suave respirar de su mascota.
Darth, era como un pequeño gatito al que se recoge en el regazo, tapado para que no pase frío mientras se duerme encima de su dueño.

_Cuando despiertes, deberé recordarte cómo llamarme... - le dijo suavemente con una sonrisa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Lun Dic 22, 2008 12:39 pm

Sabía el poco aprecio que siempre había mostrado Haleth hacia Nerion. El odio entre ambos era mutuo. Por eso Haleth se había desquitado tanto con él cuando se lo dieron como esclavo, y por eso él sentía una ración extra de odio hacia Haleth que le había llevado a rebelarse hasta límites insospechados.

Darthimiel asintió a su pregunta con cierto pesar. Estaba seguro de que Nerion ni se imaginaba lo que creían de él en su tierra... todo había sido por culpa del mismo demonio... Haleth. Había insistido tanto en la idea de traición y había aportado tantas razones que, según él, habían impulsado a Nerion a la traición y deserción, que incluso los más reacios a creerle habían caído en sus maquinaciones.
Él, por su parte, sabía que Haleth tan solo había aprovechado la oportunidad. Nadie sabía los motivos verdaderos que habían hecho que Nerion desapareciera tan de repente, pero, por algunas conversaciones que había oído, había intuido que Haleth sabía algo... no le hubiera extrañado que aquel tipejo le hubiera tendido una trampa al íncubo para quedarse con su puesto. Al fin y al cabo siempre lo había querido y nunca había tenido ningún problema en demostrarlo.

Sabía que todo aquello sacaría de quicio a Nerion. Por eso había decidido parar de hablar en aquel punto y dormir. Si seguía más y llegaba al punto de la traición Nerion no pararía hasta que se lo contara todo y prefería estar despejado para poder explicárselo todo mejor.

Suspiró aliviado cuando le apoyó contra su pecho, advirtiendo que no estaba en las mejores circunstancias para contarle absolutamente nada.
Se acurrucó contra él y asintió, adormilándose cada vez más por las suaves caricias y por el calorcito que se acumulaba poco a poco bajo la gruesa capa con la que estaba tapado. Al escuchar su última frase, sonrió débilmente justo antes de caer completamente dormido.

Un suave e inconsciente ronroneo se instaló en su pecho. Hacía demasiado que no dormía calentito, y hacía más tiempo aún que no dormía con las caricias de Nerion...
Se alegraba de volver a estar con él. Y aunque nunca lo reconociera en voz alta, su cuerpo no parecía tan reacio a proclamarlo a los cuatro vientos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Jue Dic 25, 2008 4:59 am

El suave ronroneo de Darthimiel se elevó en el mausoléo haciendo sonreir maliciosamente a Nerion. El soorin podía decir lo que quisiera pero, aquello, era mejor que una declaración de amor para el íncubo. Los gatos sólo ronronean ante aquellos con los que se sienten seguros y tranquilos.

Su sonrisa se borró poco a poco mientras velaba el sueño de su mascota, sin dejar de acariciarla. Debía preguntarle todo lo que había pasado en su mundo durante su ausencia. Aún no podía comprender por qué Haleth había tomado su puesto.
Lo que menos podía adivinar el demonio, era que su oponente, no se había conformado con desear su puesto durante siglos, vertiendo calumnias que sólo los hechos y las muestras de lealtad de Nerion habían podidio acallar. No, el demonio había ido más allá... Darthimiel no se equivocaba al sospechar que estaba tras la traición de Eril hacia Nerion.
Haleth, se había encargado de verter cizaña y conspirar con el clan de Eril sobre la necesidad de capturar y obligar a confesar al íncubo. Para ello, Eril fué el encargado de enamorarle. Eril, fue el señuelo que habían enviado, conocedores de las capacidades del pelinegro para la seducción.
Y el íncubo, un ser que se vanagloriaba de no enamorarse jamás, había caido presa de sus encantos.
La trampa estaba servida...

Lo que no esperaban, era que, con el tiempo, Eril también se enamorara de Nerion. Fue entonces, cuando Haleth se vió obligado de convencer al clan de Eril de que el pelinegro les era infiel. Y, su clan, para probar su lealtad, le había puesto a prueba de la forma más cruel posible. Obligandole a entregar a su amante.
Eril, por lealtad a su clan, había entregado a Nerion y se había visto obligado a matarle con sus propias manos.
Y Haleth, había rematado su plan, convenciendo a todos de que Eril, era un traidor.
Él, había puesto en contra a los amantes, llevándolos a un desenlace fatal, y se había encargado de que no quedaran cabos sueltos. Claro que, no contaba con que el cuerpo de Nerion desapareciera misteriosamente, ni con que Eril destruyera a su propio clan como venganza. Pero había disfrutado mucho el día que supo lo sucedido.
Nadie sabía que él estaba en la sombra de todo aquel asunto, sólo para obtener la caída en desgracia de Nerion a ojos de sus superiores, y de esa forma, obtener todo su poder y su rango.

O eso creía él... que nadie lo sabía...
Sin embargo, un soorin rebelde, un trofeo de guerra que no aceptaba ser tomado y por el que el demonio se había encaprichado por orgullo, sólo por el placer de saberse poseedor de todo aquello que antes perteneció al íncubo; ese soorin, podía haber averiguado más de lo que el demonio creía, atando cabos, sacando conclusiones, cuando el demonio creía que no era escuchado.

Ahora, no obstante, nada de eso preocupaba al Ace, ignorante de toda aquella trama, preocupado tan sólo en las razones por las que, el soorin que ronroneaba sobre él, había aparecido en la mansión. Y por qué su cuerpo estaba marcado de forma tan cruel.
Podía sentirlo, años de tortura, no realizados para obligarle a confesar, tal y como las había sufrido él, sino realizadas para doblegar su espíritu.
Aquellas torturas, habían sido más ligeras que las suyas, ya que debían mantener al soorin con vida, él, no tenía la capacidad de curación del íncubo. Y, sin embargo, habían destrozado el cuerpo del soorin muchas veces, llevándolo casi a su límite.

Las manos de Nerion acariciaron cada una de aquellas heridas, pensativo, esperando que Darthimiel despertara de su sueño.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Jue Dic 25, 2008 7:43 pm

Al cabo de unas horas, que a él le parecieron días enteros, cuando su mente decidió que ya había tenido el suficiente descanso como para saciar otros instintos primarios como, por ejemplo, llenar su estómago, rugiente desde hacía días, Darthimiel se removió un poco justo antes de abrir los ojos. Al instante dejó de ronronear, convirtiendo aquel suave arrullo en un gruñidito molesto por haber estado ronroneando mientras dormía. Todavía estaba algo molesto con Nerion por haberle dejado tirado. No sabía por qué ni cómo había desaparecido, y suponía que tenía un buen motivo. Sin embargo el hecho de ronronear por estar allí, con él, le hacía sentirse aún más estúpido.

Bostezó, tapándose la boca, y buscó colocarse mejor para volver a echarse otra de aquellas pequeñas pero reparadoras cabezaditas. No obstante su estómago no estaba del todo conforme con la idea... soñar con comida no terminaba de saciarle del todo y prefería poder trabajar con comida de verdad.
Bufó molesto cuando oyó claramente el rugido de su estómago retumbar por las paredes del mausoleo. Y, sabiendo que Nerion estaba despierto, se incorporó ligeramente, buscando la mirada del demonio.

"Tengo hambre..." dijo, rascándose tras una de sus orejas gatunas, todavía no muy despierto.

Se sentía más animado y sus heridas y golpes parecían doler mucho menos que antes. Tal vez había sido por estar descansando en un lugar calentito y cómodo, pero sabía que la energía que le había cedido el demonio hacía un rato había servido de mucho.

"¿Hay algún sitio para comer algo por aquí...?" inquirió, bostezando de nuevo, esperando que Nerion le dejara comer un poco antes de empeñarse en que contestara a todas sus preguntas.

No iba a ser un momento agradable cuando le dijera que aquellos por los que había luchado tanto, aquellos por los que había dado prácticamente su vida luchando, su gente... le habían tomado por un traidor y que además habían juzgado más capaz y más fiel a Haleth, razón por la que le habían dado su puesto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Jue Dic 25, 2008 11:30 pm

Poco a poco, el soorin fue despertándose, y el suave ronroneo con el que había deleitado los oidos del demonio se transformó en un gruñido de molestia.
Nerion sonrió de nuevo, divertido ante la cabezonería de su soorin. Sin embargo, no dijo nada, observando con ojos afilados como se removía sobre él, desperezándose hasta ser capaz de confesar algo que su cuerpo ya se había encargado de gritar a los cuatro vientos, que se moría de hambre...
"¿Hay algún sitio para comer algo por aquí...?"

_Por supuesto..., el señor de la mansión se encarga de que todo aquel que vive allí tenga suficiente alimento cuando lo desee.

Se removió, saliendo de debajo de Darthimiel, envolviéndolo con su capa. Y buscó la parte superior de sus ropas que se había quitado al encontrarle congelado, volviendo a vestirse.

_Será mejor que te lleve a comer algo - concluyó - Y un buen baño no te iría mal... - le dijo burlón.

Cuando se encontró completamente vestido, cogió a Darth, aún envuelto en su capa, en brazos, como si fuera una damisela indefensa. Seguramente, aquel gesto molestaría al soorin, pero si era necesario, el demonio estaba dispuesto a cargarlo como un saco de patatas, soportando golpes e intentos de apartarse de él. Todo con tal de que no gastara más de sus escasas fuerzas, ya después le haría pagar su rebeldía....
No era momento de orgullos ni susceptibilidades, así que se dirigió camino de la mansión con su antigua mascota en brazos.
Aún debía explicarle las condiciones de vida en aquel lugar, pero, todo se haría... poco a poco...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Vie Dic 26, 2008 12:05 am

Le miró sorprendido al escuchar su respuesta y frunció el ceño, mirándole extrañado.

"¿Una mansión?. ¿Todo este tiempo has estado en una mansión?." inquirió algo molesto porque él tuviera que soportar al tipejo aquel mientras Nerion disfrutaba de los lujos propios de una mansión...

Algo le decía que no todo era tan sencillo como parecía, al fin y al cabo ni siquiera sabía cómo había aparecido allí... pero no podía evitar sentirse como un idiota. Aunque la idea de tener una mesa repleta de manjares sólo para él le alegraba demasiado el ánimo como para echarle en cara nada... al menos por el momento...

Se dejó envolver en la capa y se levantó mientras Nerion volvía a vestirse.
Al oírle mencionar algo referente a un baño, echó las orejas hacia atrás y le miró, ofendido...

"Eso, encima búrlate de mí..." replicó enfurruñado. "Si fuera por mí no estaría tan sucio... lo sabes de sobra..." dijo cruzándose de brazos, deseando llegar ya a aquella mansión para que sus pies tocaran una mullida y calentita alfombra en lugar de aquellas frías losas de piedra.

Soltó una exclamación de sorpresa cuando Nerion le cogió en brazos y se removió tratando de bajarse, pataleando y poniendo las manos en su pecho para empujar y separarse así de él.

"¡¿Qué haces?!." exclamó retorciéndose, intentando que sus pies volvieran a tocar el suelo. "¡Puedo ir yo solo! ¡Bájame!." protestó pareciendo más una anguila que un soorin.

En realidad Nerion le estaba haciendo un favor, impidiéndole tocar la nieve, fría y helada, con sus pies descalzos, pero la situación era demasiado humillante para permitirla. Al menos para consentirla sin batallar antes un poco.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Vie Dic 26, 2008 6:47 am

_¡Deja de retorcerte y comportate como una buena heroína en apuros! - le replicó él burlonamente - ¡Si no te comportas, tendré que darte una tanda de azotes!

Cogió al soorin y lo cargó sobre su hombro, sujetándolo por su cintura, dejando su cabeza colgando hacia el suelo. Como si llevara un saco de harina. Así, no golpearía su rostro.
No es que le hiciera demasiado daño, pero era molesto caminar con unas manos golpeando continuamente, obligandole a apartar su vista del camino.

_Si sigues moviendote, te dejaré caer... - le amenazó.

Su ceño se frunció al ver la mansión.
Si Darth se pensaba que su vida allí había sido un camino de rosas, se equivocaba, y mucho. Allí, incluso la vida de los Aces estaba pendiente de los caprichos de su señor, y todos habían tenido que comenzar desde abajo, luchando por alcanzar su puesto a la fuerza, con sudor y sangre.

_Si... Hasta ahora he estado en esta mansión - susurró - El señor de este lugar, salvó mi vida y ahora le debo obediencia - le explicó -. A partir de ahora, tú también vivirás aquí, disfrutando de su "clemencia"...

Su mano libre acarició su collar. Esperaba que para él, las cosas fueran algo más sencillas de lo que lo habían sido para el demonio.

_¡Mírala bien...! A partir de ahora, éste será tu hogar. ¡Bienvenido a tu nuevo hogar! - comentó irónicamente, con voz cargada de amargura - Bienvenido al infierno...

No eran palabras vanas. Aquel lugar podía resultar mucho peor que el infierno para aquellos que habitaban en él, y sobretodo para los recién llegados.
Pero no sólo eran las palabras del demonio las que lo explicaban. A medida que se acercaban a la mansión, podían oirse cada vez más claramente los gritos de los pobres desgraciados que dejaban su vida en aquel mismo instante en aquel lugar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Vie Dic 26, 2008 1:10 pm

Azuzado por las burlas se retorció con más ímpetu, ignorando sus amenazas, al menos hasta que le puso sobre su hombro, dejándole cabeza abajo. En esa posición pataleó un poco más hasta que escuchó una nueva amenaza. Esta parecía más real que la anterior, no dudaba que Nerion le dejara caer al suelo si seguía moliéndole a patadas.
Con un sonoro bufido de molestia detuvo sus piernas, dejándolas, simplemente colgando, mientras que apoyaba las manos en la espalda del demonio para poder incorporarse ligeramente y girar el rostro para ver la mansión a la que se acercaban.

Era enorme, y bastante iluminada... sin embargo... no era tan acogedora como se la había imaginado en un principio. Todo era normal: grandes ventanales con cortinas rojas iluminaban ligeramente el exterior con la luz propia de las velas, la puerta principal se hallaba, imponente sobre unos elegantes escalones, había un hermoso jardín con rosas... todo aquello podía haber llegado a ser hermoso, de no ser por algo... había algo tétrico y asfixiante en el ambiente... algo que le erizó el cabello de la nuca y le hizo echar hacia atrás sus orejitas.

Cuando Nerion comenzó a hablar, dirigió su mirada hacia su coronilla, escuchando con curiosidad. No supo por qué... pero el tono con el que le dijo que ahora él también disfrutaría de su clemencia no le hizo ninguna gracia... De primeras no se imaginaba a Nerion debiéndole obediencia a alguien por salvarle la vida... Está bien, el demonio tenía su honor a pesar de todo lo que pudiera parecer y si alguien le salvaba la vida, Nerion estaría en deuda con él hasta poder devolverle el favor. Pero de estar en deuda a deberle obediencia había un paso bastante grande, y Nerion no era de los que iba por ahí buscando a quien servir...

Alzó su mirada de nuevo hacia la casa cuando el otro se lo ordenó y se estremeció con sus siguientes palabras, bajando sus orejas cuando, además, unos gritos desgarradores llegaron desde la mansión, como para rematar las terribles palabras del demonio.

"Nerion... me estás asustando... no puede ser tan mala..." musitó, deseando no haber ido a parar a un lugar peor del que venía.

Sí, ya estaba con Nerion, y eso le alegraba, pero esperaba que el precio a pagar no fuera demasiado alto...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Sáb Dic 27, 2008 4:38 am

Nerion permaneció serio. Podía sentir el temor de Darthimiel. No quería asustarle demasiado, pero ocultarle la verdad podía resultar contraproducente.

_No..., puede que no... - le dijo con un ligero suspiro.

El soorin apenas pesaba y, entre sus ropas, Nerion podía notar su delgadez. Aquello le preocupaba... Darthimiel no parecía lo suficientemente fuerte como para enfrentarse a la mayoría de seres que habitaban la mansión, y su rebeldía y cabezonería podían comportarle más de un problema.
Bueno... todo podía resultar un problema allí... Si eras débil y sumiso, alguien podía creer que no merecía la pena que siguieras con vida; si eras rebelde, alguien podía ofenderse con tu actitud; y si eras fuerte, algunos pensaban que eras ideal para medir sus fuerzas contigo, esperando vencerte y tomar tu lugar en la mansión, subiendo de nivel.
Así lo había hecho el íncubo cuando llegó a aquel lugar, venciendo a cualquier ser que se cruzara en su camino. A los débiles, por la diversión de ver su rostro suplicante antes de morir; a los fuertes, por el placer de sentirse superior a ellos tras una buena batalla.
Claro que, Darthimiel, no era él...

Siguió caminando hacia la mansión, decidido a no separarse del soorin hasta que le notara lo suficientemente recuperado como para defenderse por sí mismo. Después..., quien sabe...
Sus botas tocaron al fin los escalones de la mansión. Podía haber bajado a Darthimiel allí mismo y ayudarle a entrar en la mansión, pero, para ser sincerons, le divertía más ver la cara de frustación que pudiera tener el soorin tras la paseada en sus brazos.

_Te llevaré al comedor - le dijo simplemente, y abrió la puerta de la mansión, entrando por ella.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Sáb Dic 27, 2008 12:46 pm

No sabía por qué, pero tenía la sensación de que aquella mansión sí podía llegar a ser tan mala como aseguraba el demonio... y eso no le hacía ninguna gracia.
Imaginaba que Nerion se preocuparía lo suficiente por él como para no dejar que le pasara nada pero... lo cierto era que no quería que el demonio estuviera detrás de él todo el santo día. Nerion disfrutaba sacándole de quicio y llevándole la contraria en todo lo que podía, como ahora mismo llevándole en brazos a pesar de que ya estaban dentro de la mansión.

"Puedes bajarme ya... aquí dentro no hay nieve..." dijo frunciendo ligeramente el ceño y los labios. "Si no me he roto en todos estos años no creo que lo vaya a hacer ahora..." añadió enarcando una ceja y removiéndose para intentar escurrirse del brazo que le mantenía sujeto por la cintura y llegar así al suelo.

Sabía que insistir en aquello era malgastar el tiempo y la saliva, pero no podía consentir que le llevara así, sin más.

En el interior de la mansión había un agradable y cálido ambiente, no había ni el menor rastro de frío del exterior. La decoración, pese a no llegar a ser cargante, sí que estaba por todas partes. De no haber sido por los gritos de antes incluso le hubiera hecho ilusión terminar allí dentro.
Aunque, a pesar de todo lo que le había dicho Nerion y lo que él mismo había sentido al entrar, tenía curiosidad por ver cómo era la gente que habitaba allí dentro.

"¿Falta mucho para llegar...?." inquirió, quejicoso, cuando un estridente rugido proveniente del estómago le recordó lo hambriento que estaba...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Dom Dic 28, 2008 2:18 am

El soorin volvió a moverse, intentando bajarse de encima suyo. Nerion sonrió.

_No sé de qué te quejas, - le replicó - estás viajando de lo más cómodo encima mío, puede que te haga un tour por toda la mansión antes de dejarte bajar. Además, tu culito se ve precioso desde aquí en esta posición...

Le dió un par de cachetadas en sus nalgas remarcando sus palabras mientras sonreía maliciosamente.

_No sé lo que podamos tardar en llegar. La casa digamos que... tiene vida própia... - murmuró frunciendo su ceño - Depende del humor que esté, podemos llegar en un instante, o podemos tardar años... Confío que sea lo primero...

Rió fuertemente al oir rugir su estómago. El soorin era todo un caso, por mucho que intentara disimular, su cuerpo siempre se acababa rebelando, mostrando lo que realmente deseaba.

_Mmmm.... si que parece que es urgente la cosa... - se burló - Tranquilo, llegaremos pronto. Pesas demasiado para llevarte mucho tiempo así.

Era mentira, por supuesto que era mentira, pero le divertía, le gustaba burlarse de él. Sonrió complaciente, ocultando aquella sonrisa a su mascota mientras seguía caminando hacia el comedor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Dom Dic 28, 2008 3:37 pm

Enarcó una ceja al oírle y bufó.

"¡Oh, sí!. Tu hombro clavándose en mi estómago es de lo más cómodo..." replicó justo antes de que Nerion sacara a relucir lo bien que se veía su trasero desde su posición y le diera dos palmadas.

Darthimiel se tensó unos segundos, poniendo las orejas de punta para después bajarlas hacia los lados, mirándole con disgusto.

"No vuelvas a hacer eso." renegó, pateándole ligeramente el estómago a modo de protesta.

Ya era bastante consentir que le llevara cual saco de patatas como para que encima andara sobándole el trasero mientras le llevaba de un lugar a otro... Le miró extrañado cuando le dijo que la casa tenía vida propia y puso cara de pena, esperando que la casa no fuera a hacerle pasear durante horas colgado de su hombro buscando el comedor.

Al oír el rugir de sus tripas y la carcajada que soltó Nerion, se puso rojo como un tomate y giró el rostro para no verle ni el pelo con una cara de frustración que, de haberla visto el demonio, no hubiera hecho otra cosa que reírse con más ganas... Sin embargo, al oír que, según el Ace, pesaba demasiado, volvió a girar el rostro, mirándole mosqueado.

"De los dos... tú eres el que está más gordo... y créeme... desde aquí tu trasero se ve en una perspectiva de lo más reveladora..." dijo alzando las cejas y mirando hacia abajo. "Te estás poniendo fondón, Nerion..." le dijo en tono burlón, dándole unas palmaditas en el trasero con la mano. "Espero que no estés echando barriga, también..." añadió mirándole de reojo y riendo por lo bajo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Dom Dic 28, 2008 11:26 pm

Coge a Darth por sus piernas y le coloca colgando boca abajo delante de él.

_Bueno... tú mismo puedes comprobarlo...

Le dice, colocando su rostro justo... más abajo de su barriga...

_Me alimento bien por aquí a pesar de todo y mi vientre no es precisamente lo que más grande se ha hecho...

Sonrie maliciosamente y mira la entrepierna del soorin.

_Definitivamente, no sé qué vista me gusta más... - comenta burlón.

Y se acerca a ella para lamerla por encima de su ropa, presionandola ligeramente con sus labios mientras sostiene al soorin de sus tobillos. Está tentando demasiado al demonio, y si sigue así, no tardará en olvidarse de comidas y baños para tomar allí mismo a su mascota.

_Tienes un pedacito de carne encantador ahí dentro..., ¿cómo crees que debería comerlo? ¿de un bocado o muyyy despacio...?

Su sonrisa se amplia mientras vuelve a colocarle en la posición en la que estaba antes. Más vale que no tarden demasiado en llegar a aquel maldito comedor...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Dom Dic 28, 2008 11:37 pm

Jadeó sorprendido cuando le colocó boca abajo frente a él y puso sus manos en las caderas del demonio para que su rostro no quedara estampado en la entrepierna de Nerion.

"Ugh... Está bien, está bien... no estás fondón... lo retiro..." dijo comenzando a marearse por la acumulación de sangre en su cabeza.

Estar hambriento y en esa posición no le hacía ningún bien.
Le miró con temor y sacudió sus piernas cuando el Ace lamió su entrepierna por encima de la ropa. Todas las bromas le salían siempre mal con él... no sabía por qué insistía en hacérselas...
Con algo de suerte, al menos conseguiría llegar al comedor antes de que Nerion se empeñara en tomarle allí en medio.

"¡Nerion!" exclamó frunciendo el ceño. "Tengo hambre... y después de eso hay cosas mucho más importantes de tratar que cómo piensas comerte mi entrepierna..." le reprendió con una seriedad poco frecuente en él.

Le entristecía pensar que tenía que contarle todo lo que había pasado en su mundo cuando él desapareció... sabía que no le iba a gustar nada lo que oiría... y por eso le exigía algo de seriedad.
Vuelto a la antigua posición, se mantuvo quieto, moviendo únicamente su cola, suavemente de un lado a otro, mientras observaba con atención las puertas que iban dejando atrás. Al mirar hacia delante, vio una gran puerta de madera que sólo podía llevar a una habitación importante o muy grande...

"¿Es eso?." inquirió echando las orejitas hacia delante, deseando, por el bien de su estómago, que fuera eso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Lun Dic 29, 2008 3:48 am

La cola que tan suavemente movía Darthimiel, golpeaba de vez en cuando el rostro de Nerion, provocando una mueca de molestia en él.
Por suerte, frente a sus ojos apareció finalmente la puerta del comedor, si no, hubiera acabado cogiendo fuertemente aquel rabo, tirando de él para apartarlo de su rostro. Y..., aún recordaba lo que sucedía si tiraba con fuerza del nacimiento de su cola...

Casi sonrió maliciosamente al recordarlo, pero se retuvo de hacerlo. No era el momento. Darth aún estaba demasiado débil, debía alimentarle, limpiarle y dejarle descansar algo más antes de tomarle.
Bueno..., eso es lo que debería hacer, pero... quien sabe....

_Si, ésto és... - le respondió mirando aquella gran puerta.

Y la abrió, mostrando la sala a sus ojos, entrando al fín en ella.


(ESCENA TERMINADA)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Lun Dic 29, 2008 1:48 pm

SIGUE AQUÍ
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Frío [Nerion]   Hoy a las 5:25 am

Volver arriba Ir abajo
 
Frío [Nerion]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: ♠El ingreso♠ :: Jardín. :: ¿Cementerio?-
Cambiar a: