♦,,Theatre♦,,

Un juego diferente.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Probando cosas nuevas (privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Probando cosas nuevas (privado)   Vie Ene 23, 2009 7:08 pm

Hambre....
Aquello era lo único que sentía, un hambre atroz.
Desde su encuentro con Kirilian, Nerion había permanecido encerrado en su habitación, demasiado avergonzado de salir en su nueva condición. ¿Qué sucedería si alguien le veía así? ¿Qué pasaría si se encontraba con alguna de aquellas marionetas a las que había torturado tantas veces? O peor... ¿qué sucedería si se encontraba con los otros Aces?

La vergüenza y el enfado que aún tenía le habían hecho encerrarse en su habitación durante días, negándose a aceptar lo que sucedía. El hambre, le había obligado a salir...
Nerion no solía tener comida en su habitación, nunca le fue necesaria más allá de un poco de sangre con la que calmar su sed, pero, necesitaba algo más sólido...
Según Kirilian, ahora, Nerion podía alimentarse de comida humana, así que, sabía a donde dirigirse.
Cogiendo su puñal, se dirigió hacia el comedor con paso firme, no pensaba bajar la cabeza ante nadie, fuera quien fuera. Además..., ¿qué posibilidad había de que le reconociesen en su nueva forma?

Cuando llegó allí, observó toda aquella inmensa cantidad de comida acumulada. Y, por primera vez, su boca se hizo agua al verla y sentir su olor. Su estómago rugió con fuerza y, Nerion, se abalanzó sobre aquella comida, colocando sobre un plato un poco de todo.
Mezcló dulce con salado, picante con amargo, no sabía qué juntar y que no, así que acabó creando un plato en el que se fundían los postres con trozos de carne y de pescado.
Sentandose, observó su plato con desconfianza. Cuando comían los demás tenía mejor pinta..., pero, bueno, lo importante era el gusto, ¿no?
Lentamente, cogió un poco con un tenedor y lo introdujo en su boca. Su rostro reveló todas las sensaciones que notó en su boca.
Abriendola al lado del plato, dejó caer el amasijo que había intentado comer con visible asco, limpiando su lengua con una servilleta.

_No sé cómo pueden tragarse esto... - murmuró asqueado.

Que alimentara, no significa que agradara al pequeño Ace ese tipo de comida. Él, se había criado comiendo energía y carne sangrante, aún caliente de sus víctimas. Su cuerpo no estaba acostumbrado a esa clase de gustos, y además mezclados de forma tan... "original".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Vie Ene 23, 2009 9:43 pm

Había dormido más de la cuenta pero aún así todavía tenía sueño. Si se había levantado había sido sólo porque le había entrado el antojo de algo dulce, además, caminar le vendría bien para desentumecer sus miembros. Se había pasado como día y medio durmiendo a pierna suelta sin que hubiera motivo alguno para ello.

Bostezando y con una visible cara de haber estado durmiendo durante largas, laaargas horas, entró en el comedor. Ni siquiera se paró a mirar quien había en él, simplemente se dirigió a la mesa y se sentó frente a la sección de los postres mirándolo todo entre adormilado y feliz, dándole un aspecto algo infantil o estúpido... dependiendo de cómo se le mirara.
Cogió un trozo de tarta de nata, bizcocho y fresas y se lo puso en el plato, frente a él. Fue entonces cuando se dignó a mirar si había alguien más con él en el comedor. Y sí... sorprendentemente se había sentado frente a la única persona que había en él sin siquiera haberse dado cuenta.

Observó el plato del chico y arrugó la nariz, haciendo un mohín de asco. No sabía los gustos de aquel joven pero desde luego a él no le resultaba nada atrayente la mezcla que había hecho.

"¿Vas a comerte eso...?" inquirió enarcando una ceja, mirándole extrañado.

El caso era que le sonaba mucho aquella cara... como si ya la hubiese visto antes, pero no lograba ubicarle...
Estaba claro que era un demonio, uno poderoso a pesar de la edad que aparentaba. La energía también le resultaba familiar, pero no del todo... como si hubiera habido cambios en ella... como sino fuera del todo la misma que él recordaba.

"¿Eres nuevo?." preguntó ladeando el rostro y mirándole con curiosidad.

Aquellos ojos... y aquel pelo... se parecían sospechosamente a alguien... Pero no era posible que fuera 'él', ¿verdad?...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Vie Ene 23, 2009 10:53 pm

Nerion continuó mirando aquel plato de comida cuando sintió como alguien entraba en el comedor. Un ángel..., bueno, no debía de temer a los ángeles, no solían ser violentos y menos con niños. Así que permaneció ignorandole hasta que se sentó justo frente a él.
Sus ojos se abrieron como platos al verle.
Mirthais.... Sí..., Mirthais... Una sonrisa un tanto malvada se formó en su rostro, hacía mucho que no veía al ryujin...

Un momento... ¡Mirthais! ¡Mierda, Mirthais no!! ¡No podía verle en ese estado, no podía...
En aquel momento, el angel advirtió su presencia. Nerion se quedó congelado. Por un instante, ambos permanecieron en silencio observando al otro sin decir nada. El Ace permanecía casi sin respirar, en una tensa espera de oir la carcajada del ryujin. ¡Demonios! ¡El ángel se estaría riendo durante siglos de aquello!
"¿Vas a comerte eso...?", le oyó preguntar. Nerion le miró sorprendido, y negó con la cabeza empujando el plato hacia él por si quería comerselo.
No podía conocer su voz, ¿verdad? Ahora era la voz de un niño, ligeramente aguda.
"¿Eres nuevo?.", preguntó el ryujin mirándole extrañado.

_Emmmm.... si.... - mintió el Ace - Hace poco que llegué. Quería comer algo, pero..., no me acaba de convencer esto...

Frunció su ceño ligeramente. Su mente trabajaba a toda velocidad. Si le preguntaba, diría que era un titiritero, por eso Mirthais no podía ver sus hilos. Se habían cruzado alguna vez por los pasillos y... ¿qué más? Nada..., todo estaba bien...
Respiró hondo intentando calmarse, no debía mostrar su nerviosismo.

_¿Te lo quieres comer tú? - le preguntó intentando llevar el tema a otro campo - Es... pescado con crema de chocolate... - su ceño se fruncía mientras miraba lo que había puesto en aquel plato - Emmm.... la carne creo que es cordero... y fresas, con azucar y mayonesa, y.... ¿espaguetis?, no, son fideos o angulas... no lo tengo muy claro....

Su estómago rugió de nuevo con fuerza avergonzando al demonio.

_Le he puesto algo de café por encima, y cerveza pero ni así me acaba de gustar...

Bajó su cabeza avergonzado. Se sentía tan pequeño al lado del ryujin ahora..., tan inútil...
¡Mierda, Mirthais....! Sólo mirarle hacía enrojecer al Ace. Le venían ganas de echarsele encima y forzarle allí mismo, pero no podía... ¡Maldito Kirilian!

_¿Crees que quedaría mejor si le pongo sobrasada al pescado? - preguntó inocentemente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Vie Ene 23, 2009 11:23 pm

Su ceño se frunció aún más al escuchar la duda en su respuesta y enarcó una ceja. Algo allí no terminaba de cuadrar, sabía cuando la gente le mentía y estaba más que claro que aquel demonio lo estaba haciendo, encima no era nada disimulado. Además su mentira no tenía sentido alguno... ¿para qué iba a querer que pensara que era nuevo...?.
No notaba sus hilos, así que no podía ser una marioneta. Y estaba claro que si no era una marioneta era que no había llegado hacía poco... Aún así no dijo nada y prefirió esperar.

Sonrió con ironía al escucharle decir que lo que tenía en el plato no le convencía. Menos mal... si le hubiera gustado aquel potingue le hubiese asustado.
Le miró con asco cuando le preguntó si quería comérselo él y arrugó la nariz al escuchar los ingredientes de aquel peculiar plato...

"No, no lo quiero... y es normal que no te acabe de gustar ni con cerveza. Además, no deberías beber cerveza." replicó mirándole con reproche. "Eres demasiado pequeño para beber eso." añadió mirando que no hubiera ninguna botella de cerveza al alcance del demonio.

Vale que fuera un ser malvado y todo lo que quisiera, pero seguía siendo un niño al fin y al cabo y los niños no debían beber cerveza. Al oír su pregunta abrió los ojos como platos y se apresuró a quitarle el plato de delante.

"¡Claro que no! ¡Esto es una guarrada!." exclamó mirándole con dureza. "Si quieres hacer marranadas usas barro y ramitas como los críos normales que juegan a las cocinitas, pero con la comida no se juega." le regañó alejando el plato de ambos, incluso el olor que despedía el plato era asqueroso.

¿Acaso se creía que podía burlarse así de él? ¿delante de sus narices?. Iba listo si pensaba que podía hacer aquellas marranadas con la comida sin que nadie le dijera nada. ¡Y pobre de él como se le ocurriera replicarle!. Sin embargo, cuando oyó el ruido de su estómago y le vio agachar el rostro, avergonzado no pudo evitar que el enfado desapareciera tan pronto como había aparecido. ¿Era posible que no supiera cómo debía mezclar los alimentos?.
Le miró, dudando unos instantes, pero finalmente suspiró y se levantó de la silla para coger un plato vacío y recorrer la mesa por la parte de las carnes, cogiendo unas cuantas costillas de cordero, patatas fritas y algo de verdura para acompañar, además de llenarle un baso con zumo de naranja.

"Prueba esto a ver qué tal..." dijo poniéndole el plato delante y volviendo a sentarse. "Si vas a comer es mejor que no mezcles ciertas cosas. Por ahora prueba con cosas sencillas y si vas a hacer experimentos procura poner las distintas cosas en zonas separadas del plato por si acaso no te gustan juntas poder comértelas por separado." aconsejó metiéndose un trozo de tarta en la boca.

Aquel aire despistado e inexperto con la comida le hacía parecer bastante más adorable de lo que ya le parecía. Siempre había pensado que los demonios parecían imponentes incluso de jóvenes, pero por lo visto se había equivocado. Era imposible tener miedo de alguien tan... tan... tan adorable... Simplemente daban ganas de estrujarlo y limpiarle las manchitas de salsa que habían quedado en sus labios.
Se dio cuenta de que se estaba quedando embobado mirándole y sacudió la cabeza, centrándose de nuevo en su pastel.

"¿Qué tal? ¿te gusta más así?." inquirió sonriéndole.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Vie Ene 23, 2009 11:55 pm

Nerion era un íncubo, no era un demonio como los que parecía conocer Mirthais. Obviamente, los íncubos, de jovenes, tenían aquel aire inocente y tierno, creado a propósito por la madre naturaleza para atraer a sus presas. Si, Nerion podía parecer adorable, un chiquillo al que daban ganas de abrazar y mimar tiernamente y, quien sabe si dejarse llevar más allá cuando el niño comenzaba a responder a las caricias y a ofrecerlas de forma experta pero inocente.
Los íncubos y súcubos a esas edades, eran como plantas carnívoras, ofrecían miel a sus víctimas, un delicado y sabroso néctar, embellecido por delicados colores. Pero, cuando alguien caía en sus garras, no tenían compasión de él.
Sólo que esta vez, Nerion no podía comerse a su víctima, teniendo que sujetar sus instintos asesinos.

Observó sorprendido como el ryujin le ofrecía un nuevo plato tras reñirle por algo que el demonio no acababa de comprender. ¿Qué problema había en lo que había creado él? ¿Por qué pensaba que estaba jugando? Y, ¿qué problema había en que bebiera cerveza? Había bebido licores mucho más fuertes desde pequeño. Bien debía acostumbrarse a ellos, ¿no?

_Hace mucho que bebo cerveza - le recriminó mirando el plato con desconfianza - No tiene nada de raro, y, desde luego, no tiene nada que ver mi edad...

Cogió una patata frita y la metió en su boca con miedo, mordiendo sólo la punta. Tras su experimento realizado con la comida, comenzaba a desconfiar de la cocina de los humanos.
Sus ojos se abrieron de la sorpresa, y miraron a Mirthais como si fuera un mago que hubiera realizado el truco más increible jamás visto ante sus ojos.
Estaba delicioso....
Con avidez, cogió una costilla de cordero y la probó, y las verduras. Bueno, las verduras le daban un poco de grima, pero.... pase...
El hambre se apoderó del muchacho, que comenzó a devorar aquella comida sin control, atragantándose alguna que otra vez, tomando algo de zumo para ayudar a pasar la bola que se formaba en su garganta. Comía con ansiedad, cogiendo la comida con sus manos, como si hiciera días que no probaba bocado, y, de hecho, así era.
Cuando terminó el plato se limpió la boca con su manga y se lo mostró vacío a Mirthais.

_Mázz... - le pidió con la boca aún llena, mirandole fíjamente.

Estaba seguro que él no sería capaz de encontrar aquellas cosas tan deliciosas. Entonces, sus ojos se dirigieron a los pasteles que Mirthais había cogido para él. Rápidamente, se apoderó de uno de ellos, antes de que el ryujin pudiera protestar metiéndolo en su boca por completo, forzándolo a entrar. Ni que decir tiene que se atragantó, y, tosiendo con la boca aún llena, buscó con su mano algo que beber al haberse acabado el zumo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Sáb Ene 24, 2009 12:51 pm

Le miró con reproche. En su opinión los niños, fueran de la especie que fueran, no deberían beber ceveza hasta ser adultos, al menos nada que tuviera alcohol. Los zumos y la leche eran mucho más sanos que cualquier otro tipo de bebida.

"Bien, cuando yo no esté delante puedes beber lo que se te antoje. Pero mientras sea yo quien controle que no hagas otro asesinato culinario no beberás cerveza." replicó viendo como mordía la punta de una patata frita.

Esperó la reacción del chico y sonrió al verle mirarle de aquella manera.

"Está bueno, ¿verdad?." dijo con una sonrisa de complicidad. "Fíjate y así la próxima vez no te hará falta nadie para decirte cómo debes comerte las cosas."

Se quedó alucinado cuando le vio comer de aquella manera. Sabía que tenía hambre, se le notaba, pero no hacía falta comer tan a destajo, atragantándose cada dos por tres. Le pidió que no fuera tan rápido, que comiera más tranquilo y que disfrutara de lo que se metía en la boca, pero se sentía bastante ignorado a decir verdad. Y bueno... se conformaría mientras se comiera la verdura.
Frunció el ceño al ver el plato vacío y le miró con reproche al verle hablar con la boca llena.
Cogió el plato, dispuesto a ponerle algo de segundo, cuando, sin que él pudiera evitarlo, el chico cogió un trozo de pastel con la mano y se lo metió enterito en la boca. Y cabe señalar que las porciones de pastel no eran precisamente pequeñas. Así que pasó lo que tenía que pasar, que se le atascó, negándose a ir ni hacia delante ni hacia atrás...

Viendo como el rostro del demonio iba pasando por una amplia gama de colores pasando del normal al rojo chillón y de ahí al granate, se apresuró a llenarle un vaso con agua y a ponerse a su lado para darle palmadas en la espalda, ayudando al desafortunado trozo de pastel a pasar por la garganta del pequeño.

"¡Serás animal!." exclamó pegándole un capón. "No vuelvas a hacer eso. Nadie te va a quitar la comida, ¿sabes?, no hace falta que comas como si fueras un animalito salvaje."

Puede que le resultara adorable, pero su encanto no le iba a librar de los capones que considerara oportuno darle.

Chasqueó la lengua y se sentó a su lado, asegurándose de que volvía a respirar con normalidad.

"¿Estás bien?." inquirió retirando unos pocos mechones de pelo que habían caído por su hombro, tapándole parte de la cara, acariciándole sin querer la mejilla con el dorso de la mano al hacerlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Dom Ene 25, 2009 1:21 pm

La mano del chico buscó desesperadamente algo que llevarse a la boca para hacer pasar la bola que tenía atrancada en su garganta. Finalmente, topó con el vaso de agua que Mirthais le ofrecía y lo bebió mientras le daban golpes en la espalda.
Pareció volver a nacer cuando logró tragar por completo. ¡Vaya..., que mal rato! Desde luego, el demonio no moriría por un atragantamiento, pero debía confesar que se pasaba bastante mal y, él, no estaba acostumbrado a lidiar con alimentos demasiado sólidos durante mucho tiempo, por lo que eso de masticar con moderación no lo acababa de asumir...

Respiró aliviado, sintiendo sus mejillas arder con fuerza mientras cerraba sus ojos durante un instante al oir la pregunta del ángel.
No le importaban los capones que pudiera darle. Comparado con los golpes que recibía de su padre cuando hacía algo equivocado, aquello no eran más que caricias. Nerion estaba acostumbrado a recibir todo tipo de maltratos por su parte para corregir su actitud en los entrenamientos, quedando malherido muchas veces. Por mucho que lo intentara, a ojos de él, Nerion nunca sería un guerrero completo, siempre tendría esa parte de íncubo que le avergonzaba. Y la única forma que encontraba su progenitor de corregirle era maltratándole cada vez que no hacía algo correctamente. Pero, aquello, era algo bastante usual entre los demonios, por lo que el Ace jamás tuvo nada en contra.

Sintió como la mano de Mirthais apartaba ligeramente sus cabellos, ahora algo más cortos de lo habitual, llegando sólamente un poco más allá de sus hombros.
Y la mano rozó delicadamente su cara. La piel del íncubo se estremeció a su contacto, como si fuera algo deseado desde hacía mucho tiempo, dejándose mimar ligeramente.
Fue entonces que el demonio reaccionó, y, abriendo sus ojos al máximo, se apartó del ryujin con temor, lanzando la silla en la que estaba sentado al suelo al hacerlo y tropezando ligeramente con la otra.
Su respiración se agitó violentamente, mirándole aterrorizado. ¡No podía tocarle! ¡No podía darle su energía! Su rostro se mostraba completamente sonrojado.

_No..., no hagas eso... - protestó levemente, tocando la zona que Mirthais había acariciado involuntariamente.

Su ceño se frunció mientras le observaba, entre avergonzado y temeroso. Había reaccionado exageradamente, lo sabía, pero no quería arriesgarse a fallar aquella prueba, o lo que era peor... a quedarse sin sus poderes de Ace frente al angel.

_No me gusta que me traten como a un crio - explicó mirándole con decisión - Ya tengo 1500 años, no soy un niño....

¿Es que ahora tendría que volver a demostrar a cada instante que era un demonio?
Era como volver atrás en el tiempo, teniendo que soportar otra vez que nadie le tomara en serio por el simple hecho de tener el rostro delicado, teniendo que luchar a cada instante con todos los demonios que pretendían abusar de él, tanto mayores como menores.
En su juventud, Nerion ya había tenido que pasar por eso. Los íncubos, normalmente se convertían en las prostitutas del lugar, aprendiendo a buscar el cariño de otros demonios más poderosos. Pero él no....
Él tenía su parte guerrera muy desarrollada. Desde niño, su padre le había inculcado el orgullo de los guerreros. Él no se dejaría pisar por nadie..., siendo él quien llevara la decisión de quién y como sería su pareja.
Pero, claro..., intenta explicar eso a un grupo de demonios guerreros que se supone que son tus compañeros de entrenamiento y que te miran a cada instante con ojos lujuriosos, esperando un descuido tuyo para forzarte. No..., nadie forzaría a Nerion.
No era fácil ser un medio íncubo entre demonios.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Dom Ene 25, 2009 6:32 pm

Cuando el demonio se alejó de pronto de él, tirando a la silla en el proceso y tropezando con otra en su retroceso, se quedó mirándole extrañado. No sabía qué había hecho para que el otro reaccionara así. ¿Y por qué estaba tan rojo?.

Parpadeó confuso al escuchar su negativa y frunció el ceño. No creía haber hecho nada, al menos nada para que se alejara así de él. Al oír su protesta sonrió ligeramente, pensando que tal vez el demonio había asociado su preocupación al hecho de que le estuviera tratando como a un crío.

"No he dicho que seas un crío. Si encontrara a cualquier otro atragantándose también le ayudaría. La edad que tuviera no afectaría en que me preocupara más o menos." contestó encogiéndose de hombros.

Para él era algo normal preocuparse por cualquiera que tuviera un problema. Pero supuso que, al tratarse de un demonio, tal vez no le hiciera mucha gracia tener a un ángel intentando ayudarle. Sobre todo si ese demonio en cuestión trataba de hacer valer su autoridad más que cualquier otro a causa de su edad.
La época de transición antes de llegar a ser un adulto era complicada para cualquier especie, aunque imaginó que para los demonios debía de ser más dura todavía. No había mucho acerca de demonios, pero por lo que había podido averiguar hasta el momento sabía que la competitividad entre ellos era bastante fuerte.

"Está bien, lo siento. Pero procura masticar y no atragantarte más veces sino quieres que vuelva a preocuparme por ti." dijo poniendo en pie la silla que el chico había tirado al suelo e invitándole a volver a sentarte en ella. "¿Sabes?. No te comportas como lo haría cualquier titiritero..." comentó de pronto, mirándole con suspicacia.

Todavía sentía que le conocía de algo, a pesar de estar totalmente seguro de que no le había visto nunca. Además era evidente que el demonio le escondía algo, o que, por lo menos, le estaba mintiendo.
Aunque por otro lado, no sentía sus hilos... así que, o era un titiritero o un Ace... La idea le resultó absurda hasta que se dio cuenta del increíble parecido que guardaba con Nerion. Era mucho más joven, más bajo y con una apariencia bastante andrógina, pero el color de pelo era idéntico y sus ojos... tenía la misma manera de mirar que él.

Le miró con sospecha. No sabía si estaba en lo cierto, y en caso de estarlo sabía aún menos cómo Nerion podría haber llegado a esa situación. Pero de cosas más raras había visto allí dentro... no se iba a sorprender por algo así.

"Oye... todavía no me has dicho tu nombre." recordó, afilando su mirada, decidido a no dejarle marchar hasta no saber la verdad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Dom Ene 25, 2009 6:55 pm

Mirthais se disculpó con él, volviéndo a ofrecerle que se sentara a su lado. Nerion lo hizo, algo más relajado al pensar que el ryujin había creido que todo era debido a que no le gustaba que le trataran como a un niño. Eso era bueno, ¿no?
Sin embargo, no dejaba de vigilarle de reojo. Lo que el ángel creía que era una simple caricia, para Nerion, obviamente, no lo era. Él había estado más de una vez con Mirthais y el tacto de su piel le recordaba esas ocasiones haciendole reaccionar inadecuadamente.

"¿Sabes?. No te comportas como lo haría cualquier titiritero...", le oyó decir. ¿Desconfiaba de él? ¿Por qué lo hacía? ¿En qué se había equivocado?

_No se qué quieres decir... - replicó en voz baja.

Sintió su mirada sobre él, atravesarle como fuego, intentando ver en su interior. Algo no iba bien..., Mirthais sospechaba algo. Bien, y ahora... ¿qué?, ¿qué debía hacer?, ¿revelarle la verdad o continuar intentando mantener su mentira?
"Oye... todavía no me has dicho tu nombre."

_¿Para qué quieres saberlo? - contestó a la defensiva - ¿acaso te serviría de algo?

Su ceño se frunció ligeramente. No podía evitar aquella pregunta, así que su mente pensó rápidamente un nombre para su nueva personalidad.

_Aihell, - contestó al fin - me llamo Aihell.

Conocía a uno que se llamaba así aunque, claro, no se parecían en nada, pero, para el caso serviría...

_Aunque no veo el interés que puedas tener tú en mi nombre...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Dom Ene 25, 2009 7:08 pm

Percibió el nerviosismo del demonio ante su mirada. Estaba más que seguro de que le escondía algo... era todo un experto en descubrir mentiras y estaba más que claro que el pequeño le estaba intentando hacer tragar una demasiado grande.

Enarcó una ceja, mirándole incrédulo y sonrió.

"Sabes perfectamente lo que quiero decir." replicó.

Si quería jugar, jugarían. Tenía curiosidad por ver cuánto tiempo aguantaría el demonio. Si era un titiritero no podría dominarle, sin embargo bajaría cualquier resistencia a posta para que pudiera pinzar sus hilos si quería, así quedaría bien claro que no era quien decía ser y se descubriría.
Y si se equivocaba... bueno, tampoco iba a ser tan malo.

"Aihell..." repitió, haciendo caso omiso a las protestas del demonio. "Y... ¿nunca te han dicho lo complicado que es mentirle a un ángel, Aihell...?" preguntó mientras se levantaba de la silla y se colocaba tras él, con toda la parsimonia del mundo, apoyando sus manos en el borde de la mesa para cortarle cualquier salida. "... sobre todo si se es tan malo mintiendo y la mentira en cuestión es demasiado grande... la tuya a parte de ser evidente, se tambalea por todas partes..." le susurró al oído.

Frunció el ceño y le miró con protesta. Si era Nerion no le perdonaría que estuviera mintiéndole de aquella forma... ¿Acaso no le había demostrado ya bastantes veces que podía confiar en él?.

"Dime quién eres... ¿o acaso tienes motivos para pensar que no soy de fiar?." exigió, dejándole bien claro que era inútil seguir ocultándole su identidad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Dom Ene 25, 2009 7:41 pm

Realmente no obtenía nada mintiendo a Mirthais. Y sin embargo, Nerion no podía evitarlo. ¿Qué quería? ¿que se colocara frente a él y le dijera... Soy Nerion, debido a una prueba estúpida de un ser al que apenas conozco, vuelvo a tener 1500 años? Resultaba tan condenadamente increible incluso para él, que aún no acababa de creerselo.

Escuchó las palabras de Mirthais, que no dejaba de mirarle mientras se colocaba tras él, cortándole cualquier posible huida. El ryujin había bajado su guardia completamente, dejandole ver perfectametne sus hilos.
Los dedos de Nerion los acariciaron levemente. Si los controlaba, quedaría claro que no era un titiritero normal...
Pero..., de todas formas, parece que su mentira había quedado al descubierto. Al menos, eso podía deducirse de sus palabras... Y Mirthais no era de los que se tiraba faroles sin razón.

El demonio permaneció quieto, sin girarse siquiera para mirar al angel mientras su ceño se fruncía de nuevo y su mirada permanecía baja. ¿Tan complicado era engañar a un ángel? Bueno..., por propia experiencia sabía que no a todos, algunos eran tremendamente inocentes, pero, aquel no era el caso de Mirthais, él no era un ángel crédulo y manipulable, por eso siempre le había agradado su compañía.

_¿Para qué preguntas cosas que ya sabes, Mirthais? - contestó desvelandose al fin, permaneciendo inmóvil, sin atreverse a mirarle - ¿acaso disfrutas mostrando sus desgracias a los demás?

Ya no valía la pena seguir con aquella mentira. Nerion, se sabía descubierto, por la forma en la que el ángel le había mirado en los últimos instantes podía notar que había averiguado su identidad.

_Dime, ¿cómo lo supiste? ¿Tan evidente es?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Dom Ene 25, 2009 7:53 pm

Sonrió al escuchar su respuesta y chasqueó la lengua.

"Claro que no... es que no estaba seguro del todo." respondió volviendo a ocultar sus hilos y sentándose de nuevo al lado del demonio.

Se quedó mirándole un momento, observándole con más atención ahora que sabía que, efectivamente, era Nerion y sonrió divertido. Sin duda, de todos los problemas en los que había encontrado al Ace este era el más divertido de todos. Al escuchar su pregunta alzó las cejas y se encogió de hombros.

"Bueno... hubiera sido mejor que hubieses tenido una mentira mejor elaborada, es fácil notar cuando alguien se inventa una mentira sobre la marcha delante de tus narices." contestó. "Además, me sonabas demasiado. Tu energía... y tu forma de mirar son únicas." añadió sonriendo.

Apoyó un codo sobre la mesa y le miró intrigado. Sabía que le estaba molestando mirándole de aquella forma, pero todavía no terminaba de creerse que Nerion fuera el chiquillo que tenía delante. Y menos aún que Nerion había sido tan tierno de pequeño. Sin poder aguantarse, extendió un brazo para pellizcarle juguetonamente una mejilla y echarse a reír, retirando la mano antes de ganarse un manotazo por su parte.

"¿Cómo has acabado así?." preguntó todavía sin poder reprimir la risa. "Estás de lo más mono... sobre todo con la boca llena de pastel de fresa." añadió, divirtiéndose un poco más a costa de la situación de Nerion y del enfado que pillaría al escucharle decir aquello.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Dom Ene 25, 2009 8:17 pm

Le oyó burlarse de él, pellizcando su mejilla, y levantó su mano para apartarla de un manotazo, pero, el ángel pareció adivinar sus ideas.
La mirada furiosa del Ace se clavó en los ojos de Mirthais. ¡Aggghhh! ¡Cómo odiaba que se burlara de él de esa forma!
"¿Cómo has acabado así?. Estás de lo más mono... sobre todo con la boca llena de pastel de fresa."
Nerion se limpió impulsivamente la boca, frotándola con fuerza con el dorso de su mano. ¿Pastel de fresa? Eso si que no...

_¡No he tenido tiempo de pensar ninguna mentira! No esperaba encontrarme con nadie, y menos contigo...

Hacia días que no veía al ángel, y justo ahora tenía que encontrarselo... ¡También era mala suerte!

_Había pensado decirte que era hijo de Nerion - le dijo con una sonrisa malvada - Sólo para ver qué cara ponías, pero, has ido demasiado directo todo el rato.

Aquello si que hubiera sido divertido... ¿Hubiera creido el ángel realmente que Nerion podía tener un hijo de su edad?

_Todo es parte de un maldito juego en el que me metí sin pensar - le explicó - Parece ser que el aliado de mi señor, un tal Joker, ha despertado de nuevo. Y ahora, no sólo se ha dedicado a hacer pruebas para subir de nivel a las marionetas y titiriteros, sino que ha colocado otras sólo para diversión de mi señor.

Para el Ace, aquello era más o menos así. Obvió que el premio era la libertad de aquel lugar, nunca le interesó demasiado aquello, y, ahora que tenía a Eril a su lado de nuevo, le interesaba aún menos.

_Yo caí en una de esas pruebas y la superé, ganándome el privilegio de pasar otra de ellas. Por eso ahora me veo de nuevo con 1500 años... - protestó ligeramente enfadado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Dom Ene 25, 2009 8:34 pm

Rió al verle frotarse los labios con el dorso de la mano, quitando los trocitos de pastel que habían quedado en ellos después de que casi se ahogara por bestia.
Puso los ojos en blanco al escuchar su protesta y le miró enarcando una ceja.

"Como si pudieras tener alguna queja de mí... ¡yo! ¡que nunca me he portado mal contigo!." exclamó haciéndose el mártir. "Sinceramente me ofende que no me lo contaras directamente y que me mintieras. ¡Como si no hubiera hecho ya suficiente para demostrarte que nunca haría nada que pudiera perjudicarte!." protestó mirándole realmente mal.

Le dolía que no hubiera confiado en él lo suficiente como para decírselo abiertamente. Comprendía que pudiera avergonzarse de su situación actual, pero no era para tanto.
Bufó ante la ocurrencia de decirle que era hijo de Nerion y enarcó una ceja.

"Sinceramente, mi cara no hubiera sido tan divertida como ver la tuya teniendo a un hijo tuyo delante." replicó todavía molesto.

Atendió a su explicación, mirándole sorprendido cuando le dijo que todo aquello era obra del Joker, del mismo que había obligado a Sergei a pasar aquella horrible prueba... el mismo que le obligaba a bajar a las catacumbas para pasar otra. Tenía a aquel tipo entre ceja y ceja, le odiaba y ni siquiera le había visto en persona todavía. Sólo de pensar en lo que podría esperarle a Sergei comenzaba a temblar... aunque si le hacía rejuvenecer como a Nerion no creía que tuviera alguna queja. Sería bonito tener a Sergei con 15 años.

"¿Y la prueba consiste en... qué? ¿en ir por ahí aparentando quince años?." preguntó sin entender para nada la mecánica de la prueba en cuestión.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Lun Ene 26, 2009 11:08 pm

_Temía que acabaras burlándote de mí, pellizcando mis mejillas tal y como has acabado haciendo. Como ya te he dicho, no soy un niño... Aunque sea un niño para tí, en mi mundo no nos relacionamos igual que en el tuyo, para los demonios no existe la niñez tal y como la conoceis los ángeles, y me molesta que me trates como si fuera una cría de ángel. - replicó molesto. - No tengo hijos - le informó - Nunca los he querido, y he tenido mucho cuidado para no concebirlos, así que si por casualidad apareciera alguien diciendo que es hijo mío, lo más probable es que castigara su insolencia por creerse tal cosa.

En ese campo, tenía las ideas muy claras. No iría concibiendo hijos de cualquiera, sólo alguien deseaba que los tuviera con él, pero, aún no era el momento, tal y como él le había dicho.
Intentó relajarse de nuevo en aquella silla. Su ceño, sin embargo, seguía fruncido, recordando las condiciones que le había impuesto el Joker para aquella prueba.

_La prueba consiste básicamente en relacionarme con cinco personas sin tener contacto intimo alguno con ellas, NI SIQUIERA UNA SIMPLE CARICIA - remarcó, explicando así su comportamiento anterior - Si logro pasarla, volveré a la normalidad, si no... puede que quede así por algún tiempo.

Nerion suspiró, mirando melancólico a una de las paredes mientras jugaba ligerametne con su comida.

_Por ello, el Joker me ha concedido la habilidad temporal de poder alimentarme de comida humana... No sé que pensarás de todo esto - confesó en voz alta - Pero a mí no me hace ninguna gracia volver a sentirme un chiquillo. Tuve que luchar demasiado en mi mundo para imponerme al resto de demonios.

Sonrió ligeramente irónico, pensativo.

_Ahora, tengo la fuerza y los conocimientos de un Ace, pero... mi cuerpo es el de un demonio de 1500 años, y mis sentimientos también. ¿Crees que es fácil? Tengo demasiados enemigos en este lugar, demasiada gente que está esperando un descuido mío para "agradecerme" mi dedicación a mis obligaciones como Ace. No me conviene demasiado que se sepa quién soy...

Miró a Mirthais y una ligera inocencia pareció reflejarse en sus ojos.

_No sé por qué te cuento todo esto... - susurró.

Siempre le pasaba igual, acababa descubriendo sus debilidades ante Mirthais, pero, extrañamente, aquello no le hacía sentirse vulnerable, sino aliviado, como si descargara el peso que parecía aplastarle.

_Hoy es el primer día que me he atrevido a salir. Si hubiera permanecido por más tiempo en mi habitación, sin duda, hubiera muerto de hambre. Es un decir..., tu ya me entiendes... - aclaró - Cuando te ví, decidí probar a pasar inadvertido. Si lo conseguía contigo, podría engañar al resto, pero veo que ha sido inútil...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Lun Ene 26, 2009 11:39 pm

Sonrió al escucharle y rió con algo de culpabilidad. Estaba demasiado tentador como para poder resistirse a pellizcarle las mejillas. Comprendía que para él la niñez no era lo mismo, lo sabía, lo tenía asumido, pero aún así se le haría imposible no tratarlo como uno. Aunque sabiendo que realmente era Nerion tal vez pudiera obviar que era un niño de nuevo para tratarle con normalidad, al fin y al cabo sabiendo su verdadera identidad, sabiendo que estaba tratando con un adulto atrapado en un cuerpo de niño, se le haría más fácil.

Frunció el ceño al oír lo que haría si aparecía alguien diciendo que era su hijo y suspiró. En cierto modo era normal, a él tampoco le haría mucha gracia que le apareciera un hijo postizo de la nada.

"Es una pena que no conozcáis la niñez, tal vez puedas aprovechar ahora." comentó encogiéndose de hombros. "No estoy diciendo que te comportes como un crío, pero si quieres darle algo de veracidad a tu mentira no estaría mal que actuaras más o menos como uno." se apresuró a añadir antes de que Nerion le asesinara con la mirada.

Escuchó intrigado la explicación de la prueba y le miró con sorpresa y algo de terror.

"¿No vas a poder tener sexo hasta que termines la prueba?." inquirió incrédulo. "Uf... ¿y serás capaz?." añadió enarcando una ceja y mirándole sin saber qué pensar. "Bueno... mira el lado bueno... ahora puedes apreciar el sabor real de la comida. Está buenísima..." comentó mirando con gula los pasteles. "Eso siempre que no mezcles los sabores y termines haciendo guarradas..." añadió mirándole con cierto reproche.

Suspiró al escucharle. La verdad es que sí que lo tenía difícil. Nerion había hecho enfadar a más de uno y se había aprovechado de todo aquel de quien podía aprovecharse, no era de extrañar que cualquiera aprovechara su situación para vengarse de él.
Sonrió al oírle decir que no sabía por qué le contaba todo aquello y le revolvió el pelo.

"Porque confías en mí aunque no lo reconozcas abiertamente. Y porque me aprecias aunque tampoco vayas a reconocerlo." contestó mirándole con cierta felicidad. "Además, sabes que yo no podría aprovecharme de ti, y menos con esa apariencia. No dije lo del collar, ¿no?, tampoco diré nada de esto. A pesar que te merecerías todo lo que quisieran hacerte no me gustaría verte sufriendo a manos de nadie." comentó encogiéndose de hombros.

Ahí estaba su dilema de nuevo... y siempre con Nerion... Proteger a un violador, torturador y asesino estaba mal... pero no podía no hacerlo... y después se sentía mal por ello.
Aunque últimamente ya no se sentía tan mal, había comenzado a asumir seriamente que le apreciaba demasiado como para desearle cualquier mal.

"Tendrás que elaborar algo más tu mentira. Además, tienes que tener en cuenta que yo sé bastante más que los demás acerca de ti, no es lo mismo, no creo que puedan darse cuenta tan rápido. Procura toparte sólo con marionetas recién llegadas y ya está, ellas ni siquiera saben de la existencia de los Aces y no te asociarán con quien eres en realidad." contestó sonriendo. "O... no sé... tal vez puedas aprovechar a tus conocidos para acortar la lista. Conmigo ya tienes uno menos con quien hablar, tal vez puedas ver a Eril y ya tendrás otro menos..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Mar Ene 27, 2009 1:37 am

"Es una pena que no conozcáis la niñez, tal vez puedas aprovechar ahora." , le oyó comentar. "No estoy diciendo que te comportes como un crío, pero si quieres darle algo de veracidad a tu mentira no estaría mal que actuaras más o menos como uno."
Nerion negó fuertemente con su cabeza, parece que Mirthais no le había comprendido bien.

_No quiero decir que no sea un niño, SOY UN NIÑO, no soy un adulto atrapado en un cuerpo infantil - replicó - Ese maldito ser me ha vuelto atrás en el tiempo. Lo único que ha mantenido indemne son mis recuerdos y las habilidades ganadas con el tiempo.

Su ceño se frunció de nuevo.

_Por eso, puedo recordar todo lo vivido hasta ahora. Cuando te decía que no soy un niño, quiero decir que, entre los demonios, alguien con 1500 años, o 15 años humanos, no es un crio, sino que ya se le considera adulto. Entre nosotros la niñez casi no existe tal y como vosotros la entendeis, así que no aprecio esas muestras de cariño. No puedo comportarme como un niño, porque ya lo hago. Me comporto como una cria de demonio, quiera o no...

Aquello le molestaba profundamente, volvía a tener aquella necesidad innata de las crias de conocer las cosas, de moverse e investigar todo lo que se hallaba a su alrededor, obviando si era o no peligroso el hacerlo.

_No se cuanto tiempo podré aguantar sin tener sexo - confesó ligeramente avergonzado - Tienes que comprender que siempre lo he hecho, desde que tengo uso de razón recuerdo a mi madre acariciándome cada noche para alimentarme.

Nerion sonrió ligeramente, rozando sus labios con su mano al recordarlo.

_Siempre estuvo pendiente de mí, por lo menos hasta que pude alimentarme sólo...

No quería entrar en detalles sobre aquellas visitas que recibía de su madre, acunándolo en sus brazos, cantanto suavemente mientras acariciaba su cabello, besando sus labios mientras recorría su pequeño cuerpo lentamente, hasta lograr que el pequeño demonio jadeara complacido, sonrojado y agitado tras venirse en sus manos o en su boca, mientras ella le ofrecía su propia energía. Después, le acogía suavemente hasta que quedaba dormido en sus brazos.
Aquellos recuerdos, habían permanecido gravados en la memoria del demonio, fomentando la adoración que había sentido por ella hasta el día de su muerte. Pero, claro... aquello seguramente resultaría difícil de entender para el ángel.

_La comida de los humanos no está mal, pero no puede compararse. -sentenció.

Sus ojos se posaron sobre los de Mirthais, decididos.

_Pero lo lograré - afirmó con un brillo de orgullo en la mirada - No voy a permitir que un simple carnero me venza tan facilmente.

En su rostro, apareció una sonrisa victoriosa, que se borró cuando oyó el nombre de Eril.
Eril... Ni siquiera sabía lo que le sucedía...

_No sé donde está - confesó, retorciendo inquieto sus ropas - Desde nuestro primer encuentro, no he vuelto a verle. Temo que algo pueda haberle pasado...

Tenía que haber estado más encima de él, aun a riesgo de no cumplir con sus obligaciones. Si algo le había pasado a su amante, jamás se lo perdonaría.
Su pecho se movía agitado al pensar en aquella posibilidad y un nudo se formó en su garganta. Y, ¿qué era aquello que parecía humedecer sus ojos?
Su mirada se elevó hacia Mirthais.

_Seguramente está seduciendo a alguien - comentó con una sonrisita nerviosa - ¿Sabes? Es tan sensual que a veces creo que es más íncubo que yo mismo... Seguro que...

Se levantó repentinamente, nervioso, como si recordara algo.

_¡Tengo que buscarle! ¡Tiene que saber que...! ¡Tiene que....!

Su frase quedó a medio acabar mientras se detenía como si se hubiera perdido y no supiera por donde ir. Y las lágrimas volvieron a acudir a sus ojos. Nerion bajó la cabeza, avergonzado por mostrarse tan débil ante él. Aquello era a lo que se refería cuando decía que odiaba volver a tener los sentimientos de un niño.
Apartándose de Mirthais, limpió su rostro con su manga, escondiéndolo del ángel.

_Quizás sea mejor que no le encuentre... ¿cómo iba a explicarle todo esto? ¿Crees que alguien como él podría enamorarse de un niño?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Mar Ene 27, 2009 1:19 pm

Mirthais abrió los ojos como platos al comprender lo que Nerion había querido decirle al principio y se olvidó momentáneamente de cerrar la boca. Frunció el ceño, pensativo, al menos no le había quitado sus poderes ni sus recuerdos... algo era algo... Aunque la idea de volver a ser un crío allí dentro era horrible.
Él había tenido la suerte de no llegar allí con esa edad, sino mucho más mayor, e imaginarse siendo de nuevo un adolescente entre tanto pervertido se le hacía, cuanto menos, desagradable.

Bufó, comprendiendo el problema de Nerion y le miró, sin saber cómo podía ayudarle. Al escuchar que por eso no le gustaban las muestras he cariño hizo un mohín de disgusto.

"No hace falta ser un crío para apreciar las muestras de cariño. A mí me gustan. ¡Y no me digas que es porque soy un ángel porque hay demonios a los que también les gustan!." replicó, apresurándose a añadir eso último para cortar cualquier protesta por parte de Nerion.

Sonrió con cierta diversión al oírle reconocer que no sabía cuánto tiempo aguantaría sin sexo y su sonrisa cambió a una más tierna cuando le oyó hablar de su madre. Aceptaba que la idea de imaginarse a una madre toqueteando a su hijo no era muy... normal para él, pero podía compararla con la de una madre de cualquier otra especie dándole el pecho a su hijo. Una madre era una madre al fin y al cabo, y podía el amor que Nerion había sentido por ella al ver aquella sonrisa.

"Lo comprendo, lo he comprendido desde que me has explicado la prueba." contestó poniendo cara de resignación. "Si te sirve de consuelo a mí tampoco me gusta nada la idea de que no puedas tener sexo... Últimamente había empezado a echarte de menos." añadió encogiéndose de hombros y sonriendo algo avergonzado.

Puso los ojos en blanco al oírle hablar así de la comida y contuvo las ganas de darle un nuevo capón. Además, aquella mirada decidida también contribuyó a que no lo hiciera y se detuviera para escucharle y echarse a reír. Tenía su gracia verle tan pequeñito y aún así tan decidido a hacer algo.
Pero la seriedad de Nerion le hizo parar de nuevo y mirarle con preocupación. Tal vez Nerion no se sintiera tan desesperado como él cuando Sergei había desaparecido, pero estaba claro que se preocupaba por lo que pudiera haberle pasado.

Frunció el ceño, siguiéndole con la mirada, sin atreverse a decir nada porque, sinceramente, tampoco sabía qué decir ante aquello. Tan sólo tenía ganas de abrazarle al ver como sus ojos se llenaban de lágrimas, pero no sabía si el demonio le dejaría hacerlo. Sin embargo cuando le vio levantarse con la intención de irse corriendo a buscarle y se quedó allí, de pie mirando hacia la puerta, escondiéndose de él para que no viera cómo se secaba las lágrimas, no pudo contenerse más.

"No seas tonto..." dijo cogiéndole del brazo para atraerle hacia él y abrazarle con fuerza. "¿Por qué no iba a quererte estando así?. No tendría que enamorarse de ningún niño. Está enamorado de ti, ¿no?." inquirió soltándole para poder mirarle a los ojos y borrar los caminitos de las lágrimas con sus pulgares. "Eres el mismo Nerion, solo que un poco más pequeño. Estoy seguro de que te querría igual... es más, sino tuvieras esa restricción por la prueba estoy seguro de que incluso aprovecharía tu estado para hacer perversiones." añadió con una sonrisa pícara, intentando animarle.

No es que no pensara que Eril pudiera hacer algo así, estaba más que convencido de que el demonio no sólo no vería inconveniente alguno en el estado actual de Nerion sino que lo aprovecharía para probar 'cosas nuevas'.

"Y no te preocupes... Recuerda que Gemini le trajo aquí con el rango de titiritero, no creo que quiera que le pase nada." comentó con una sonrisa, ofreciéndole toda la seguridad que podía darle.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Miér Ene 28, 2009 5:22 pm

Intentar averiguar qué pasaba por la mente de Gemini era algo prácticamente imposible, por lo que Nerion temía cualquier cosa de su parte. El demonio era extraño con sus sentimientos hacia Eril. Se suponía que no debía temer por él, ¿verdad?, siempre le había demostrado que era fuerte, tanto o más que él, por lo que no debía temer que le sucediera nada demasiado grave en la mansión. Y, sin embargo, su corazón se encogía cuando no le tenía a su lado. Se suponía que los demonios eran seres libres, que adoraban aquella libertad, y, sin embargo, deseaba sentirle a cada instante a su lado, celando lo que pudiera hacer cuando no estaba con él. Era extraño...
Sintió como limpiaba los restos de sus lágrimas y le miró sin saber qué pensar. Mirthais siempre había mostrado predisposición hacia él, ayudándole en más de una ocasión. Y, aunque no quisiera reconocerlo, al Ace también sentía aprecio y confianza hacia él. Por eso, ahora, quería pedirle que volviera a ayudarle.

_Mirthais, quiero pedirte un favor... – comenzó a decir. – En mi primera prueba con ese ser, creí que perdería la vida.

Había estado cerca, demasiado cerca, más de lo que al propio Ace le gustaba reconocer...

_Jamás pensé que algo así pudiera sucederme. Puede sonar pretencioso, pero, nunca le he dado demasiada importancia a la muerte. Al menos hasta que volvió a aparecer Eril...

Guardó un instante de silencio antes de continuar, hablando con toda la calma que podía. Sin embargo, su garganta se hacía un nudo, como si no quisiera pronunciar las palabras.

_Mirthais... Si alguien intenta abusar de mí, mis poderes como Ace desaparecen – le informa – Eso, me dejaría en una situación un tanto “delicada” que alguien podría aprovechar a su favor.

Su cuerpo tiembla ligeramente al pensar en aquello. No quería pensar qué podía llegar a hacer el pelinegro en ese caso.

_Por eso, quiero pedirte..., si algo me sucediera, si dejara mi vida en esta prueba..., por favor, no dejes que Eril vea mi cuerpo. Si muero sin ver sus ojos por última vez, quiero que me lleves muy lejos, todo lo lejos que puedas y entierres mi cuerpo sin decir nada a nadie. ¿Lo harías por mí? - pregunta mirando sus ojos - Miéntele, Mirthais, dile que me fuí de la mansión, que encontré la forma y que lo hice sólo. Haz que me odie, que crea que le devuelvo su traición, que jamás me importó. Sufrirá..., le dolerá, pero así quizás pueda seguir adelante.

Un peso enorme aplasta su corazón, y el Ace se aparta enseguida del ángel. No quiere que le abrace, no merece su consuelo, los demonios siempre han sido solitarios en sus lamentos.

_Sé que tú podrás hacerlo. Eres el único ser que cumpliría mi deseo en toda esta maldita mansión. Al fin y al cabo, eres un ángel, ¿no? Si me das tu palabra, supongo que puedo confiar en ella.

Se dirige hacia los pasteles y los mira apesadumbrado. Se siente cansado..., treméndamente cansado... Hunde uno de sus dedos en la crema de chocolate de uno de ellos, y lo lleva a sus labios.

_Está bueno... - confiesa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Miér Ene 28, 2009 6:10 pm

El ángel le miró con atención, aguardando lo que tuviera que decirle. Podía prometerle cualquier cosa... pero aquello no pintaba bien. Por las palabras del demonio afianzó las que le había dicho Sergei. Quienquiera que fuese aquel Joker no se andaba con juegos de niños...
Pero aún así estaba deseando encontrarle... le iba a hacer pagar con creces lo que le había hecho pasar al dragón... y también lo que le estaba haciendo sufrir a Nerion.
Había sido divertido verle bajo aquella apariencia, pero sus palabras... sus sentimientos... le estaban creando un fuerte dolor punzante en el pecho. Y él que al principio había dudado de la capacidad de los demonios para amar. Ahora se daba cuenta de lo idiota que había sido durante la mayor parte de su existencia.

Le miró con horror cuando le dijo lo que quería que hiciera y negó con la cabeza.

"Nerion..." musitó viendo como se alejaba para impedirle abrazarle de nuevo. "No puedo hacer eso, Nerion..." dijo negando lentamente con la cabeza, sintiendo como los ojos comenzaban a escocerle por las lágrimas. "En primer lugar no vas a morir haciendo esta prueba. Como mucho alguien podía abusar de ti... pero no matarte... Dudo mucho que, por mucho que sea el favorito de Gemini, ese Joker pueda ir por ahí condenando a sus Aces." replicó negándose a creer algo como eso. "Además... Eril es mucho mejor que yo adivinando las mentiras, me pilló en seguida cuando le mentí sobre cómo conocía su nombre..." añadió recordando lo cerca que habían estado de que el demonio terminara con él.

Suspiró, escondiendo su rostro entre sus manos, apoyando los codos sobre las rodillas.

"No puedes pedirme que deje a Eril en el mismo estado en el que te encontré a ti." suplicó mirándole tratando de reprimir sus lágrimas. "Céntrate en no dejarte matar. ¡Maldita sea! ¡¿No decías que eras uno de los mayores guerreros en tu mundo?! ¡Tus poderes como Ace no te hacen ninguna falta si alguien trata de abusar de ti! ¡¿Cómo puñetas llegaste a ser un Ace?!" exclamó, cabreado.

Le cogió por el cuello de la camisa y estiró de él hasta dejarlo a apenas tres centímetros de su rostro.

"Yo no te tengo que prometer nada... tú eres quien debe jurarme a mí que no te dejarás matar como si fueras un simple humano sin recursos." exclamó intentando hacerle darse cuenta del guerrero que seguía siendo a pesar de las condiciones de Kirilian.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nerion
Ace de Trebol.
Ace de Trebol.


Cantidad de envíos : 691
Fecha de inscripción : 12/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Miér Ene 28, 2009 11:27 pm

Sabía perfectamente por lo que pasaría Eril, sabía que, si el demonio le amaba realmente, desearía la muerte antes que saberse traicionado por él. Por eso, no debía saber la verdad en el peor de los casos, porque Nerion no deseaba que muriera. ¿De qué serviría? Eril sufriría inmensamente, pero acabaría saliendo adelante y quien sabe si convirtiendose en un Ace, como había hecho él mismo hacía tanto tiempo...

Oyó las palabras de Mirthais, impávido, como si no fueran con él, evitando mirarle a los ojos. Si, Nerion era uno de los mejores guerreros de su mundo, pero, en aquel lugar, había seres que, en su mundo, jamás se hubiera imaginado que existían con poderes terribles a los que no se había enfrentado sólo siendo un demonio. Y tampoco había tenido que enfrentarse con ellos con el cuerpo y la fuerza de un chiquillo.
Cuando el ryujin atrajo su rostro cerca del suyo, Nerion le miró. ¿Había preocupación en sus ojos?

_Sabes que no lo haré... - le contestó - Jamás me dejaría vencer como un simple humano. Pero, soy realista, todo buen estratega debe tener en cuenta todas las posibilidades, y esa posibilidad existe...

Elevó sus dedos cubiertos de crema de chocolate negro y manchó los labios del ángel para impedirle hablar.

_Toma, pruébalo... - le dijo simplemente. - Creo que es chocolate... ¿No sabía que los dulces también podían ser ligeramente amargos... Está delicioso, ¿no crees?

Sus ojos se elevaron a los de él, sosteniendo su mirada, y una sonrisa se formó en su rostro.

_Es una tontería preocuparse de eso ahora, ¿no? - sentenció.

Cuando llegara el momento, si es que llegaba, confiaba que Mirthais recordara sus palabras, cumpliéndolas aunque fueran de su desagrado. Era el único en quien podía confiar para algo como aquello.
Separándose de él, miró a su alrededor.

_Me aburro... ¿qué podemos hacer ahora?

Llevaba demasiado tiempo quieto en el mismo lugar y ya comenzaba a impacientarse. Todo el miedo que había tenido a salir por la casa había desaparecido, en gran parte gracias a Mirthais, así que, ahora, su curiosidad infantil comenzaba a surgir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.reflejos-debiles.blogspot.com
Mirthais
Titiritero
Titiritero


Cantidad de envíos : 831
Fecha de inscripción : 10/05/2008

MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Jue Ene 29, 2009 5:58 pm

Suspiró, derrotado ante el apatismo de Nerion y le soltó.

"Si yo he podido evitar todo este tiempo que abusaran de mí por qué no ibas a poder hacerlo tú también." replicó haciendo caso omiso de las excusas que le daba el demonio.

De repente vio como le manchaba los labios con chocolate y los lamió para limpiarlos, notando el sabor amargo del chocolate puro en su lengua.

"Sí, es chocolate..." respondió. "Y claro que hay dulces que pueden ser amargos también, depende de la cantidad de azúcar que lleven y de lo maduras que estén las frutas con las que haces las tartas." comentó accediendo a pasar a otro tema para olvidar el anterior.

No sabía qué haría en caso de que le pasara algo a Nerion. Para ser sinceros no podía imaginarse aquella mansión sin el demonio... y esperaba que Gemini no quisiera deshacerse de él. Supuso que si llegaba el momento no le quedaría otro remedio que hacer caso a sus palabras, pero temía en lo que podía llegar a convertirse Eril si le lograba convencer de que Nerion le había traicionado... a parte de que aquello no tendría ni pies ni cabeza, Eril no tendría más que recordar cómo le miraba el Ace cada vez que le veía para saber que Mirthais le estaba mintiendo...
Más le valía a Nerion no morir o le iba a meter en demasiados problemas.

Se encogió de hombros al escuchar su pregunta y suspiró.
Parpadeó sorprendido por su comentario y miró a su alrededor sin ocurrírsele nada que hacer.

"Ehm... pues no sé... no tengo ni idea de lo que hacéis los demonios 'no niños' a tu edad..." respondió mirándole algo perdido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Probando cosas nuevas (privado)   Hoy a las 7:56 am

Volver arriba Ir abajo
 
Probando cosas nuevas (privado)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La Dulce Luz del Sol. Probando las nuevas tecnicas
» ¿Algo en el cielo? [Privado Sharkkan]
» Aprender nuevas posiciones.
» [Prologo] Entrenando pistolas nuevas.
» Hospital Privado

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
♦,,Theatre♦,, :: ♠Mansión♠ :: Comedor.-
Cambiar a: