♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Hambriento [Nerion]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Hambriento [Nerion]   Lun Dic 29, 2008 1:48 pm

Ni siquiera se había dado cuenta de que le estaba dando con la cola en la cara, de lo contrario, hubiera puesto más empeño en darle más fuerte o mantenerla más tiempo contra el rostro del demonio, molestándole todo lo posible.

Ajeno a los pensamientos del demonio, Darth sonrió al oír que al fin habían llegado. Cuando Nerion abrió la puerta del comedor y dejó a su vista una enorme sala con varias mesas alargadas repletas de comida de todo tipo casi se desmaya de placer. Por fin iba a poder comer... y no cualquier inmundicia que el hambre le obligara a llevarse a la boca a pesar del asco, sino exquisiteces que parecían venir de las mejores cocinas del mundo.

El soorin dejó escapar una exclamación de asombro, admirando el 'paisaje' y se removió ahora ya sin estar dispuesto a que Nerion se negara a soltarle.

"Suéltame, vamos... ya hemos llegado..." dijo con impaciencia, dándole golpecitos en el hombro con la palma de su mano.

La vida allí podía ser tan siniestra como afirmaba Nerion, pero al menos tenía que reconocer que les alimentaban bien.

Una vez logró poner los pies en el suelo se apresuró a ir a una de las mesas y sentarse frente a una gran fuente con alitas de pollo. Sabía que después de tanto tiempo sin comer no podía pasarse o su estómago se resentiría... pero aquello era demasiado tentador...
Cogió unas cuantas alitas y comenzó a devorarlas, dejándolas totalmente limpias en apenas unos segundos para después atacar los platos más cercanos.

"¿Tú no comef...?" inquirió con la boca medio llena, sin apartar la vista de todo lo que tenía frente a él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Hambriento [Nerion]   Miér Dic 31, 2008 3:03 am

Fue entrar a través de aquella puerta y notar como el soorin se impacientaba, casi obligándole a dejarle en el suelo a base de golpecitos en su hombro.
Cuando le dejó, Darth se abalanzó sobre la comida, cogiendola con las manos para llevarla a su boca como si fuera el único bocado que probaba en meses, o incluso en años...

_No olvides tus modales - le reprendió Nerion tomando asiento a su lado - Nadie va a quitarte la comida, no temas... Y mastica adecuadamente antes de tragar o te atragantarás.

Sentandose despreocupadamente, se sirvió un vaso de aquel líguido rojo carmesí que tanto le gustaba sentir en sus labios.

_Sabes que estos no son los alimentos que más aprecio - le contestó - Aunque..., puede que coma algo, un poco más tarde...

Obviamente, no se refería a la comida que reposaba sobre aquella mesa, y su sonrisa lo mostró claramente.
Fue una última broma antes de observar serio a la que había sido su mascota durante tanto tiempo. Quería preguntarle muchas cosas, pero esperaría que su primera ansiedad de comer se saciara antes de comentar ni siquiera el tema.
Algo grave debía haber pasado en su mundo, eso podía intuirlo. El soorin estaba demasiado malnutrido, incluso su pelo parecía haber perdido aquel brillo sedoso que poseía y podía notar sus huesos bajo aquellas ropas rotas y sucias. Pero, lo que más le preocupaba es que parecía haber sido castigado duramente. ¿Le habrían capturado también sus enemigos? ¿Había sido tan estúpido el soorin como para ir tras de él a buscarle cuando le habían capturado?
Demasiadas preguntas que deberían ser contestadas cuando Darth acabara su comida.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Hambriento [Nerion]   Miér Dic 31, 2008 1:30 pm

"¿Qué modales?." replicó con una sonrisa maliciosa, como dando por hecho que nunca los había tenido.

Estaba demasiado hambriento como para preocuparse por esas minuncias en aquellos momentos y menos aún cuando su única compañía era alguien que, al principio, le había visto comportarse como un energúmeno... Que le viera comiendo con las manos no era algo que le preocupara en absoluto...

Le miró con fastidio ante su siguiente comentario y, dispuesto a replicarle lo que le haría a cualquiera que osara quitarle la comida en aquel preciso instante, se atragantó, comenzando a toser y a ponerse más rojo que la grana...
Afortunadamente logró hacer pasar el trozo de carne que se había quedado atascado en su garganta, volviendo a respirar con normalidad. Y para ahorrarse la humillación de un 'te lo dije' por parte de Nerion, procuró centrar su vista únicamente en la comida, masticándola ahora más pacientemente y tragando trozos pequeños con cuidado.
¿Había dicho ya que detestaba su cuerpo?. ¿No?. Pues sí, lo detestaba... parecía estar compinchado con el demonio y encontrar un placer siniestro en hacerle quedar mal o contradecirle delante de él tan sólo para darle la razón a Nerion...

Miró el líquido rojo que se vertía en una copa, dispuesto a bebérsela, y no tuvo ninguna duda de qué podía ser... Al escuchar sus palabras, le miró sorprendido y bajó la cabeza de nuevo hacia su plato, parando de comer durante unos instantes para limpiarse con una servilleta y darle una tregua a su estómago, que parecía haber encogido con tanto tiempo a dieta de trozos de pan y agua...
La sonrisa de Nerion no tenía otro significado: le iba a 'comer' a él... Y le extrañaba tanto porque no consideraba que tuviera un aspecto precisamente sensual en aquellos momentos... Tal vez en unos días, cuando ya hubiera recuperado los kilos perdidos y las marcas de los golpes hubieran desaparecido... pero tal y como estaba no había pensado que Nerion fuera a encontrarle atractivo. Aun así no dijo nada...

"Ufff..." gruñó frunciendo el ceño, sintiendo que su estómago, muy a su pesar, había llegado a su límite...

Debería ir comiendo cada día un poquito más hasta que su estómago se habituara a hacer una comida digna... El único inconveniente es que él aún tenía hambre...
Buscó algo ligero que pudiera llevarse a la boca y que no dañara demasiado a su estómago, ya que no quería empacharse y estar aún más tiempo sin comer, y cogió un plato con frutas, desgranando poco a poco un racimo de uvas.

"Au... creo que ya he comido demasiado..." dijo en tono quejicoso, poniéndose la mano sobre la barriga, que si bien no la había llenado tanto como quisiera, se mostraba más hinchadita que de costumbre. "Creo que... hoy no protestaré ante la idea de un baño calentito..." comentó extendiendo el brazo en el que se hallaba la marca a medio hacer y mirando lo sucio que estaba. "... hasta creo que tengo ganas y todo de meterme en el agua..." añadió como si eso fuera una sorpresa para sí mismo.

Normalmente detestaba los baños y hacía lo posible para mantenerse limpio sin tener que sumergirse en el agua, lo cual, curiosamente conseguía durante bastante tiempo. Sin embargo de vez en cuando nada le libraba de que Nerion le obligara a meterse en la bañera... Claro que... nunca había estado tan sucio, era normal que quisiera ponerse bajo un grifo de agua por voluntad propia.

"Podemos hablar mientras me baño..." dijo encogiéndose de hombros, intuyendo que aquel rostro serio tan sólo se debía a las dudas que estaban asaltando al demonio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Hambriento [Nerion]   Vie Ene 02, 2009 7:42 am

Cada vez que veía aquella marca a medio hacer se le revolvía el estómago... Sin embargo, no comentó nada.
Le extrañó que no tuviera que forzar al soorin a bañarse. Podía dar fe de las veces que había sufrido las garras del soorin al forzarle a tomar un baño no deseado. Y, es que, aunque Nerion a veces pudiera parecer que no daba importancia a los modales, todo tenía su límite, y la aversión de los gatos por el agua superaba los límites del demonio.

Observó el rojo líquido de su copa pensativo. Sabía que había llegado el momento de hablar, y, aunque cierta parte de él ansiaba conocer las respuestas; otra, las temía. En su mente, se había conservado la idea de su mundo tal y como él lo había conocido. Algo, le decía que ya no continuaba siendo así... ¿Realmente quería conocer la verdad? ¿De qué le serviría si no podía arreglar nada de lo que no fuera bien?

Su corazón se encogía por momentos, barajando las funestas posibilidades que pasaban por su mente.
No, la incerteza era peor que la más terrible de las notícias, y, aunque después tuviera que maldecir el no ser capaz de estar allí para castigar al responsable del maltrato de su soorin, ahora, debía saber quién había osado darle a Haleth su lugar y por qué.
Se levantó repentinamente, bebiendo de un sorbo lo que aún quedaba en su copa y miró a Darth con decisión.

_Entonces, es hora de que nos marchemos...

Cogió una uva de las que estaba comiendo y la introdujo en su boca. Vería a qué lugar les enviaba antes la mansión, si a los baños, a la habitación reservada para Darth, o a la suya propia. Cualquiera de las tres opciones sería válida de momento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Hambriento [Nerion]   Vie Ene 02, 2009 1:38 pm


Percibió la duda de Nerion cuando le dijo que podían hablar mientras él se daba un baño. Era comprensible que quisiera saber qué había pasado durante su ausencia en el mundo del que venía, pero que también lo temiera viendo el estado en el que se encontraba él... El demonio podía intuir que nada iba como debiera en su tierra... y mucho menos cuando era Haleth, el más indigno de los demonios que podían ocupar el lugar de Nerion, fue ascendido y tratado con todos los honores.

Esperó pacientemente a que el mayor se decidiera y asintió después de ver como vaciaba el contenido de su copa y le miraba con decisión.

"Esta vez quiero andar yo solo... me encuentro mucho mejor..." dijo poniéndose en pie, antes de que Nerion pudiera cogerle de nuevo en brazos.

La comida, pese a ser poca, le había sentado bien y se sentía de nuevo con las fuerzas suficientes como para, al menos, llegar a donde tuvieran que llegar... Además, tenía su amor propio, no quería que le tratara como a una estúpida damisela tiquismiquis a la que hay que llevar en volandas a todas partes.

Salieron al pasillo y comenzaron a caminar sin que pareciera que tenían un rumbo fijo... tal vez la mansión estaba jugando con ellos de nuevo. Al no estar acostumbrado a ello y no saber dónde se encontraba cada cosa, no sabía muy bien a dónde iban, ni por dónde tenían que ir... o si la propia mansión estaba cambiando las cosas de lugar para elegir por ellos su punto de destino.
De pronto el ambiente se hizo algo más siniestro si cabe... todo parecía más opresivo y tan sólo se oía el crepitar de las antorchas que, junto a las velas, iluminaban su recorrido.

"¿A dónde vamos?." inquirió mirando a Nerion con el ceño fruncido, sintiéndose totalmente perdido.


[A la habitación de Nerion! A la habitación de Nerion!!! xDDDD]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Hambriento [Nerion]   Dom Ene 04, 2009 9:23 am

Casi lamentó que Darthimiel no permitiera volverle a coger en brazos, pero le alivió saber que el soorin ya estaba lo bastante recuperado como para volver a hacer gala de su habitual orgullo, así que simplemente, caminó junto a él, a la espera de conocer el lugar al que se dirigían.

La mansión, solía jugar sus propias bromas con el Ace, sacándole de sus casillas en muchas ocasiones, era algo que por alguna extraña razón parecía divertirle. Sin embargo, aquella vez no fue así. Aquella vez, la mansión pareció mostrarse dispuesta a colaborar con él, dejando que sus pasos se dirigieran hacia donde el Ace los encaminaba, hacia su propia habitación.

No sabía si el soorin tenía una habitación asignada por su señor, pero había demasiadas cosas de las que hablar en aquel momento, no era el momento indicado para ponerse a buscarla. Y en los baños, había demasiada poca intimidad en algunas ocasiones, razón por la que el Ace no era demasiado aficionado a ellos. El Ace poseía una habitación perfectamente acondicionada, y su baño era lo suficientemente grande como para dejar disponer de él al soorin.
Por un momento, tuvo tentaciones de colocar un cojín a los pies de su cama para él, dejándole descansar enrroscado frente a su chimenea.

El ambiente se volvió cargado, casi siniestro. Se acercaban a la habitación roja, y eso, se notaba en el ambiente. Para bien o para mal, deberían atravesarla para llegar a los aposentos de los Aces. Nerion, abrió las puertas rojas, ignorando la pregunta de Darth.
La visión que se ofreció a sus ojos era desconcertante para quien no estuviera acostumbrado a ella. La sangre fresca, cubría las paredes y el suelo de la sala dandole un aspecto siniestro al lugar, en el centro, aparatos de tortura cubiertos de sangre seca y de óxido. El aroma era casi asfixiante. Pero, el demonio, no pudo evitar que sus ojos brillaran al entrar en aquella sala y sentir los gritos permanentes de sus víctimas, cuyas almas habían permanecido atrapadas en aquellas paredes desde su muerte. Unas paredes que parecían latir con vida propia.

Sus botas, pasaron sobre el charco de sangre oscura que cubria el suelo, hundiéndose en ella. Entonces, se giró hacia el soorin mientras le miraba sonriente.

_Vamos camino de mis aposentos, allí podrás ducharte y descansar algo si lo deseas... - le contestó finalmente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Hambriento [Nerion]   Dom Ene 04, 2009 4:01 pm


El ambiente que les rodeaba no era ni mucho menos de su agrado... era totalmente acongojante y provocaba una cierta ansiedad en el soorin, como si de repente estuviera de nuevo en aquella inmunda y diminuta celda fría en la que había pasado tantas noches.
Sin embargo aquello no le preparó ni de lejos para lo que vio cuando Nerion abrió las grandes puertas que aparecieron frente a ellos.

Ni siquiera pudo evitar retroceder espantado al ver todo aquel espectáculo de sangre. Llevaba demasiado tiempo colgado o atado en aquellos repugnantes aparatejos como para no tenerles si quiera un poco de respeto. Y encima, durante un tortuoso y estúpido instante, había pensado que Nerion le había llevado allí sólo para torturarle. Por su mente pasaron todo tipo de imágenes nada agradables en las que Nerion le sacaba las palabras a la fuerza.
No obstante, tan pronto como tomó conciencia de ellas, las apartó de su mente, sacudiendo la cabeza. Aquello era totalmente imposible. O mucho había tenido que cambiar el demonio para hacerle aquello de buenas a primeras. Nerion tenía bastante paciencia aunque no lo pareciera a primera vista. Y lo sabía porque muchas veces le había hecho pasar de la línea en la que el demonio no soportaba más sus negativas o sus ganas de sacarle de quicio.

Miró al demonio a los ojos cuando se giró hacia él para decirle aquello y miró de nuevo la sala... Observó como las botas del mayor se hundían en la sangre y miró sus pies descalzos para después arrugar la nariz con disgusto...
Por mucho orgullo que tuviera no valía para soportar meter sus pies en aquella asquerosidad.

Se acercó con las orejitas gachas y miradita de gatito perdido y tendió los brazos hacia el demonio.

"¿Me llevas?." inquirió con una pequeña sonrisa que pretendía ser lo más inocente posible para convencer a Nerion a no dejarle atravesar aquella sala caminando.

Le había sorprendido que le dijera que le dejaría descansar después de darse un baño... por lo que había dicho antes había pensado que le lanzaría a la cama dispuesto a hacerle recordar viejos tiempos. Y aunque la idea no le desagradaba, prefería estar algo más descansado para soportar todos los asaltos que pudiera darle el demonio.

"Espero que tu habitación no esté llena de sangre... No me gusta nada este cuarto..." dijo arrugando el ceño y la nariz, mirando las paredes con desagrado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Hambriento [Nerion]   Lun Ene 05, 2009 7:44 am

Volvió sobre sus pasos para coger a Darth en brazos, sin delicadeza alguna, como si fuera un simple paquete que transportar al otro lado de la sala.

_Y no se te ocurra quejarte o juro que apareceras colgado de alguna de esas argollas... - le dijo con el ceño fruncido.

No lo haría, Darth estaba demasiado débil como para abusar de él de aquella forma, pero le pareció una buena forma de recordarle al soorin que aún le pertenecía, dijeran lo que dijeran en su otro mundo.
¿A qué venían tantos remilgos? ¿Acaso le asqueaba tanto pisar un poco de sangre? A él no le parecía demasiada ni mucho menos... En los calabozos de su mundo, allí donde eran torturados los prisioneros podía haber tanta o más sangre, claro que no tenía la extraña cualidad de mantenerse fresca como aquella.
Incluso en el lugar donde él fue hecho prisionero... su propia sangre...

Aquel pensamiento hizo que el demonio se detuviera repentínamente, dirigiendo sus miradas a aquellos aparatos de tortura, a aquellas cadenas, tan semejantes a las que un día habían sujetado su cuerpo.
No había temor en su mirada. Sólo tristeza..., tristeza, y puede que algo de melancolía. Han cambiado tantas cosas desde entonces...
Con una sonrisa, pasa su mano por algunos de aquellos instrumentos y continúa su camino hasta llegar al final de la sala. Allí deposita al soorin, dirigiéndose de nuevo hacia sus aposentos. Conoce muy bien el camino, esta vez, ni la casa sería capaz de perderle...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Hambriento [Nerion]   Lun Ene 05, 2009 1:51 pm

El aire se le escapó de los pulmones cuando le cargó como si fuera un simple fardo y gruñó algo por lo bajo al escuchar su amenaza. Suponía que Nerion no le torturaría viendo el estado en el que se encontraba, pero tampoco iba a protestar en voz alta para arriesgarse a hacerle cumplir la amenaza...

"No pensaba quejarme..." replicó con aire mordaz.

Cuando el demonio se paró sin motivo aparente, Darth alzó el rostro y le miró, sin comprender qué pasaba. Tuvo que admitir que se le pusieron los pelos de punta al ver como Nerion acariciaba uno de los aparatos que había expuestos, a disposición de cualquiera que deseara utilizarlos. Por un momento temió que se hubiera tomado a mal lo que le había contestado y que estuviera pensándose si torturarle aunque sólo fuera un poquito. Claro que no le veía la cara, si hubiera visto su mirada de tristeza aquellos pensamientos no se hubieran cruzado por su cabeza, pero aún así, frunció el ceño y le miró algo preocupado.

"¿Qué pasa?." inquirió en voz baja.

Tuvo que reconocer que se alivió bastante que continuara moviéndose, pero no le hizo mucha gracia ver como acariciaba aquellos aparatejos... Sin duda el demonio debía divertirse mucho allí... no le cabía ninguna duda de que habría utilizado aquella sala en más de una ocasión, contribuyendo así a llenar más la sala de sangre...
Era una habitación asquerosa...

Se alegró de sentir de nuevo el suelo bajos sus pies y caminó al lado de Nerion, deseando toparse de una vez con la habitación que buscaban...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Hambriento [Nerion]   Lun Ene 05, 2009 7:30 pm

Continuamos aquí: Revelaciones


(ESCENA CERRADA)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Hambriento [Nerion]   Hoy a las 9:08 am

Volver arriba Ir abajo
 
Hambriento [Nerion]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El hambriento zura

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: ♠Mansión♠ :: Comedor.-
Cambiar a: