♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Revelaciones (privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Revelaciones (privado)   Lun Ene 05, 2009 7:27 pm

(Viene de aquí: Hambriento)

________________________

Finalmente sus pasos dieron con la habitación de Nerion. Llevaban ya un buen rato caminando en silencio, hasta que, por fín, las manos de Nerion se apoyaron en la puerta de sus aposentos, abriendola para entrar a la habitación.

Su habitación...
Nerion era un guerrero en parte, y estaba acostumbrado a prescindir de cosas superfluas para su supervivencia. Sin embargo, su habitación en la mansión rebosaba lujo y suntuosidad. Telas caras y delicadas, sabanas del más fino raso, sedas preciosas decorando la estancia. Todo en tonos carmesí, creando un ambiente proclive a la lujuria.
En las paredes, diversos cuadros de marionetas en posturas lascivas y sugerentes contribuían a potenciar aquella sensación. Aromas exóticos parecían flotar en el aire, creados para el disfrute del demonio, para su reposo, el reposo de un guerrero...

Nerion dejó paso libre al soorin, permitiendo que entrara en la estancia, cerrando la puerta tras él.

_Ponte cómodo... - le pidió.

Desentendiéndose durante un instante de su mascota, se quitó su capa, dejándola caer ociosamente en uno de los sillones.
El fuego de la chimenea se reflejaba en el espejo que había a uno de los lados de su cama, aquella que parecía presidir la habitación. Nerion, miró de reojo aquel espejo, viendo el reflejo de Darth en él.

_Será mejor que prepare tu baño... - comentó finalmente con un suspiro.

Tenía un aspecto tan lamentable en aquel instante... que hasta la lujuria del demonio se reducía al verle así. O..., puede que no...
Sonriendo maliciosamente, decidió que era mejor conceder el capricho del soorin de darse un baño, antes que complacer los suyos.

Entonces, con paso decidido, se dirigió hacia el inmenso cuarto de baño del más fino mármol, reluciente, y llenó la bañera de agua caliente. Con uno sólo de sus pensamientos, las velas que rodeaban la bañera se encendieron, desprendiendo un suave aroma perfumado al lugar. Un pequeño lujo que, ese día, concedería a su antigua mascota.
Podía decirse que, Nerion, estaba contento de haberla encontrado de nuevo allí... Darth, tenía que haber deseado verle muy intensamente para haber llegado hasta la mansión, y, ese pensamiento, llenaba de orgullo al íncubo.

__Y bien... - dijo el Ace mirándole desde el baño, fingiendo molestia en su voz.- ¿Esperas también que sea yo quien retire tus ropas?

No era una mala idea después de todo... Una leve sonrisa pasó fugaz por su rostro.

_¿Qué clase de mascota se supone que eres? Tendrías que ser tú quien preparara mi baño...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Lun Ene 05, 2009 8:00 pm

Darthimiel iba ya a protestar por lo mucho que estaban andando para encontrar una mísera habitación, pero Nerion se detuvo ante una puerta. Cuando la abrió y vio lo que había dentro pensó que todo aquel paseo había valido mucho la pena... Aquella habitación era todo un lujo...
Nada que ver con lo que había estado acostumbrado estos últimos meses o los catres en los que había dormido cuando había acompañado a Nerion a las batallas... Le recordaba más bien a cuando regresaban a casa... aquella casa suntuosa y cargada de lujos en los que el demonio se permitía descansar hasta que le llamaran para tomar unas nuevas tierras.
No se había dado cuenta, pero había echado muchísimo de menos todo aquel lujo... las comodidades, las camas blandas, las sábanas con olor a limpio, las sedas, la buena comida... todo... no se hacía a la idea de que ahora parecía haberlo recuperado.

Entró en la habitación, mirando a todas partes con su mirada curiosa y se dirigió a la cama en cuanto el demonio le pidió que se pusiera cómodo. Se sentó a los pies de ésta y botó ligeramente, comprobando lo mullida que era. Desde luego se notaba el toque de Nerion en todos y cada uno de los detalles del cuarto, los cuadros, el color de las paredes, el tamaño obscenamente grande de la cama... sin duda era su cuarto... Aquello le hizo sonreír, divertido.

Atareado en observarlo todo con atención, no se dio cuenta de la mirada que le echó Nerion a través del espejo, tan solo asintió con una pequeña sonrisa cuando le dijo que prepararía su baño.
Sí... tenía unas ganas tremendas de meterse dentro del agua caliente... de quitarse toda aquella mugre de encima y sentir el escozor de sus heridas al desinfectarse.

El dulce aroma de las velas que el demonio había encendido en el baño llegó hasta él, haciéndole cerrar los ojos y sonreír ligeramente para dejarse caer de espaldas sobre la cama con un suspiro.
Al escuchar la voz de Nerion, alzó la cabeza y puso los ojos en blanco, haciendo un esfuerzo para levantarse. Su cuerpo parecía batallar entre quedarse acurrucado a los pies de la cama, al calorcito de la chimenea, o meterse en el agua. Pero sabía que era más urgente lo último.

Al llegar al baño se sorprendió mirando el agua con alivio en lugar de con terror. Enarcó una ceja al oír a Nerion y le miró como si no fuera más que un molesto insecto al que aplastar de un pisotón.

"¿Qué haces todavía aquí?." inquirió en tono altanero. "Deberías estar buscándome una ropa digna de esta piel. ¡Vamos! ¿o es que acaso has olvidado cómo debes tratar a tu señor?." añadió haciendo gestos con la mano como si estuviera echándolo del cuarto de baño.

Obviamente no lo decía en serio, y se notaba por la sonrisa que se le escapó con las últimas palabras antes de comenzar a quitarse la ropa.
Bromear había sido otra de las cosas que había echado de menos. Y había decidido aprovechar el buen humor de Nerion para abusar un poquito de su paciencia.
Con una risa divertida, se metió en la bañera, sentándose y dejando que el agua caliente le cubriera hasta el cuello. Apoyó la espalda contra la pared y se dejó escurrir hasta hundirse del todo para después sacar la cabeza totalmente mojado.

Se apenó al ver como el agua se enturbió enseguida, consecuencia de toda la suciedad que llevaba encima y miró a Nerion con las orejas gachas.

"¿Podrías...?" inquirió, haciendo un gesto con la mano para que se diera la vuelta. "Siento asco de mi mismo estando tan sucio..." añadió frunciendo el ceño y cogiendo el jabón para limpiarse a conciencia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Jue Ene 08, 2009 6:27 pm

Le vió entrar de forma altanera, comportándose como si fuera el amo y señor de la mansión. Nerion, sólo le miró con sus brazos cruzados, su ceño estaba fruncido, pero su rostro reflejaba una sonrisa traviesa.
Oh..., si, disfrutaría haciéndole tragar aquellas palabras a su soorin.

Darth se metió en la bañera, manchando el agua que había en ella. Cuando le vió suplicarle que se fuera mientras se bañaba, Nerion, se remangó y, cogiendo el jabón de manos del soorin, hundió su cabeza debajo del agua durante un instante.
Cuando volvió a dejarla asomar para que tomara aire, restregó su cabello y su cuerpo con aquel jabón con fuerza, frotando después con una esponja que había allí cercana.
Con otro hundimiento forzado en el agua, terminó su trabajo. Después, su mano se introdujo entre las piernas de Darth en lo que parecía un ataque directo a su sexo. Sin embargo, el demonio sólo cogió el tapón que retenía el agua y la dejó correr por el desagüe hasta hacerla desaparecer por completo.

Sonriendo, observó el cuerpo mojado de Darth que casi temblaba al verse desprovisto de la calidez del agua que le envolvía. Tenía todo su cuerpo mojado, y las orejas agachadas como un gato que acaba de salir de un baño involuntario. Bueno, en el fondo, eso es lo que era...
Con toda la calma de la que fue capaz, volvió a colocar el tapón y comenzó de nuevo a echar agua en aquella bañera.

_Ya tienes el primer lavado hecho - le dijo - Ya no es necesario que me vaya...

Era obvio que no le dejaría escapar tan fácilmente, observando cada movimiento del soorin en aquel baño. Si le dejaba a solas, Darth era capaz de no salir en horas de allí, recreándose en cazar burbujitas y Nerion no deseaba que le hiciera esperar demasiado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Jue Ene 08, 2009 6:49 pm

Esperaba una venganza por parte de Nerion, siempre las había después de comentarios como aquel por su parte, pero no había esperado aquello...

Vio con auténtico pavor como se subía las mangas, señal inequívoca de que, para su desgracia, Nerion había decidido bañarle por su cuenta, y trató de salir de la bañera a toda prisa. Sin embargo no le dio tiempo a darse la vuelta siquiera. El jabón voló de sus manos a las del demonio y manoteó cuando le hundió en el agua, buscando desesperado algo de oxígeno con el que contentar a sus desdichados pulmones vacíos.

Jadeó al salir a la superficie de nuevo y llenó el baño con quejidos y protestas, salpicando y removiéndose para escapar de aquella tortura de baño. Ahora se podría comprender por qué detestaba tanto los baños... a su miedo crónico al agua había que añadirle que un energúmeno se empeñara en tratarle como si no fuera más que un trapo viejo al que restregar bien para limpiarlo del todo.
Sujetó la muñeca de Nerion, espantado al ver que llevaba la mano directamente a su entrepierna, y se quedó tembloroso, encogido y con un terrible dolor punzante en su cuero cabelludo cuando el agua terminó de irse por el desagüe.

Al oírle decir aquello le miró como si el demonio estuviera majara y tuvo que hacer un terrible esfuerzo para guardar las uñas afiladas que había hecho acto de presencia en sus dedos y relajarse.

"Eres un animal..." protestó acariciándose la cabeza, aliviado al sentir de nuevo el agua calentita a su alrededor. "Puedes quedarte pero no pienso dejar que me laves..." dijo, echando las orejitas hacia atrás y mirándole ofendido, arrebatándole el jabón con un manotazo para comenzar a frotarse los brazos.

Para una vez que quería disfrutar del agua caliente relajando sus músculos no iba a consentir que el demonio estropeara su momento de tranquilidad...
Se frotó el cuerpo a conciencia, buscando cada rincón y limpiando, sobre todo, sus heridas y volvió a lavarse el pelo, esta vez con muchísima más delicadeza y aseándolo como era debido.
Cuando terminó un mar de burbujitas cubría la superficie, despidiendo el mismo olor a vainilla que había quedado impregnado en su piel y su pelo.

"Ahhh..." suspiró apoyándose en uno de los bordes de la bañera, lo más alejado posible de Nerion. "Podría quedarme aquí un buen rato... incluso aun a riesgo de arrugarme..." comentó explotando burbujitas con el dedo.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Jue Ene 08, 2009 7:15 pm

Si, había sido divertido ver la cara de estupefacción del soorin ante aquel baño, y su rostro ofendido al sentirse como un burdo trapo sucio. Por un momento, pensó que se lanzaría sobre él para arañarle como había hecho las primeras veces que se habían conocido. Entonces, cada baño era una lucha entre el demonio y el soorin, luchas en las que dejaban el cuarto de baño en un estado lamentable al igual que sus propios cuerpos, agotados y completamente empapados.

Tras apoderarse de nuevo del jabón, Darth procedió a lavar mas concienzudamente su cuerpo, insistiendo en aquellos cortes y heridas que lo poblaban.
Cada vez que los veía, al igual que la marca de su brazo, a Nerion le hervía la sangre por dentro. Aquel asqueroso demonio había osado poner sus manos sobre su pertenencia y quién sabe hasta dónde habían llegado.
"Ahhh... Podría quedarme aquí un buen rato... incluso aun a riesgo de arrugarme...", comentó Darth.
Había comenzado la caza de burbujitas que Nerion tanto odiaba. Aquella costumbre estúpida a ojos del demonio de pasarse horas explotando burbujas, algo de lo que no se podía obtener benefício alguno.

Repentínamente, en un ataque de celos, Nerion se apoderó de los labios del soorin, como si quisiera dejarle claro que, aunque aquel tipejo hubiera poseído su cuerpo, aunque hubiera puesto su marca sobre él, Darth, aún le pertenecía. Le había pertenecido siempre y siempre sería así. Si era necesario, borraría cada toque en su cuerpo, volviendo a tomarle, recorriendo su piel con sus manos hasta hacerle olvidar aquellas manos, hasta que sólo recordara su olor en su cuerpo.
Borraría cada caricia, cada marca que le hubiera hecho, impregnando de su aroma cada centímetro de su cuerpo.
Sus manos, se apoderaron lentamente del cuerpo del soorin de una forma demandante, hambrienta, sedienta de sus labios y de su tacto. Y, entre aquellas caricias, podía notarse también la rabia y la impotencia que se apoderaba del demonio a cada instante.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Jue Ene 08, 2009 7:32 pm


La caza de burbujitas era la parte del baño que más le gustaba, si no la única... Adoraba verlas estallar bajo sus dedos, y si estaba lo suficientemente cerca, incluso podía oír aquel 'plop' que más de una vez le había echo estallar en risas. Detestaba el agua, pero la espuma era algo que, simplemente, podía con él... siempre y cuando no le cayera en los ojos, claro.

No fue consciente ni de la mirada, ni de los pensamientos de Nerion, hasta que el demonio le atrapó para besarle.
Al principio, al haber sido un movimiento tan brusco, se asustó, retrocediendo aún más en un vano intento de alejarse del demonio. Había sido demasiado tiempo recibiendo palos sin previo aviso como para que ahora, como acto reflejo, no se apartara de movimientos rápidos e inesperados como aquel. Sin embargo, en cuanto tomó conciencia de que no era Haleth, sino Nerion, se dejó hacer. Había echado demasiado de menos aquellos labios como para negarse a recibirlos ahora.
No obstante, el beso y las caricias no tomaron un rumbo demasiado agradable para su gusto. Había demasiada rabia en sus manos y demasiada violencia en aquellos labios como para no quejarse.

Sabiendo ya, o al menos intuyendo, lo que le pasaba al Ace, Darth llevó sus manos al rostro del demonio, separando suavemente sus labios y rompiendo el beso.

"Nerion... así no..." musitó, cogiéndole suavemente por las muñecas para detenerle. "Así no..." repitió con las orejitas en un ángulo medio entre gachas y hacia atrás. "Además... ¿Querías hablar, no?." le recordó empujándole suavemente para que le dejara salir del agua. "Salgo y te lo cuento todo." añadió saliendo de la bañera y enrollándose en una toalla para secarse.

No era el mejor momento para seguir con las caricias, le hubiera gustado, pero antes debía hacerle entender que no tenía ninguna necesidad de marcarle de nuevo... de poseerle de aquella manera. Nadie a parte de él había tocado su cuerpo. Nunca hubiera dejado que nadie más lo hiciera, al menos no aquel cerdo de Haleth...

"¿Tienes algo de ropa para dejarme?." inquirió ya totalmente seco.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Sáb Ene 10, 2009 7:35 pm

_¿Olvidas que puedo crearla para tí? - le dcie, devolviéndole la pregunta. - Tú sólo dime qué deseas.

Su respiración aún estaba algo alterada. Hacía tan solo unos instantes, se había dejado llevar por el instinto de apoderarse de él, intentando demostrarle que jamás dejaría de ser suyo.
Habían tenido que ser las manos de Darth las que, suave pero firmemente le habían apartado, recordándole que tenían cosas más importantes que hacer.
Claro que..., el hecho de que el collar de Nerion hubiera comenzado a iluminarse levemente ante la agresividad de sus acciones, también había tenido algo que ver...

Deja que Darthimiel salga del agua, colocándose aquella toalla sobre su cuerpo mientras él permanece con sus manos apoyadas en la bañera, observándole de reojo.
Si, tienen mucho que hablar.
Levantándose, camina tras el soorin y susurrando unas palabras crea sobre su cuerpo unas ropas adecuadas para Darthimiel.

_Será mejor que vayamos fuera - le dice.

Y se encamina hacia allí, saliendo del cuarto de baño. Sirve dos copas, una para él y otra para el soorin. Para él, sangre; para su mascota, hace aparecer zumo.
Sentándose en un sillón, espera que Darth se situe frente a él. Ha llegado el momento que tanto temía, el momento de averiguar qué ha pasado en su mundo.

Desde que llegó al teatro, sólo ha podido hacer conjeturas. Han llegado muchos demonios al teatro desde entonces, y muchos otros seres, pero, ninguno provenía del mismo lugar que él, por lo que ignoraba completamente qué podía suceder.
Ahora, las palabras de su mascota, le inquietaban. Algo muy grave debe haber pasado para que su señora Hella haya permitido que Haleth se haga cargo de sus obligaciones. Pero, ¿qué?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Sáb Ene 10, 2009 8:11 pm


Sonrió al escucharle, lo cierto era que lo había olvidado por completo.

"Uhm... unos pantalones cualquiera y una camiseta, tampoco me hace falta mucho." respondió sin querer entretener demasiado a Nerion en crear unas ropas demasiado exigentes.

De todos modos sabía que dentro de dos o tres horas aquellas mismas ropas estarían abandonadas a los pies de la cama... al menos si Nerion seguía siendo tan lujurioso como lo era antes de desaparecer. Pero no dudaba que fuera así.
Empujado por las palabras del demonio, se detuvo antes de preguntar qué era aquel collar que llevaba al cuello y por qué de repente le había parecido que había brillado... Pero tenían más cosas de las que hablar y mucho más importantes que aquel collar...
Una vez fuera, imitó al Ace, sentándose frente a él y cogiendo la copa que le tendía para darle un trago y disfrutar del sabor del melocotón. Se relamió los labios, retirando el rastro de zumo que había quedado en ellos y suspiró, sosteniendo la copa entre sus manos, sobre su regazo. Era difícil contarle aquello...

"Bien... no sé por dónde empezar... supongo que debería comenzar por cuando tú desapareciste y después ya ir completando la historia..." comentó rascándose una de sus orejas gatunas.

Se detuvo unos instantes, tratando de ordenar sus pensamientos para darles un hilo coherente que les dotara de sentido y le evitara dar datos a bocajarro, imposibles de conectar por el demonio. Ni siquiera se atrevía a mirarle a los ojos, sabía que lo que iba a decirle rompería la idea que tenía del mundo que le había visto nacer, pero tampoco podía quedarse con aquella idea falsa de él...

Suspiró una vez más y cruzó las piernas mordiéndose el labio inferior justo antes de empezar.

"A ver... Al día siguiente de tu desaparición, como ni tú ni Eril volvíais, enviaron a un grupo a por vosotros, pero sólo encontraron a Eril. Cuando le trajeron a la ciudad dijo que tú le habías traicionado y que te habías aliado con el enemigo y habíais tratado de matarle. Sin embargo logró escapar y despistaros."

Se detuvo un instante para ver cómo estaba Nerion y bajó la mirada hacia su copa, entreteniendo sus manos en darle vueltas.

"Después de esto te podrás imaginar cómo se puso Haleth, diciendo que llevaba diciendo que eras un traidor años y que nadie le había hecho caso. Al no tener ninguna prueba que desmintiera lo que había dicho Eril te trataron como traidor, ya sabes... todos esos procesos típicos que hacen cuando le quitan todos los privilegios a alguien y pronunciar su nombre es una deshonra y bla bla bla...
Haleth ocupó tu puesto, quedándose con todo lo que te pertenecía y transformó por completo la casa, eliminando todo lo que hubiera tenido algún valor para tu familia. Hella no quería realmente... nunca le había gustado, eso se notaba a la legua, pero se vio forzada por la situación y no tuvo más remedio que hacerlo como recompensa e indemnización por haberles estado avisando durante tiempo sin que nadie le tomara en serio. Pero... ahora viene lo divertido." añadió inclinándose hacia delante y descruzando las piernas para apoyar sus codos sobre ellas. "Haleth no sabe tener la lengua quieta y no vigila demasiado quién está escuchando sus conversaciones privadas, así que pude saber que había sido él quien lo había estado tramando todo desde el principio. Por sus conversaciones pude deducir que de alguna manera se había hecho con la ayuda de Eril para quitarte de en medio y ocupar tu lugar, además de que me restregaba por la cara que estabas muerto cada vez que podía, no hace falta ser muy listo para saber que había sido él quien se había encargado de todo desde un principio. Eril además, desaparecía muy a menudo desde tu desaparición y, con el tiempo, su clan apareció asesinado y él simplemente desapareció del mapa, como tú... nadie logró encontrarlo por mucho que buscó."

"No lo sé a ciencia cierta, pero yo creo que Haleth también le utilizó a él para quitarte de en medio. Se veían bastante a menudo, pero Eril estaba extraño..." comentó frunciendo el ceño. "Cuando venía a casa, después de que tú desaparecieras, se mostraba bastante apático, no sé.... era una sensación extraña... como si no le importara demasiado lo que le pasara una vez desapareciste tú. La gente lo achacó a que le habías traicionado y que como erais amantes le había afectado que intentaras matarle... pero obviamente no era por eso..." dijo alzando las cejas.

Dio un trago más a su copa y se quedó en silencio un momento... pensando en si se había dejado algo.

"No puedo decir que la estancia con Haleth fuera agradable, pero me alegra decir que nunca logró someterme... de ninguna de las maneras posibles... y mucho menos en la cama." aseguró, fijando en Nerion una mirada cargada de significado. "Por eso al final se conformó con meterme en una celda y darme unos palos de vez en cuando, prefería que nadie viera como le replicaba y como iba por la casa haciendo lo que me daba la gana." añadió encogiéndose de hombros.



[lo dejo ya porque me va a salir enorme xDDDDD]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Dom Ene 11, 2009 7:53 pm

Darth parecía dudar a la hora de comenzar su historia, en su rostro se podía ver que no era algo deseado por él, pero, Nerion necesitaba escucharlo, para bien o para mal, acabar con aquella incertidumbre que le iba matando poco a poco.
Sus primeras palabras le dejaron helado. ¿Eril había dicho que era un traïdor? ¿Que había intentado matarle? Aquel sólo pensamiento resultaba inconcebible para él. Hubiera dejado su vida antes de hacer algo como aquello. Es más, la había dejado...

Permaneció en silencio, con la mirada baja, escuchando lo que el soorin continuaba diciendo.
“Al no tener ninguna prueba que desmintiera lo que había dicho Eril te trataron como traidor, ya sabes... todos esos procesos típicos que hacen cuando le quitan todos los privilegios a alguien y pronunciar su nombre es una deshonra y bla bla bla...”.
Un traïdor....
Sí, conocía aquellos procedimientos. El escarnio público al que era sometido alguien que traicionaba a su clan, el despoje de todos sus privilegios, de todas sus posesiones. Si Nerion hubiera estado allí, habría acabado en los calabozos. Los traïdores eran lo peor para ellos, nadie daría un penique por su vida, siendo castigado duramente para acabar vendido como un vulgar esclavo, a las ordenes de otro demonio que se encargaría de recordarle su falta toda su vida.
Eril había sido compasivo al matarle...

Los ojos del íncubo se escondían bajo su cabello, que caía cubriéndolo mientras escuchaba atentamente cada palabra que salía de su boca. Su rostro y su cuerpo permanecían inalterables exteriormente, pero por dentro ardía de rabia a cada nueva información que oía. En aquellos momentos, tenía la sensación de que su cuerpo acabaría estallando, incapaz de oir ni una sóla palabra más, ni una sóla mentira más.
Su mano, sujetaba su copa, arañándola ligeramente con sus garras.
Incapaz de soportar aquello, se levantó, caminando nervioso por la habitación mientras intentaba controlar la furia que tenía dentro de sí. Su cuerpo pareció desprender una energía oscura y su cabello se oscureció levemente. Nerion luchaba porque el guerrero que tenía en su interior no se desatara completamente. Sería inútil, el objeto de su odio estaba a demasiada distancia de allí.

Un traïdor....
Él..., él que había soportado durante años las torturas más crueles sin desvelar jamás ningún dato. Él, que había llegado a desear morir en más de una ocasión, que pensó que su cuerpo no soportaría aquel terrible dolor, que creyó enloquecer infinidad de veces.
Allí, atado a aquellas gruesas cadenas hechizadas, Nerion desvariaba, aferrandose a su sentido de la lealtad como última esperanza, como último consuelo cuando su corazón, había sido destrozado de la forma más cruel.
“Pero... ahora viene lo divertido.", le oyó decir, y los ojos de Nerion se clavaron en los de Darth, ansiosos. "Haleth no sabe tener la lengua quieta y no vigila demasiado quién está escuchando sus conversaciones privadas, así que pude saber que había sido él quien lo había estado tramando todo desde el principio.”
El demonio, seguramente, había pensado que Darth no era alguien por quien debiera preocuparse, que no representaba un peligro real para él y que olvidaría o haría caso omiso de sus palabras. Grave error...

Nerion sonrió orgulloso. Muchos demonios tenían mascotas, y lo más común era doblegarlas hasta el punto de que dejaban de pensar por ellas mismas, volviéndose como muñecos sin alma, que no pensaban, no oían, no veían... y no sentían.
El Ace, había tenido algunos esclavos de ese tipo, pero Darth no... Lo que más le había atraído del soorin el primer día que le había visto era su indomable rebeldía, su descaro y orgullo, su caràcter luchador. Si el demonio le hubiera despojado de aquello, Darth sólo habría sido uno más, y él no deseaba a uno más...
Haleth, con el tiempo, habría tenido que sufrir aquello en sus propias carnes..., pensó el íncubo, y ese pensamiento le consoló ligeramente. Haleth había tenido un pequeño infierno en su casa, representado por un soorin al que jamás había logrado doblegar, cuestionando su autoridad a cada momento.

“ Por sus conversaciones pude deducir que de alguna manera se había hecho con la ayuda de Eril para quitarte de en medio y ocupar tu lugar, además de que me restregaba por la cara que estabas muerto cada vez que podía”
El pecho del demonio se agitó al oir aquello. Aquel maldito..., había obligado a Eril a traicionarle. Aquello le hizo desearle la peor de las desgracias, llevada a cabo por sus propias manos.
Nerion, no sabía exactamente qué había sucedido, pero podía imaginarlo. Sólo había una cosa que hubiera podido conseguir que Eril actuara contra su voluntad, tal y como las palabras de Darth daban a entender. Y eso, era lo mismo que le obligaba a él, su lealtad....
De alguna forma, Haleth había conseguido el respaldo del clan de Eril, y éste, se había visto obligado a obedecer sus ordenes, fuesen las que fuesen. No podía culparle por aquello, y, sin embargo, le dolía enormemente el pensar que había llegado a cumplir aquellas órdenes hasta sus últimas consecuencias.

Su mirada se entristeció al oir el sufrimiento de Eril, podía llegarse a imaginar lo que había sufrido el demonio tras creerse responsable de su muerte, el conflicto que había tenido que soportar en su interior. Y se sorprendió al oir que su clan había sido masacrado. ¿Podía haber sido él? ¿Podían los remordimientos haberle llevado a perpretar tal acción contra los que le obligaron a matarle?
Hace un tiempo, hubiera pensado que no. El rostro de Eril, sus palabras antes de clavar aquel puñal en su pecho, le hubieran hecho pensar que siempre estuvo de acuerdo con aquella decisión. Ahora, se temía que todo formaba parte del plan de Eril para que Nerion le culpara solo a él de aquello y su corazón fuera libre de cualquier rastro de amor que tuviera hacia él.
¡Que equivocado estaba...! Ni siquiera el creerle culpable de su muerte, ni siquiera el saberse traicionado por él había logrado que el íncubo dejara de amarle, muy a pesar suyo. Aquellas palabras que había conjurado contra él, la maldición que había pronunciado en su contra al morir, no sólo habían ido contra Eril, sino, más que nadie, contra él mismo.

Nerion había empalidecido considerablemente al oir las palabras de Darth, pasando por diferentes estados de rabia y desesperación. Ahora, parecía tranquilo, pero inmensamente triste. Ya no había nada que le llamara a regresar a su tierra, nada que le hiciera desear salir de allí.
Acercándose a Darth, acarició su cabello, agradeciendo con aquel gesto su lealtad, incapaz de pronunciar una sola palabra.

_Lamento haberte causado tantos problemas – dijo simplemente.

___________________

(¿Decias...? XDD)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Dom Ene 11, 2009 8:12 pm


Mientras hablaba había temido que Nerion explotara de un momento a otro. Que el pelo comenzara a oscurecérsele nunca había sido una buena señal. A esas alturas, en cualquier otro momento, Darth ya habría puesto tierra por medio y habría desaparecido de la vista del demonio, procurando no ser el blanco de su ira.

Sin embargo al final... todo aquel enfado pareció desaparecer para dar lugar a una inmensa tristeza. El culpable de todo aquello... Eril. Los demonios eran unos zoquetes en su opinión... tanto rollo por la lealtad y eran capaces de matarse entre ellos sólo para no traicionar a la gente que les había estado utilizando a su antojo...
Reconocía que no solía haber muchas intrigas como aquella, pero... se le hacía absurdo que uno pudiera llegar a matar a la persona que amaba sólo por lealtad a un superior. Sentía un cierto respeto por Nerion y le era leal, lo reconocía, pero también sabía que su lealtad por el demonio tenía un límite. Y confiaba en que Nerion supiera que había cosas que era mejor no ordenarle porque no podría cumplirlas.

Dejó que le acariciara el cabello y suspiró, negando con la cabeza.

"No ha sido culpa tuya... al fin y al cabo nadie se esperaba que Haleth estuviera maquinando algo así, parecía demasiado tonto a decir verdad..." respondió encogiéndose de hombros. "Además... tampoco es que él saliera de rositas... Nunca he hecho sangrar tanto a un demonio." comentó riendo al recordar la de veces que había clavado las uñas e incluso los dientes en la piel del demonio. "Hubiera intentado descubrir toda la trama que había montado, pero nadie me hubiera creído."

Las mascotas, y menos aún las mascotas de supuestos traidores no eran dignas de credibilidad.
Pero ahora era mejor olvidar todo aquello. Ya se había librado de la asquerosa presencia de Haleth, lo que le interesaba ahora era saber qué era aquel lugar y cómo había llegado allí. Pero sobre todo, cómo era que Nerion ya estaba allí antes que él.

"Ahora te toca a ti darme explicaciones... Quiero saber qué paso en realidad cuando desapareciste... cómo llegaste aquí y cómo he llegado yo... Ni siquiera sé dónde estoy." exigió alzando el rostro para mirarle.




[xDDDDDD]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Lun Ene 12, 2009 5:43 pm

Ahora, era el turno de Nerion de contar todo lo sucedido según su punto de vista. De nuevo, se sentó frente a Darth, y su mirada pareció perderse en sus recuerdos.

_Aquel día, fui hecho prisionero por el clan de Eril. – comenzó a explicar.- Por lo que tú has podido descubrir, parece que Haleth logró convencerles para unirse a nuestro enemigo, y, Eril, fué el encargado de hacerme caer en la trampa.

Aún no podía imaginar porqué se había producido todo aquello, ellos, habían llegado a un pacto, eran aliados, y el demonio había resultado ser demasiado crédulo. ¿Por qué había traciones entre demonios, si el fín que perseguían era el mismo? Era algo que, simplemente, nunca había logrado comprender, por ello, jamás se había interesado en participar en intrigas palaciegas, y había pagado muy caro su error.

_Pasé mucho tiempo en su poder, - continúa explicando – disfrutando de su “hospitalidad”.

Una sonrisa amarga aparece en su rostro.

_Fui torturado de todas las formas conocidas, y de algunas más que nunca hubiera imaginado que fueran posibles, día tras día, creyendo morir a cada instante, deseando perder la razón de una vez. Sin embargo, jamás cedí ante ellos.

Sus ojos brillaron furiosos. El sólo hecho de que hubieran podido pensar que les traicionaría era algo que hacía que ardiera de rabia.

_Cuando vieron que no podían obtener nada de mí, encargaron a Eril que me matara. Él, era el único capaz de manejar magia blanca.

Nerion abrió su ropa, mostrando su pecho al soorin. Aún podía verse la marca del puñal de Eril y, aún, podía sentirlo clavarse en su carne, atravesando su corazón.

_Aquella noche, Eril me dió muerte. – concluyó. – Después, no supe como ni porqué, pero, aparecí en este lugar. El señor de la mansión me había traído hasta aquí y, anulando la magia de aquel puñal, me devolvió a la vida. Ahora, le sirvo fielmente, soy uno de sus “perros” – comentó irónico – Uno de sus Aces, los más allegados a él. Mi trabajo es simple, cumplir sus caprichos y entretenerle torturando a los recién llegados, como tú...

Su sonrisa no pudo evitar salir a flote. No sabía que tenía preparado su señor para el soorin, pero le había hecho una simple marioneta y, o Darth se daba prisa en avanzar, o sufriría a manos de cualquier titiritero sin que él pudiera hacer gran cosa por impedirlo.

_Por lo que he podido averiguar, parece que mi señor disfruta trayendo a la mansión a la gente que desea intensamente cambiar sus vidas. Él, les ofrece el cambio, a costa de un precio que para algunos resulta demasiado alto.

Aquello, había podido comprobarlo el soorin cuando se aproximaban a la mansión, escuchando los gritos agónicos de los torturados, observando la sala roja, aquella, que se habían visto obligados a atravesar para llegar hasta allí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Lun Ene 12, 2009 6:06 pm


Darthimiel se acomodó de nuevo en el sillón, bebiendo un poco más de su copa y se dispuso a escuchar a Nerion con toda su atención. Más o menos se había imaginado lo que le había pasado al demonio, sin embargo prefería escuchar el relato íntegro y verdadero a conformarse con sus deducciones y su imaginación.

Frunció el ceño con disgusto cuando le dijo que había sido sometido a todo tipo de torturas, pensando que, a pesar de todo ambos habían tenido un final parecido. Aunque debía reconocer que el suyo había sido algo más delicado que el de Nerion, sobre todo al ver la marca que había quedado en su pecho a causa del puñal que Eril había clavado en él.

Después, no supe como ni porqué, pero, aparecí en este lugar. El señor de la mansión me había traído hasta aquí y, anulando la magia de aquel puñal, me devolvió a la vida. Ahora, le sirvo fielmente, soy uno de sus “perros” – comentó irónico – Uno de sus Aces, los más allegados a él. Mi trabajo es simple, cumplir sus caprichos y entretenerle torturando a los recién llegados, como tú...

Al oír aquello no pudo esconder la sonrisa socarrona que apareció en su rostro.

"Vaya... así que ahora eres un perro." comentó burlón. "Pero tampoco has perdido el tiempo... con semejantes encargos por parte de tu nuevo señor no creo que tengas ninguna queja." añadió enarcando una ceja, sin borrar aquella sonrisita de sus labios.

Nerion podía haber salido mal parado pero no había tardado mucho en arrimarse al sol que más calienta y conseguir un puesto que le hiciera beneficiario de ciertos privilegios.

"¿Y cuántos Aces hay más?." inquirió bebiendo un poco más de zumo. "Por ahora sólo tú sabes que acabo de llegar... los demás pueden pensar que ya llevo un tiempo aquí y que hasta ahora no me habían visto." dijo encogiéndose de hombros, pensando en diferentes maneras de escapar a las torturas a las que se refería Nerion... no terminaba de entender cómo funcionaba aquello...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Lun Ene 12, 2009 6:24 pm

El Ace se encogió de hombros mientras cubría de nuevo su cuerpo.

_No puedo quejarme... - le contestó - Al principio no fue fácil. Aquí, casi todos comienzan siendo lo que se llaman "marionetas", teniendo que ganarse su ascenso poco a poco. Yo, lo hice con la sangre de los demás.

De nuevo, volvió a sonreir. Habían sido días difíciles. El saberse controlado, era algo que no agradaba al Ace de ninguna de las maneras, por lo menos, no por tanta gente. Sin embargo, jamás habían llegado a hacerle daño, antes de eso, el demonio, se había encargado de hacer que perdieran su vida a sus manos.
Aquellos que le habían menospreciado por ser una marioneta, lo habían pagado con su alma.

_En la mansión hay cuatro Aces. A mí me llaman el Ace de Trébol. Todos tenemos un poder más o menos parejo, excepto dos... El Ace de Pica, Artzeiz, un vampiro del que tendrás que cuidarte si no quieres ser desangrado, un ser encantadoramente sádico, de poder superior al mío. Podríamos decir que es el jefe de todos nosotros, y el perro más cercano a mi señor.
El otro ser al que deberás temer, es a mi señor en persona. El hilandero tiene un poder que aún no he alcanzado a medir. Ni siquiera yo podría sobrevivir más de dos segundos en sus manos si él no lo deseara.

Un poco de orgullo se reflejó en su voz.

_Mi señor es la perfección encarnada. Todo lo que un demonio ansía llegar a ser... Ten mucho cuidado si llegas a encontrarle.
Aparte de eso, últimamente ha aparecido alguien que parece muy cercano a él. Un ser extraño al que llaman "El Joker". Parece ser el encargado de medir nuestras fuerzas, colocando pruebas por orden del hilandero para saber si somos merecedores o no de ascender.
No puedo decirte qué ni quién es, sólo que tiene un poder inmenso también, aunque intuyo que no tanto como el señor de la mansión, Gemini.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Lun Ene 12, 2009 6:38 pm


Al escuchar eso de 'marionetas' frunció el ceño. La palabrita no le hizo mucha gracia. Ya tenía bastante con estar supeditado a Nerion como para tener también a otros que quisieran tenerle de juguete.

Imaginó que Nerion no debió de tenerlo muy difícil, era un demonio poderoso al fin y al cabo, no había demasiados oponentes que pudieran plantarle cara de igual a igual.

"¿Hay un vampiro que es aún más fuerte que tú?. Eso debería picarte la moral..." dijo cruzándose de brazos y mirándole con reproche.

Le resultaba difícil de creer que un simple vampiro fuera más fuerte que un demonio. Hasta ahora, a la única raza que había considerado igual a los demonios en fuerza había sido a los ángeles y tal vez a algunos dragones, pero nunca a un vampiro. A esos los dejaba al nivel de los licántropos como mucho. Iba a tener que hacer cambios en su escala de valores si quería adaptarse... sobre todo si cada uno de los seres que había allí venía de un lugar diferente como estaba empezando a comprender.
Al oírle hablar del tal Gemini puso los ojos en blanco. Por un momento le pareció volver a estar con él en casa, escuchándole hablar sobre lo maravillosa que era Hela, lo mucho que sabía y lo poderosa que era...

"Procuraré no tropezarme con él..." dijo bostezando. "Esto parece una baraja de cartas... Aces, un joker... ¿y marionetas? ¿a qué viene ese nombre?, bien podía haberles llamado sotas para que todo cuadrara..." replicó con cierto desdén.

La opinión que le merecía por el momento el dueño del lugar era que estaba más que loco. ¿A qué demente se le hubiera ocurrido hacer algo así sólo para su satisfacción?. Además, no sabía por qué pero intuía que no había una salida fácil para lograr escapar de allí... sino no habría mucha gente soportando aquella tortura.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Mar Ene 13, 2009 1:32 pm

Nerion sonrió al oirle decir que debería tener su moral picada al saber que un vampiro era superior a él. No era así, Nerion no solía menospreciar el poder de otros seres sólo por ser demonios. Si algo le había enseñado la mansión era que cualquiera podía ser más fuerte de lo que aparentaba y, que si bien en su tierra natal se seguía una jerarquía más o menos clara, allí, eso, no servía de nada. Podías ser un demonio del más alto nivel y aparecer siendo más débil que un humano atrevido.
Y sin embargo, ninguno de ellos había perdido sus poderes. Cada uno de ellos venía con sus poderes intactos, si bien esos poderes eran muy diferentes dependiendo de la dimensión de procedencia y, era la mansión, y a través de ella, su señor, quien se encargaba de colocar a cada uno en su sitio.

Su mano se movió ligeramente, haciendo visibles los hilos que le limitaban.
Aquellos hilos, brillaban ahora como si fueran finos hilos de la más pura seda cubiertos de gotas de rocío, y los atrajo a sus dedos, haciendole venir hasta donde se encontraba él, obligándole a arrodillarse frente a su miembro.
Después, sonrió divertido.

_Es por esto que recibís el nombre de "marionetas" - le explicó - Cuando llegas a la mansión, tus hilos de vida se hacen visibles a los que tienen un nivel superior al tuyo. Hay varios niveles. Comenzando por los más débiles o los recién llegados, a los que se les denomina "marionetas". Éstos, pueden ser controlados por otros superiores, los "titiriteros". Los titiriteros, en cambio, no pueden ser controlados por las marionetas, ni ellas pueden controlarse entre ellas, ya que son incapaces de ver los hilos de vida. Los titiriteros pueden ser controlados por nosostros, los "Ace". Y, nosotros, sólo podemos ser controlados por el hilandero en persona.

Cogió su mentón, mirando su rostro durante un instante.

_En el fondo, la mansión es un teatro, donde sus habitantes representan obras para entretenimiento de su dueño. A veces, inconscientes de que son observados, otras veces, es Gemini en persona el que obliga a que la obra sea representada en el escenario, frente a él.

En aquel caso, las representaciones solían ser crueles para los actores obligados a llevarlas a cabo.

_Ahora mismo, incluso, puedes estar seguro de que nuestro señor nos observa; y, puede que yo haya hablado más de lo que me correspondería. A él, no le gusta demasiado que se desvelen sus secretos antes de tiempo, le quita emoción al juego...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Mar Ene 13, 2009 5:33 pm


Vio con sorpresa como, cuando Nerion hizo un gesto con la mano, aparecieron de la nada los hilos que supuestamente ponían su voluntad y movimientos a disposición de aquellos que supieran manejarlos. Después, cuando el demonio hizo un nuevo gesto con los dedos, vio como aquellos hilos se tensaban y tiraban de él, obligándole a moverse en dirección al Ace.
Se resistió, haciendo fuerza en la dirección contraria para continuar sentado y negarse a ser manipulado de aquella manera. Pero la fuerza que ejercía Nerion era mayor que su resistencia, por lo que terminó arrodillado frente a él, entre sus piernas...

Con las orejas echadas hacia atrás alzó la vista para mirarle con reproche al verle sonreír. Había muchas maneras de enseñarle que podía controlar todos y cada uno de sus movimientos, no era necesario ponerle de aquella manera...

Aun así no dijo nada y se limitó a escuchar su explicación. Le interesaba todo lo que pudiera decirle antes de despedirse. No pensaba estar todo el santo día con Nerion... quería ver cómo era la mansión, quería un cuarto en el que para entrar no hiciera falta atravesar un lago de sangre, quería ver la gente que vivía allí... Todo cuando pudiera serle útil a la hora de 'sobrevivir' se lo agradecería.

Alzó el rostro cuando le tomó del mentón y enarcó una ceja al escucharle.

"Así que... el dueño de todo esto es una especie de mirón pervertido y sádico..." comentó en tono ligeramente burlón. "Estarás en tu salsa..." añadió entrecerrando los ojos y sonriéndole con picardía.

Tal y como era no dudaba que Nerion se lo pasaba en grande haciendo sufrir a las desdichadas marionetas que tenían la desgracia de terminar en sus manos, y de que aprovechaba su poder para 'gozar' de ellas...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Miér Ene 14, 2009 6:10 pm

"Así que... el dueño de todo esto es una especie de mirón pervertido y sádico..." comentó Darth en tono ligeramente burlón. "Estarás en tu salsa..."
Las garras de Nerion se cerraron sobre el cuello del soorin hasta clavarse ligeramente en él mientras sus ojos parecían atravesarle, brillantes.

_Contén tu lengua, Darth... - le amenazó con una sonrisa - A veces, hablas más de la cuenta.

No permitiría que un simple soorin, una mascota hablase así de su señor. Nerion, debía un respeto a Gemini, y Darth debía mostrarselo también siendo su mascota.
El agarre duró unos instantes, sintiendo como la respiración del soorin de detenía bajo sus dedos. Un poco más..., sólo un poco más y su cuello se quebraría como una rama seca...

Antes de que eso sucediera, le soltó, acercándose a él para lamer las gotas de sangre que habían brotado allí donde sus garras se habían cerrado, degustando su sabor.
Hacía mucho que no lo probaba...
En el fondo, podía decirse que el Ace estaba de buen humor, pese a todo. Aquel día había vuelto a reencontrarse con su mascota y, aunque el hecho de que en su mundo le creyeran un traidor le había consternado, ahora, se sentía liberado. Ya no tenía que albergar deseos de volver, ya no tendría que temer enfrentarse a la decisión de servir a Gemini o volver a su mundo. Durante mucho tiempo, a pesar de proclamar que jamás saldría de aquella mansión por voluntad propia, Nerion había albergado el remordimiento de abandonar a sus antiguos superiores. Ahora, ya no era así...

Ahora, Hella debería continuar sin él, y él sin ella. No le guardaba rencor, por lo que el soorin había dicho, ella jamás deseó esa situación, pero, había sido Gemini quien había acudido en su ayuda, librándole de la muerte, ofreciéndole otra vida. Y la pasaría allí, sirviendo a su amo como el mejor de sus perros.
Le demostraría, que aunque se había equivocado en el pasado, su vida y su podrida alma le pertenecían.
Sonrió extraño, y observó a Darth durante unos instantes, decidiendo si dejarle descansar o tomarle para.... "recordar viejos tiempos".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Miér Ene 14, 2009 6:34 pm

El soorin no hizo nada para evitar que Nerion le cogiera por el cuello, ni siquiera hizo mención de alejarse. Lo único que hizo fue poner sus manos sobre las rodillas del hombre y enderezar la espalda. Al escuchar su amenaza una risita divertida escapó de sus labios, mirándole con diversión y cierto dolor que le hizo cerrar un ojo cuando sintió las garras de Nerion atravesar su piel.

El demonio era tan predecible a veces... y era tan condenadamente entretenido molestarle...
Obviamente sabía controlar sus palabras de forma que no le enfadara demasiado. Sólo quería hacerle rabiar un poquito, no ofenderle diciendo cosas hirientes sobre aquel tal Gemini. Lo mismo había pasado tiempo atrás, cuando Darthimiel disfrutaba metiéndose con él cada vez que le oía llenar de alabanzas a Hella por casa.

"Ya sabes lo mucho que me cuesta estar callado... sobre todo cuando te pones a echarles flores a tus superiores." replicó cuando le soltó, continuando con su tonito irónico.

Se estremeció, hundiendo ligeramente sus dedos en la pierna de Nerion, cuando éste lamió la sangre que le había hecho con las garras. ¿Cuánto tiempo hacía que no sentía los labios de Nerion sobre su piel...? Lo de hacía unos momentos, en el cementerio, no contaba, y lo de la bañera tampoco...
Definitivamente le había echado mucho de menos.

Se quedó quieto unos instantes, respondiendo a la mirada del Ace con una pícara y en cierto modo maliciosa. Sabía lo que estaba pensando... Y, aunque lo cierto era que estaba bastante cansado, tal vez un pequeño asalto le ayudara a dormir mejor. Además claro de que la energía que produciría durante el sexo le ayudaría bastante a terminar de reponerse.

Comprobó que Nerion ya no controlaba sus hilos y le dedicó una sonrisa lobuna antes de trepar por su cuerpo hasta quedar sentado a horcajadas sobre él y atraparle contra el sillón para besarle. Y no fue un beso dulce, ni suave, tampoco del todo intenso... fue un beso en el que transmitía perfectamente lo mucho que había anhelado su presencia todo aquel tiempo, lo mucho que le había echado de menos y lo mucho que le deseaba en aquellos momentos... Quería volver a recordar cómo era estar con él, quería que le devorara entero, que le reclamara como suyo, que le hiciera sentir morir de placer...

"Ahm... Nerion..." jadeó, cogiendo su rostro con las manos, lamiendo y mordiendo sus labios, desprendiendo de pronto un intenso calor por todo su cuerpo. "Reconoce que nunca te ha gustado que contenga mi lengua..." siseó mordisqueando el lóbulo de su oreja y hundiendo su rostro en el cuello del demonio, utilizando su lengua y dientes para dejar pequeñas marcas por toda aquella piel que se ponía a su disposición.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Jue Ene 15, 2009 7:33 pm

El soorin se subió sobre él, sentándose en su regazo, atrapándole contra el sillón para apoderarse de sus labios. Nerion se dejó mimar, recibiendo aquella ansiosa boca.
Si, él también había echado de menos aquel sabor...

Sus manos sujetaron a Darth por la cintura, acercándole a él aún más. "Ahm... Nerion... Reconoce que nunca te ha gustado que contenga mi lengua...". le oyó decir mientras mordisqueaba sus labios, perdiéndose después en su cuello.
El cuerpo del demonio se estremeció de placer, dejándo escapar un pequeño jadeo de sus labios. Darth sabía bien sus puntos débiles, y Nerion se dejó marcar por su lengua y sus dientes, acariciando la cintura de su mascota con suavidad, deslizando sus manos bajo su ropa.

_No, nunca me ha gustado que la contengas, mi pequeño soorin malcriado... - le dijo con una sonrisa pícara en sus labios

Sujetándolo con firmeza, le elevó y lo llevó hasta la cama, dejándolo sobre ella. Allí comenzó a despojarle de las ropas que instantes antes él mismo le había creado. Su lengua recorrió su cuerpo lentamente, dejando un rastro de saliva húmedo que más tarde era recogido con deleite por sus labios.

_¿Me has echado de menos, Darth? - le preguntó en un susurro, recorriendo sus labios con sus dedos, introduciéndolos ligeramente en su boca.

Con sus dedos, acarició los colmillos del soorin mientras su otra mano acariciaba su cola, dirigiendose al nacimiento de ésta para cerrarse con algo de fuerza en ella.
El cuerpo del soorin era delgado y fibrado, se notaba que era bastante inquieto, todo un gato callejero, de pelo alborotado y suave.
El demonio retiró sus dedos de su boca, húmedos, y los acercó a su entrada, acariciándola suavemente.

_¿Crees que podrás usar esa preciosa lengua para algo más que para decir maldades? - le preguntó sonriente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Jue Ene 15, 2009 7:47 pm


Le gustó ver como Nerion se dejaba hacer, quedándose más o menos quieto ante sus atenciones. Deslizó sus manos por el pecho del demonio, colándolas dentro de su ropa para acariciar aquel tórax duro y musculado, aunque sin llegar al extremo.

Rió al escuchar su respuesta y se agarró a él con fuerza para no escurrirse cuando le cargó para tirarle sobre la cama. Alzó sus brazos, dejando que el Ace le desvistiera completamente y retorció su cuerpo cuando sintió aquella lengua inquieta dejar un rastro por su cuerpo.

"Mucho..." reconoció, acogiendo los dedos de Nerion en su boca, lamiéndolos con devoción y amenazando con atravesarlos cuando acariciaron las puntas de sus colmillos.

Sin embargo la fuerza que ejercía con sus dientes sobre los dedos del demonio cesó en cuando éste le cogió con fuerza por el nacimiento de su cola, haciéndole gemir de placer... Todavía no había tirado de ella y un estremecimiento de excitación había recorrido todo su cuerpo, haciéndose palpable en su miembro ya medio despierto.

"Ungggg..." jadeó, ronco, al ver como llevaba sus dedos ensalivados a su entrada, rozándola tortuosamente.

Al escuchar su pregunta, jadeó y le miró como si estuviera pensando qué responderle.

"Sólo si me lo pides por favor... Nerion..." contestó con una sonrisa malvada, rodeándole el cuello con los brazos y atrapando sus besos a traición, en un movimiento rápido del que el demonio no tenía escapatoria alguna.

Se había propuesto ponerle las cosas difíciles a Nerion. Tenía ganas de jugar, y había echado muchísimo de menos el constante empeño del demonio por mantener su autoridad sobre él. Autoridad a la que Darthimiel, a pesar de tener asumida, se rebelaba cada vez que podía.
Aquel tira y afloja que habían llevado siempre le gustaba demasiado como para renunciar a él.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Miér Ene 21, 2009 1:08 am

"Sólo si me lo pides por favor... Nerion...", le oyó decir, atrapándole entre sus brazos para besarle a traición. Una de las cejas del demonio se elevó al oir aquello, mientras dejaba que su lengua jugara con la suya en un largo contacto.

_Ahh.... - replicó cuando sus labios se separaron de nuevo - Entonces, puede que te deje abandonado afuera, bajo la nieve... Quizás tu preciosa cola pueda suplir mi sexo para hacerte entrar en calor.

Una sonrisa traviesa apareció en su rotro. Ni que decir tiene que no pensaba hacerlo realmente, pero, si jugaban a dominar la situación y al contrario... bueno, Nerion tenía unos cuantos ases bajo la manga.

_Además..., sabes de sobra que una negativa tuya no me detendrá. ¿Acaso has olvidado nuestros pirmeros encuentros? Siempre podemos recordarlos juntos, entre tortura y violación....

Su sonrisa se amplió y sus ojos brillaron. Claro que una negativa suya le detendría, Nerion ya no podía violarle contra su voluntad, como había hecho al principio hasta hacer despertar su sensibilidad, derribando una a una las barreras del soorin hasta someterle a él. Bueno..., lo máximo que se podía someter a Darth sin dejarle sin voluntad, claro...
El demonio le prefería así, capaz de sentir intensamente, capaz de incitarle sensualmente, actuando por iniciativa própia. Aunque aquello implicara tener que soportar los desafíos del soorin y sus juegos...
Bah..., en el fondo era divertido...

_Y bien..., ¿que me dices? - le preguntó sonriente, mirándole fíjamente - ¿seguirás esperando que te lo pida por favor o vendrás hacia mí moviendo tu hermoso trasero?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Miér Ene 21, 2009 1:03 pm

Gimió dentro del beso, excitado por la lengua del demonio dentro de su boca y se lamió los labios cuando el beso se terminó, mirándole con ojitos de cachorrito abandonado al escucharle.

Estaba seguro de que no le abandonaría fuera... no podría suplirle con su cola, desde luego y además era una auténtica guarrada intentar hacerlo. Pero Nerion tampoco podría suplirle con ninguna de las marionetas que hubiera allí dentro. Y no estaba seguro de que el demonio quisiera renunciar a él tan pronto sólo por hacer valer su palabra.

Ante su segundo comentario le sonrió con malicia. Los primeros días con Nerion habían sido, cuanto menos, un auténtico infierno. El íncubo era desesperantemente insaciable y él había durado mucho tiempo antes de rendirse y comenzar a disfrutar de lo que le hacía el demonio.
Sin embargo, una vez comenzó a sentir placer cuando estaba con él no hubo más violaciones. Se resistió, obviamente, y Nerion se llevó algunos arañazos, golpes, patadas y mordiscos de su parte, pero ya no podía decir que no le gustaba, era incapaz de gritarle que parase. Tenía que reconocer que el demonio era jodidamente bueno en la cama... y en el baño, y en la alfombra, y en la despensa...

Le sonrió con malicia y le acarició la mejilla con una de sus manos, sacando las uñas lentamente para rozar su piel con ellas.

"Creo que seguiré esperando a que me lo pidas por favor... Para violarme hace falta que yo me oponga... y la verdad es que no tengo ningunas ganas de oponerme... Así que, ¿qué vas a hacer? ¿torturarme?." replicó, mirándole incrédulo y burlón. "No lo creo... estás deseando tenerme gimiendo bajo tus embestidas ¿no es así?. No creo que vayas a perder el tiempo torturándome..." añadió apoyándose sobre un codo para alcanzar de nuevo los labios del íncubo y lamerlos lentamente, tentándole... intentando hacerle ceder...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Jue Ene 22, 2009 10:27 pm

¡Maldita sea! El soorin le conocía demasiado bien...
Le tranquilizó saber que no pensaba oponerse a sus deseos, pero seguía siendo tan cabezota como siempre. ¿Qué sacaba haciéndole pedirselo "por favor"? Odiaba esa palabra... Era un demonio, no pedía las cosas por favor, las tomaba cuando quería y punto...

Nerion, no se paraba a pensar que era tan o más cabezota que Darthimiel al oponerse a complacerle, y, tampoco se daba cuenta que lo que el soorin disfrutaba era el simple hecho de verle hacer algo por él que sabía que odiaba hacer.
Sin embargo, el cuerpo de Nerion se estremeció al sentir como lamía sus labios de forma sensual.

_No vas a convencerme con un simple be....

Su ceño se frunció y, deteniendo sus palabras, se lanzó a mordisquear levemente aquellos labios. ¡Demonios! Comenzaba a tener hambre...
¿Qué? ¿Los humanos no comían tres veces al día? Pues, eso....
Vale, puede que no se le convenciera con un simple beso, pero... sabían tan bien aquellos labios.... A medida que los iba mordisqueando suavemente, rozándolos con su lengua para notar su sabor, el ceño de Nerion se iba relajando, dejándose llevar. Echando una de sus manos hacia adelante para apoyarse en la cama, intentó acercarse aún más a Darth, y sintió como éste, retrocedía ligeramente, sonriendo divertido.

_Vale... - concedió al fin - Por... favor... - le susurró sensualmente al oido, mordisqueando su lóbulo.

Total, tampoco era algo tan grave, ¿no? Y la recompensa bien merecía el esfuerzo, lo sabía de antemano.

_¿Contento? - le preguntó - ¿Me atenderás ahora?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Darthimiel
Marioneta
Marioneta


Cantidad de envíos : 100
Fecha de inscripción : 14/12/2008

MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Jue Ene 22, 2009 10:37 pm


Darthimiel sonrió con malicia al adivinar los pensamientos que cruzaban la mente del demonio en aquellos momentos. Los años que había pasado con él no sólo habían servido a Nerion para descubrir sus puntos débiles... había sido una especie de intercambio.

Ignorando las palabras del Ace, Darthimiel continuó lamiendo aquellos labios, desprendiendo aquella energía de la que se alimentaba Nerion, tentándole con su excitación... Cuando el mayor mordisqueó sus labios ya sabía que había ganado. Respondió al beso, dejándose mordisquear, lamiéndole, suspirando y gimiendo bajito bajo su peso, sonriendo divertido cuando el íncubo comenzó a inclinarse sobre él, buscando un mayor contacto.

Le abrazó con delicadeza, acariciándole la espalda con la yema de sus dedos y ronroneó con intensidad al escuchar como cedía a su capricho, satisfecho. Adoraba cuando Nerion accedía a complacerle... tal vez incluso tenía razón al llamarle soorin malcriado... pero no era culpa suya que le gustara tanto verle ceder ante él. La sensación de salirse con la suya era adictiva. Además, el íncubo tampoco podía quejarse de los resultados que aquellas situaciones solían tener...

"Mucho..." le ronroneó al oído atrapando las caderas de Nerion con sus piernas. "¿Si te atenderé...? uhm..." fingió pensárselo, con la única intención de desesperarle y sonrió con malicia antes de besarle de nuevo en los labios. "Claro... pero tendrás que especificar... puedo usar mi lengua en muchos sitios de tu anatomía..." indicó como si aquel hecho fuera lo más evidente del mundo, entreteniéndose en trazar circulitos en la espalda del íncubo con sus índices.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Revelaciones (privado)   Hoy a las 3:42 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Revelaciones (privado)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Hospital Privado
» Choque en el pasillo... [Privado]
» de paseo por el bosque (privado con sakura hime)
» Revelaciones sobre la Estrella Roja
» La calentura de una sola noche. +18 (Privado Myrna y Atsuko)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: 1º Piso :: Habitaciones.-
Cambiar a: